Está en la página 1de 7

Pueblo ranquel

Ranqueles

Distribución aproximada de lenguas en el Cono Sur(extremo meridional de

Sudamérica) en tiempos de la conquista española

Los ranqueles son un pueblo indigena que habitaba un territorio que actualmente es parte de la República
Argentina. Inicialmente fueron parte de los pampas antiguos, relacionados con los pehuenches, puelches y
los huarpes.
Eran cazadores, nómadas y durante buena parte del siglo XIX se mantuvieron en alianza con varias tribus, con
quienes incursionaron con malones (como represalias, ya que los blancos corrían de a poco sus fronteras tierras
adentro de manera) en el oeste de la provincia de Buenos Aires y el sur de la provincia de Córdoba, así como las
de Mendoza, San Luis y Santa Fe.

Origen de los ranqueles[editar]


Según algunos autores, este pueblo era un subgrupo de los tehuelches: los puelches de los mamulche (del idioma
mapuche: mamül: leña; che: gente; gente del monte), la cual estuvo conformada por
diferentes tribus: salineros (chediches), jarilleros, medaneros(looches), de los chañares (chicalches), de las
arcillas (canuelooches) y los del carrizal (rankulches), que abarcaban un territorio que se encontraba entre el río
Negro, el río Neuquén, el río Grande, el río Diamante, el sur de la provincia de San Luis, el sur de la provincia de
Córdoba, el sur de la provincia de Santa Fe, y la franja oeste de la provincia de Buenos Aires.
Otros autores, sobre la base de registros históricos, los consideran de origen pehuenche.
Evolución, apogeo y decadencia[editar]
Como consecuencia del comercio entre los pampas (ganado vacuno y sal) con los mapuches provenientes del
actual territorio de Chile (bebidas alcohólicas, azúcar), hacia 1725 ya existían dos caciques pehuenches, con unas
70 familias, instalados entre los pampeanos en la región limítrofe de la provincia de Neuquén y de la provincia de
Mendoza en donde predominaban los cañaverales (carrizales), área llamada Ránquil o Rankel. Hacia 1750
comenzaron a ser llamados ranqueles (gente del carrizal),1 para diferenciarlos de las otras dos fracciones
pehuenches de la región, los de Malalhue (Malargüe) y los de Vavarco.
Entre 1775 y 1790 un grupo de esos pehuenches avanzó desde los faldeos andinos hasta el territorio que
denominaron Mamül Mapu (del idioma mapuche mamül: ‘leña’; y mapu: ‘territorio’) ya que lo encontraron cubierto
por bosques de caldén, algarrobo y chañar. Fue así que se establecieron entre los ríos Cuarto (o Chocancharava)
y Colorado, desde el sur de las actuales provincias de San Luis y Córdoba, hasta el sur de la provincia de La
Pampa. Entre ellos se hallaba Carripilum, nacido en Ránquil, y establecido en La Pampa hacia 1789.
En 1795, el cacique Carripilun junto a Llanguelen y otros veinte jefes firmó importantes tratados de paz con Simón
de Gorordo, en la frontera de Córdoba.
Años después el mismo cacique reconocido como líder principal en las naciones de las pampas, puso a disposición
del virrey Rafael de Sobremonte 3000 lanceros para la defensa de la ciudad de Buenos Aires,
la capital del Virreinato del Río de la Plata, frente a las Invasiones Inglesas, aunque el virrey prefirió retirarse a
Córdoba para organizar desde ahí la defensa según estipulaban los planes de defensa españoles de la época. La
hegemonía de Carripilun dio por resultado que para la fecha de su muerte en 1820, el término rankulche ya era
sinónimo de mamulche.
Una muestra de la importancia que tuvo la nación ranquel en el conjunto de la Argentina es la vista que Feliciano
Antonio Chiclana, en nombre del Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, efectuó a
Carripilun en 1819 para solicitarle que no dejara pasar a los contrarrevolucionarios realistas españoles por su
territorio.
Entre 1833 y 1834, los ranqueles resistieron con éxito la Campaña de Rosas al Desierto, pudiendo detener a la vez
a Pascual Ruiz Huidobro en San Luis, a Aldao en el paso de la Balsa, y al propio exgobernador de la provincia de
Buenos Aires, Juan Manuel de Rosasen el Río Negro.
El poder bélico y económico ranquelino alcanzó sus picos más altos durante el liderazgo del ulmen Yanquetruz,
cuando los términos rankulche y mamulche se confundieron definitivamente al desaparecer la identidad de los
demás grupos al sufrir la araucanización por la llegada de grupos mapuches.
Este cenit ranquel continuó con los caciques Paine, Paguithruz, Guor, Ramón y Baigorria.
Numerosos jefes entre quienes liberaron la alianza indígena pan-patagónica pertenecían a la nación ranquel. Tan
grande fue su influencia que inclusive en Chile existe hoy una parcialidad rankul, y entre las expresiones religiosas
mapuche que hoy se practican en la región cordillerana tienen gran importancia algunas de origen rankul, como
el choique purrun (baile del ñandú), y la creencia en Soychucomo dios creador.
Las Campañas previas a la Conquista del Desierto conducidas sucesivamente durante las presidencias
históricas de Bartolomé Mitre, Domingo Faustino Sarmiento y Nicolás Avellaneda fueron una serie de pactos y
traiciones consecutivas, que empezaron a perpetrarse contra los nombres de los caciques
Cabral, Nahuel, Epumer y Baigorrita.
En el otoño de 1870 el general Lucio V. Mansilla, comandante del sector de la frontera contra los indígenas,
habiéndose avanzado la línea hasta el río Quinto, hizo un viaje a Leubucó partiendo del Fuerte Sarmiento para
negociar de igual a igual un tratado de paz, firmado ese año. La reseña del viaje fue publicada con el nombre Una
excursión a los indios ranqueles, y es, actualmente, una de las principales fuentes de información sobre esta etnia.
Mansilla debió viajar a Leubucó debido a que Mariano Rosas había jurado no pisar tierra dominada por los
blancos.2
En la época en que fue escrito el libro los ranqueles eran unos 11 000, y habitaban el territorio entre la laguna del
Cuero (este nombre hace alusión a una antigua leyenda de los ranqueles) al norte, el río Salado al oeste,
las Salinas Grandes al sur y La Pampa al este. El límite norte era la línea aproximada que pasaba por los parajes
de Leplep, Agustinillo, el Monte de la Vieja y la laguna del Cuero, aunque en algunos momentos alcanzó el río
Quinto y tal vez también el río Cuarto.
Con la Conquista del Desierto, iniciada en 1878 por Julio Argentino Roca, los ranqueles fueron vencidos y, además,
los primeros en sufrir el destierro y las reparticiones entre las familias pudientes y las haciendas de Buenos Aires y
el norte del país.
Los descendientes de aquellos vencidos ranqueles forman hoy parte del pueblo de Tucumán, Mendoza, La Rioja,
San Juan, Salta, Jujuy, Córdoba, Buenos Aires y Santiago del Estero.

Influencia de los mapuches[editar]


Desde antes de mediados del siglo XVIII hubo una importante actividad comercial y de intercambio de productos
entre los habitantes nativos de las llanuras pampeanas y las sierras de la actual Provincia de Buenos Aires, los de
la Patagonia septentrional y los de ambas márgenes de la Cordillera de Los Andes. Existían dos ferias muy
importantes en el Cayrú y en Chapaleofú. En estas ferias, llamadas "ferias de los ponchos" por los jesuitas de la
época que las registraron (como Thomas Falkner), se intercambiaban diversos tipos de productos: desde productos
ganaderos y de la agricultura hasta vestimentas tales como ponchos. El Cayrú se hallaba en la parte más
occidental de la Sistema de Tandilia (en territorio del actual Partido de Olavarría) y Chapaleofú hace referencia a
las inmediaciones del arroyo homónimo, situado en el actual Partido de Tandil,3 ambos municipios o partidos se
sitúan en el interior de la actual Provincia de Buenos Aires. Es así como, a partir de estos movimientos de personas
para el intercambio de productos se produjo, desde antes de mediados del siglo XVIII comienza a haber cierto
intercambio cultural entre distintos pueblos que habitaban desde la pampa húmeda, pasando por la Patagonia
septentrional y hasta la zona inmediata a la Cordillera de Los Andes (tanto en su margen oriental como occidental)
hasta la costa del Océano Pacífico. Este es el comienzo del intercambio cultural y los movimientos migratorios,
entre los distintos pueblos entre los cuales cabe mencionar a los Tehuelches, los ranqueles y los mapuches.4
La influencia mapuche tiene su origen en lo anteriormente mencionado, ya que partiendo de fines de comercio y
alianzas, se terminó produciendo una gran influencia cultural sobre los tehuelches y otros pueblos, al punto que se
la denomina "mapuchización" o "araucanización" de las Pampas y la Patagonia. Buena parte de los ranqueles y de
los tehuelches adoptaron muchas de las costumbres y el idioma mapuche, mientras los mapuches adoptaban parte
del modo de vida tehuelche y ranquel (tal como lo de vivir en tolderías) y con ello se difuminaron las diferencias
entre ambos grupos, al punto que sus descendientes se refieren a sí mismos como mapuche-tehuelches.5

Caciques[editar]
Entre los caciques importantes de los ranqueles figuraron:

 Carripilum (murió en 1820),


 Yanquetruz el Fuerte (desde 1820 hasta 1836),
 Painé,
 Pichón Huala (o Pichón Gualá, cacique de Poitahué),
 Mariano Rosas (Panguitruz Guor, de 1858 hasta 1877),
 Manuel Baigorrita (Manuel Baigorria Gualá, alias Maricó),
 Epumer
 Ramón Cabral (Nahuel, el Platero).

Siglo XXI[editar]
El 22 de junio de 2001 fueron restituidos a Leubucó los restos del cacique ranquel Mariano Rosas, quien gobernó
allí entre 1858 y 1877.
Los restos se hallaban inventariados con el Nº 292 en el Museo de Ciencias Naturales de La Plata.
Habían sido extraídos de su tumba en Leubucó en enero de 1879 por el coronel Eduardo Racedo, quien envió el
cráneo al político y científico Estanislao Zeballos678 en Buenos Aires, este luego lo donó al museo y fueron
depositados en un anaquel en 1889.
La colección de esta esta clases de reliquias era una práctica común entre la comunidad científica de finales del
siglo XIX y que los mapuches condenaban con el término «huaqueo». 9
La ceremonia de restitución comenzó en el museo platense y culminó con su sepultura en Leubucó, ante la
presencia del cacique Adolfo Rosas, descendiente de Mariano Rosas, y 18 loncos o jefes de comunidades
indígenas de La Pampa. Al llegar a Victorica fueron trasladados a caballo hasta Leubucó.78
La Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas (ECPI) 2004-2005, complementaria del Censo Nacional de
Población, Hogares y Viviendas 2001 de Argentina, dio como resultado que se reconocieron y/o descienden en
primera generación del pueblo rankulche 10 149 personas en Argentina (ninguna residiendo en comunidades
indígenas), de las cuales 4573 vivían en la provincia de La Pampa; 1370 vivían en la Ciudad de Buenos Aires y 24
partidos del Gran Buenos Aires; y 4206 en el resto del país.10
El Censo Nacional de Población de 2010 en Argentina reveló la existencia de 14 860 personas que se
autoreconocieron como rankulches en todo el país, 6245 de los cuales en la provincia de La Pampa, 2888 en la de
Córdoba y 299 en la de San Luis.1112
El 14 de agosto de 2007 el gobierno de la provincia de San Luis restituyó 2500 ha al pueblo ranquel, incluyendo
dos lagunas, ubicadas 124 km al sur de la localidad de Fraga.1314
El 30 de mayo de 2009 fue fundado en el lugar el pueblo de Rancul Che, ubicado a 178 kilómetros de la capital
provincial, al entregar el gobierno 22 viviendas para las dos comunidades ranqueles de la provincia.15

Comunidades[editar]
Actualmente existen 19 comunidades ranqueles en la provincia de La Pampa: en Santa Isabel, la Colonia Emilio
Mitre junto a El Pueblito, Árbol Solo, La Humada, Victorica, Telen, Santa Rosa, Toay, General Acha, Eduardo
Castex, General Pico, Realicó y Parera. En la provincia de San Luis se hallan dos comunidades al sur de Fraga.
Desde 1995 el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) comenzó a reconocer personería jurídica mediante
inscripción en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas (Renaci) a comunidades indígenas de Argentina,
entre ellas a comunidades ranqueles:16
En la provincia de Córdoba

 Departamento General Roca:


o Comunidad Ranquelina Ramón Cabral (el 25 de marzo de 2014), en Del Campillo
En la provincia de La Pampa

 Departamento Capital:
o Comunidad Aborigen Kayu Antu Morituve (el 23 de abril de 2008)
 Departamento Chalileo:
o Comunidad Aborigen Epumer (e 22 de enero de 2007)
o Comunidad Nehuenche (el 12 de septiembre de 2011)
 Departamento Chical Co:
o Comunidad Doña Teofila Videla (el 2 de diciembre de 2010)
 Departamento Loventué:
o Comunidad Rankül Rosa Moreno Mariqueo (el 23 de octubre de 2012), en Victorica
 Departamento Rancul:
o Comunidad Rankül Nahuel-Auca (el 18 de marzo de 2014), en Parera
 Departamento Realicó:
o Comunidad Rankel Rali-Co (el 20 de mayo de 2010)
 Departamento Toay:
o Comunidad Willi Antú (el 4 de agosto de 2003)
El 2 de mayo de 2008 el presidente de la FICAR (Federación de Pueblos Originarios en el Centro de
Argentina) y el Consejo de Lonkos del Pueblo Ranquel de La Pampa, entregaron una carta a la presidenta
argentina Cristina Fernández.17 En esa carta se menciona las siguientes comunidades encabezadas por
lonkos (hombres y mujeres):

 Comunidad Rankül “Willi Antü” (de Toay).


 Comunidad Rankül “Baigorrita” (de Justo Daract, San Luis).
 Comunidad Rankül “Mariano Rosas” (de Santa Rosa).
 Comunidad Rankül “Gente de Epugner” (de El Pueblito, Colonia Emilio Mitre, cerca de Santa Isabel).
 Comunidad Rankül “Rosa Moreno” (de Colonia Emilio Mitre).
 Comunidad Rankül “Yanquetruz” (de Santa Rosa).
 Comunidad Rankül “Nehuen Adolfo Rosas” (de Colonia Emilio Mitre).
 Comunidad Rankül “Leuvú-Kayu Antu Morituwe” (de Santa Rosa).
 Comunidad Rankül “Ralico” (de Realicó).
 Comunidad Rankül “Gregorio Yankamil” (de Victorica).
 Comunidad Rankül “Santiago Cayupán” (de Toay).
 Comunidad Rankül “Ataliva Canuhé”.
 Comunidad Ranquel “Panguitruz Nürü” (de General Acha).
También firmaron representantes de las siguientes comunidades:

 Comunidad Ranquel “Manuel Baigorria” (de Telén).


 Comunidad Ranquel “Nahuel Auca” (de Parera).
 Comunidad “Puelche” (de Rancul).
 Comunidad Ranquel “Carripi”.
 Asociación Rankül “Willi Kalkin” (zona rural de Toay).
No firmantes:

 Comunidad Ranquel “Huitrú Che” (de Eduardo Castex).


 Comunidad Ranquel “Auca Che” (de Rancul).
El 15 de marzo del 2009 fue celebrado un parlamento ranquel en Mar del Plata, siendo elegido un lonko
para la nueva Comunidad Ranquel de Mar del Plata. Se informó que existían 21 comunidades ranqueles en
La Pampa, 2 en San Luis (Comunidad Ranquel Lonko Guayki Gner y Comunidad Ranquel Manuel
Baigorría o Baigorrita de Justo Daract)18 y 1 en Mendoza (Comunidad Kuien Like).
El 7 de abril de 2010 se formó en Bahía Blanca la "Comunidad Ranquel Huitra", sumándose e integrando el
Consejo de Loncos de la Pampa, siendo reconocida por este Consejo.
El dia 18 de Julio de 2018, se suicido el lonko Fermín Acuña, en una reserva de caldenes con un cuchillo
en el corazón, el cual llevaba sus iniciales grabadas.

LOS TOLDOS DE PINCEN


El cacique Pincén, luego que forma su propia tribu, establece su toldo y el de su gente en las aguadas de Atranentrú
(Las Tunas, Partido de Trenque Lauquen, provincia de Buenos Aires).
Pero a pesar de haberse radicado muy cerca de la línea de frontera, a los jefes del Ejército Nacional que quisieron
hecharle mano, no les fue fácil.

"El 23 de agosto de 1872, desde el fuerte Paz, Hilario Lagos se internó en la búsqueda de Pincén, secundado por el
comandante José Garmendia, jefe del batallón Guardia Provincial." Pero fue en vano, la incursión de Lagos, pues en los
alrededores no encontró a Pincén ni a sus hombres de lanza, porque era costumbre del cacique mudar
permanentemente su asentamiento, según la época del año, las variaciones del clima y sobre todo por las noticias que le
llegaban de sus informantes.

Cinco años después el comandante Conrado Villegas, acicateado por el Ministro de Guerra Adolfo Alsina, decide salir
en su búsqueda a principios de noviembre del año 1877. Según la información que maneja Villegas (El Toro) Pincén
tendría sus reales en las cercanías de Loan Lauquen (Laguna del Guanaco), en territorio más al sur de la frontera.

Tampoco lo encontraron en la Laguna del Guanaco. Villegas decide continuar la búsqueda, porque no podía volver al
fuerte sin nada, porque eso hubiese sido como aceptar el fracaso de la expedición. Después de una hora de marcha
divisa unos toldos, ante lo cual decide que la tropa se lance sobre ellos. Se introduce en el bajo y ordena la carga.
Manuel Prado describe en su famoso libro "Conquista de la Pampa" las escenas del enfrentamiento. "Era aquello una
confusión de todos los diablos. Carreras, gritos, todos esos rumores llegaban a nosotros como si el infierno hubiese
enviado sobre la tierra sus legiones. Estábamos en un valle al que los montes que lo circundan daban aspecto de
picadero. En el centro, una laguna hermosísima y aquí y allá, diseminados en el mayor desorden, esqueletos de
animales, trozos de cuero, restos del toldo de algún cacique, tal vez."

"En este escenario, Villegas atacó por primera vez las tolderías de Pincén en Malal-Co, 40 kilómetros al norte de Toay."
En un fragmento de su informe al Ministro de Guerra dice Villegas: "La persecución duró cuatro horas en los montes,
dando el siguiente resultado: 80 indios muertos, 4 cautivas rescatadas y 104 de chusma prisioneros, 300 caballos, 1.500
ovejas y 70 vacas y bueyes tomados." Y agrega a continuación: "No pudiendo hacer llegar la majada al campamento
de Tranque Lauquen, pues estaba a 52 leguas de él, la hice matar a fin de quitarle a los salvajes ese alimento. La
posición de Malal es pintoresca. Grandes montes de algarrobos, con pasto de primera clase. Una preciosa laguna de
agua dulce (la más dulce que he encontrado en el desierto)."

Esa vez el astuto Pincén tampoco fue hallado, porque según se supo después, "se encontraba en los toldos
de Baigorrita, en Poitahué (Quenque, cercanías del actual Carro Quemado). Había ido para atenderse con una
famosa machi por el tumor colosal que tenía en la pierda derecha, que le dificultaba montar a caballo."

"El último periodo de su cacicazgo, Pincén tenía allí su asentamiento principal en el corazón de los montes pampeanos,
que los indios llamaban Mamuil Mapu ("Tierras de los árboles") El nombre Potrillo Oscuro responde a una leyenda
sobre un hermoso potrillo, destacado entre todos los que se pudieran ver cerca de esos parajes. La indiada siempre
había querido bolearlo, y ninguno de los innumerables tiros que le arrojaron hasta los mejores boleadores pudo voltearlo
para apoderarse de él."

"El potrillo oscuro siempre se internaba en el monte y se perdía de vista. En una oportunidad lo persiguieron mucho,
hasta que se metió en la laguna grande del monte y desapareció. Según la creencia, el animal había nacido cerca de una
salamanca (lugar sagrado), de ahí su invulnerabilidad y la explicación misteriosa de su desaparición, pues allí
supuestamente habitaba un ser que otorgaba poderes."

"Los bosques de Potrillo Oscuro eran milenarios, y según Schoo Lastra (1951) fueron visitados por
míster Thays (urbanista y paisajista francés nacionalizado argentino) quien se sorprendió al observar cortes
transversales en los troncos en círculo, que daban la sensación visual de estar en un gran corral"

"Dos leguas dentro de los mismos se hallaba la mejor aguada de la región: un lago situado en una depresión del terreno
que almacenaba considerable caudal de agua llovida en todos esos contornos. Junto a él tenía su toldo el
cacique Pincén."

"Pincén, no obstante su desaliño personal, en lo que concernía a su hogar, lejos estuvo de ser un despreocupado. Al
contrario, lo tuvo dispuesto hasta con gusto que aventajó a alguno de los cascos criollos (...) En la margen del gran lago y
al reparo de algunos algarrobos, acertadamente esparcidos en un desmonte, tuvo él su casa a la que por su forma
circular llamaban los indios: Malal, corral, denominación que daban también al paraje en que se hallaba."

También podría gustarte