Está en la página 1de 6

República Bolivariana De Venezuela

Instituto Universitario Politécnico

“Santiago Mariño”

Extensión Maturín

Escuela de Ingeniería Industrial

LEY DE LA VISCOSIDAD DE NEWTON

Profesor: Estudiante:

Ray González Grace Sofía Delgado A

Asignatura: Fenómeno de Transporte C.I. 17.722.760

Maturín, 09 de diciembre de 2018


LEY DE LA VISCOSIDAD DE NEWTON

Los fluidos se definen como sustancias que se deforman cuando se le


aplica una presión en su superficie, tales como el agua o la gasolina que adoptan
la forma del recipiente que los contiene. Pero, no todos los fluidos se comportan
de la misma manera debido a la viscosidad que presentan, la cual se refiere a
la resistencia de un fluido a moverse o cambiar de forma por una acción aplicada.
En otras palabras, un fluido constituye un conjunto de partículas que permanecen
unidas entre sí por fuerzas adherentes débiles y las paredes de un recipiente. El
término incluye a los líquidos y los gases. Los líquidos toman la forma del
recipiente que los contiene, y mantienen su propio volumen. Mientras que los
gases carecen tanto de volumen como de forma, por lo que son menos viscosos y
se consideran fluidos ideales.

La Ley de viscosidad de Newton sostiene que la fuerza por unidad de área


es proporcional a la disminución de la velocidad V con la distancia Y. La constante
de proporcionalidad µ se denomina viscosidad del fluido. Los fluidos que cumplen
con la ley de viscosidad de Newton se denominan fluidos newtonianos. La
viscosidad es una propiedad importante de los fluidos y se muestra cuando el
fluido está en movimiento, ya que se define como la resistencia a la deformación.
Se representa con el símbolo µ.

Newton definió la viscosidad como la relación entre la tensión de cizalladura y el


gradiente de velocidad.

El signo menos demuestra que la fuerza de viscosidad sobre el fluido que


se mueve más rápido es opuesta a la dirección de su movimiento.
Un gran número de fluidos comunes se comportan como fluidos
newtonianos bajo condiciones normales de presión y temperatura: el aire, el agua,
la gasolina, el vino y algunos aceites minerales, cuya viscosidad puede
considerarse constante. La curva que muestra la relación entre el esfuerzo contra
su velocidad de deformación es lineal. El mejor ejemplo de este tipo de fluidos es
el agua en contraposición al pegamento, el gel y la sangre que son ejemplos de
fluido no newtoniano. La viscosidad es la propiedad que caracteriza la resistencia
de un fluido. Por lo tanto, los fluidos que destilan fácilmente son poco viscosos.

La viscosidad se representa por η, y sus unidades son Ns/m2. Si se


considera un fluido que destila entre dos láminas grandes, planas y paralelas, la
velocidad vx es máxima en el centro y cero sobre las láminas. Las capas
horizontales de fluido se deslizan unas sobre otras, realizando una fuerza de
fricción que opone resistencia al desplazamiento.

La fuerza Fx ejercida por el fluido de movimiento más lento es proporcional


al área de la superficie de contacto y al gradiente de la velocidad. La constante de
proporcionalidad es la viscosidad del fluido η.
Por la tercera Ley de Newton, el fluido que se mueve más rápido ejerce una
fuerza en dirección z positiva sobre el fluido que se mueve más lento.

La Ley de Newton se ajusta bien a los gases y líquidos, siempre que la


velocidad no sea demasiado alta. Cuando se cumple la Ley de Newton se tiene un
flujo laminar. A velocidades muy altas el flujo se vuelve turbulento y la ecuación no
es válida.
Fluidos newtonianos

Los fluidos newtonianos son aquellos que se comportan de acuerdo a las


leyes de viscosidad de Newton. Esto quiere decir que la viscosidad del fluido no
varía de acuerdo a la fuerza que se le aplique. Asimismo, la viscosidad disminuye
a medida que aumenta la temperatura. Por ejemplo: agua, aire, emulsiones.

Viscosidad

Los líquidos a diferencia de los sólidos tienen la capacidad de poder fluir, es


decir, si se pone en movimiento a un líquido, éste al moverse trata de permanecer
todo junto, y se debe a su carácter viscoso. La viscosidad es la resistencia que
tienen las moléculas que conforman un líquido para separarse unas de otras.
Cabe resaltar que la viscosidad es una característica que está presente en los
líquidos que se encuentran en movimiento. De modo que, no se puede ver
reflejada en un líquido que se encuentre estático porque, si el líquido permanece
fijo, las moléculas que lo componen no tendrán la necesidad de interactuar entre sí
para tratar de permanecer unidas.

Mientras más grandes sean las moléculas de un líquido, mayor resistencia


tendrá su desplazamiento, por lo tanto, se dice que estos fluidos son más viscosos
debido a que el desplazamiento que pueden presentar sus moléculas se da de
una manera más lenta. El motivo se debe a que las fuerzas intermoleculares
presentes son más fuertes. Por el contrario, cuando las moléculas que lo
conforman son más pequeñas, tendrán menor fuerza de oposición de manera que
su movimiento será más rápido y presentan fuerzas intermoleculares débiles.

El hecho de que un fluido sea más viscoso que otro quiere decir que tiene
mayor oposición a su deformación, sin embargo con la sola acción de
aplicarle energía calórica o aumento de temperatura a un fluido, ocasiona que
disminuya su viscosidad, lo que provoca que pueda moverse mucho más rápida.
Además de los líquidos, los gases también poseen la característica de
la viscosidad debido a que estos también se pueden poner en movimiento.
Ejemplo de la viscosidad

Si un bloque sólido (no fluido) es sometido a una fuerza tangencial (por


ejemplo: una goma de borrar sobre la que se sitúa la palma de la mano que
empuja en dirección paralela a la mesa.) En este caso, el material sólido (a) opone
una resistencia a la fuerza aplicada, pero se deforma (b), tanto más, cuanto menor
sea su rigidez.

Si imaginamos que la goma de borrar está formada por delgadas capas


unas sobre otras, el resultado de la deformación es el desplazamiento relativo de
unas capas respecto de las adyacentes, tal como muestra la figura (c).

En los líquidos, el pequeño roce existente entre capas adyacentes se


denomina viscosidad. Es su pequeña magnitud la que le confiere al fluido sus
peculiares características.

Tipos de fluidos de acuerdo con su viscosidad

La viscosidad es el nivel de resistencia que presenta un fluido a la acción de


fuerzas cortantes. Es la medida de fricción entre las distintas capas que forman un
fluido; dicha fricción se da para poner en movimiento todas las capas. Por ejemplo,
si se observa una mezcla para hacer una torta. Cuando se usa una paleta para
remover la masa, sólo se mueve la porción de masa adyacente a la paleta. Pero si
se mantiene la paleta en movimiento, se producirá fricción entre las capas del
fluido, haciendo que todas se muevan.
En resumen, la viscosidad de un fluido varía con la temperatura. Cuando la
temperatura del fluido aumenta, la viscosidad disminuye. Por ejemplo: Cuando la
miel está en la botella, es pegajosa y viscosa. Sin embargo, cuando se unta en
una panqueca caliente, se vuelve más acuosa y pierde viscosidad. Existen dos
tipos de fluidos de acuerdo a su viscosidad: viscosos y no viscosos. En la práctica,
todos los fluidos presentan viscosidad, sin embargo, el nivel es mayor en algunos.
Por ejemplo: el agua es menos viscosa que la mezcla para tortas.

BIBLIOGRAFÍA

Mott, R. (1996). Mecánica de fluidos aplicada. México, DF. (4ª edición): Pearson
Educación.

Shames, I. (1995). Mecánica de fluidos. Nueva York, EEUU. (3raEdición):


McGraw-Hill.

LEY DE NEWTON DE LA VISCOSIDAD

http://procesosbio.wikispaces.com/Ley+de+Newton www.tdx.cat

ebookbrowsee.net/tema 4. IFA