Está en la página 1de 5

Marco Histórico.

El siglo XXI, es un siglo de contrastes, ya que por un lado, la tecnología ha


avanzado a pasos agigantados, tecnologías como la robótica han permitido la
automatización de los procesos industriales, la realidad aumentada ha generado
mejoras en campos como la medicina y la educación y la inteligencia artificial se
encuentra presente en la mayoría de los dispositivos móviles, siendo Cortana,
SIRI y ALEXA ejemplos de este tipo de tecnologías. Pero por otro lado, este
desarrollo tecnológico, se ve opacado, por la pérdida de diferentes especias de
animales y plantas, por la terrible contaminación de los océanos y por los
cambios impredecibles en el clima.

Pareciera, que la preocupación por el cuidado del medio ambiente, es un tema


que solo importa a las nuevas generaciones, pero desde tiempos muy remotos,
existen antecedentes importantes de diversas corrientes ideológicas y
pensadores que han manifestado su preocupación por el medio ambiente y que
a la postre permitieron acuñar lo que hoy se conoce como educación ambiental.

Aristóteles, fue uno de los primeros pensadores en reflexionar sobre la


importancia del medio ambiente, el enfatizaba en “la capacidad de carga humana
de los espacios naturales, la cual no debe ser rebasada, pues entonces el
gobierno no podría satisfacer las necesidades materiales y espirituales del
pueblo” (citado en Ramírez, 2003, p. 27). Sin duda alguna, este pensador griego,
ya vislumbraba la biocapacidad que tiene la tierra y la importancia que tiene la
preservación del equilibrio ecológico.

De igual importancia, Rosseau, manifiesta que “la naturaleza está por encima de
todo, como verdadera maestra, según él, no hay más libro que el mundo” (Citado
en Alonso, 2010, p. 6) en. Este importante pedagogo y filósofo, enfatizaba sobre
la importancia de la educación vivencial, aquella que no solo se da entre libros y
cuatro paredes, por el contrario, el promovía la importancia de la educación
vivencial, para que sus discentes reflexionaran sobre la relación que existe entre
la sociedad y el entorno natural.

De La misma forma, Comenius propone “estudiar in situ la Naturaleza, no


únicamente en los libros” (Citado en Alonso, 2010, p. 6). Los pensadores
anteriormente mencionados, convergen en el impacto que tiene el medio
ambiente en la formación de sus discentes, pero no será hasta la década de los
20° cuando se den los primeros pasos en materia ambiental.
Ahora bien, según Alonso (2010, p. 7) la “primera conferencia sobre protección
de la naturaleza, se celebró en 1913 en la ciudad de Berna, con el propósito de
crear los organismos pertinentes para una adecuada coordinación de las
intenciones conservacionistas a nivel internacional”. Este referente histórico, es
de suma importancia, ya que en el año de 1928, se fundó la Oficina Internacional
para la Protección de la Naturaleza,

En 1957, nace la Unión internacional para la Conservación de la Naturaleza y los


Recursos Naturales (de aquí en adelante UICN), quien a juicio de Alonso (2010,
p. 8) señala que en “la reunión fundacional de la UICN se utilizó por primera vez,
la expresión Educación Ambiental”.

Avanzando en la línea de tiempo, llega el año de 1968, en el que surge el Counsil


for Enviromental Educatión (Consejo para la Educación Ambiental), este consejo
dirigirá sus esfuerzos para informar a la sociedad sobre la interrelación entre el
medio natural y el medio modificado por el ser humano.

El año de 1970 se marca un antes y un después en cuanto al cuidado y


preservación del medio ambiente, ya que en este año, se promulga el “The
enviromental educatión Act.”, en el cual, las autoridades de E.U se comprometen
a fomentar la educación ambiental.

París, en el año de 1971 fue sede del Consejo Internacional de Coordinación del
Programa sobre el Hombre y la Biosfera (programa MAB), este consejo se marcó
como objetivo, proporcionar (citado en Alonso, 2010, p. 10):

Los conocimientos fundamentales de las ciencias naturales y de ciencias


sociales necesarios para la utilización racional y la conservación de los
recursos de la biosfera y para el mejoramiento de la relación global entre
el hombre y el medio, así como para predecir las consecuencias de las
acciones de hoy sobre el mundo de mañana, aumentando así la
capacidad del hombre para ordenar eficazmente los recursos naturales de
la biosfera.
Autores como, Alonso (2010); Calderón, Campos, Chumpitaz & Sumarán (2010);
Hernández y Hernández (2014); Ramírez (2003), ubican el inicio de la educación
ambiental de manera formal, en la década de los 70´. En esta década, se suscita
uno de los principales acontecimiento en materia de educación ambiental, la
“Conferencia de Estocolmo”, donde se redactó la “Declaración de Estocolmo”,
esta iniciativa contiene 26 principios y 103 recomendaciones para sentar las
bases de una visión ecológica del mundo.

A partir de la Conferencia de Estocolmo, surge un gran interés por la


conservación del medio ambiente, por lo que a continuación, se mencionan los
principales eventos realizados con enfoque ambiental.
Foro Internacional Año Iniciativa generada
Seminario Internacional 1975 Celebrado en Belgrado, tuvo como
de Educación Ambiental producto principal “La carta de Belgrado”,
documento indispensable en la
conformación de cualquier programa de
educación ambiental.
Conferencia 1977 En este importante foro celebrado en
intergubernamental de Tbilisi, se acordó la incorporación de la
Tbilisi sobre educación educación ambiental en los sistemas de
ambiental educación, estrategias, modalidades y
cooperación internacional en materia de
educación ambiental.
Congreso Internacional 1987 Moscú fue cede este importante
de Educación y asamblea, en la que por primera vez es
Formación sobre el conceptualizada la educación ambiental.
Medio Ambiente
Conferencia de las 1992 Uno de las más importantes eventos en
Naciones Unidas sobre materia de sustentabilidad. Brasil, fue
el medio ambiente y el cede de este importante evento, donde se
desarrollo (Rio +5) emitió la “Agenda 21”. Plan de acción
mundial promotor del desarrollo
sostenible.
Cumbre mundial sobre 2002 Denominada la II cumbre de la tierra,
desarrollo sostenible Johannesburgo fue testigo de la creación
(Rio +10) de una iniciativa internacional
denominada “Educación para el desarrollo
sostenible”
Conferencia de 2012 20 años después, Brasil vuelve a ser cede
desarrollo sustentable de un evento internacional en materia
de Naciones Unidas ambiental. En el que se debate sobre la
(Río + 20) “Economía verde” y se analiza el
desarrollo sostenible desde el enfoque
institucional.

Tabla. Antecedentes históricos de la educación ambiental. Retomado de


Calderón, Campos, Chumpitaz & Sumarán (2010)
En el caso de México, según Bravo & Reyes (2008, p.15) señala que “desde los
años cuarenta generó propuestas educativas relacionadas con el conocimiento
de la biología y la importancia de la conservación de animales y plantas”. Estos
importantes esfuerzos, se pueden ubicar dentro de la escuela de la educación
en la naturaleza, ya que no es una formación dirigida a la conservación de la
naturaleza.

En el año de 1985, nace la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (SEDUE),


esta dependencia será la responsable de formalizar y proponer acciones de
educación ambiental en México. Bajo este tenor, la SEDUE en coordinación con
la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Centro de Estudios
sobre la universidad (CESU) realizaron un estudio sobre la situación que
guardaban los libros de texto de los niveles preescolar, primaria, secundaria y
bachillerato en cuanto a la presencia del componente ambiental. Este estudio
develo la carencia de la dimensión ambiental en los niveles anteriormente
mencionados.

En palabras de Bravo & Reyes (2008, p. 16) señalan que:

Grupos ecologistas, académicos, ambientalistas y de adscripción


gubernamental. Por la sociedad civil, se inició la formación de redes
regionales y estatales de educadores ambientales. Así, para orientar el
desarrollo de las actividades de EA y la organización de educadores
ambientales se celebró en Oaxtepec, Morelos en marzo de 1992, la
Primera Reunión Nacional de Educadores Ambientales; donde se discutió
una propuesta para la construcción de la primera estrategia nacional de
educación ambiental.

En ese mismo año, se celebra uno de los eventos más importantes en materia
ambiental para Latinoamérica, el I Congreso iberoamericano de Educación
Ambiental realizado por la Universidad de Guadalajara. A partir de este
congreso, empezarán a surgir los primeros planes ambientales, pero en líneas
posteriores se profundizará en este importante tema.
Ahora bien, un 7 de diciembre del año 2000, en el marco de la firma de convenio
para el desarrollo sustentable, donde la Asociación Nacional de Universidades e
Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y la Secretaría de Medio
Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), unieron esfuerzos para hacer
frente a la problemática ambiental del siglo XXI, por lo que deciden crear el
COMPLEXUS (Consorcio Mexicano de Programas Ambientales Universitarios
para el Desarrollo Sustentable), a la postre esta organización brindará
información que ayudará a las instituciones de educación superior en la
conformación de su plan ambiental.

Finalmente, en el año 2005, en Aguascalientes se celebró el “Foro Nacional: 10


años para cambiar al mundo”, en este foro se discutió como podría incorporarse
en el país, la educación para el desarrollo sustentable.

Sin duda alguna, en México, hay mucho que realizar en materia de educación
ambiental, pero considero que los primeros pasos ya se han dado, por lo que
años venideros se deberá consolidar la educación ambiental en todos los niveles
que conforman el sistema educativo mexicano.

Bravo, M., Reyes, F. (2008). Educación Ambiental para la sustentabilidad en


México Aproximaciones conceptual, metodológica y prácticas. México: ANEA.

Hernández, J., Hernández, J. (2014). Historia y presente de la educación


ambiental. Ensayos con perfil iberoamericano. España: FahrenHouse.