Está en la página 1de 1

Desarrollo en el ámbito de aplicación de jurídica de la mediación y la conciliación

en América Latina
La mediación y la conciliación son procesos similares, en ambos las partes
intervinientes son asistidas por un tercero. En la mediación son las partes las que, a
través de las intervenciones del mediador, encuentran soluciones al conflicto. En
cambio, en la conciliación, el conciliador puede proponer la solución. Existen dos tipos
de mediación, la mediación privada y la mediación pública, la cual es un procedimiento
voluntario entre las personas, con el apoyo de un Mediador Privado, para comunicarse
y negociar, de manera amigable y satisfactoria la solución legal a su problema
En cualquier ciudad, en donde se encuentran conviviendo millones de personas, es muy
frecuente que se generen discusiones, intercambios de palabras o problemas
interpersonales, por diferentes tipos de motivos. Esto hace que de manera muy común
empiecen inconvenientes, y para tratarlos se requiere de un sistema de mediación que
intente resolverlos de la mejor manera posible, alivianando el sistema judicial de
aquellos casos que son plausibles de ser llevados por un mediador evitando de esta
forma ser manejados por una entidad judicial. En América Latina, existen países que
han logrado fortalecer la conciliación extrajudicial (Colombia, Honduras, Perú y Bolivia)
y otros a la mediación extrajudicial (Argentina, Ecuador, Chile, México). Y cuando se
demuestran los resultado que obtuvieron. Los mediadores de Deborah Kolb (Paidós,
1996), prestigiosos mediadores norteamericanos señalan que no tienen objeción con
proponer soluciones si lo consideran pertinente.
En lo referente a la mediación aquellas partes involucradas consiguen llegar al mejor
acuerdo para solucionar el problema en el cual se encuentran involucrados, con las
alternativas de soluciones que crean convenientes, sin que pueda influenciar de manera
alguna, en un proceso judicial ulterior, en el evento de no llegar a un acuerdo en este
escenario extrajudicial. Esto es un sistema integrado de solución de inconvenientes, con
un conjunto de procedimientos a brindar una posible respuesta a las diferentes
conflictivas que se les presenten a los vecinos como mecanismo idóneo que contribuye
a garantizar el derecho de acceso a la justicia como alternativa a la judicialización. Un
efectivo acceso a justicia no sólo consiste en el poder acceder al sistema de justicia
formal o contar con un recurso efectivo sino también implica lograr niveles de
satisfacción real de los derechos que, de la mano de la cultura del diálogo y la no
confrontación, abra un camino hacia la paz social.
Estos procedimientos, conocidos como métodos alternativos de gestión y resolución
adecuada de problemas tienen su sentido lógico en la justificación, la cual permite que
sean implementados, ya que por ser ellos mismos el medio por el cual se hace efectivo
ejercicio de los derechos humanos, desde la noción de justicia y del derecho de acceso
a la justicia en sentido amplio. Su objetivo principal es poder contribuir de manera
concreta a un efectivo ejercicio de los derechos a través de una instancia que garantice
la realización de los intereses de los ciudadanos de una manera rápida, económica y
eficaz, en procura de un mayor acceso a la Justicia, tanto en la órbita de nuestra sede
central, como en las unidades descentralizadas. La conciliación y la mediación
presentan principios éticos similares y que se complementan entre sí, por ejemplo, los
siguientes: El conciliador o mediador deben permanecer imparcial y deben inhibirse y
evitar conflictos de interés personal
El proceso de mediación y conciliación es uno de los medios válidos, que se pueden
utilizar para poder conseguir una solución a diferentes tipos de conflictos, ya que en este
sistema parte involucradas en el conflicto, son los encargados de encontrar soluciones,
a través de un proceso corto y confidencial, en un ambiente de confianza y cordialidad
y en el que interviene un tercero el cual actúa como juez durante este proceso para
poder lograr la negociación de sus diferentes partes.