Está en la página 1de 2

Universidad de Carabobo

Facultad de Ciencias de la Salud


Escuela de Salud Pública y Desarrollo Social
Terapia Psicosocial

Salud mental
Por: Maria Sjostrand
C.I. 23.965.789

En primera instancia puedo referirme a que la salud mental se refiere


básicamente al estado emocional de las personas, es el modo de estar en equilibrio
entre el conjunto de procesos psicológicos, el factor ambiental y social; para
adentrarnos más es menester hacer mención de que un estado mental que
interrumpa o ayude con dicho equilibrio pueden ser definidos como los deseos, la
sensación de dolor, las creencias, entre otros.

El termino de salud mental propiamente dicho es inexacto, puesto a que por


lo general se refiere a, como he mencionado a antes, la salud emocional, la cual
‘puedo decir que es el manejo eficaz de las emociones ante la vida cotidiana de
cualquier manera, sabiendo hacer uso de la resiliencia, por ejemplo.

La idea de la salud mental es la armonía y el bienestar emocional que una


persona experimenta respecto a todo lo que la rodea, estando en equilibrio con lo
psicológico, mediante el cual las personas puedan usar sus capacidades cognitivas
y psicológicas para relacionarse eficazmente en la sociedad, así también para
resolver satisfactoriamente las demandas de la vida cotidiana, como levantarse, ir
al trabajo y regresar con total serenidad y afrontando cualquier cosa con el mejor
ánimo; cuando se consigue este estado la persona puede participar en todo lo que
le rodee sin problemas, alcanzando un máximo bienestar.

La salud mental a diferencia de la salud física trata de fenómenos un poco


más complejos que pueden estar influenciados por la cultura, pasando por la que
esto engloba, como la sociedad, la familia, la escuela, el trabajo, entre otros; y hasta
por un componente subjetivo

Pero aun así no se puede entender a la salud mental como algo totalmente
separado de la salud física puesto a que los trastornos mentales están conectados
con la salud física, es decir, mediante la salud mental el individuo cuida de su salud
física y se esfuerza por mantenerla.

La salud mental suele ser muy interpersonal, depende del individuo velar por
su buen estado mental, aunque también puede ser influenciada por factores
externos, en el mejor de los casos, por esto se dice que la salud mental debe
impulsarse primero desde la perspectiva de la persona, esto es a través de la
estimulación a una buena autoestima y a cuidado de sí mismo, en segundo lugar
teniendo en cuenta el aspecto social, a partir del el apoyo de familiares y amigos y
de una comunidad cohesionada, y en tercer lugar el apoyo del Estado mediante la
garantía de la disponibilidad de la salud pública al alcance de todos.

La salud mental equilibrada es la impulsora de la vida saludable y de la salud


en general, entendiendo que salud es el estado de completo bienestar, tanto físico,
psicológico, social y en armonía con el medio ambiente, es por esto que es
importante alcanzar un estado emocional que favorezca el óptimo rendimiento que
requiere el alcanzar la salud, en todos los sentidos.

Existen diferentes modelos para alcanzar la salud mental, los más simples
van desde la relajación, hasta llevar una vida saludable donde el ejercicio sea
contante, así como obtener el respaldo de los familiares y amigos y vivir en armonía
con la sociedad y el acontecer diario.