Está en la página 1de 1

uriosidad, la pasión, la inteligencia emocional y más.

En este momento, quiero centrarme en un aspecto específico de la


personalidad que se asocia con el éxito del póker y ese rasgo se llama arenilla .

De acuerdo con Angela Duckworth , una investigadora líder en el concepto, gran parte puede describirse como la perseverancia
y la pasión por los objetivos a largo plazo. La persona valiente simplemente se niega a darse por vencido y no será superado.

En el mundo del póquer hay un énfasis en el talento natural. Admiramos a esos genios matemáticos que parecen comprender
conceptos difíciles con facilidad. Y si te consideras promedio, puedes tener la creencia de que alcanzar el éxito en el póquer no
está en las cartas para ti.

Afortunadamente, esto no podría estar más lejos de la verdad.

Para ser claros, todos nos presentamos a la mesa con diferentes niveles de habilidad inherente. No hay duda de que algunos
jugadores están matemáticamente dotados, mientras que otros tienen dones psicológicos. Pero también es cierto que incluso si
te falta el gen matemático, puedes hacer una gran cantidad de progreso si trabajas lo suficiente. La buena noticia para todos los
aspirantes a jugadores de póker es que la mayoría de lo que necesitas aprender sobre el juego no es tan complejo que solo
unos pocos pueden aprenderlo.

Lo que más importa es su disposición a participar en el trabajo. Aquí es donde Average Abe tiene la ventaja. Esta moneda tiene
dos caras. En primer lugar, en una serie de estudios, los participantes que obtuvieron el puntaje más alto en arenilla también
mostraron menos talento y habilidad natural. En segundo lugar, aquellos que poseen una gran cantidad de talento natural
tienden a no trabajar tan duro. Ser talentoso no es garantía de éxito y, al final, en realidad puede hacerte daño.

Ya en 1869, Francis Galton , primo de Charles Darwin , publicó una de las primeras obras científicas sobre la superdotación y el
logro. Usando métodos cualitativos, estudió las biografías de hombres eminentes que incluían músicos, atletas y jueces para
descubrir qué se necesita para convertirse en un verdadero atípico.

Galton concluyó que necesita tres cosas para lograr: el talento, la pasión y la capacidad para el trabajo duro. Darwin leyó el
trabajo de Galton y estuvo de acuerdo con su evaluación, ¡pero hizo el comentario de que no se veía a sí mismo como
particularmente inteligente! Sugeriría que Darwin compensara cualquier falta de habilidad natural con pasión y ética laboral.

La receta para convertirte en un maestro de poker es simple. Debe mantener su interés y estar dispuesto a trabajar
diligentemente durante años y años. Deberías convertirte en el epítome de la arena. Para determinar si está en camino de
convertirse en un valor atípico que experimenta el verdadero éxito del póker, responda lo siguiente:

 ¿Qué tan apasionado eres con el póker?

 ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a trabajar en tu juego?

 ¿Tienes la pasión de mantener la resistencia necesaria para convertirte en un atípico real?

Si eres un jugador promedio con un alto nivel de determinación y una gran ética de trabajo, estás en una posición mucho mejor
para tener éxito que el jugador con más talento natural que no le gusta trabajar.