Está en la página 1de 2

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

Nombre: María Sol Burneo

Curso: 4to Política

Fecha: 23 noviembre de 2018

Corrección del examen correspondiente al primer Hemisemestre

1. ¿Cómo propone Adorno superar la heteronomía?

Para Adorno la heteronomía significa, hacerse dependiente de mandatos, de normas que no se


justifican ante la propia razón del individuo. Los hombres que las aceptan quedan reducidos a
un estado de permanente necesidad de órdenes. Para esto Adorno propone superar la
heteronomía mediante la educación para la autorreflexión crítica. La única fuerza verdadera
contra el principio de Auschwitz sería la autonomía, la fuerza de la reflexión, de la
autodeterminación, del no entrar en el juego de otro, no llegaremos a eso a través de las
obligaciones, debemos buscar mecanismos para combatir la supremacía de los colectivos.

2. ¿Qué es la violencia instauradora del derecho para Benjamín?

Según Benjamín, la crítica tiene una conexión con el derecho principalmente, porque los
criterios para la evaluación de la violencia pueden encontrarse en el reino de los fines y de los
medios, y ésta es la relación fundamental derecho natural como del derecho positivo. El
derecho natural se encuentra en el reino de los fines, el derecho natural instaura un nuevo tipo
de derecho opuesta a la posición del derecho positivo que ya existe. El derecho natural aspira a
“justificar” los medios por la justicia de sus fines; y el derecho positivo, en cambio, intenta
“garantizar” la justicia de los fines por la legitimación de los medios, es decir va en contra de
un derecho positivo que ya existe para que se convierta en una violencia mantenedora del
derecho.

3. ¿Qué es el logos para Adorno y Horkheimer?

Para Adorno y Horkheimer el logos significa la razón para dominar a la naturaleza. Dicho
concepto de Ilustración se caracterizó por incluir un logos: la emancipación y la dominación de
la naturaleza y de los hombres entre sí. Desde el mito, el sujeto comenzó a reconocerse a sí
mismo en lo distinto, en la naturaleza; Para Horkheimer y Adorno, en el mito existe de hecho
un momento de Ilustración, de dominar, de explicar algo que aparece extraño, en tanto hace
parte de la naturaleza. La Ilustración es un proceso mediante el cual se desencadena la
desmitificación del mundo y el hombre va sustituyendo los mitos por el ejercicio autónomo de
la razón. La Ilustración reduce la razón a una expresión científica e instrumental, y muestra en
su naturaleza y evolución histórica una tendencia a la alienación, más que a la
emancipación, lo cual trajo como consecuencia la cosificación del pensamiento del sujeto. El
ser humano se aliena también respecto de esta, puesto que el trabajo alienado produce una
separación hombre-naturaleza, destruyendo la unidad del hombre como especie, con la
naturaleza y dando pie al individualismo.

4. ¿Cuál es la diferencia entre el materialismo dialectico y el materialismo ecológico


para Schmidt?

El materialismo ecológico encierra las relaciones de la fuerza productiva, es decir el trabajo y


las relaciones de producción propias del capitalismo. El materialismo histórico-dialéctico se
amplía al “materialismo ecológico”; éste capta que la dialéctica de fuerzas productivas y
relaciones de producción está envuelta y sustentada por una dialéctica elemental de tierra y ser
humano, a las ahistóricas condiciones previas de toda historia. Con ello se comprueba la idea de
que el mundo constituye una unidad material. Para Schmidt es fundamental mejorar la armonía
en la relación hombre-naturaleza.

5. Lôwenthal dice que la quema de libros apunta a la disolución del sujeto. ¿En qué
sentido?

Lôwenthal dice que la quema de libros apunta a la eliminación del pasado. Con ello indica la
tentativa de rechazar, relativizar o negar el pasado, fundamentalmente aquél sobre el que pesa
el horror. En pocas palabras: junto a la liquidación de lo histórico se produce la disolución de lo
insano en el presente. Como ejemplo de la disolución del sujeto nos dice que el escritor
despreciado se encuentra ya o en el campo de concentración o muerto o en el exilio y su
nombre olvidado, destruido. Lo que todavía permanece es la posibilidad de la infección. La
liquidación el sujeto adquiere el carácter de emblema en el contexto de la quema de libros: la
disolución de la memoria, de lo específico, la declaración de guerra contra el individuo, contra
la libertad de interpretación. En definitiva, la transformación del espacio histórico en naturaleza
ruda, pero es que en toda dictadura la individualidad del sujeto crítico es intolerable.