Está en la página 1de 4

CAPÍTULO II

Sismo resistencia

Definición

La sismo resistencia es una propiedad o atributo con la que se dota a una edificación,
mediante la aplicación de técnicas de diseño de su configuración geométrica y la
incorporación en su constitución física, de componentes estructurales especiales que la
capacitan para resistir las fuerzas que se presentan durante un movimiento sísmico, lo que
se traduce en la protección de vida de los ocupantes y de la integridad del edificio mismo.

Aunque se presenten daños , en el caso de un sismo muy fuerte la edificación no colapsará


y contribuirá a que no haya pérdidas de vidas ni de la obra en su totalidad.

Se dice que una edificación es sismo resistente cuando se diseña y construye con una
adecuada configuración estructural, con componentes de dimensiones apropiadas y
materiales con una proporción y resistencia suficientes para soportar la acción de las
fuerzas causadas por sismos frecuentes. Aún cuando se diseñe y construya una edificación
cumpliendo con todos los requisitos que indican las normas de diseño y construcción sismo
resistente , siempre existe la posibilidad de que se presente un terremoto aún más fuerte que
los que han sido previstos y que deben ser resistidos por la edificación sin que ocurran
colapsos totales o parciales en la edificación.

Aisladores sísmicos

Se conoce como a los aisladores sísmicos como artificio amortiguador, generalmente


formado por láminas de goma alternadas con otras de metal que, intercaladas en las bases
de las columnas, tiene la virtud de ablandar la respuesta sísmica, aumentando
considerablemente el periodo propio del conjunto. En estructuras relativamente rígidas de
períodos de 0,5 segundos, los aisladores tienen la propiedad de aumentar el período haca
dos o tres segundos.

Los aisladores son usados principalmente en puentes con la finalidad de forzarlas a


respuestas dúciles, que disipen el exceso de energía de sismos muy destructivos por roturas
parciales de los mismos elementos portantes.
Durante la última década el concepto de aislación sísmica ha comenzado a ser considerado
seriamente como una alternativa en el diseño sismorresistente de estructuras, especialmente
en aquellos casos en que se busca un mejor desempeño sísmico para las estructuras y sus
contenidos. El excelente desempeño que las estructuras aisladas han tenido durante los
sismos de Northridge (Los Angeles, 1994) y Kobe (Kobe, 1995), avalan las bondades de
esta alternativa en cuanto a aumentar considerablemente el nivel de seguridad para las
personas y la operabilidad de la estructura después de un sismo.
Actualmente, los conceptos de aislación sísmica se enseñan como parte del currículo de
Ingeniería Civil en la mayoría de las Universidades mundialmente reconocidas,
innumerables investigaciones se han desarrollado para demostrar la eficiencia de la
aislación sísmica como una técnica sismorresistente, y numerosos dispositivos de aislación
están comercialmente disponibles para su implementación en la práctica.
¿Cuál es el objetivo del aislamiento sísmico?
Los objetivos principales son dos: (a) mayor seguridad sísmica de la estructura (y por
ende de las personas) a través de la minimización o incluso eliminación de daños en ella, y
(b) salvaguardar los contenidos de la estructura manteniendo el funcionamiento de ella
después del sismo.
¿Cuánto más segura es una estructura aislada sísmicamente?
En general una estructura aislada es al menos 5 veces más segura que una estructura
convencional fija al suelo. De hecho, los esfuerzos producidos por el sismo en la estructura
con aislación sísmica son del orden de 10 veces más pequeños que los de una estructura
análoga fija al suelo. Esta reducción de esfuerzos es la que implica que la estructura
permanecerá sin daño incluso durante un sismo de grandes proporciones.
Materiales de Construcción
Los materiales tienen una importancia decisiva en la configuración de los puentes. A lo
largo de la historia se han ido empleando distintos materiales en su construcción,
evolucionando estos hasta la utilización actualmente de materiales compuestos formados
por fibras de materiales muy resistentes como madera, piedra, acero, hormigón, ladrilo y
aluminio han sido los materiales utilizados con más frecuencia en la construcción de este
tipo de estructuras.

En una primera etapa de la historia de la construcción de puentes los materiales que se


usaban eran la piedra y la madera.

El hierro fundido comenzó a utilizarse a finales del siglo XVIII, suponiendo una auténtica
revolución en la construcción de puentes. Del hierro fundido se pasó a mediados del siglo
XIX al hierro forjado, más resistente y regular y a finales de este siglo se empezó a utilizar
el acero, superando a los dos tipos de hierro en resistencia y calidad. También a finales del
siglo XIX hizo su aparición el hormigón, que permitió hacer arcos mayores que los de
piedra natural dando lugar a un nuevo sistema de hacer estructuras: el hormigón armado,
donde el hormigón y el hierro se asocian para permitir construir vigas de luces
considerables y afinar las dimensiones de los arcos, lo que no era posible con el hormigón
en masa ni con la piedra.

A finales de la primera mitad del siglo XX hizo su aparición el hormigón pretensado, una
forma de colaboración perfecta entre el acero y el hormigón, ampliando de forma
extraordinaria las posibilidades del hormigón armado. Contemporáneas al hormigón
pretensado son las estructuras mixtas, otra forma de colaboración entre el acero y el
hormigón en la que ambos no se mezclan íntimamente, sino que se yuxtaponen.

Han sido muchas las tentativas de utilizar aleaciones de aluminio en la construcción de


puentes por su mayor resistencia específica (fuerza resistida por unidad de peso y longitud)
que el acero y por su ligereza, pero son escasos debido al alto coste económico, a las
dificultades que plantea la unión de las piezas y por los problemas que han causado. Se ha
utilizado especialmente en la construcción de puentes móviles atraídos por su ligereza,
siendo ejemplos el puente de Banbury (Oxfordshire, Inglaterra) o el puente de Hendon
Dock también en Inglaterra. Este último puente cuya construcción finalizó en 1948 fue
sustituido en 1976 a causa de la corrosión que había afectado al aluminio. La aparición de
nuevos materiales en la construcción de puentes ha ido dando lugar a innovaciones y la
construcción de puentes y a una evolución de su tipología para adaptarse a sus
características, adecuándose los materiales, las estructuras y las formas.

El material es esencial en la concepción de un puente, porque su características de


resistencia son las que determinan las dimensiones de cada uno de los elementos que lo
componen, e influye decisivamente en la organización de su estructura. Además de ello, el
material tiene unas posibilidades tecnológicas determinadas en lo que se refiere a
fabricación, uniones, formas de los elementos básicos, etc., que son fundamentales a la hora
de proyectar un puente. No obstante, los materiales no determinan unívocamente los tipos
de puentes, ya que cada tipo de material permite distintos tipos y formas de puentes.
El desarrollo de las tecnologías de los distintos materiales ha hecho que las estructuras de
los puentes tengan cada vez más posibilidades, lo que ha permitido una mayor diversidad
de formas y hacer puentes de hormigón y acero, hasta el grado de que a veces es difícil a
distancia saber de qué material están hechos, especialmente en las vigas continuas con
sección en cajón de alma llena, metálicas o de hormigón, que se pueden confundir con
facilidad si su color es análogo.

Cronológicamente, los puentes metálicos siempre han ido por delante de los de hormigón,
ya que el hormigón hizo su aparición casi un siglo después. Pero además, el acero al ser un
material de mayor resistencia específica también permite salvar luces mayores lo que a su
vez permiten que los puentes tengan mayores dimensiones.

Código Ecuatoriano de la Construcción


Es un código elaborado por un comité multidisciplinario (arquitectos e ingenieros) el cuál
ha creado, ha reformado las normativas sismorresistentes que controlan la construcción de
obras civiles.
El presente código es adoptado a códigos similares de otros Países como el ACI, AWS, etc.
tomando en cuenta la realidad sísmica y de materiales de nuestro medio implica todas las
normas para diferentes materiales(hormigón, mampostería, estructuras metálicas, etc) su
clasificación y aplicación en diseño y construcción.