Está en la página 1de 3

El modelo educativo está obsoleto y no es culpa de los docentes Manuel Castells

ENTREVISTA | 3/22/2018 9:49:00 AM

El líder mundial en sociología de la información y la comunicación, habló de


cómo la memoria humana ya no juega un papel primordial en los procesos de
creación. Para él, la escuela ya no responde a las necesidades de los niños y
niñas.

SEMANA: ¿Cuál es el papel de las nuevas tecnologías en el modelo


educativo de hoy?

Manuel Castells (M.C.): Las nuevas tecnologías permiten un potencial


extraordinario en todos los ámbitos, están reestructurando las empresas, la
comunicación y por supuesto la educación, que es la función más importante
de la sociedad. Ahora bien, las tecnologías no puede ser la panacea del
sistema educativo si no hay otras condiciones como la capacidad de los
educadores para orientar a los alumnos en la utilización y práctica de estas
tecnologías orientadas dentro del currículo escolar.

SEMANA: ¿Qué problemáticas se presentan en el camino de la


implementación de las nuevas tecnologías?

M.C.: Lo que no funciona es que el currículo y las formas de organización de


las escuelas son las mismas desde hace cien años, si esto no se reestructura
la tecnología ahí no sirven para nada, por el contrario restringe el proceso de
enseñanza.

SEMANA: ¿Qué se debe cambiar?

M.C.: El principal cambio de la escuela es que cada estudiante tenga su


computador conectado a internet en su pupitre, y eso hoy en día es muy
factible. Por otro lado es un despilfarro de recursos los programas que se han
implementado en Latinoamérica de entrega de aparatos electrónicos sin tener
en cuenta una estructura para ello. De la misma manera en que se crean
proyectos para la entrega de libros, también se deberían entregar
computadores que tengan garantizado el acceso a internet en las aulas. Los
libros de texto son una aberración, porque están anclados en el tiempo; el
cambio cultural, tecnológico y pedagógico que estamos viviendo es tan
acelerado que cuando el libro llega al alumno, ya ha pasado, los niños estudian
en casa por medio de internet.

SEMANA: La tecnología debería ser utilizada para generar espacios


colaborativos y propiciar un ambiente de mayor libertad para la
innovación…

M.C.: Esto es posible pero no sin antes enseñar a los estudiantes los buenos
usos de esta, hay que innovar la pedagogía, no hay que ser rigurosos y serios
reconociendo que el internet solo sirve para tareas escolares, se puede jugar
con internet, se aprende mucho jugando, pero ahí hay que diseñar modelos
educativos de trasmisión de contenidos y colaboración en base a juegos
pedagógicos.

SEMANA: ¿Qué inconvenientes puede generar el tránsito libre de la


información en internet?

M.C.: La información es libre porque las redes informáticas de comunicación


son libres, y no se puede detener el proceso, se puede censurar en la escuela
pero no en la sociedad. La cuestión no es restringir el acceso a la información,
sino educar en valores y guiar a los niños y jóvenes desarrollando sistemas de
colaboración entre ellos. La restricción de libertad no funciona en un mundo
donde hay acceso libre a toda la información del planeta y por consiguiente hay
que adaptar a los sistemas pedagógicos y de educación a esa orientación.
Hacer que se desarrolle una moral en ellos.

SEMANA: Existe aún una resistencia a las nuevas tecnologías, ¿qué se


evidencia desde las escuelas?

M.C.: Los paradigmas educativos están basados en la idea de que la multitarea


distrae a los estudiantes, pero los jóvenes de hoy en día viven en multitarea,
hacen varias cosas al mismo tiempo, se dice que por esto han perdido la
capacidad de focalizarse, sin embargo, la multitarea diversifica los contenidos a
los cuales los jóvenes están expuestos y multiplica la capacidad combinatoria
porque automáticamente el cerebro combina distintas fuentes. La capacidad de
la combinatoria es la base de la innovación, porque es exactamente tomar
distintos elementos y crear otro producto a base de esta combinación.

Le sugerimos: Cómo aprovechar el uso de las TIC para el aprendizaje de


las Ciencias en los colegios

SEMANA: ¿Cómo se sigue educando desde las escuelas?

M.C.: Por medio de la memorización y esta es cada vez más irrelevante porque
las máquinas tienen mucho mejor memoria que nosotros y procesan mucho
más rápido la información. Por tanto lo que le queda al ser humano es la
capacidad combinatoria, la generación de nuevas ideas, de nuevos proyectos.
Todo el modelo educativo está obsoleto, porque está basado en los modelos de
trasmisión de información y al contrario, la innovación, la experimentación, la
autonomía del estudiante era siempre vista como un peligro, y no es culpa de
los docentes, que están mucho más dispuestos a la innovación, es culpa de la
organización de la escuela, de la burocracia del sistema educativo.

SEMANA: ¿Quiénes están más rezagados a la nueva era del internet?

M.C.: Los que más odian internet son los gobiernos porque han perdido el
monopolio de la información, y los segundos que odian internet son los
intelectuales, porque eran los depositarios de la capacidad de hacer entender,
de interpretar y de escribir, pero ahora el sacerdocio del intelectual está siendo
desintermediado con el internet, ese es el gran problema.
SEMANA: ¿Cuál sería la reforma más importante en educación?

M.C.: El cambio fundamental no es tecnológico, es social institucional, de cómo


se articula una escuela cooperativa. Que la educación se organice en torno a la
libertad de experimentación, a la libertad constante de los mensajes que llegan
de la sociedad y de la tecnología. La educación como experimentación
continúa.

SEMANA: ¿En qué se debe invertir?

M.C.: Lo primero es dar prioridad a la inversión en educación sobre cualquier


otra cosa, porque es potenciar la capacidad humana, en ella es relevante la
inversión en términos pedagógicos, es decir inversión para los docentes,
educadores mucho mejor formados, con mejores carreras, mejores pagados.
Una inversión que permita a los estudiantes la autonomía y reorganización
tecnológica de la escuela en base a redes de comunicación.

Le recomendamos: “Todo partido político debería saber que el desarrollo


en redes de educación es un activo para el país”

SEMANA: ¿Y desde las aulas?

M.C.: Una pedagogía nueva es utilizar la riqueza extraordinaria de medios de


expresión cultural para presentarlo en las clases y discutir sobre ellos, con
libertad, sin imponer una autoridad. Al cerebro hay que amueblarlo con cosas
básicas de relación con este mundo.

SEMANA: ¿Cómo debe ser la relación entre el desarrollo de habilidades


técnicas y creación de pensamientos argumentativos?

M.C.: Lo que se desarrolla a partir del internet no son solo capacidades


técnicas, al contrario, internet es un instrumento de información y comunicación
cultural, lo que es cierto es que en la nueva generación hay mucha más
capacidad tecnológica de acceder rápidamente a la información, pero eso no
les quita la capacidad de argumentación, lo que ocurre es que depende de lo
que se quiere argumentar y para qué. Los jóvenes de hoy no siguen modelos
de lo que tienen que hacer con esa información, van generando sus propios
proyectos, son más autónomos.

*Manuel Castells, un líder reconocido a nivel mundial en temas de investigación


en sociología de la información y la comunicación estuvo en la conferencia
Educación y Desarrollo en el marco del evento de instalación de la sede de la
Universidad Oberta de Cataluña en el país. SEMANA habló con él.