Está en la página 1de 19

Salud pública: Epidemiologia

Daniel Garrido L.
Fonoaudiólogo.
Diplomado en Gestión estratégica.
Diplomado en Gestión de Instituciones de Salud.
Magister (c) en Gestión Estratégica en Salud.
Introducción
Entender la epidemiología es Como tal, el conocimiento
de un inmenso valor para agrupado bajo la
todos aquellos que están epidemiología ha abierto
dedicados a ayudar al ser una extraordinaria senda
humano desde el área de la que ha permitido enormes
salud. avances para la humanidad.

Su gran objeto ha sido y será


combatir las enfermedades y
hoy se incorpora en la
búsqueda de la salud.
Concepto
La epidemiología es el estudio de la distribución y los determinantes de estados o eventos (en particular
de enfermedades) relacionados con la salud y la aplicación de esos estudios al control de enfermedades
y otros problemas de salud. (OMS)

La epidemiología es la ciencia que estudia la frecuencia de aparición de la enfermedad y de sus


determinantes en la población.

Su interés se centra en la población, para conocer quién enferma, dónde enferma y cuándo enferma,
como pasos necesarios para llegar a conocer el ¿por qué?, de la distribución del fenómeno salud-
enfermedad y la aplicación de este conocimiento al control de los problemas sanitarios.

Es el uso del método científico en el estudio de la enfermedad y la salud de la población, buscando la


causa para, así entender, qué se puede hacer en beneficio del hombre.
Utilidad de la epidemiologia
• Para combatir la enfermedad, el saber la causa es un elemento importante.
• Hoy se sabe que nada es el producto de un solo componente. La multicausalidad parece reafirmar la certeza de la
“complejidad”.
• Se habla de “redes” y de “pasteles” causales. Se habla de factores de riesgo y de factores protectores, de
Buscando componentes “primordiales”, etc. el estudio de la etiología o de la causa emblematiza la utilidad inmensa que tiene
causas la epidemiología en torno al ser humano.

• Es una de las bases de la salud pública.


• Dado que en la epidemiología el elemento esencial de estudio es la población y el ver cómo se comporta en la
enfermedad, ofrece con sus análisis importantes aportes para la toma de decisiones, lo que, sin duda, hace parte de
Ayuda para la la salud pública.
salud pública
Herramientas de la epidemiologia

La epidemiología usa la “duda” que surge de observar y/o comparar.

Ahí plantea sus problemas y usa la descripción como un primer paso para
entender, para pasar a la comparación en donde plantea predicciones
hipotéticas.

Pasando finalmente a las intervenciones (o experimentos) de donde


obtiene el máximo de sus aplicaciones.
Observación

La observación tiene una connotación especial en epidemiología.

Sin duda, corresponde al primer paso del método científico y


concluye con el planteamiento del problema.

Lo cierto es que la epidemiología ha provocado extraordinarios


planteamientos de problemas a través de los cuales ha logrado
beneficiar a la humanidad cuando los contesta.
Descripción
Una vez planteado el problema, la epidemiología describe, y lo hace para
entender.

Describir es mencionar lo que se ve usando referentes. Para ello, primero


ordena y luego clasifica.

Un ejemplo de la extraordinaria capacidad descriptiva que usa la


epidemiología son los aportes que ha hecho a las enfermedades a través de
lo que se conoce como la historia natural.

Ahí la epidemiología, usando una serie de criterios, describe a las


enfermedades permitiendo entenderlas.
Comparación

El ser humano entiende mejor cuando compara.

Por ello la epidemiología, como pocas ramas del conocimiento, usa una
extraordinaria herramienta para la comparación.

Por ejemplo, al analizar (igual a comparar) las manifestaciones presentes en


una enfermedad, se hace indispensable comparar enfermos con sanos y ver
quiénes tienen o no la situación o característica a comparar.

Para poder confirmar si existen o no diferencias, se usa la estadística.


Intervención
El objeto final de la epidemiología es entender y con ello predecir qué hacer
para evitar que lo nocivo ocurra.

Esa predicción se construye a través de las intervenciones.

Intervenir es hacer que la población sea sometida a una “acción” puesta de


manera consciente, esperando que a través de dicha acción no ocurra
(prevención) o se corrija una adversidad (disminuya la morbimortalidad).

En esencia, las intervenciones se convierten en la máxima aplicación de la


epidemiología.
La estrategia de la epidemiologia

En epidemiología, el proceso de
investigación es similar al utilizado en el
resto de las ciencias. Cuando se investiga
La epidemiología se desarrolla mediante
la salud de la población también se
el uso de la investigación. Usa una
proponen una o varias explicaciones
variedad de métodos, en los cuales coloca
hipotéticas que posteriormente son
condiciones específicas.
sometidas a contrastación empírica. En
este proceso, los conceptos de medición y
de variable resultan fundamentales.
Variables
Las variables pueden definirse como aquellos atributos o
características de los eventos, de las personas o de los
grupos de estudio que cambian de una situación a otra o
de un tiempo a otro y que, por lo tanto, pueden tomar
diversos valores.

Para su estudio es necesario medirlas en el


objeto investigado, y es en el marco del
problema y de las hipótesis planteadas donde
adquieren el carácter de variables.
Tipos de variables
Las variables se clasifican en independientes (o variables explicativas) y
dependientes (o variables respuesta).

Cuando se supone que una variable produce un cambio en otra, se considera


a la primera como independiente (o causa) y a la segunda como dependiente
(o efecto).

En los estudios epidemiológicos la enfermedad o evento es por lo general la


variable dependiente y los factores que determinan su aparición, magnitud y
distribución son las variables independientes, o exposición.

El uso de variables permite a la epidemiología la elaboración de modelos


descriptivos, explicativos y predictivos sobre la dinámica de la salud
poblacional.
Medición
Medir variables de salud abarca
diferentes niveles de medición,
que pueden generarse de dos
maneras:

El verbo "medir" se
refiere al procedimiento Por la observación directa de la
persona (por ejemplo, la presión
de aplicar una escala arterial de las personas, el acceso
de las personas a los servicios de
salud cuando los necesitan).
patrón a una variable o
un conjunto de variables. Por la observación de un grupo
poblacional o un lugar mediante
tasas y proporciones (como la tasa
de prevalencia de hipertensión o el
porcentaje de adolescentes entre
15 y 19 años de edad que son
madres).
Principales escalas de medición

Cualitativas Nominal y ordinal


Las escalas se
clasifican en:
De intervalo y de
Cuantitativas
razón.
Escala nominal
La medición de carácter nominal consiste simplemente en clasificar las observaciones en
categorías diferentes con base en la presencia o ausencia de cierta cualidad.

De acuerdo con el número de categorías resultantes, las variables se clasifican en


dicotómicas (dos categorías) o politómicas (más de dos categorías).

En las escalas nominales no es posible establecer un orden de grado como mejor o


peor, superior o inferior, o más o menos.

Como ejemplos de este tipo de medición en la investigación epidemiológica se pueden


mencionar el sexo (masculino "0", femenino "1"), el estado civil (soltero, casado, viudo,
divorciado), la exposición o no a un factor X, y el lugar de nacimiento, entre otras.
Escala ordinal
En contraste con las escalas nominales, en este tipo de medición las
observaciones se clasifican y ordenan por categorías según el grado en que
los objetos o eventos poseen una determinada característica.

Por ejemplo, se puede clasificar a las personas con respecto al grado de


una enfermedad en leve, moderado o severo.

Si se llega a utilizar números en este tipo de escalas su única


significación consiste en indicar la posición de las distintas categorías de
la serie y no la magnitud de la diferencia entre las categorías.
Escala de intervalo
Esta es una escala de tipo cuantitativo en la que, además de ordenar las observaciones por categorías
del atributo, se puede medir la magnitud de la distancia relativa entre las categorías.

Esta escala, sin embargo, no proporciona información sobre la magnitud absoluta del atributo
medido.

El ejemplo más conocido de las escalas de intervalo es la escala de Celsius para medir la
temperatura, en la que por convención el grado cero corresponde al punto de congelación del agua
y donde, por lo tanto, la razón entre dos objetos con temperaturas de 10 y 20 grados no indica que
uno de ellos sea realmente dos veces más caliente (o más frío) que el otro.

En ciencias de la salud, un buen ejemplo de este tipo de escalas es la utilizada para medir el
coeficiente intelectual.
Escala de razón
Esta escala tiene la cualidad de que el cero sí indica la ausencia del atributo y, por lo
tanto, la razón entre dos números de la escala es igual a la relación real existente
entre las características de los objetos medidos.

En otras palabras, cuando decimos que un objeto pesa 8 kg estamos también


diciendo que pesa el doble que otro cuyo peso es de 4 kg.

Muchas características biofísicas y químicas que pueden ser medidas en las


unidades convencionalmente aceptadas (metros, gramos, micras, mol/kg, mg/dl,
etc.) son ejemplos de mediciones que corresponden a este tipo de escala.

En materia de investigación social y de salud, el ingreso económico y la


concentración de plomo en sangre son buenos ejemplos de este tipo de escalas.