Está en la página 1de 91

INTRODUCCION 

La filtración lenta en arena es una tecnología apropiada para la potabilización del 
agua  en  zonas  en  donde  la  mano  de  obra  calificada  es  escasa,  costosa  y  en 
donde  se  tiene  la  disponibilidad  de  grandes  áreas  para  la  instalación  de  estos 
sistemas. Estas son unas de las principales ventajas que son inherentes y que la 
hacen  viable  para  países  y  comunidades  que  tienen  bajo  presupuesto  para  la 
operación  y  mantenimiento  (1).  Las  desventajas  que  se  presentan  en  esta 
tecnología  son  la  baja  capacidad  para  la  remoción  de  altos  picos  de  turbiedad 
presentes  en  el  agua  natural  (cruda)  que  pueden  ingresar  a  la  planta  y  la 
presencia  de  microorganismos  algales,  especialmente  la  especie  de  las 
Diatomeas,  las  cuales  son  consideradas  como  obturadoras  de  filtros  (2).  El 
principio de remoción consiste en la formación superficial de una capa biológica en 
donde coexisten bacterias, protozoos, algas y nemátodos entre otros,  generando 
una relación de simbiosis en donde las algas proveen el oxigeno necesario para la 
supervivencia  de  los  demás  microorganismos,  mientras  que  estos  aportan  el 
bióxido de carbono que las algas consumen (1). 

Los bioindicadores son organismos que se utilizan para demostrar la presencia o 
la  ausencia  de  algún  fenómeno  que  se  quiera  comprobar  (3).  En  la  presente 
investigación las algas serán utilizadas como los indicadores de taponamiento de 
los filtros lentos de arena de la planta de Altavista. 

Hay circunstancias específicas, como el aumento de la turbiedad o el incremento 
de  microorganismos  obturadores  de  filtros  lentos,  ya  sean  el  producto  de un


fenómeno  hidrológico  o  climático,  como  fuertes  lluvias  o  el  verano  intenso 
respectivamente,  que  obliga  a  incrementar  la  frecuencia  del  mantenimiento  del 
sistema de filtración del corregimiento de Altavista del municipio de Medellín. Este 
mantenimiento  consiste  en  remover  la  capa  superior  de  arena  junto  con  el lecho 
biológico  y  poner  nuevamente  en  funcionamiento  el  filtro.  La  arena  removida  es 
lavada  con  agua  potable  y  se  almacena  para  una  posterior  colocación.  Estas 
circunstancias generan una rápida pérdida de carga del filtro, disminuyendo así, la 
carrera de filtración, es decir, en donde normalmente esta puede durar entre 60 a 
90  días  se  ha  rebajado  a  30  días  y  a  veces  hasta  menos.  La  cantidad  de  agua 
potable  que  deben  entregar  los  filtros  lentos  es  de  5  litros  por  segundo,  porque 
fueron diseñados para este caudal, sin embargo, hay ocasiones en las que el agua 
entregada  es  de  2  a  3  litros  por  segundo,  por  lo  que  si  el  operador  necesita 
aumentar la cantidad producida, deberá aumentar la velocidad de filtración, lo cual 
genera un riesgo de deterioro en la calidad del agua producida. Finalmente, como 
el filtro deberá ser sometido a un mantenimiento más constante, incrementando la 
posibilidad de que el suministro continúo del agua potable a la comunidad se vea 
afectado. 

Por  otro  lado,  puede  ocurrir  que  el  material  filtrante  no  sea  técnicamente  apto, 
pues  la  mayoría  de  estas  instalaciones  son  diseñadas  siguiendo  la  literatura 
técnica aplicada en Europa. Esta situación dificulta el mantenimiento de los filtros 
ya  que  el  material  filtrante  está  especificado  para  aguas  con  bajos  niveles  de 
turbiedad y poca concentración de microorganismos. Se propone entonces que la 
arena  a  ser  utilizada  tenga  una  granulometría  mayor  que  la  utilizada  en  Europa, 
con  el  fin  de  que  su  porosidad  sea  superior,  el  filtro  se  obture  menos  y  que  al 
rasparlo quede dentro del lecho un inóculo que permita el crecimiento rápido de la 
nueva capa biológica (4). 

Es  importante  destacar  que  la  radiación  solar  juega  un  papel  importante  en  el 
crecimiento microbiano, especialmente en el crecimiento logarítmico de las algas.


Estos microorganismos son importantes en el proceso de tratamiento del agua, ya 
que aportan el oxígeno que necesitan las bacterias, los protozoos tales como los 
rizópodos  o  ciliados  y  los  gusanos  acuáticos,  para  degradar  la  materia  orgánica. 
Cuando el número de algas es tal que supera la capacidad depuradora de la capa 
biológica  y  la  relación  simbiótica  que  tiene  con  los  otros  microorganismos 
presentes  en  ella,  sus  efectos  positivos  se  transforman  en  negativos,  porque 
obturan  el  material  filtrante,  los  conductos  y  las  válvulas  de  la  planta  de 
tratamiento (1).


1.  GENERALIDADES DEL CORREGIMIENTO DE ALTAVISTA 

El corregimiento de Altavista está ubicado en la parte sur occidental del municipio 
de  Medellín.  Lo  componen  tres  núcleos  urbanos,  San  José  del  Manzanillo,  el 
Corazón y Altavista. La zona urbana del municipio de Medellín acumula el 95% de 
la población; el  5% restante está distribuido en los cinco corregimientos que este 
municipio tiene. De este 5%, el corregimiento de Altavista aporta el 11.5% tanto en 
población rural como urbana, que equivale a un total de 16.901 habitantes a junio 
de 2004 (5) (Figura  1). 

Figura  1.  Mapa del Corregimiento de Altavista. 


Fuente:  ALCALDIA  DE  MEDELLIN,  Mapas  de  los  Corregimientos  de  Medellín. 
Medellín,  2006.  p.860.  pagina  Web  de  la  Alcaldía  <http://www.medellin.gov. 
co/alcaldia/jsp/modulos/V_medellin/index.jsp?idPagina=860 >.

2.  PLANTA DE TRATAMIENTO DE FILTRACIÓN LENTA EN ARENA 

La  planta  de  filtración  lenta  en  arena  del  corregimiento  de  Altavista  (Figura  2), 
tiene una capacidad de tratamiento de 15.7 litros por segundo, para abastecer una 
población  aproximada  de  10.000  habitantes con  una dotación  diaria de  150 litros 
/habitante­día.  Está  compuesta  por  cuatro unidades  de  filtración  de 27.10  metros 
de longitud y 3.30 metros de ancho cada una. La altura total de la caja del filtro es 
de 2.60 metros. La altura actual de los lechos de arena es de 1.20 metros incluido 
el  lecho  de  soporte  que  es  la  grava,  cuyo  espesor  es  de  0.40  metros,  es  decir, 
que la altura de la arena es de 0.80 metros (Figura 3). 

Figura  2.  Imagen  Panorámica  de  la  Planta  de  Filtración  Lenta  del 
Corregimiento de Altavista. Municipio de Medellín.

Filtro 2  Filtro 3 

Figura 3. Imagen de los Filtros 2 y 3 en Mantenimiento.  Planta de Filtración 
Lenta del Corregimiento de Altavista. Municipio de Medellín. 

La  planta  tiene  como  fuentes  de  abastecimiento  tres  quebradas:  La  Piedra,  La 
Buga y Patio Bonito, siendo esta última la que aporta aproximadamente el 50% del 
caudal  total  necesario.  Estas  tres  quebradas  llegan  de  forma  independiente  a  la 
planta  y  son  unificadas  el  la  cámara  de  aquietamiento,  situada  antes  de  un 
vertedero rectangular que conduce el agua hasta el prefiltro (Figura 4). 

Prefiltro 

Canal de 
Repartición

Figura  4.  Imagen  del  Canal  de  Repartición  y  Prefiltro.  Planta  de  Filtración 
Lenta del Corregimiento de Altavista. Municipio de Medellín. 

3.  PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA 

En  la  zona  tropical,  Brasil  es  uno  de  los    pocos  países  latinoamericanos  que  ha 
realizado estudios de clasificación de los microorganismos que hacen parte de la 
microfauna  y  microflora  presente  en  los  filtros  lentos  de  arena  (FLA)  y  ha 
desarrollado técnicas para la identificación de los mismos (6). Ni la composición ni 
el  comportamiento  de  estos  microorganismos  son  los  mismos  para  todos  los 
países  ubicados  en  la  zona  tórrida,  ya  que  las  condiciones  de  temperatura  y 
sustrato  disponibles  en  esta  parte  de  la  tierra  son  especiales  y  permiten  un 
metabolismo y un crecimiento microbiano bastante rápido (6). 

La  mayoría  de  las  veces, la literatura  técnica  solo reporta  estudios realizados en 


Europa o Estados Unidos (2), dando lugar a un vacío técnico y de conocimiento en 
lo referente al estudio específico para los sistemas que utilizan esta tecnología en 
Colombia. 

El  Centro  Internacional  de  Abastecimiento  y  Remoción  del  Agua  (CINARA)  ha 
realizado  un  despliegue  de  esta  tecnología  en  el  Valle  del  Cauca  y  parte  de  la 
zona  cafetera  (7),  En  Antioquia  no  se  conocen  trabajos  realizados  acerca  de  la 
clasificación  de  los  organismos  que  intervienen  en  el  tratamiento  del  agua  por 
medio  de  la  filtración  lenta,  ni  tampoco  sobre  aquellos  microorganismos  que 
generan graves problemas en la obturación de los filtros, como las algas. 

En  consecuencia  cabe  preguntarse:  ¿Cuáles  son  los  tipos  de  microorganismos 
algales que están presentes en la capa biológica de los filtros lentos de arena del 
corregimiento de Altavista?


4.  HIPÓTESIS 

Los  organismos  algales,  presentes  en  la  capa  biológica  de  los  filtros  lentos  de 
arena  en  la  planta  del  corregimiento  de  Altavista  son  los  causantes  de  la 
obturación de los mismos y del incremento en su mantenimiento.


5.  JUSTIFICACIÓN 

Actualmente  no  existen  en  Antioquia  registros  que  determinen  los 


microorganismos  integrantes  de  la  capa  biológica  en  los  filtros  lentos  y  que 
participan en el tratamiento del agua para consumo humano. Tampoco se conoce 
cuáles  son  las  especies  de  algas  que  obturan  los  filtros  y  qué  clase  de 
procedimientos se deben aplicar para su remoción. 

Por  lo  anterior,  se  hace  indispensable  implementar  la  identificación  precisa  los 
microorganismos que participan en el tratamiento biológico del agua en esta zona 
del  país.  La  determinación  de  esta  microflora  permitirá  comparar  su  composición 
en referencia a otros microorganismos que han sido identificados en otros países, 
como Brasil. Con el aislamiento y la identificación de las especies algales se podrá 
determinar  cuáles  de  ellos  causan  obturación  en  los  filtros  lentos  de  arena, 
establecer  las  causas  ambientales  que  dan  lugar  a  la  presencia  de  estos 
microorganismos  y  proponer  alternativas  de  tratamiento  para  obviar  este 
problema.


6.  OBJETIVOS 

6.1.  OBJETIVO GENERAL 

Identificar  los  bioindicadores  causantes  de  la  obturación  en  los  Filtros  Lentos  de 
Arena  del corregimiento  de  Altavista  en  el  municipio  de  Medellín,  para  el  periodo 
lluvioso a finales de 2005 y el periodo seco a principios de 2006. 

6.2.  OBJETIVOS ESPECÍFICOS 

Identificar  los  géneros  de  algas  presentes  en  el  filtro  biológico,  tomando  como 
referente un área de cinco centímetros cuadrados, con el fin de hallar aquellas que 
son obturadoras de filtros. 

Determinar  la  concentración  de  los  diferentes  géneros  de  algas  que  están 
presentes  en la  capa  biológica  de  los  filtros  lentos  de  arena  y  así  determinar  las 
posibles especies dominantes. 

Establecer  las  formas  de  nitrógeno  y  fósforo  presentes  en  el  agua  natural  que 
alimenta  el  filtro  lento  de  arena  y  asociarlas  con  las  especies  algales  que  se 
puedan encontrar.

10 
7.  VARIABLES Y OPERACIONALIZACIÓN 

Las siguientes son las variables a tener en cuenta en la presente investigación: 

Clase  y  concentración  de  algas  presentes  en  la  capa  biológica  del  filtro lento  en 
arena. La unidad de medición es UFC/100mL de muestra. 

Clase y concentración de nutrientes presentes en el agua influente al filtro lento en 
arena. La unidad de medición es mg/L. 

Frecuencia  de  remoción  de  la  capa  biológica  de  los  filtros  lentos  en  arena.  La 
unidad de medición es el número de mantenimientos/unidad de tiempo.

11 
8.  MARCO TEÓRICO 

8.1  ANTECEDENTES 

La  filtración  lenta  en  arena  es  el  sistema  de  tratamiento  de  agua  más  antiguo 
utilizado  por  la  humanidad.  Es  sencillo  y  efectivo  porque  copia  exactamente  el 
proceso  de purificación  que  se  da en la  naturaleza  al atravesar  el agua  lluvia los 
estratos  de la  corteza  terrestre  hasta  encontrar  los  acuíferos  o  ríos  subterráneos 
(8). 

La  primera  planta  de  filtración  lenta  que  se  recuerda  se  instaló  en  Paisley, 
Escocia,  en  1804  y  desde  entonces  este  tipo  de  sistema  se  ha  usado 
ininterrumpidamente en Gran Bretaña y el resto de Europa, principalmente por su 
gran eficiencia en la remoción de microorganismos patógenos (4). 

La filtración lenta de arena ha sido proceso de tratamiento de aguas eficaz  para 
prevenir  la  transmisión  de  la  enfermedad  gastrointestinal  por  más  de  150  años, 
primero  siendo  utilizado  en  Gran  Bretaña  y  más  adelante  en  otros  países 
europeos.  La  eficacia  de  este  proceso  del  tratamiento  de  aguas  fue  demostrada 
durante la epidemia 1892 del cólera en Hamburgo, Alemania, cuando la ciencia de 
la microbiología estaba en sus primeros años de desarrollo. Según lo descrito por 
Gainey  y  colaboradores  (1952),  el  brote  de  la  enfermedad  implicó  dos  ciudades 
Altona  y  Hamburgo,  ya  que  ambas  utilizaron  el  río  Elba  como  fuente  del  agua 
potable.  Altona,  localizado  aguas  abajo  recibía  el  producto  del  agua  de  las 
descargas  de  la  alcantarilla  de  Hamburgo,  se  esperaba  una  situación  similar  del

12 
brote, pero Altona utilizó la filtración lenta de arena para purificar el río Elba. 
Hamburgo,  careciendo de  filtros lentos  de  arena,  presentó la  parte  más  recia  del 
brote, con 8605 muertes. Gainey y colaboradores (1952), obtuvieron los índices de 
mortalidad del cólera como 1344 por 100.000 habitantes en Hamburgo y 230 por 
100.000 habitantes en Altona. Atribuyendo un gran porcentaje de las  muertes por 
cólera  en  Altona  a  las  infecciones  que  ocurrieron  en  Hamburgo.  Este 
acontecimiento  ilustra  la  eficacia  de  los  filtros  de  arena  lentos  para  controlar  los 
contaminantes  microbiológicos  aun  cuando  el  personal  carecía  de  una 
comprensión moderna en  microbiología (9). 

Durante el presente siglo se desarrolló el filtro rápido que, comparativamente con 
el filtro lento, requiere de áreas más pequeñas para tratar el mismo caudal y por lo 
tanto tiene menor costo inicial, aunque es más costoso y complejo de operar. Las 
nuevas tecnologías calificaron como obsoleto al filtro lento, al ser más simple que 
cualquiera  de  las  innovaciones  más  recientes,  pues  se  supuso  que  debía  ser 
necesariamente  inferior.  Paradójicamente,  pese  a  ser  el  sistema  de  tratamiento 
más  antiguo  del  mundo,  es  uno  de  los  menos  comprendidos  y  del  que  menos 
investigaciones  se  han  realizado  sobre  el  comportamiento  del  proceso  y  su 
eficiencia (10). 

Investigaciones  recientes  impulsan  el  resurgimiento  del  filtro  lento,  permitiendo 


conocer profundamente este complejo proceso que se desarrolla en forma natural, 
sin  la  aplicación  de  ninguna  sustancia  química,  pero  que  requiere  de  un  buen 
diseño, así como de una operación apropiada y un mantenimiento cuidadoso para 
no  afectar  el  mecanismo  biológico  del  filtro  y  reducir  la  eficiencia  de  remoción 
microbiológica (11).

13 
8.2.  CONCEPTUALIZACION 

8.2.1.  Comportamiento  del  filtro  lento:  la  filtración  biológica  (o  filtración 
lenta) se consigue al hacer circular el agua cruda a través de un manto poroso de 
arena.  Durante  el  proceso  las  impurezas  entran  en  contacto  con  la  superficie  de 
las partículas del medio filtrante y son retenidas, desarrollándose adicionalmente, 
procesos  de  degradación  química  y  biológica  que  reducen  la  materia  retenida  a 
formas  más  simples,  las  cuales  son  llevadas  en  solución  o  permanecen  como 
material inerte hasta un subsiguiente retiro o limpieza (12). 

Los  procesos  que  se  desarrollan  en  un  filtro  lento  se  complementan  entre  sí, 
actuando en forma simultánea, para mejorar las características físicas, químicas y 
bacteriológicas  del  agua  tratada.  El  agua  cruda  que  ingresa  a  la  unidad 
permanece  sobre  el  medio  filtrante  de  tres  a  doce  horas,  dependiendo  de  las 
velocidades  de  filtración  adoptadas.  En  este  tiempo,  las  partículas  más  pesadas 
que  se  encuentran  en  suspensión  se  sedimentan  y  las  partículas  más  ligeras  se 
pueden aglutinar, llegando a ser más fácil su remoción posterior. Durante el día y 
bajo  la influencia  de la luz  del  sol  se  produce  el  crecimiento  de  algas,  las  cuales 
absorben  dióxido  de  carbono,  nitratos,  fosfatos  y  otros  nutrientes  del  agua  para 
formar material celular y oxígeno. El oxígeno así formado se disuelve en el agua y 
entra en reacción química con las impurezas orgánicas, haciendo que éstas sean 
más asimilables por los microorganismos (12). 

En  la  superficie  del  medio  filtrante  se  forma  una  capa,  principalmente  de  origen 
orgánico, conocida con el nombre de schmutzdecke o “piel de filtro”, a través de la 
cual pasa el agua, antes de llegar al propio medio filtrante. El schmutzdecke está 
formado  principalmente  por  algas  y  otras  numerosas  formas  de  vida,  tales  como 
plankton,  diatomeas,  protozoarios,  rotíferos  y  bacterias.  La  acción  intensiva  de 
estos microorganismos atrapa, digiere y degrada la materia orgánica contenida  en

14 
el  agua.  Las  algas  muertas,  así  como  las  bacterias  vivas  del  agua  cruda  son 
consumidas  en  este  proceso.  Al  mismo  tiempo  que  se  degradan  los  compuestos 
nitrogenados  se  oxigena  el  nitrógeno.  Algo  de  color  es  removido  y  una 
considerable  proporción  de  partículas  inertes  en  suspensión  son  retenidas  por 
cernido (12). 

Habiendo pasado el agua a través del schmutzdecke, entra al lecho filtrante y es 
forzada  a  atravesarlo  en  un  tiempo  que  normalmente  toma  varias  horas, 
desarrollándose  un  mecanismo  físico  de  cernido  que  constituye  una  parte  del 
proceso total de purificación. Una de las propiedades más importantes del manto 
filtrante  es  la  adherencia,  fenómeno  resultante  de  la  acción  de  fuerzas 
electrostáticas,  acciones  químicas  y  atracción  de  masas.  Para  apreciar  la 
magnitud  e  importancia  de  este  fenómeno,  es  necesario  visualizar  que  un  metro 
cúbico  de  arena  con  las  características  usuales  para  filtros  lentos  tiene  una 
superficie  de  granos  de  cerca  de  15,000  m 2 .  Cuando  el  agua  pasa  entre  los 
granos de arena con un flujo laminar (el cual cambia constantemente de dirección) 
se facilita la acción de las fuerzas centrífugas sobre las partículas y la adherencia 
a la superficie de los granos de arena (12). 

En  los  poros  o  espacios  vacíos  del  medio  filtrante  (los  cuales  constituyen 
aproximadamente  el  40%  del  volumen)  se  desarrolla  un  proceso  activo  de 
sedimentación,  fenómeno  que  se  incrementa  apreciablemente  por  la  acción  de 
fuerzas electrostáticas y de atracción de masas (12). 

Debido a los fenómenos enunciados anteriormente, la superficie de los granos de 
arena es revestida con una capa de una composición similar al schmutzdecke, con 
bajo  contenido  de  algas  y  partículas,  con  un  alto  contenido  de  microorganismos, 
bacterias,  bacteriófagos,  rotíferos  y  protozoarios;  todos  ellos  se  alimentan  y 
absorben  las  impurezas  y  residuos  de  los  otros.  Este  revestimiento  biológico  es 
activo hasta los  0.40 m  de profundidad en el medio filtrante. Predominan diversas

15 
formas de vida en las diferentes profundidades y se desarrolla una mayor actividad 
biológica  cerca  de  la  superficie  del  manto  filtrante,  donde  las  condiciones  son 
óptimas y existe una gran cantidad de alimento (12). 

El alimento consiste esencialmente en partículas de origen orgánico, llevadas por 
el agua. El revestimiento orgánico mantiene a las partículas que se encuentran en 
suspensión  hasta  que  se  degrada  la  materia  orgánica  y  es  asimilada  por  el 
material celular, el cual a su vez es asimilado por otros organismos y convertido en 
materia  inorgánica,  bióxido  de  carbono,  nitratos,  fosfatos  y  sales  que  son 
arrastradas posteriormente por el agua (12). 

En  el  extremo  final  del  manto  filtrante  disminuye  la  cantidad  de  alimento, 
encontrándose  otro  tipo  de  bacterias, las  cuales  utilizan el  oxígeno  disuelto  en  el 
agua y los nutrientes que se encuentran en solución (12). 

Como consecuencia de los procesos indicados anteriormente, un agua cruda que 
ingresa  en  el  filtro  lento  con  sólidos  en  suspensión  en  estado  coloidal  y  amplia 
variedad de microorganismos y complejas sales en solución sale virtualmente libre 
de  tales  impurezas  y  con  bajo  contenido  de  sales  inorgánicas.  En  el  proceso  de 
filtración biológica, no sólo se han eliminado los organismos nocivos o peligrosos, 
sino también los nutrientes en solución, los cuales podrían facilitar el subsiguiente 
crecimiento microbiano (12). 

Por  lo  general,  el  efluente  obtenido  en  este  proceso  tiene  bajo  contenido  de 
oxígeno disuelto y alto contenido de bióxido de carbono, por lo que se requiere un 
proceso de aireación posterior para  mejorar ambas características (12). 

Como el rendimiento del filtro lento depende principalmente del proceso biológico, 
mientras la capa biológica se desarrolla, la eficiencia es baja, mejorando a medida 
que  progresa  la  carrera  de  filtración,  proceso  que  se  conoce  con  el  nombre  de 
“maduración del filtro” (12).
16 
8.2.2.  Mecanismos  de  remoción:  desde  el  punto  de  vista  microbiológico,  a 
mayor  población  de  algas  y  protozoos  en  el  medio  filtrante,  puede  haber  mayor 
eficiencia  de  remoción  de  coliformes  fecales.  Para  una  remoción  de  0.5  logs  de 
coliformes  fecales,  se  presentó  una  población  de  protozoos  de  3  logs/cm 3  de 
arena  y  una  población  de  algas  de  4.2  logs/cm 3  de  arena;  mientras  que  para  la 
remoción de 3 logs de coliformes fecales las poblaciones de protozoos fueron de 
5.5  logs/cm 3  de  arena  y  una  población  de  algas  de  6.8  logs/cm 3  de  arena. 
Adicionalmente,  la  población  de  protozoarios  en  el  medio  filtrante  puede  estar 
actuando como control del crecimiento de las bacterias porque estos las depredan 
(13). 

Ahora  bien,  los  mecanismos  de  transporte  y  adherencia  que  actúan  sobre  las 
partículas  acarreadas  por  el  agua  en  el  proceso  de  remoción  por  filtración 
lenta(Tabla  1),  son  los  mismos  que  actúan  en  el  proceso  de  filtración  rápida,  la 
diferencia  fundamental  está en  el  mecanismo  biológico  adicional  que  actúa en  el 
filtro  lento.  Mientras  que  en  el  filtro  rápido  los  microorganismos  quedan  entre  el 
lodo retenido en el lecho filtrante y salen del filtro con el agua de lavado, quedando 
nuevamente liberados, en el filtro lento mueren como consecuencia del proceso de 
degradación biológica (1).

17 
Tabla  1.   Partículas Encontradas en el Agua. 

Categoría  Grupo/Nombre  Tamaño (micrones) 


­  Arcilla (coloidal)  0.001 – 1.0 
Mineral  ­  Silicatos 
­  No silicatos:  Fe, Ca, Al, Mg, etc. 
­  Virus  0.01 – 0.1 
­  Bacterias  0.3 – 10 
­  Quistes de Giardia lamblia  10 
Biológica  ­  Algas unicelulares  30 – 50 
­  Huevos de parásitos  10 – 50 
­  Huevos de nemátodos  10 
­  Cryptosporidium oocysts  4 – 5 
­  Pequeños desechos amorfos  1  – 5 
Otras partículas  ­  Grandes desechos amorfos  25 – 500 
­  Coloides orgánicos  ­­ 

Fuente:  AWWA,  1991  citado  por  CANEPA  DE  VARGAS,  Lidia,  PEREZ,  José, 
Manual I, II y III: Teoría y Evaluación. Diseño, Operación, Mantenimiento y Control. 
Perú. Lima, OPS/CEPIS, 1992. 

8.2.3.  Mecanismos  de  transporte:  esta  etapa  de  remoción,  básicamente 


hidráulica, ilustra los mecanismos  mediante los cuales ocurre la colisión entre las 
partículas  y  los  granos  de  arena.  Estos  mecanismos  son  principalmente: 
intercepción,  sedimentación  y  difusión.  Para  comprenderlos  hay  que  considerar 
primero  la  forma  en  que  el  fluido  se  comporta  alrededor  de  un  grano  de  arena, 
considerado como una obstrucción al paso del agua. La Figura  5, muestra cómo 
el  modelo  de  flujo  de  un  fluido  (el  cual  puede  ser  representado  en  términos  de 
líneas de flujo) es alterado por la presencia de un grano de arena idealizado en la 
Figura 5 como una esfera (1).

18 
Si una partícula (representada en la Figura  5 por un círculo negro) es llevada por 
las  líneas  de  flujo,  puede  colisionar  con  un  grano  de  arena,  adherirse  a  él  y  de 
este modo ser removida mediante uno de estos cinco mecanismos (1). 

Figura  5.   Mecanismos de transporte. 
Fuente:  CANEPA  DE  VARGAS,  Lidia,  PEREZ,  José,  Manual  I,  II  y  III:  Teoría  y 
Evaluación. Diseño, Operación, Mantenimiento y Control. Perú. Lima, OPS/CEPIS, 
1992. 

Cernido:  el  mecanismo  de  cernido  actúa  exclusivamente  en  la  superficie  de  la 
arena  y  sólo  con  aquellas  partículas  de  tamaño  mayor  que  los  intersticios  de  la 
arena.  Su  eficiencia  es  negativa  para  el  proceso  porque  colmata  rápidamente  la 
capa superficial, acortando las carreras de filtración. 

Los  sólidos  grandes,  especialmente  material  filamentoso  como  las  algas 


clodóferas, forman una capa esponjosa sobre el lecho que mejora la eficiencia del 
cernido, actuando como un prefiltro sobre el lecho de arena, protegiéndolo de una 
rápida  colmatación  y  permitiéndole  cumplir  con  su  función  de  filtración  a 
profundidad (1).

19 
Intercepción: es una de las formas en que las partículas pueden colisionar con los 
granos de arena. La intercepción solamente puede ocurrir si la partícula conducida 
por las líneas de flujo se acerca al grano de arena, de modo que roce la superficie 
de  éste.  Cuando  más  grande  es  la  partícula,  será  más  factible  que  ocurra  la 
intercepción (Figura  5(a)) (1). 

Sedimentación:  la  fuerza  de  gravedad  actúa  sobre  todas  las  partículas, 
produciendo  la  componente  vertical  de  la  resultante  de  la  velocidad  de 
conducción, la cual puede causar la colisión de la partícula con el grano de arena. 
Su influencia es perceptible solamente con partículas mayores de 10 mm.  (Figura 
5(b)) (14). 

Difusión: es el tercer mecanismo de transporte representativo en la filtración lenta. 
La  energía  térmica  de  los  gases  y  líquidos  se  pone  de  manifiesto  en  un 
movimiento  desordenado  de  sus  moléculas.  Cuando  esas  moléculas  colisionan 
con  una  pequeña  partícula,  ésta  también  empieza  a  moverse  en  forma 
descontrolada,  en  una  serie  de  pasos  cortos,  a  menudo  denominados  de  “andar 
desordenado” (14). 

Si  la  partícula  es  conducida  por  las  líneas  de  flujo,  la  difusión  puede  cambiar  su 
trayectoria,  moviéndose  de  una  línea  de  flujo  a  otra,  pudiendo  eventualmente 
colisionar  con  un  grano  de  arena.  Como  se  puede  inferir,  cuanto  más  baja  es  la 
velocidad del flujo, más pasos podrá dar la partícula por unidad de tiempo. Por lo 
tanto,  la  probabilidad  de  colisión  aumenta  a  medida  que  la  velocidad  intersticial 
decrece. Asimismo, a medida que la temperatura se incrementa, aumenta también 
la energía térmica, por consiguiente, el número de pasos por unidad de tiempo y la 
probabilidad  de  colisión.  La  difusión  es  un  mecanismo  importante  con  partículas 
de tamaño menor a 1 mm (Figura  5 (c)) (14).

20 
Flujo intersticial: las líneas de flujo mostradas en la Figura 6, han sido idealizadas 
para  un  solo  grano  de  arena.  En  una  porción  de  lecho  filtrante  con  granos  de 
arena, las líneas de flujo tienen una configuración más tortuosa, como se indica en 
la  Figura  6.  Por  definición,  el  flujo  entre  dos  líneas  cualesquiera  de  corriente  es 
similar y el espacio dentro del cual discurren se denomina conducto cilíndrico. La 
configuración de estos conductos cilíndricos es tortuosa, se bifurca, se unen y se 
vuelven a bifurcar en diferentes puntos. Este cambio continuo de dirección del flujo 
crea  mayor  oportunidad  de  colisión,  al  cruzarse  constantemente  las  partículas  y 
los granos de arena (14). 

Figura 6. Líneas de Flujo en el Interior del Lecho Filtrante (1). 
Fuente:  CANEPA  DE  VARGAS,  Lidia,  PEREZ,  José,  Manual  I,  II  y  III:  Teoría  y 
Evaluación. Diseño, Operación, Mantenimiento y Control. Perú. Lima, OPS/CEPIS, 
1992. 

Como se indica en la Figura 6, si una partícula es conducida por las líneas de flujo 
intersticial,  será  más  probable  que  en  cualquier  punto  durante  su  paso  entre  los 
granos de arena choque contra uno de ellos. La posibilidad de chocar dentro de un 
tramo dado su trayectoria depende de la dimensión de  los  granos  de  arena,  de 
la  velocidad  intersticial  y de la temperatura. 
Cuanto  más  pequeños  los  granos  de  arena,  mayor  probabilidad  de  colisión.  La 
porosidad  del  medio  es  mayor,  por  lo  tanto,  hay  mayor  cantidad  de  conductos,
21 
produciéndose  mayor  número  de  bifurcaciones.  Asimismo,  cuanto  más  baja  la 
velocidad intersticial, mayor posibilidad de colisionar. Como se indicó previamente, 
las velocidades más bajas permiten  mayor oportunidad de colisión por unidad de 
distancia con el mecanismo de difusión. Sin embargo, a  medida que la velocidad 
intersticial  se  incrementa,  hay  un  punto  por  encima  del  cual  la  velocidad  ya  no 
influye aunque siga aumentando. Finalmente, las temperaturas altas intensifican el 
mecanismo de difusión, produciéndose una mayor probabilidad de colisión (14). 

Probabilidad  de  colisión:  todo  el  análisis  efectuado  hasta  ahora  está 
estrechamente relacionado con la oportunidad de colisión entre una partícula y un 
grano de arena, expresado mediante el coeficiente h. El número de colisiones por 
unidad  de  desplazamiento  determina  el  potencial  de  remoción  mediante  la 
filtración. La remoción final dependerá de que se produzca la adherencia (12). 

8.2.4.  Mecanismo  de  adherencia:  sólo  cuando  se  produce  la  adherencia,  hay 
remoción. La fracción de partículas que se adhieren en relación con el número de 
colisiones, por definición es el coeficiente a. El desarrollo de la película biológica 
proporciona  a  los  granos  de  arena  una  superficie  absorbente  que  favorece  la 
adherencia.  Otra  suposición  es  que  las  enzimas  extracelulares  coagulan  las 
partículas  permitiendo  así  la  adherencia  (12).  Se  desconoce  en  qué  situaciones 
aumenta o disminuye el valor de a. 

Cuando  el  filtro  comienza  a  funcionar  y  antes  de  que  se  desarrolle  la  película 
biológica  la  remoción  de  coliformes  es  cercana  a  cero  y  por  lo  tanto a =  0. 
Después  de  que  la  película  biológica  se  ha desarrollado, la  tasa  de  remoción  es 
del orden de 2 a 4 logaritmos, encontrándose el coeficiente a cercano a 1.0. Esto 
indica  la  importancia  de  la  película  biológica  en  la  eficiencia  del  filtro  lento.  Los 
microorganismos  pueden  morir  o  ser  ingeridos  por  los  predadores,  antes  de  que 
logren  alcanzar  una  superficie  absorbente.  Por  lo  tanto,  la  remoción  indicada

22 
puede  deberse  a  muerte  o  predación  adicional  a  la  adherencia.  Sin  embargo, 
luego de producida la adherencia ocurrirá inevitablemente la predación y la muerte 
(15). 

El filtro se considera “maduro” cuando la película biológica ha llegado a su máximo 
desarrollo  para  las  condiciones  existentes.  El  límite  máximo  de  desarrollo  de  la 
película  biológica  no  está  aún  definido,  necesitándose  mayor  investigación  al 
respecto para obtener esta importante información (12). 

No  obstante, investigaciones han  demostrado  que  el límite  máximo  de  desarrollo 


de la capa biológica se relaciona con el contenido de nutrientes en el agua cruda 
(16). 

Puede  esperarse  que  los  filtros  lentos  que  tratan  aguas  con  bajo  contenido  de 
nutrientes  presenten  una  remoción  de  coliformes  fecales  del  orden  de  2  log, 
después  de  producirse  la  maduración  de  la  película  biológica.  En  cambio,  con 
aguas ricas en nutrientes es de esperar que se obtengan remociones del orden de 
3 log, evidenciándose en otros casos eficiencias de remoción de hasta 4 log (16). 

8.2.5.  Mecanismo biológico: tal y como se indicó anteriormente, la remoción 
total de partículas en este proceso se debe al efecto conjunto de los mecanismos 
de adherencia y biológico (1). 

Al iniciarse  el proceso, las  bacterias  predadoras  o  benéficas  transportadas  por  el 


agua  pueden  multiplicarse,  contribuyendo  a  la  formación  de  la  película  biológica 
del filtro y utilizando como fuente de  alimentación el depósito de materia orgánica. 
Estas  bacterias  oxidan  dicha  materia  para  obtener la  energía  que  necesitan para 
su metabolismo (desasimilación) y convierten parte de ésta en material necesario 
para  su  crecimiento  (asimilación).  Así,  las  sustancias  y  materia  orgánica  muerta

23 
son convertidas en materia viva. Los productos de desasimilación son llevados por 
el agua a profundidades mayores para ser utilizados por otros organismos (1). 

El contenido bacteriológico está limitado por el contenido de materia orgánica en el 
agua  cruda  y  es  acompañado  de  un  fenómeno  de  mortalidad  concomitante, 
durante el cual se libera materia orgánica para ser utilizada por las bacterias de las 
capas  más  profundas  y  así  sucesivamente.  De  este  modo,  la  materia  orgánica 
degradable  presente  en  el  agua  cruda  es  gradualmente  descompuesta  en  agua, 
bióxido  de  carbono  y  sales  relativamente  inocuas,  tales  como  sulfatos,  nitratos  y 
fosfatos (proceso de mineralización) los cuales son descargados en el efluente de 
los filtros (10). 

La  actividad  bacteriológica  descrita  es  más  pronunciada  en  la  parte  superior  del 
lecho  filtrante  y  decrece  gradualmente  con  la  profundidad  y  la  disponibilidad  de 
alimento.  Cuando  se  limpian  las  capas  superiores  del  filtro  se  remueven  las 
bacterias,  siendo  necesario  un  nuevo  período  de  maduración  del  filtro  hasta  que 
se  logre  desarrollar  la  actividad  bacteriológica  necesaria.  A  partir  de  los  0.30  a 
0.50  m  de  profundidad,  la  actividad  bacteriológica  disminuye  o  se  anula 
(dependiendo  de  la  velocidad  de  filtración);  en  cambio,  se  realizan  reacciones 
bioquímicas  que  convierten  a  los  productos  de  degradación  microbiológica  (tales 
como aminoácidos) en amoníaco y a los nitritos en nitratos (nitrificación) (1). 

8.2.6.  Factores  que  modifican  la  eficiencia  del  filtro  lento:  estos  factores 
pueden clasificarse como de diseño, operación y ambientales; del comportamiento 
de estos dependerá la eficiencia del proceso (Tabla  2).

24 
Tabla  2.  Variables  del  Proceso  que  Afectan  la  Eficiencia  de  la  Filtración 
Lenta. 

Clasificación  Variables 
­  Tasa de velocidad 
Condiciones de  ­  Tamaño de la arena d10  y C.U. 
diseño  ­  Pérdida de carga permitida 
­  Profundidad del lecho de arena (máxima y mínima) 
­  Frecuencia de raspados 
­  Tiempo en que el filtro está fuera de operación después 
del raspado 
Parámetros de  ­  Mínima altura de lecho permitida 
operación  ­  Tiempo de maduración del filtro 
­  Variaciones de flujo 
­  Edad y tipo del schmutzdecke 
­  Distancia entre la capa de hielo y el lecho de arena (en 
climas muy fríos) 
­  Temperatura del agua 
­  Calidad del agua cruda 
Condiciones  ­  Clase de microorganismos presentes 
ambientales del  ­  Concentración de microorganismos 
agua cruda  ­  Tipo y concentración de algas 
­  Magnitud y tipo de turbiedad 
­  Concentración y tipo de compuestos orgánicos 
­  Concentración y tipo de nutrientes 

Fuente:  CANEPA  DE  VARGAS,  Lidia,  PEREZ,  José,  Manual  I,  II  y  III:  Teoría  y 
Evaluación. Diseño, Operación, Mantenimiento y Control. Perú. Lima, OPS/CEPIS, 
1992.

25 
8.2.7  Condiciones  ambientales  y  calidad  del  agua  cruda:  las  condiciones 
del  agua  cruda  que  más  afectan  la  eficiencia  del  filtro  son  la  temperatura,  la 
concentración  de  nutrientes  y  de  sustancias  tóxicas  y  afluentes  con  turbiedad  y 
color altos (1). 

Temperatura: en condiciones ambientales extremas se han detectado eficiencias 
en  la remoción  entre  0  y  90%. La  eficiencia de  remoción  de  bacterias  coliformes 
fecales  puede  reducirse  al  99%  a  20º  C,  y  al  50%  a  2º  C;  permaneciendo 
inalterables  todas  las  condiciones  restantes  (13).  En  filtros  operando  con 
velocidades  de  0.3  m/h  y  temperaturas  de  4º  C,  con  buenas  condiciones  de 
funcionamiento,  no  se  han  logrado  producir  efluentes  con  menos  de  50 
UFC/100mL.  Los  antiguos  sistemas  de  Londres  se  operan  con  velocidades  de 
0.20  m/h,  obteniéndose  filtrados  con  concentraciones  de  coliformes  fecales 
menores de 10 UFC/100mL (13). 

En  Suiza,  Holanda  y  otros  países  desarrollados  de  Europa  y  cuyas  temperaturas 
son  bajas,  los  filtros  lentos  son  techados  para  conservar  el  calor  y  atenuar  el 
efecto  de  la  nieve  y  las  heladas.  Adicionalmente,  las  regiones  en  las  que  los 
afluentes asocian una baja temperatura y concentración de nutrientes, el lecho del 
filtro puede demorar varios meses en madurar y alcanzar su máxima eficiencia de 
remoción bacteriológica (13). 

Concentración  de  nutrientes:  La  velocidad  de  desarrollo  de  la  formación 
biológica en el filtro depende de la concentración de nutrientes en el agua, debido 
a  que  ésta  es  la  fuente  de  alimentación  de  los  microorganismos.  Experimentos 
realizados incrementando los nutrientes en un filtro, indican que la formación de la 
capa biológica se acelera activamente, en comparación, con otro similar operando 
con la misma calidad de agua (1).

26 
Concentraciones altas  de  turbiedad  y  color: La capacidad de los filtros lentos 
para  reducir  la  turbiedad  y  el  color  es  muy  limitada.  El  agua  cruda  no  debe 
sobrepasar de 10 a 20 unidades nefelométricas de turbiedad (UNT) por períodos 
prolongados, pudiendo aceptarse picos de 50 a 100 UNT por pocas horas, debido 
a que causan enlodamiento de la superficie del filtro, reduciendo la capacidad de 
remoción  de  la  formación  biológica  del  filtro  y  reduciendo  dramáticamente  la 
duración  de  la  carrera  de  filtración.  En  los  casos  en  que  los  filtros  se  están 
raspando  cada  dos  o  tres  días  por  esta  causa,  además  de  afectar  la  calidad  del 
agua  producida,  incrementa  en  forma  exagerada  los  costos  de  operación  y 
mantenimiento (1). 

En  cuanto  a  color  verdadero, la  capacidad  de  remoción del  filtro lento  se limita  a 


40 ó 50 unidades de color (UC). Estos aspectos se pueden controlar anteponiendo 
al  filtro  lento  (Figura  7)  tantos  procesos  como  sea  necesario  para  adecuar  el 
afluente a los límites de turbiedad estipulados para el filtro (1). 

Figura 7. Filtro Lento  para el Medio Rural (CEPIS, 1982). 
Fuente:  CANEPA  DE  VARGAS,  Lidia,  PEREZ,  José,  Manual  I,  II  y  III:  Teoría  y 
Evaluación. Diseño, Operación, Mantenimiento y Control. Perú. Lima, OPS/CEPIS, 
1992.

27 
8.2.8  El  schmutzdecke  definido:  el  schmutzdecke  se  deriva  de  la  palabra 
alemana que significa “capa sucia”. Esta película pegajosa, que es de color rojizo, 
se forma  de la descomposición de la materia orgánica, hierro, manganeso y sílice 
y  por  otras  acciones  del  filtro  fino  que  contribuyen  a  la  remoción  de  partículas 
coloidales finas en el agua cruda. El schmutzdecke también está en la zona inicial 
de  la  actividad  biológica,  proporcionando  una  cierta  degradación  de  orgánicos 
solubles  en  el  agua  cruda,  que  es  útil  para  reducir  el  sabor, los  olores  y  el  color 
(17). 

8.2.9.  Procesos  de  la  purificación  en  el  schmutzdecke  y  la  zona  biológica: 
las  condiciones  encontradas  dentro  de  un  filtro  lento  de  arena  son  generalmente 
inadecuadas  para  la  multiplicación  de  bacterias  intestinales.  Estas,  que 
normalmente  crecen  a  la  temperatura  corporal  de  37°  C,  no  prosperan  en  las 
temperaturas debajo de 30° C. Además, generalmente la capa filtrante no contiene 
mucha  materia  orgánica  del  origen  animal  para  satisfacer  sus  necesidades 
alimenticias  y  también  hay  en  el  filtro  competición  por  el  alimento  de  otros 
microbios,  mientras  que  en  profundidades  más  bajas  el  alimento  llega  a  ser 
incluso  más  escaso  de  modo  que  mueren  de  hambre,  particularmente  a 
temperaturas  más  altas  cuando  su  tasa  metabólica  aumenta.  Agregado  a  esto, 
muchos  tipos  de  organismos  predadores  (tales  como  protozoos  y  pocos 
metazoarios)  abundan  en  la  parte  superior  del  lecho  que  se  alimentan  de  otras 
células.  Finalmente,  aunque  relativamente  pocos  datos  cuantitativos  están 
disponibles, se sabe que los microorganismos en un filtro lento de arena, producen 
varias sustancias que actúan como venenos químicos o biológicos a las bacterias 
intestinales.  Los  efectos  combinados  de  este  ambiente  selectivamente  hostil  dan 
lugar  a  la  muerte  y  a  la  inactivación  de  muchos  microorganismos  patógenos.  El 
resultado  total  es  una  reducción  sustancial  en  el  número  de E. coli,  y  una  mayor 
disminución  proporcional  uniforme  de  patógenos.  Este  efecto  llega  a  ser  mayor 
mientras que la flora y la fauna del filtro se convierten en presencia del alimento, 
del oxígeno y de las temperaturas convenientes (1).

28 
8.2.10.  Manteniendo  el  lecho  húmedo:  para  la  supervivencia  de  los 
microorganismos dentro de la zona biológica, la arena se debe mantener mojada. 
La  capa  filtrante  de  arena  se  mantiene  mojada  por  el  diseño  del  filtro,  donde  el 
nivel  de  tubo  de  salida  se  hace  sobre  el  nivel  de  la  arena.  Esto  asegura  que  la 
capa filtrante no se seque (1). 

8.2.11.  Suministro de alimentos: para la supervivencia de los microorganismos 
dentro  de  la  zona  biológica,  necesita  tener  una  fuente  de  alimento  en  el  agua 
cruda.  Un  inóculo  biológico  en  el  filtro  con  agua  cruda  asegura  una  filtración 
biológica más eficiente (18). 

8.2.12.  Fuente  de  Oxígeno:  para  la  supervivencia  de  los  microorganismos 
dentro de la zona biológica, necesita tener una fuente de oxígeno. El oxígeno se 
utiliza  en  el  metabolismo  de  componentes  biodegradables,  la  inactivación  y  el 
consumo  de  patógenos.  Si  el  oxígeno  baja  a  cero  durante  la  filtración  ocurre  la 
descomposición  anaerobia,  con  la  producción  consiguiente  del  sulfuro  del 
hidrógeno,  del  amoníaco  y  producir  sustancias  que  transfieren  sabor  y  olor,  que 
junto con el hierro y el manganeso disueltos, hacen del agua tratada inadecuada 
para el lavado de ropa y otros propósitos. Así el contenido medio en oxígeno del 
agua  filtrada  no  debe  caer  debajo  de  3  mg/L.  Para  evitar  la  caída  de  la 
concentración del oxígeno se puede airear el agua cruda o realizar pre­tratamiento 
para bajar su demanda del oxígeno (1). 

Encontrar una manera de permitir mucha transferencia del oxígeno para sostener 
la  capa  biológica  es  esencial  en  el  diseño  del  filtro  de  arena  lento  de  paso 
intermitente. El estudio fue realizado en 1995 y determinó un modelo matemático 
para  describir  la  difusión  de  la  transferencia  del  oxígeno  en  la  bio­capa  del  filtro 
(19).

29 
8.2.13.  Tiempo  de  contacto:  para  la  oxidación  bioquímica  satisfactoria  de  la 
materia  orgánica  por  los  microorganismos  en  la  capa  biológica,  se  debe  permitir 
un  tiempo  suficientemente  largo,  el  contacto  con  el  lecho  de  arena.  El  tiempo 
adecuado  se  asegura,  guardando  el  índice  de  filtrado  bajo.  Una  forma  de  hacer 
esto  es  reducir  la  cabeza  de  la  presión  (carga  hidráulica)  del  agua  encima  de  la 
arena y otra, aumentar la profundidad de la arena. Desde la descarga se relaciona 
la pérdida de la cabeza y la longitud de la columna de la arena (20). 

8.3.  CONCENTRACIÓN DE ALGAS 

Las  algas  pueden  llegar  al  filtro  procedente  de  los  ríos,  lagos  y  presas  que 
alimentan  estos  sistemas.  Son  parte  constituyente  del  schmutzdecke  y  en 
concentraciones de 2400 organismos por cada gramo de arena (21), su efecto es 
beneficioso para el funcionamiento del filtro (1). Las algas mantienen el equilibrio 
biológico produciendo el oxígeno que requieren los predadores para su desarrollo 
y consumiendo el anhídrido carbónico que estos exhalan; además de actuar como 
un prefiltro sobre la superficie de la arena (1). 

Sin  embargo,  bajo  ciertas  condiciones  particularmente  relacionadas  con  la 


disponibilidad de luz y nutrientes, como presencia de fosfatos y nitratos en el agua, 
pueden producirse sobre crecimientos de algas. Estos florecimientos o blooms de 
algas pueden crear serios problemas de operación y calidad al agua tratada, tales 
como  bloqueo  o  colmatación  prematura  del  lecho  filtrante,  producción  de  olor  y 
sabor,  incremento  en  la  concentración  de  sustancias  orgánicas  solubles  y 
biodegradables  en  el  agua,  incremento  de  las  dificultades  asociadas  con  la 
precipitación  de  carbonato  de  calcio  y  desarrollo  de  condiciones  anóxicas. 
Además, la carrera  del  filtro  puede reducirse  a  un sexto  de  su  período  normal

30 
debido a un exagerado crecimiento de algas, aún en climas templados como el de 
Gran  Bretaña  (1).  Durante  su  actividad  fotosintética,  las  algas  pueden  reducir  la 
capacidad  buffer  natural  o  amortiguadora  del  agua  y  el  pH  puede  elevarse 
considerablemente,  aún  por  encima  de  10  u  11,  como  consecuencia  de  esto,  el 
hidróxido  de  magnesio  y  de  calcio  puede  precipitar  sobre  los  granos  de  arena, 
afectando la eficiencia del proceso y las condiciones de operación del filtro (1). 

El control a las algas es difícil, pero puede solucionarse controlando los nutrientes 
en la fuente y el efecto de la luz al cubrir los reservorios de agua cruda. En Europa 
este  problema  se  obvia  techando  los  filtros,  encontrando  que  la  falta  de  luz  no 
afecta  mayormente  el  proceso  y  la  reducción  de  las  algas  permite  operar  con 
tasas de filtración más altas (1). 

8.4.  LAS ALGAS 

Las algas son un grupo de organismos de estructura simple que producen oxígeno 
al  realizar  el  proceso  de  la  fotosíntesis,  proceso  en  el  cual  los  organismos  con 
clorofila, como las plantas verdes, las algas y algunas bacterias, capturan energía 
en  forma  de  luz  y  la  transforman  en  energía  química.  Aunque  la  mayoría  de  las 
algas  son  microscópicas  como  las  diatomeas  también  las  hay  visibles  a  simple 
vista como las algas marinas y las no marinas. Las algas pueden estar tanto en el 
agua como en la tierra, pueden vivir en simbiosis con hongos creando líquenes; la 
simbiosis  es  un  proceso  en  el  que  dos  organismos  cooperan  para  obtener  un 
beneficio mutuo. Ciertas algas han evolucionado hacia la pérdida de su capacidad 
fotosintética (2).

31 
8.4.1.  Clasificación  de  las  algas:  la  división  más  simple  de  estos 
microorganismos  podría  ser  las  formas  móviles  y  las  formas  inmóviles.  Los 
biólogos  suelen  utilizar  un  sistema  de  clasificación  que  las  distribuye  en  reinos 
diferentes. Las investigaciones actuales sugieren que existen, al menos, dieciséis 
líneas  filogenéticas,  grupos  de  organismos  con  un  antepasado  común,  o 
divisiones.  Las  líneas  filogenéticas  de  las  algas  se  definen  según  determinadas 
características: (1). 

Ø  La composición de la pared celular. 

Ø  Los pigmentos fotosintéticos. 

Ø  Los productos de reserva. 

Ø  Los flagelos de las células móviles. 

Ø  La  estructura  del  núcleo,  el  cloroplasto,  el  pirenoide,  zona  del  cloroplasto 

que  participa  en  la  formación  de  almidón;  y  la  mancha  ocular,  orgánulo 
constituido por una gran concentración de lípidos. 

Las  algas  procarióticas,  que  carecen  de  membrana  nuclear,  se  clasifican  en  el 
reino  Móneras.  Las  formas  unicelulares  de  las  algas  eucarióticas,  que  tienen  su 
núcleo rodeado por una membrana, se incluyen en el reino Protistas, al igual que 
las  líneas  filogenéticas  con  formas  pluricelulares,  aunque  según  ciertas 
clasificaciones  estas  últimas  se  incluyen  en  el  reino  vegetal  (1).  Una  hipótesis 
apunta  a  que los  orgánulos  de las  células  de las  algas  han  evolucionado  a  partir 
de endosimbiontes (1). 

8.4.2.  Líneas filogenéticas:  en la división de las algas se han definido dieciséis 


líneas filogenéticas: 

Ø  Algas  verde  azuladas  o  azules  (cyanoprokariota):  Las  algas  verde 


azuladas también son llamadas bacterias verde azuladas porque carecen

32 
de  membrana  nuclear  como  las  bacterias.  Sólo  existe  un  equivalente  del 
núcleo,  el  centroplasma,  que  está  rodeado  sin  límite  preciso  por  el 
cromatoplasma  periférico  coloreado.  El  hecho  de  que  éstas  se  clasifiquen 
como  algas  en  vez de  bacterias es  porque liberan  oxígeno  realizando  una 
fotosíntesis similar a la de las plantas superiores. Ciertas formas tienen vida 
independiente, la mayoría se agrega en colonias o formando filamentos. Su 
color  varía  desde  verde  azulado  hasta  rojo  o  púrpura  dependiendo  de  la 
proporción de dos pigmentos fotosintéticos especiales: la ficocianina (azul) 
y la ficoeritrina (rojo), que ocultan el color verde de la clorofila. Mientras que 
las plantas superiores presentan dos clases de clorofila llamadas A y B, las 
algas verde azuladas contienen sólo la de tipo A, ésta no se encuentra en 
los  cloroplastos,  sino  que  se  distribuye  por  toda  la  célula.  Se  reproducen 
por esporas o por fragmentación de los filamentos pluricelulares. Las algas 
verde  azuladas  se  encuentran  en  hábitats  diversos  de  todo  el  mundo. 
Abundan  en  la  corteza  de  los  árboles,  rocas  y  suelos  húmedos  donde 
realizan la fijación de nitrógeno. Algunas coexisten en simbiosis con hongos 
para  formar  líquenes.  Cuando  hace  calor,  algunas  especies  forman 
extensas y, a veces, tóxicas floraciones en la superficie de charcas y en las 
costas.  En  aguas  tropicales  poco  profundas,  las  algas  llegan  a  constituir 
unas  formaciones  curvadas  llamadas  estromatolitos,  cuyos  fósiles  se  han 
encontrado en rocas formadas durante el precámbrico, hace más de 3.000 
millones de años. Esto sugiere el papel tan importante que desempeñaron 
estos  organismos  cambiando  la  atmósfera  primitiva,  rica  en  dióxido  de 
carbono, por la mezcla oxigenada que existe actualmente. Ciertas especies 
viven en la superficie de los estanques formando las “flores de agua” (1). 

Ø  Algas  verdes  (chlorophyta):  Se  cuentan  entre  los  organismos  más 


antiguos;  la  primera  alga  verde  aparece  en  el  registro  fósil  hace  más  de 
2.000  millones  de  años.  Se  les  considera  predecesoras  de  las  plantas 
verdes terrestres. Las algas verdes se asemejan a las plantas superiores en

33 
que tienen clorofila A y B y almidón como  material de reserva. La mayoría 
son  unicelulares  móviles  o  no,  coloniales  o  pluricelulares.  Las  especies 
unicelulares  móviles  se  desplazan  en  el  agua  gracias  a  los  flagelos.  Las 
especies inmóviles pueden generar células reproductoras móviles, es decir, 
zoosporas.  Tanto  las  móviles  como  las  inmóviles  pueden  vivir  aisladas  o 
reunirse  en  colonias;  a  menudo,  éstas  tienen  forma  determinada  y  un 
número fijo de células, todas ellas iguales, y constituyen un cenobio o una 
comunidad celular. La mayoría de estas algas posee paredes celulares con 
dos  capas,  una  interna  de  celulosa  y  otra  externa  con  pectina,  sustancia 
blanca  amorfa  que  producen  algunas  plantas.  Muchos  clorófitos 
unicelulares se agrupan en filamentos y son  visibles como  musgo de río o 
verdín de charca. En hábitats marinos las más desarrolladas se componen 
de sifones plurinucleados y alcanzan una longitud de 10 metros. Un género 
tiene  las  paredes  celulares  impregnadas  con  una  forma  de  carbonato  de 
calcio llamada aragonita y contribuye de modo importante a la formación de 
los  arrecifes  de  coral.  Las  algas  verdes  se  localizan  también  en  el  suelo 
húmedo,  adheridas  a  las  plantas  terrestres  (algunas  de  éstas  son 
parásitas),  e incluso  en la  nieve  y  el hielo.  Las  formas  marinas  son  fáciles 
de  ver  en  las  rocas  costeras  cuando  baja  la  marea.  Algunas  especies 
terrestres de algas viven en simbiosis con los hongos (líquenes). Las algas 
verdes  se  reproducen  de  forma  vegetativa  (por  fragmentación  y  división 
celular), asexual (por esporas y zoosporas), y sexual por conjugación; y en 
muchas  especies  se  da  la  alternancia  de  generaciones.  Las  algas  verdes 
tienen  una  enorme  importancia  ya  que  constituyen  una  fuente  de alimento 
(plancton)  para  otros  organismos  acuáticos  y  contribuyen  al  aporte  de 
oxígeno  atmosférico.  Cuando  la  población  de  caráceas  (algas  de  agua 
dulce)  aumenta  demasiado  provocan  mal  olor  y  en  charcas  y  lagos 
contaminados por nitratos y fosfatos aparece en el agua una espuma densa 
y  maloliente  y  se  produce  un  drástico  descenso  del  oxígeno  disponible, 
necesario para otras formas de vida acuática (1).

34 
Ø  Diatomeas (bacillariophyta): Las diatomeas son organismos unicelulares, 
pueden unirse en colonias con forma de tallo o ramificadas. Las células de 
las diatomeas son completas. Tienen membrana, núcleo, cromatóforos, dos 
vacuolas que se reparten el líquido intracelular, entre otros. En tales células 
no  se  acumula  almidón,  sino  gotas  de  aceite.  Lo  más  notable  de  estas 
plantas es la membrana que las envuelve y las protege, constituida por una 
modificación  de  la  celulosa  impregnada  de  una  combinación  silícica;  esta 
especie de caparazón, el frústulo, se compone de dos piezas que encajan 
una  en  otra  por  sus  bordes,  como  una  caja  y  su  tapadera.  En  muchas 
diatomeas existe una línea sinuosa que recorre la valva (rafe) que va de un 
nódulo  extremo  a  otro,  interrumpida  por  un  nódulo  central.  El  sílice  les 
confiere  rigidez  y  origina  patrones  de  estrías,  esculpidos  de  manera 
complicada,  que  suelen  servir  como  rasgos  para  su  identificación.  El 
citoplasma  contiene  la  clorofila  verde,  se  mezcla  con  la  xantofila  (de  color 
amarillento), la carotina y con el fucoxantina y confieren a las diatomeas su 
apariencia  castaño­dorada  con  una  pigmentación  similar,  aunque  no 
idéntica,  a  la  de  las  algas  pardas.  Su  reproducción  generalmente  es  por 
división  celular.  Las  cubiertas  se  separan  y  cada  mitad  segrega  otra  un 
poco  más  pequeña  que  encaja  con  la  anterior.  Las  divisiones  celulares 
sucesivas van produciendo células de menor tamaño, hasta que se alcanza 
una  talla  mínima.  Periódicamente  se  originan  células  de  la  talla  del 
organismo original por reproducción sexual (1). 

Estas  algas  se  encuentran  principalmente  en  charcas  de  agua  dulce  o  en 
las  capas  superficiales  de los  océanos, donde  constituyen  un  componente 
principal  del  plancton  del  que  depende  la  vida  marina;  y  en  suelos 
húmedos.  Pueden  flotar  formando  parte  del  plancton  o  fijarse  a  rocas  u 
otras  superficies.  Los  restos  fósiles  de  las  conchas  de  las  diatomeas  se 
llaman  tierra  de  diatomeas,  que  se  usa  como  abrasivo  y  filtrante.  Existen 
dos tipos de diatomeas: (1).

35 
Ø  Céntricas:  tiene  la  valva  circular  y  las  grabaduras  o  estrías  van 
desde  el centro  hasta los  bordes.  Carece  de  rafe  y  abunda  en los 
mares.  Junto  a  los  flagelados  vegetales,  constituyen  el  principal 
componente del plancton vegetal. 

Ø  Pennadas:  en  general  son  alargadas  o  elípticas,  en  forma  de  “S”; 
tienen  rafe  y  las  grabaduras  parten  a  menudo  de  la  grieta 
longitudinal  y  se  disponen  a  ambos  lados  de  ella,  como  en  un 
pluma de un pájaro. 

Ø  Otras líneas filogenéticas de algas: Se han definido, al menos, otras once 
líneas  filogenéticos  de  algas.  La  mayoría  son  organismos  flagelados 
unicelulares  o  miembros  de  colonias.  Los  dinoflagelados  (Pyrrophyta)  son 
mayoritariamente  marinos.  Desempeñan  un  papel  destacado  como 
productores primarios en la red trófica,  son más conocidos porque originan 
la  marea  roja,  crecimiento  explosivo  de  ciertas  especies  que  introducen 
toxinas en el medio (1). 

Los cocolitopóridos, miembros de la división Prymnesiophyta o Haptophyta, 
tienen  unas  escamas  calcificadas  complejas  llamadas  cocolitos  unidas  a 
sus  cuerpos  celulares.  Los  cocolitos  fosilizados  que  forman  acantilados 
blancos, son importantes en el estudio geológico de los estratos (capas de 
roca sedimentaria) (1). 

Otras  líneas  filogenéticas  de  algas  con  miembros  fotosintéticos  son 


Chrysophyta,  Xanthophyta  (Tribophyta),  Eustigmatophyta,  Raphidophyta, 
Cryptophyta, Euglenophyta y Prasinophyta (1).

36 
8.5.  ALGAS OBTURADORAS DE FILTROS 

Al pasar el agua por el filtro de arena los espacios que quedan entre los granos se 
llenan de partículas coloidales y sólidas, que habían estado dispersas en el agua. 
Si el agua cruda procede de una fuente superficial, como un depósito, embalse o 
corriente, las algas que invariablemente se encuentran presentes, aparecerán  en 
el  material  acumulado  en  el  filtro  de  arena.  A  menudo  son  la  causa  primaria  del 
taponamiento del filtro (2). 

En  la  mayoría  de  los  lugares,  las  algas  y  otras  materias  en  particular  son  lo 
suficientemente  abundantes  durante  todo  el  año  para  definir  que  el  agua  sea 
tratada  con  coagulantes  antes  de  dirigirla  directamente  a  los  filtros.  Sin  este 
tratamiento  preliminar,  el  filtro  se  obstruiría  tan  rápidamente  que  sería  poco 
económico usarlo (2). 

En  los  filtros  lentos  las  algas  y  otros  microorganismos  acuáticos  pueden 
desempeñar un papel útil en el proceso de purificación. Forman una capa suelta y 
limosa en la superficie de la arena, que actúa por si misma como filtro. Las algas 
de  esta  capa  liberan  oxígeno  durante  la  fotosíntesis  y  el  oxígeno  a  su  vez,  es 
utilizado  por  las  bacterias  saprofitas,  aerobias,  hongos  y  protozoarios,  que  se 
implantan  en  el  filtro  y  en  la  superficie,  lo  que  permite  la  descomposición  o 
estabilización de la materia orgánica presente en el agua natural. Sin embargo, las 
diatomeas,  si  se  encuentran  en  grandes  cantidades,  por  poseer  paredes  rígidas, 
suelen  perjudicar  más  que  beneficiar,  al  acelerar  el  taponamiento  del  filtro.  En 
ciertos casos ha sido posible utilizar filtros lentos de arena cuando las diatomeas 
ponen fuera de servicio los filtros rápidos. El agua que ha atravesado un filtro lento 
está  relativamente  libre  de  bacterias,  algas  y  otros  organismos,  así  como  de 
materia orgánica muerta (2).

37 
No  se  conoce bien  porque  ciertas  algas  son  más  eficaces que otras  en  cuanto  a 
reducir la corriente de agua en el filtro. Desde luego, es fundamental su capacidad 
para  multiplicarse  en  gran  número.  La  pared  rígida  de  las  diatomeas  compuesta 
de  sílice  que  no  se descompone,  el  copioso material  mucilaginoso  que  rodea  las 
células de Palmella sp y  la tendencia a formar copos o una red de filamentos, son 
otros factores,como ocurre con Fraginaria sp y Tribonema sp (2). 

Las  diatomeas  se  encuentran  durante  todas  las  estaciones  del  año  y  son,  por 
mucho, el grupo más importante dentro de los organismos que obturan los filtros. 
Las  especies  importantes  que  producen  este  efecto  son:  Asterionella,  Fragilaria, 
Tabellaria  y  Synedra.  Otras  diatomeas  que  ocasionalmente  taponan  los  filtros 
comprenden  Navícula,  Cyclotella,  Diatomea  y  Cymbella  (2).  Las  diatomeas  por 
poseer la pared rígida compuesta de sílice y no descomponerse, aún cuando ellas 
mueran rápidamente en la superficie del filtro, su pared silícica subsiste y obstruye 
los poros de arena (2). 

8.6.  CONTROL DE ALGAS 

Siempre  que  la  densidad  de  algas  en  un  estanque  supera  concentraciones  del 
orden  de  200  UPA/mL  (unidades  patrón  de  área/mL)  (22)  sin  que  sea  posible 
controlarlas, se debe aplicar un alguicida o cualquier otro recurso que las elimine 
del agua. El número límite de algas por mililitro varía según la especie en cuestión 
y con su respectivo tamaño celular. Con los análisis físicos y químicos del agua se 
podrá  determinar  si  existen  nutrientes  en  cantidad  y  concentración  suficientes 
como  para  que  sean  un  factor  determinante  en  la  presencia  de  estos 
microorganismos en la planta de Altavista (23).

38 
8.7.  BIOINDICADORES 

Los  indicadores  biológicos  son  atributos  de  los  sistemas  biológicos  que  se 
emplean  para  descifrar  factores  de  su  ambiente.  Inicialmente,  se  utilizaron 
especies o asociaciones de éstas como indicadores y posteriormente, comenzaron 
a  emplearse  también  atributos  correspondientes  a  otros  niveles  de  organización 
del  ecosistema,  como  poblaciones,  comunidades,  entre  otros,  lo  que  resultó 
particularmente útil en estudios de contaminación (3). 

Las  especies indicadoras  son aquellos  organismos  (o  restos  de los  mismos)  que 


ayudan  a  descifrar  cualquier  fenómeno  o  acontecimiento  actual  (o  pasado) 
relacionado  con  el  estudio  de  un  ambiente.  Las  especies  tienen  requerimientos 
físicos,  químicos,  de  estructura  del  hábitat  y  de  relaciones  con  otras  especies.  A 
cada  especie  o  población  le  corresponden  determinados  límites  de  estas 
condiciones  ambientales  entre  las  cuales  los  organismos  pueden  sobrevivir 
(límites máximos), crecer (intermedios) y reproducirse (límites más estrechos). En 
general, cuando más estenoica sea la especie en cuestión, es decir, cuando más 
estrechos  sean  sus  límites  de  tolerancia,  mayor  será  su  utilidad  como  indicador 
ecológico.  Las  especies  bioindicadoras  deben  ser,  en  general,  abundantes, 
sensibles al medio de vida, fáciles y rápidas de identificar, bien estudiadas en su 
ecología y ciclo biológico, y con poca  movilidad (3). 

A  principios  de  siglo  se  propuso  la  utilización  de  listas  de  organismos  como 
indicadores de características del agua en relación con la mayor o menor cantidad 
de  materia  orgánica.  Se  generalizo  la  idea  de  utilizar  las  especies  como 
indicadores,  aplicándose  a  la  vegetación  terrestre  y  al  plancton  marino.  En 
determinadas  zonas  las  plantas  se  emplearon  como  indicadores  de  las 
características  de  agua  y  suelo  e incluso  para  establecer la  presencia de  uranio. 
(3).

39 
En oceanografía los bioindicadores se utilizan en estudios de hidrología, geología, 
transporte  de  sedimentos,  cambios  de  nivel  oceánico  o  presencia  de  peces  de 
valor  económico,  por  ejemplo.  Los  indicadores  hidrológicos  son  organismos 
mediante  los  cuales  se  pueden  diferenciar  las  distintas  masas  de  agua  de  mar 
(masas que difieren en sus características físicas, químicas, de flora y fauna y que 
se  caracterizan,  en  general,  por  su  temperatura  y  salinidad)  y  determinar  sus 
movimientos.  Los  organismos  pueden  ser  utilizados  como  indicadores  de  una 
masa  de  agua,  requiriéndose  que  sean  fuertemente  estenoicos  para  que  no 
sobrevivan a condiciones diferentes a las de la masa de agua que caracterizan, o 
bien  como  trazadores  de  una  corriente,  si  son  más  o  menos  resistentes  a  los 
cambios  ambientales  y  sobreviven  en  condiciones  diferentes,  indicando  la 
extensión  de  una  corriente  que  puede  atravesar  varias  masas  de  agua.  Estos 
métodos  biológicos  son  más  útiles  que  las  determinaciones  físicas  o  químicas 
especialmente  en  las  zonas  marginales,  de  cambio  y  además,  informan  sobre  el 
grado de mezcla de dos tipos de agua en las zonas intermedias (3). 

La  utilización  de  organismos  vivos  como  indicadores  de  contaminación  es  una 
técnica bien reconocida. La composición de una comunidad de organismos refleja 
la  integración  de  las  características  del  ambiente  sobre  cierto  tiempo,  y  por  eso 
revela  factores  que  operan  de  vez  en  cuando  y  pueden  no  registrarse  en  uno  o 
varios  análisis  repetidos.  La  presencia  de  ciertas  especies  es  una  indicación 
relativamente fidedigna de que durante su ciclo de vida la polución no excedió un 
umbral (3). 

Varios  organismos,  sensibles  a  su  medio  ambiente,  cambian  aspectos  de  su 
forma, desaparecen o, por el contrario, prosperan cuando su medio se contamina. 
Cada  etapa  de  auto  depuración  en  un  río  que  sufrió  una  descarga  de  materia 
orgánica  se  caracteriza  por  la  presencia  de  determinados  indicadores.  Según  su 
sensitividad  a  la  polución  orgánica  se  clasificaron  especies  como  intolerantes, 
facultativas, o tolerantes (3).

40 
El  empleo  de  organismos  indicadores  de  contaminación  requiere  conocer  las 
tolerancias  ecológicas  y  los  requerimientos  de  las  especies,  así  como  sus 
adaptaciones  para  resistir  contaminantes  agudos  y  crónicos.  Las  investigaciones 
sobre  organismos  indicadores  de  contaminación  comprenden  el  estudio 
autoecológico,  en  el  laboratorio,  para  establecer  los  límites  de  tolerancia  de  una 
especie a una sustancia o a una mezcla de ellas mediante ensayos de toxicidad; y 
el  sinecológico,  que  se  basa  en  la  observación  y  análisis  de  las  características 
ambientales  de  los  sitios  en  los  cuales  se  detectan  con  más  frecuencia 
poblaciones  de  organismos  de  cierta  especie.  Algas,  bacterias,  protozoos, 
macroinvertebrados  y  peces  son  los  más  utilizados  como  indicadores  de 
contaminación acuática (3). 

Los  resultados  del  estudio  de  las  especies  indicadoras  de  niveles  de  calidad  de 
agua son más inmediatos, requieren un profundo conocimiento para identificar los 
organismos  y  sólo  son  adecuados  para  las  condiciones  ecológicas  y 
características  regionales;  mientras  que los  resultados  numéricos  de  los  estudios 
de  estructura  de  comunidades,  si  bien  requieren  su  interpretación  ecológica, 
demandando  más  tiempo,  son  independientes  de  las  características  geográficas 
regionales y tienen aplicabilidad aún con informaciones sistemáticas y ecológicas 
deficientes (3). 

En  las  evaluaciones  de  riesgo  ecológico  se  ha  propuesto  la  utilización  de 
indicadores de conformidad, de diagnóstico, y tempranos de daño (3).

41 
9.  MATERIALES Y MÉTODOS 

9.1.  SITIOS DE MUESTREO PARA CLASIFICACIÓN DE LAS ALGAS 

Las muestras para el recuento y clasificación de las algas fueron colectadas en los 
cuatro  filtros  lentos  que  componen  la  planta  de  tratamiento  biológico  del 
corregimiento de Altavista del municipio de Medellin. 

9.2.  TOMA DE MUESTRAS PARA ANÁLISIS DE ALGAS 

Las muestras fueron tomadas en dos periodos, el periodo lluvioso, durante el mes 
de diciembre de 2005 y el periodo seco en los últimos días del mes de enero de 
2006.  Se  tomaron  muestras  en  la  parte inicial,  en  el  centro  y  en la  parte  final  de 
cada uno de los cuatro filtros. Se hizo un raspado superficial de la capa biológica 
formada  en  la  parte  superior  de  los  lechos  filtrantes,  con  el  fin  de  no  arrastrar 
material pesado que pudiera sedimentarse y producir interferencia en el momento 
de realizar el montaje de las alícuotas en los portaobjetos para ser observados en 
el  microscopio.  Este  raspado  se  llevó  a  cabo  con  un  bisturí  y  se  introdujo  en 
frascos plásticos de 50 mL de capacidad. Después se le agregó agua natural, de 
la misma que se iba a tratar en la planta. El área que se eligió fue de 5 centímetros 
cuadrados en cada uno de los tres sitios de muestreo en los cuatro filtros, para un

42 
total  de  12  muestras  por  periodo  climático.  El  tiempo  de  maduración  mínima  de 
cada filtro fue de 2 meses. Los muestreos fueron realizados entre las 7 a.m. y los 
8 a.m (Figura 8). Estas muestras fueron trasladadas inmediatamente al laboratorio 
de limnología del Instituto de Biología de la Universidad de Antioquia. De cada una 
de  las  muestras  se  extrajeron  alícuotas  de  0.5  mL  y  se  procedió  a  hacer  el 
montaje en fresco. Los conteos e identificación se hicieron en microscopio fotónico 
(24). 

Capa Biológica de 
3mm  de  Espesor 
en  toda  el  Área 
del filtro

Figura  8.  Imagen  de  la  Toma  de  Muestras  de  la  Capa  Biológica.  Planta  de 
Filtración Lenta del Corregimiento de Altavista. Municipio de Medellín. 

9.3.  METODOLOGÍA 

9.3.1.  Recuento de algas: Las muestras fueron preservadas en formol diluido al 
10%. Cada muestra fue analizada individualmente para determinar las microalgas 

43 
presentes. Se empleó una cámara de conteo Sedgwick­Rafter con capacidad de 1 
mL de muestra, haciendo un recorrido total de los campos disponibles. 

Las  muestras  que  presentaban  mayor  concentración  de  sedimentos,  impedían  el 
reconocimiento de las algas, razón por la cual fue necesario adecuarlas mediante 
diluciones, hasta obtener una visualización confiable del material. 

Para  la  determinación  de  las  diferentes  especies  de  diatomeas,  las  muestras  se 
sometieron a la siguiente rutina: 

Ø  Centrifugado a 20000 rpm durante 10 minutos 
Ø  Lavado con peróxido de hidrógeno (H2O2) 
Ø  Calentamiento en estufa a 90º C durante 1 hora 
Ø  Lavado con agua destilada 

Posteriormente,  se  procedió  al  montaje  en  placas  permanentes  para  la 
observación,  determinación  y  control  de  las  especies  presentes,  siguiendo  el 
protocolo que aparece a continuación (24). 

Ø  Colocar  1  a  4  gotas  de  la  muestra  tratada  (dependiendo  de  la  densidad) 
sobre un cubreobjetos. 
Ø  Dejar  secar  a  temperatura  ambiente  y  adicionar  1  ó  2  gotas  del  medio  de 
montaje.  En  algunos  casos  fue  necesario  acelerar  el  proceso  de  secado 
mediante el uso de estufa a 50 ­ 60º C. 
Ø  Colocar el cubreobjetos invertido sobre un portaobjetos previamente lavado 
y calentado. 
Ø  Dejar  este  montaje  en    una  placa  de  calentamiento  hasta  que la resina  se 
funda y se extienda. 
Ø  Rotular

44 
Las placas así dispuestas fueron observadas al microscopio para la determinación 
y cuantificación de las especies presentes. 

9.3.2.  Toma de muestras para análisis físico y químico:  las muestras para 


los análisis físicos y químicos del agua fueron colectadas en la canaleta de salida 
del prefiltro que se encuentra antes de los cuatro filtros lentos. 

Para  determinar  la  concentración  de  oxigeno,  las  muestras  fueron  tomadas    en 
frascos de Winkler y se fijó el oxígeno disuelto. Para los otros análisis se tomaron 
tres  muestras  por  filtro  en  frascos  plásticos  de  500mL  de  capacidad.  Los 
muestreos  se  realizaron  entre  las  7  a.m.  y  las  8  a.m.  y  fueron  llevadas  al 
laboratorio de análisis de aguas de las Empresas Publicas de Medellín, ubicado en 
las instalaciones de la planta San Fernando (Anexo A). 

9.3.3.  Técnica  para  los  análisis  físicos  y  químicos:  los  análisis  físicos  y 
químicos del agua natural que ingresa a la planta de Filtración Lenta en Arena del 
corregimiento  de  Altavista,  se  ejecutaron  siguiendo  los  procedimientos  analíticos 
que  están  descritos  en  Los  Métodos  Estándar  para  análisis  se  Agua  y  Aguas 
Residuales de la AWWA (Anexo A). 

Las  variables  cuantificadas  fueron:  la  alcalinidad  total  como  CaCO3,  dureza  total 
como  CaCO3,  fosfatos  como  PO4,  nitrógeno  amoniacal,  nitrógeno  total  (NTK), 
nitrógeno  orgánico,  nitritos,  oxigeno  disuelto,  sólidos  disueltos,  sólidos 
suspendidos y sólidos totales. 

9.3.4.  Estructura del agrupamiento de diatomeas: se estableció con los índices 
convencionales  de  diversidad  (23),  riqueza  numérica,  dominancia  (25)  y  equidad 
(26).  Estos índices tienen

45 
en  cuenta  el  hecho  de  que  en  cualquier  colección  de  individuos,  casi  sin 
excepción, se observan una o dos especies comunes dominantes, unas pocas de 
abundancia intermedia y un amplio número de especies raras y poco abundantes. 
Normalmente,  ninguna  comunidad  está  constituida  por  especies  igualmente 
cuantiosas, es decir, con una diversidad máxima, a estos índices corresponden los 
de Shannon y Weaver, el de Brillouin y el de Simpson y otros, que buscan reunir 
los  componentes  de  riqueza  y  de  equidad  en  uno  solo,  por  lo  que  se  han 
denominado  índices  de  heterogeneidad. Los  índices  de  diversidad  de  Shannon  y 
Weaver y de Brillouin son los mejor conocidos y más usados (23). 

La medida de la diversidad no es sencilla, debe tenerse en cuenta una definición 
precisa  de  los  organismos  comprendidos  en  una  comunidad  (26).  Por  ello  es 
preciso especificar los límites del tiempo durante el cual se efectuó el estudio, así 
como las fronteras espaciales del área que contiene la comunidad y la forma como 
se  llevó  a  cabo  el  muestreo.  Además,  como  ya  se  especificó,  se  requiere  una 
clasificación  taxonómica  clara  del  material  involucrado,  es  decir,  un  estudio 
cualitativo previo (23). 

Normalmente se hace referencia a la diversidad de especies, pero esto no impide 
el  tratamiento  de  cualquier  rango  taxonómico,  de  componentes  estructurales  del 
habitat  e  incluso  de  la  diversidad  trófica.  Como  muchos  organismos  no  se 
distribuyen  al  azar  en  el  área  de  muestreo,  se  debe  seguir  una  cuidadosa 
metodología  en  la  que  quede  bien  representada  la  muestra  tomada  en  forma 
verdaderamente  aleatoria,  y  que  permita  el  uso  correcto  de  los  procedimientos 
estadísticos involucrados (23). 

Ø  Índice de diversidad de Shannon y Weaver:  Según Pielou, se debe usar 
para colecciones infinitamente amplias, en las que el número de taxones es 
desconocido  y  de  las  cuales  debe  tomarse  una  muestra  aleatoria.  Su 
utilización  implica  que  todas  las  especies  de  la  población original estén

46 
representadas  en  la  muestra  y  que  dicha  población  sea  homogénea.  No 
puede  ser  usado  entonces  en  cualquier  situación,  como  se  ha  hecho 
normalmente, pues presenta un sesgo definido en muestras pequeñas (23). 

El valor máximo de este índice está dado por ln S, donde S es el número de 
taxones  en  la  muestra;  pero  normalmente  el  rango  de  valores  oscila  entre 
1.5 y 3.5, sobrepasando raramente un valor de 4.5 (23). Según Margalef, en 
los  ecosistemas  lacustres  continentales  el  fitoplancton  puede  llegar  a 
presentar  una  diversidad  muy  por  debajo  de  uno  de  los  ambientes  muy 
eutróficos y un máximo de cinco en los oligotróficos y distróficos (23). 

Para  el  cálculo  del  índice  se  utiliza  el  logaritmo  en  base  2  (log2),  pero 
puede usarse cualquier otro tipo de base, como la diez o la e del logaritmo 
natural,  que  es  la  más  usada  actualmente.  El  mismo  tipo  de  logaritmo 
usado para calcular el índice de diversidad debe ser utilizado para el cálculo 
de  los  demás  índices  relacionados.  Como  el  índice  de  equidad  y  el  de 
riqueza. De acuerdo con el tipo de logaritmo, las unidades del índice serán: 
1)  para  log2,  bits  por  individuos  o  dígitos  binarios  por  individuos;  2)  para 
loge  (ln),  bel  nat  por  individuo  o  nat  por  individuo;  3)  para  log10,  bel  por 
individuo,  dígito  decimal  por  individuo  o  decit  por  individuo.  Su  expresión 
numérica es: 

H’ =  ­ ∑ pi  ln pi 


Donde: 
ni 
Pi  = ­­­­­­

ni : número de individuos del taxón pésimo 
n : número total de individuos en la muestra. 
N = ∑ ni

47 
Ø  Índice  de  riqueza:  estos  son  una  medida  del  número  de  especies  o 
taxones  por  unidad  de  muestreo.  Los  índices  de  riqueza  de  Gleason  y  de 
Margalef son denominados índices simples de riqueza y sus valores oscilan 
entre 0 y 30, sus fórmulas son: 

Rg = ­­­­­­­­­ 
Ln n 

S ­ 1 
Rm = ­­­­­­­­­ 
Ln n 

Donde  S  es  el  número  de  taxones  registrados,  también  denominados 


riqueza numérica. 

Ambos  son  sensibles  al  tamaño  muestral,  por  lo  cual  es  recomendable 
contar  directamente  el  número  de  especies  en  muestras  de  igual  tamaño. 
En  caso  de  tamaño  maestrales  desiguales,  que  es  probablemente  la 
situación más usual, debe usarse el método denominado rarefacción. Este 
método permite comparar el número de especies entre comunidades (23). 

Ø  Modelos de abundancia de especies o modelos de equidad: Describen 
la  distribución  de la abundancia  de  especies,  es  decir, la  equidad.  Existen 
cuatro  de  estos  modelos:  la  serie  geométrica,  la  serie  logarítmica,  la 
distribución logarítmica normal y el modelo de barra rota. Cada uno de ellos 
se apoya en pruebas estadísticas que permiten observar el grado de ajuste 
de los resultados hallados al modelo teórico. 

En  general,  el  valor  de  la  equidad  es  inverso  al  valor  de  la  pendiente 
obtenida  en  los  modelos  citados  y  el  valor  de  este índice  aumenta  a partir 
de la serie geométrica hasta el modelo de barra rota, en el que la equidad 
es  1  porque  la  diversidad  alcanza  el  valor  máximo.  El  índice  de  equidad
48 
oscila entre el valor 0 como mínima equidad – mayor contaminación, menor 
diversidad  –  y  uno,  mas  equidad  –  diversidad  máxima,  menor 
contaminación ­. El más usado es el índice de equidad de Pielou. (23) 

El cual se expresa así: 
H’ 
J’ = ­­­­­­­­­ 
H’max 

Donde: 
H’: índice de diversidad de Shannon y Weaver 
H’max: índice de diversidad máxima (= ln s) 

Con  el  fin  de  establecer  que  componentes  de  la  diversidad  influenciaban 
significativamente  a  la  diversidad,  se  llevó  a  cabo  un  análisis  de  regresión  y 
correlación lineal múltiple. 

Una vez establecido qué componentes se relacionaban más con la diversidad, se 
efectuó  un  análisis  de  varianza  de  dos  vías  para  un  diseño  de  bloques.  Dicho 
análisis  tenía  como  finalidad  establecer  la  significancia  estadística  de  las 
variaciones de diversidad, riqueza y equidad entre filtros y periodos.

49 
10.  RESULTADOS 

En  total  se  hallaron  veintiuna  especies  (Tabla  3),  de  las  cuales  catorce  se 
presentaron  en  las  dos  épocas:  Pinnularia  sudetica,  Melosira  varians,  Synedra 
ulna,  Cocconeis  placentula,  Tetracyclus  rupestris,  Navicula  bryophila,  Surirella 
tenera,  Gyrosigma  acuminatum,  Cymbella  mexicana,  Diadesmis  contenta, 
Navicula  cincta,  Amphipleura  lindheimeri,  Pinnularia  nobilis,  Hantzschia 
amphioxys,.  En  la  época  seca  desaparecen  cinco  especies:  Gomphonema 
abbreviatum,  Nitzschia  dissipata,  Frustulia  rhomboides,  Stauroneis  cf.  obtusa, 
Caloneis  bacillus  y  aparecen  dos  nuevas:  Navicula  subrhynchocephala  y 
Gomphonema cf. olivaceum. (Anexo B). 

Tabla 3.  Número de Microorganismos Encontrados por Epoca en 0.5 mL 
de  Muestra,  en  los  Cuatro  Filtros.  Planta  de  Filtración.  Corregimiento  de 
Altavista. Medellín. Noviembre de 2005 y Enero – Febrero de 2006. 

ESPECIES  PERIODO LLUVIAS  PERIODO SECO 


Número de Individuos  Número de Individuos 

F1  F2  F3  F4  F1  F2  F3  F4 


Pinnularia sudetica  225  75  108  87  9  30  18  18 
Melosira varians  72  15  21  24  178  210  243  159 
Synedra ulna  48  3  0  33  21  9  48  6 
Cocconeis placentula  18  6  3  6  3  6  18  3 
Tetracyclus rupestris  12  2  3  12  0  21  93  3 
Navicula bryophila  9  2  6  6  3  0  3  0 
Surirella tenera  6  0  6  6  3  3  6  12 
Gyrosigma acuminatum  18  3  3  6  0  0  9  0

50 
PERIODO LLUVIAS  PERIODO SECO 
ESPECIES  Número de Individuos  Número de Individuos 
F1  F2  F3  F4  F1  F2  F3  F4 
Cymbella mexicana  27  0  0  12  0  3  3  0 
Diadesmis contenta  12  2  0  0  0  0  6  0 
Navicula cincta  21  0  0  0  0  0  12  0 
Amphipleura lindheimeri  9  0  0  3  3  0  0  0 
Pinnularia nobilis  6  2  0  9  0  3  0  0 
Gomphonema abbreviatum  3  2  3  3  0  0  0  0 
Hantzschia amphioxys  3  0  0  3  0  0  3  0 
Nitzschia dissipata  3  0  0  0  0  0  0  0 
Frustulia rhomboides  3  0  0  0  0  0  0  0 
Stauroneis cf. obtusa  0  0  3  3  0  0  0  0 
Caloneis bacillum  0  2  0  0  0  0  0  0 
Navicula subrhynchocephala  0  0  0  0  0  0  24  0 
Gomphonema cf. olivaceum  0  0  0  0  3  0  0  0 

Gráfico  1.  Especies  de  Diatomeas  Presentes  en  el  Filtro  1.  Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Época  de  Lluvias 
(Dic­2005).

51 
Gráfico  2.  Estructura  del  agrupamiento  de  diatomeas.  Filtro  1.  Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Epoca  de  lluvias. 
(Dic­2005). 

Las  especies  analizadas  en  los  gráficos  1  y  2  fueron  17,  de  acuerdo  a  lo 
encontrado  en  las  muestras  examinadas:  Pinnularia  sudetica,  Melosira  varians, 
Synedra  ulna,  Cocconeis  placentula,  Tetracyclus  rupestres,  Navicula  bryophila, 
Surirella tenera, Gyrosigma acuminatum, Cymbella mexicana, Diadesmis contenta, 
Navicula  cincta,  Amphipleura  lindheimeri,  Pinnularia  nobilis,  Gomphonema 
abbreviatum, Hantzschia amphioxys, Nitzschia dissipata, Frustulia romboides.

52 
Synedra ulna  Amphipleura  Cocconeis placentula 
9%  lindheimeri 
Surirella tenera  1% 
1%  1% 
Gomphonema cf . 
Pinnularia sudetica  olivaceum 
4%  1% 

Navicula bryophila 
1% 

Melosira varians 
80% 

Gráfico  3.  Especies  de  Diatomeas  Presentes  en  el  Filtro  1.  Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Época  Seca  (Feb 
2006). 

Gráfico  4.  Estructura  del  agrupamiento  de  diatomeas.  Filtro  1.    Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Epoca  Seca.  (Feb 
2006).
53 
Las especies encontradas en los muestreos que realizaron durante la época seca 
fueron 8 y se pueden apreciar en los gráficos 3 y 4: Pinnularia sudetica, Melosira 
varians, Synedra ulna, Cocconeis placentula, Navicula bryophila,  Surirella  tenera, 
Amphipleura lindheimeri, Gomphonema cf. olivaceum 

En  los  gráficos  1,  2,  3  y  4  se  pueden  apreciar  las  especies  de  Diatomeas  y  su 
estructura  de  agrupamiento  de  acuerdo  a  la  densidad  por  individuos  en  el  filtro 
número 1 en cada una de las dos épocas climáticas.

Pinnularia sudetica.
Pinnularia nobilis. 2%
66%
Nav icula bryophila.
2%

Melosira v arians.
13%

Gyrosigma
acuminatum. 3%

Synedra ulna. 3%
Gomphonema
abbrev iatum. 2% Caloneis bacillum.
2%
Diadesmis Cocconeis
contenta. 2% placentula. 5%
Tetracyclus rupestris.
2%

Gráfico 5.  Especies  de  Diatomeas  Presentes  en  el  Filtro  2.  Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Época  de  Lluvias 
(Dic­2005).

54 
Gráfico  6.  Estructura  del  agrupamiento  de  diatomeas.  Filtro  2.    Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Epoca  de  Lluvias. 
(Dic 2005). 

En el periodo lluvioso de diciembre de 2005 se recolectaron muestras en el filtro  2 
de la planta  de Altavista  y  se encontraron 11 especies algales de diatomeas que 
se  encontraro:  Pinnularia  sudetica,  Melosira  varians,  Synedra  ulna,  Cocconeis 
placentula,  Tetracyclus  rupestres,  Navicula  bryophila,  Gyrosigma  acuminatum, 
Diadesmis  contenta,  Pinnularia  nobilis,  Gomphonema  abbreviatum,  Caloneis 
bacillum.

55 
Gráfico  7.  Especies  de  Diatomeas  Presentes  en  el  Filtro  2.  Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Época  Seca  (Feb 
2006). 

Gráfico  8.  Estructura  del  agrupamiento  de  diatomeas.  Filtro  2.    Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Epoca  Seca.  (Feb 
2006).

56 
Durante el periodo seco, se hizo el muestreo del filtro 2 y los resultados obtenidos 
sólo muestran 8 especies encontradas, que se pueden apreciar en los gráficos 7 y 
8,  dichas  especies  son  listadas  a  continuación.  Pinnularia  sudetica,  Melosira 
varians,  Synedra  ulna,  Cocconeis  placentula,  Tetracyclus  rupestres,  Surirella 
tenera, Cymbella mexicana, Pinnularia nobilis. 

Los  gráficos  5,  6,  7  y  8  muestran  el  comparativo  porcentual  de  las  especies  de 
diatomeas  y  la  densidad  de individuos  respectivamente  encontradas en  el  filtro  2 
para las dos épocas climáticas.

Navicula bryophila.
4% Pinnularia sudetica.
69%

Melosira varians.
13%
Stauroneis cf.
obtusa. 2%

Gyrosigma
acuminatum. 2%

Surirella tenera. 4%

Cocconeis
Gomphonema Tetracyclus rupestris.
placentula. 2%
abbreviatum. 2% 2%

Gráfico  9.  Especies  de  Diatomeas  Presentes  en  el  Filtro  3.  Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Época  de  Lluvias 
(Dic­2005).

57 
Gráfico  10.  Estructura  del  agrupamiento  de  diatomeas.  Filtro  3.    Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Epoca  de  Lluvias. 
(Dic 2005). 

Los  hallazgos  encontrados  en  los  análisis  de  las  muestras  tomadas  en  el  filtro  3 
para el periodo lluvioso de diciembre de 2005, detallan la presencia de  9 especies 
representativas:  Pinnularia  sudetica,  Melosira  varians,  Cocconeis  placentula, 
Tetracyclus  rupestres,  Navicula  bryophila,  Surirella  tenera,  Gyrosigma 
acuminatum, Gomphonema abbreviatum, Stauroneis cf. obtusa.

58 
Gráfico  11.  Especies  de  Diatomeas  Presentes  en  el  Filtro  3.  Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Época  Seca  (Feb­ 
2006). 

Gráfico  12.  Estructura  del  agrupamiento  de  diatomeas.  Filtro  3.    Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Epoca  Seca.  (Feb 
2006).
59 
En  las  muestra  tomadas  en  el  filtro  3  durante  la  epoca  seca  se  hallaron  las  13 
especies  siguientes:  Pinnularia  sudetica,  Melosira  varians,  Synedra  ulna, 
Cocconeis  placentula,  Tetracyclus  rupestres,  Navicula  bryophila,  Surirella  tenera, 
Gyrosigma acuminatum, Cymbella mexicana, Diadesmis contenta, Navicula cincta, 
Hantzschia amphioxys, Navicula subrhynchocephala. 

En los gráficos 9 y 10 se pueden apreciar las especies de diatomeas distribuidas 
porcentualmente  para  la  epoca  de  lluvias  en  el  filtro  3  y  los  gráficos  11  y  12  se 
presenta la estructura de agrupamiento de individuos para la época seca. 

Gráfico  13.  Especies  de  Diatomeas  Presentes  en  el  Filtro  4.  Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Época  de  Lluvias 
(Dic­2005).

60 
Gráfico  14.  Estructura  del  agrupamiento  de  diatomeas.  Filtro  4.    Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Epoca  de  Lluvias. 
(Dic 2005). 

En el filtro 4, se hallaron 14 especies para el periodo lluvioso: Pinnularia sudetica, 
Melosira  varians,  Synedra  ulna,  Cocconeis  placentula,  Tetracyclus  rupestres, 
Navicula  bryophila,  Surirella  tenera,  Gyrosigma  acuminatum, Cymbella mexicana, 
Amphipleura  lindheimeri,  Pinnularia  nobilis,  Gomphonema  abbreviatum, 
Hantzschia amphioxys, Stauroneis cf. obtusa.

61 
Synedra ulna 
Surirella tenera  Tetracyclus rupestris 
3% 
6%  1% 

Cocconeis placentula 
1% 
Pinnularia sudetica 
9% 

Melosira varians 
79% 

Gráfico  15.  Especies  de  Diatomeas  Presentes  en  el  Filtro  4.  Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Época  Seca  (Feb 
2006). 

Gráfico  16.  Estructura  del  agrupamiento  de  diatomeas.  Filtro  4.    Planta  de 
Filtración  Lenta  en  Arena  –  Corregimiento  de  Altavista.  Epoca  Seca.  (Feb 
2006).
62 
En el periodo seco, se presentaron 6 especies para el filtro 4: Pinnularia sudetica, 
Melosira  varians,  Synedra  ulna,  Cocconeis  placentula,  Tetracyclus  rupestrs, 
Surirella tenera. 

En  el  gráfico 17,  se  aprecia  de forma  general  el  comportamiento  de las  especies 
dominantes según el periodo climático. 

PROMEDIOS DE LAS PRINCIPALES ESPECIES 

200 
180 
160 
140 
120 
Esp/05 ml  100 
80 
60 
40 
20 

Pinnularia sudetica  Melosira varians 
PERIODO LLUVIAS  124  33 
PERIODO SECO  19  198 

Gráfico  17.  Comportamiento  de  las  Especies   Pinnularia  sudetica  y Melosira 


varians en Cuanto el  Promedio del Crecimiento. Corregimiento de Altavista. 
Periodo de Lluvia y periodo seco. Diciembre 2005 y Enero – Febrero 2006.

63 
Figura 9. Imagen de la Especie Algal  Melosira varians. 

Figura 10.  Imagen de la Especie Algal  Pinnularia sudetica. 

Finalmente,  La  regresión  lineal  múltiple  efectuada  entre  la  diversidad  y  sus 
componentes presentó la siguiente ecuación: 

H’ = ­ 0.77 + 0.05S + 2.92E  α = 0.0000, R 2  = 99.9%, SE = 0.018 


Donde: 
H: Diversidad según Shannon y Weaver 
S: Riqueza de especies 
E: Índice de equidad

64 
En  la  ecuación  anterior  se  observa  que  sólo  la  riqueza  y  la  equidad  mostraron 
relación  significativa  con  la  diversidad.  Para  estas  variables  se  realizó  el  análisis 
de varianza, en el que la riqueza de diatomeas no presentó variación significativa 
ni  entre  filtros  (α  =  0.8197)  ni  entre  periodos  (α  =  0.2710).  Igual  sucedió  para  la 
equidad entre filtros (α = 0.9156) y periodos (α = 0.2628) y para la diversidad (α = 
0.9575 para filtros, α = 0.2683 para periodos). 

Gráfico 18. Estructura Promedio de los Filtros para el Periodo Lluvioso.

65 
Gráfico 19. Estructura Promedio de los Filtros para el Periodo Seco. 

En los gráficos 18 y 19, puede verse que aunque la riqueza y la densidad medias 
fueron mayores durante el periodo lluvioso, dado que la dominancia de uno de los 
taxones (Melosira varians) fue mayor en el periodo seco (D = 0.54) la diversidad y 
la equidad medias disminuyeron ostensiblemente hacia este periodo. 

En  las  Tablas  4  y  5  que  aparecen  a continuación  se  presentan los resultados  de 


los  análisis  físicos  y  químicos  del  agua  natural  que  ingresa  a  la  planta  de 
tratamiento  biológico  del  Corregimiento  de  Altavista  para  los  diferentes  periodos 
climáticos.

66 
Tabla  4.  Análisis  Físicos  y  Químicos  del  Agua  Natural  en  la  Planta  de 
Filtración  Lenta  de  Arena.  Corregimiento  de  Altavista.  Medellín.  Octubre 
2005. 

Acueducto Veredal Altavista 
Informe de Análisis – Periodo Lluvioso 
Fecha de recolección 2005/10/31 

Análisis Físico Químico 

Limt.  Fecha 
Parámetro  Valor  Unidades  Método  Det.  Análisis 

Alcalinidad, como 
CaCO3  51.4  mg/L  Titulométrico  0.3  2005­11­01 
Dureza Total, CaCO3  41.6  mg/L  Titulométrico  2.0  2005­11­01 
Fosfatos, PO4  0.041  mg/L  Colorimétrico  0.011  2005­10­31 
Nitrógeno Amoniacal, 
NH3  < 0.18  mg/L  Titulación  0.18  2005­11­02 
Nitrógeno Total, NTK  0.74  mg/L  Titulación  0.09  2005­11­16 
Nitrógeno Orgánico  0.74  mg/L  Diferencia  0.09  2005­11­18 
Nitritos, NO2  0.007  mg/L  Colorimétrico  0.001  2005/11/31 
No 
Oxigeno Disuelto, O2  9  mg/L  Winkler  definido  2005/10/31 
Sólidos Disueltos  101  mg/L  Gravimétrico  0  2005­11­02 
Sólidos Suspendidos  12  mg/L  Gravimétrico  2  2005­11­02 
Sólidos Totales  113  mg/L  Gravimétrico  14  2005­11­02 
No 
Temperatura  17.7  °C  Potenciom.  definido  2005­11­02 
pH  7.4  ­  Potenciom.  0.1  2005­11­02

67 
Tabla  5.  Análisis  Físicos  y  Químicos  del  Agua  Natural  en  la  Planta  de 
Filtración Lenta de Arena. Corregimiento de Altavista. Medellín. Enero 2006. 

Acueducto Veredal Altavista 
Informe de Análisis – Periodo Seco 
Fecha de recolección 2006/1/31 

Análisis Físico Químico 

Limt.  Fecha 
Parámetro  Valor  Unidades  Método  Det.  Análisis 

Alcalinidad, como 
CaCO3  53.2  mg/L  Titulométrico  0.3  2006­02­01 
Dureza Total, CaCO3  44.6  mg/L  Titulométrico  2.0  2006­02­01 
Fosfatos, PO4  0.061  mg/L  Colorimétrico  0.011  2006­01­31 
Nitrógeno Amoniacal, 
NH3  < 0.22  mg/L  Titulación  0.18  2006­02­01 
Nitrógeno Total, NTK  0.86  mg/L  Titulación  0.09  2006­02­16 
Nitrógeno Orgánico  0.86  mg/L  Diferencia  0.09  2006­02­17 
Nitritos, NO2  0.009  mg/L  Colorimétrico  0.001  2006/02/17 
No 
Oxigeno Disuelto, O2  8  mg/L  Winkler  definido  2006/01/31 
Sólidos Disueltos  142  mg/L  Gravimétrico  0  2006­01­02 
Sólidos Suspendidos  22  mg/L  Gravimétrico  2  2006­01­02 
Sólidos Totales  125  mg/L  Gravimétrico  14  2006­01­02 
No 
Temperatura  18.3  °C  Potenciom.  definido  2006­01­02 
pH  7.3  ­  Potenciom.  0.1  2006­01­02

68 
11.  DISCUSIÓN 

Los  datos  experimentales  para  el  comportamiento  de  las  algas  en  dos  periodos 
climáticos  diferentes,  lluvioso  y  seco  se  presentan  en  la  Tabla  3.  En  esta  tabla 
están  enumeradas  las  especies  de  diatomeas  que  fueron  identificadas  y 
clasificadas  por  filtro  y  por  periodo  climático.  De  las  veintiuna  especies  halladas, 
las que tuvieron un mayor recuento fueron: Pinnularia sudetica,  Melosira varians, 
Synedra ulna, Cocconeis plancetula, Tetracyclus rupestris y Navícula bryophila. El 
resto  de  especies  tenían  crecimiento  esporádico  y  bajo,  por  lo  cual  se  considera 
que su influencia en la obturación de los filtros no es representativa. 

Las especies Pinnularia sudetica, Melosira varians y Synedra ulna sobre salen por 
su crecimiento poblacional, mostrando un comportamiento sui generis, permitiendo 
deducir que para el caso de Pinnularia sudetica la época lluviosa proporciona las 
condiciones  ideales  para  su  crecimiento,  mostrando  una  relación  de  3:1  con 
respecto a Melosira varians y de 4.5:1 con Synedra ulna. Si se tiene en cuenta que 
estas dos especies suman un 25% del total encontrado, se puede decir que tienen 
un ambiente propicio para su desarrollo en esta época (gráfico 1). De igual forma 
al hacer el análisis del crecimiento poblacional de las especies de la época seca, 
es  necesario  resaltar  que  este  influye  de  manera  directa  en  el  destacado 
crecimiento  de  Melosira  varians  con  respecto  a  Pinnularia  sudetica  que  sufre  un 
decrecimiento  abrupto,  en  tanto  que  Synedra  ulna  mantiene  en  términos 
porcentuales su mismo crecimiento sin importar la época climática. Las relaciones 
proporcionales que se establecen son de 20:1 y 8.8:1 respectivamente (gráfico 3).

69 
De  las  especies  predominantes,  se  pudieron  determinar  en  el  Filtro  1  durante  la 
epoca  lluviosa  Pinnularia  sudetica  en  un  45%,  Melosira  varians  en  un  15%  y 
Synedra ulna en un 10%. En la época seca la especie Synedra ulna, en orden de 
magnitud  permanece  constante  es  su  número  mientras  que  Pinnularia  sudetica 
disminuyó de forma alarmante como se hizo énfasis anteriormente, a diferencia de 
Melosira  varians  que  con  el  80%  del  total  de  las  especies  se  hace  mucho  más 
predominante.  Con  los  gráficos  2  y  4  se  pueden  correlacionar  los  resultados 
expresados en los gráficos 1 y 3, ya que estos muestran la densidad absoluta de 
individuos por especie según el periodo climático. 

En  el  análisis  comparativo  del  Filtro  2,  se  puede  apreciar  un  comportamiento 
similar  al  del  Filtro  1,  la  diferencia  es  marcada  por  el  tamaño  poblacional  de  las 
especies, atribuible al grado de obturación del filtro en el momento del muestreo, 
sin  embargo  conserva  el  predominio  de  las  mismas  especies  al  igual  que  en  el 
Filtro 1, para este caso la proporción de predominancia de Pinnularia sudetica con 
respecto a Melosira varians es de 5:1 en la época lluviosa y para la época seca la 
relación es de 1:7. (Gráficos 5 y 7). Es notoria la casi desaparición de la especie 
Synedra  ulna  en  las  dos  épocas  climáticas.  Por  otro  lado,  la  relación  entre 
Melosira varians con respecto a Tetracyclus rupestris en la época seca es de 10.5: 
1  situación  que  es  válida  tenerla  en  cuenta  ya  que  representa  un  número 
significativo de individuos (Gráfico 7). 

En  el  Filtro  2  para la  época  de  seca Synedra  ulna  no  tiene  protagonismo  con  su 
3%,  a  diferencia  del  Filtro  1,  inclusive  superada  por  Cocconeis  plancetula  que 
tiene  un  peso  del  5%  del  total  de  especies,  mientras  que  Pinnularia  sudetica  y 
Melosira  varians  siguen  superando  a  todas  las  de  más  con  el  66%  y  13% 
respectivamente.  Situación  que  cambia  en  la  época  seca  ya  que  aparece  la 
especie Tetracyclus rupestris, aportando un 7% del total del número de individuos, 
presentándole  competencia  a  Pinnularia  sudetica  que  aparece  con  un  11%. 
Melosira  varians  con  un  74%  permanece  con  un  comportamiento  similar  al  del 
Filtro  1  para  la  misma  época.  De  igual  forma  este  comportamiento  se  puede
70 
confirmar  con  los resultados  representados en  los  gráficos  6  y  8  de  la  estructura 
de agrupamiento de individuos. 

Para  el  Filtro  3  el  análisis  comparativo  de  crecimiento  poblacional  en  los 
microorganismos  muestra  el  mismo  comportamiento  similar  en  los  filtros 
analizados para la época lluviosa (Gráfico 9),  más no para la época seca ya que 
allí reaparece Synedra ulna aportando un 10% de la población total y merece una 
especial  mención  la  especie  Tetracyclus  rupestris  con  un  19%  del  total.  En  este 
punto  se  podría  concluir  que  las  especies  Pinnularia  sudetica  y  Melosira  varians 
son  competidoras  exclusivas  y  que  su  predominio  estaría  directamente 
relacionado  con  los  periodos  climáticos,  si  no  es  por  la  aparición  de  estas 
especies.  La  relación  de  Pinnularia  sudetica  es  de  5:1  con  respecto  a  Melosira 
varians en el periodo lluvioso y en el seco es de 1:6. En la época seca la relación 
proporcional entre Synedra ulna y Tetracyclus rupestris  con respecto a lMelosira 
varians es de 5:1 y de 2.6:1 respectivamente (Gráfico 11). 

Durante  la  época  lluviosa  en  el  Filtro  3  la  especie  Tetracyclus  rupestris  casi 
desaparece  con  su  2%;  mientras  que  Pinnularia  sudetica  con  el  69%  y  Melosira 
varians  con  el  13%    mantienen  su  presencia  “normalizada”;  a  diferencia  de  la 
época  seca,  en  donde  ella  pierde  predominancia  con  un  50%  frente  a  otros 
individuos  tales  como:  Tetracyclus  rupestris  19%,  Synedra  ulna  10%,  Navicula 
subrhynchocephala  5%,  Cocconeis  plancetula  4%.  Inclusive  Pinnularia  sudetica 
4%, no solo es superada por la Tetracyclus rupestris, sino por otras especies que 
no  habían  tenido  protagonismo  anteriormente.  Nuevamente  la  estructura  de 
agrupamiento de diatomeas tiene similar comportamiento a los anteriores análisis 
por  filtro  muestreado  y  por  periodo  climático,  allí  se  puede  apreciar  la  densidad 
absoluta de Melosira varians, con respecto a otras especies en donde sobresale la 
Tetracyclus rupestris. 

Finalmente,  el  análisis  comparativo  de  las  especies  que  sobre  salen  por  su 
crecimiento  en  el  filtro  4  se  encontró  que  para  la  época  de  lluvias  la  especie
71 
Pinnularia  sudética  es  la  que  presenta  un  mayor  crecimiento  con  respecto  a 
Melosira  varians,  con  una  relación  proporcional  de  3.7:1,  además,  aparece  la 
especie  Synedra  ulna  con  crecimiento  aún  mayor  de  Melosira  varians,  teniendo 
una relación con respecto a Pinnularia sudètica de 2.7:1 (Gráfico 13). En la época 
seca Melosira varians continua con su comportamiento “normal” con respecto a los 
otros filtros anteriormente analizados, en este filtro y para esta época aparece una 
especie diferente Surirella tenera, con una participación porcentual del 6% lo cual 
es significativa si se compara con Pinnularia sudetica que aparece con un 9%. Por 
lo  tanto  la  relación  proporcional  de  Melosira  varians  con  respecto  a  estas  dos 
especies es de 13:1 y de 8.7:1 respectivamente (Gráfico 15) 

En  Filtro  4  en  epoca  de  lluvias,  las  especies  Synedra  ulna,  Melosira  varians  y 
Cymbella mexicana juntas aportan un 31% (15%, 11% y 6% respectivamente) del 
total  del  número  de  individuos,  lo  cual  constituye  una  competencia  fuerte  a 
Pinnularia  sudetica  que  ella  sola  aporta  un  41%.  En  este  filtro  Melosira  varians 
continua su aporte predominante con un 79%; aparece la especie Surirella tenera 
con un 6% frente al 9 % de Pinnularia sudetica. 

En filtros lentos evaluados en Estados Unidos y Europa  se pudo determinar que la 
técnica  de  mantenimiento  (raspado)  es  un  factor  determinante  para  que  estas 
unidades puedan o no funcionar adecuadamente (16). Existe la posibilidad que la 
operación y actividades limpieza de los filtros en la planta filtración lenta en arena 
del  corregimiento  de  Altavista  no  sea  bien  ejecutada,  por  lo  tanto,  la  relación 
existente  entre  la  población  de  algas  remanentes  en  el  filtro  después  de  la 
limpieza y de la técnica o forma de hacer el raspado al medio filtrante daría como 
resultado un crecimiento anormal de las diatomeas y que con ello el taponamiento 
demasiado  rápido  del  filtro,  es  decir  que  haya  necesidad  de  volverle  a  hacer 
mantenimiento antes de 2 o 3 meses.

72 
Con respecto a los resultados obtenidos de los análisis físicos y químicos del agua 
natural influente de la planta de filtración lenta y mostrados en las Tablas 4 y 5, no 
aportan un factor determinante que pueda indicar que el sobre crecimiento de las 
especies de algas diatomáceas, ya que las concentraciones de los compuestos de 
nitrógeno  y  de  fósforo  son  de  0.74  mg/L  y  de  0.061  mg/L  respectivamente,  las 
cuales son muy bajas como para tenerlas en cuenta. Lo que indica que no hay una 
relación directa entre estas variables y la presencia de estas especies algales (28). 

Tal como fueron descritas por Mervin Palmer (2) y Samuel Murgel Branco (27), las 
algas,  especialmente las  Diatomeas,  son  obturadoras  de  filtros  en las  estaciones 
de  tratamiento  de  agua  potable.  Estos  estudios  confirman  de  manera  clara  lo 
hallado  en  los  filtros  de  la  planta  tratamiento  biológico  del  corregimiento  de 
Altavista  del  municipio  de  Medellín.  Las  especies  Pinnularia  sudetica,  Melosira 
varians,  Tetracyclus  rupestris,  Synedra  ulna,  Cocconeis  plancetula,  Navicula 
subrhynchocephala,  Cymbella  mexicana  y  Surirella  tenera,  entre  otras,  son 
diatomeas que causan la obturación de los filtros y por ello se tiene un aumento en 
la frecuencia del mantenimiento de estos, pasando de 2 o 3 meses de jornadas de 
filtración  a  realizar  cada  15  días  el  raspado  de  la  capa  superficial,  disminuyendo 
con  ello  la  eficiencia  en  la  producción  de  agua  potable  en  cuanto  a  cantidad  se 
refiere. 

Con  este  hallazgo  se  puede  confirmar  la  hipótesis  planteada  al  inicio  de  este 
estudio.  Por  consiguiente,  se  recomienda  para  posteriores  estudios  que  en  otras 
plantas  de  este  tipo,  se  analice  la  presencia  de  estos  microorganismos  y  se 
puedan implantar medidas preventivas. Asimismo, se pueda hacer una asociación 
de este crecimiento con los nutrientes que pueden estar presentes en el agua que 
alimentan estas estaciones. 

En  resumen,  los  periodos  climáticos  influyen  en  modo  directo  en  el  desarrollo 
poblacional de los microorganismos presentes en los filtros lentos de arena de la 
planta  del  corregimiento  de  Altavista.  De  igual  forma  se  llega  a  la  conclusión  de
73 
que el periodo lluvioso favorece las condiciones necesarias para el desarrollo de la 
Pinnularia  sudetica  y  de  igual  forma  se  constituye  un  impedimento  para  la 
Melosira  varians,  que  precisamente  se  caracterizó  en  todo  el  estudio  por  ser  la 
especie dominante en los periodos secos. De la misma  manera se establece que 
ambas  especies  está  siempre  presentes  en  la  capa  biológica  de  los  filtros  y  que 
son los responsables de la obturación de los mismos, lo cual corrobora la hipótesis 
planteada al inicio de la investigación. 

Con  respecto  a  las  demás  especies,  su  presencia  es  intermitente,  pero 
representativa,  pues  su  porcentaje  de  predominio  en  algunos  casos  es  igual  o 
superior a las que se han encontrado con mayor prevalencia. 

En este punto es necesario hacer la relación entre las condiciones climáticas y las 
condiciones  óptimas  para  el  desarrollo  de  las  especies,  teniendo  en  cuenta  que 
para el crecimiento del fitoplancton son esenciales los nutrientes y la luz, pues son 
quienes  regulan  su  crecimiento  (28).  En  época  de  lluvias  los  nutrientes  y  la  luz 
disminuyen y  en la  época de sequía, estos se concentran. 

Observando  el  comportamiento  del  crecimiento  de  las  especies,  en  época  seca, 
donde  se  presenta  mayor  intensidad  de  luz  y  concentración  de  nutrientes,  se 
beneficia  la  especie  Melosira  varians  (Figura  9)  y  en  época  de  lluvias,  donde  se 
presenta  menor  intensidad  de  luz  y  concentración  de  nutrientes,  se  beneficia  la 
especie Pinnularia sudetica, (Figura 10). 

Teniendo  en  cuenta  que  la  jornada  de  los  filtros  en  épocas  de  lluvias  no  están 
cumpliendo la jornada de filtración esperada que es de tres meses, mínimo dos, es 
importante  hacerle  un  seguimiento  a  la  especie  Pinnularia  sudetica  en  cuanto  al 
crecimiento  poblacional,  a  su  composición,  tamaño  y  otros  parámetros que

74 
podrían tener efectos sobre la capa biológica, ya que su presencia impide el paso 
del agua; no tanto así a la especie Melosira varians (Figura 9), quien a pesar de su 
gran  crecimiento  poblacional  que  presenta  en  época  seca,  las  jornadas  de 
filtración no se afectan significativamente.

75 
12.  CONCLUSIONES 

Ø  Las especies de algas diatomáceas identificadas en las muestras tomadas de 
la capa biológica de los filtros de la planta de Altavista son catalogadas como 
obturadoras y esto se puede correlacionar como una causa  del taponamiento 
de estas de unidades de filtración. 

Ø  Las especies Pinnularia sudetica, Melosira varians, Synedra ulna, Tetracyclus 
rupestris son las especies de diatomeas que tienen una mayor predominancia 
con  relación  las  otras  halladas  en  los  diferentes  muestreos  de  los  cuatro 
filtros. 

Ø  El periodo lluvioso favorece las condiciones necesarias para el desarrollo de 
la Pinnularia sudetica y de igual forma se constituye un impedimento para la 
Melosira varians, que precisamente se caracterizó en todo el estudio por ser 
la especie dominante en los periodos secos. 

Ø  No  parece  existir  una  correlación  directa  de  compuestos  de  nitrógeno  y 
fósforo  encontrados  en  los  análisis  físicos  y  químicos,  ya  que  la 
concentración  de estos  es  menor  o igual  a  0.74  mg/mL  lo  cual es  muy  baja 
con respecto a lo exigido en el decreto 1594 de 1984 artículo 38.

76 
13. RECOMENDACIONES 

Ø  Se debe realizar un estudio de las actividades antrópicas en las cuencas de 
las  quebradas  La  Piedra,  La  Buga  y  Patio  Bonito,  con  el  fin  de  identificar 
cuáles  son las  posibles  fuentes  de  nutrientes  que  permiten la  proliferación 
de las algas diatomáceas. 

Ø  Se deben instalar barreras que impidan la entrada de luz solar directa a los 
filtros con el fin de controlar un factor determinante del crecimiento de algas 
en los filtros. 

Ø  Se  debe  construir  un  sistema  de  control  de  picos  de  turbiedad  con  el  fin 
atenuar  en  época  de  lluvias  el  incremento  de  esta  variable  que  influye 
directamente en el aporte de material biológico a los filtros. 

Ø  En investigaciones posteriores se deben analizar la relación existente entre 
estos  picos  de  turbiedad  con  respecto  al  incremento  de  la  población  de 
algas y a su vez en la disminución de las jornadas de filtración.

77 
BIBLIOGRAFIA 

(1)  CANEPA  DE  VARGAS,  Lidia,  PEREZ,  José,  Manual  I,  II  y  III:  Teoría  y 
Evaluación.  Diseño,  Operación,  Mantenimiento  y  Control.  Perú.  Lima, 
OPS/CEPIS, 1992. 

(2)  PALMER,  Mervin.  Algas  en  Abastecimiento  de  Agua:  Manual  Ilustrado. 
EEUU. Ohio: Cincinnati, Ed. Interamericana, 1955. 91 p. 

(3)  PUIG, Alba. Bioindicadores (= indicadores biológicos) [en línea]. Argentina 
(2006);  p.  3.  Cricyt  ­  Conicet.  <http://www.cricyt.edu.ar/ 
enciclopedia/terminos/Bioindic.htm ­ 18k > [consulta: 15 Agosto. 2006]. 

(4)  HAZEN, A., The Filtration of Water Public Supplies, 3 rd  edition, USA. New 


York, ed. Jhon Wiley and Sons, 1913. 

(5)  Alcaldía  de  Medellin.  Estudio  Estadístico  de  2004  [en  línea].  Medellin, 
Colombia  (2004);  p.  7.  Alcaldía  de  Medellin.  < 
http://www.medellin.gov.co/alcaldia/jsp/modulos/mapaSitio/index.jsp?id 
Pagina=801> [consulta: 15 Agosto. 2006].

78 
(6)  DI  BERNADO,  Luiz.  Congreso  Brasileiro  de  Engenharia  Sanitaria  e 
Ambiental:  Estudo  qualitativo  e  quantitativo  da  comunidade  biotica 
presente  em  um  sistema  de  prefiltro  e  filtro  lento  para  tratamento  de 
aguas  de  abastecimento.  Brasil.  Sao  Carlos:  Escola  de  Engenharia  de 
Sao Carlos, 1991. 150­175 p. 

(7)  GALVIS,  Gerardo.  VISSCHER,  Jan  Teun.  Proyecto  Integrado  de 


Investigación y Demostración en Filtración Lenta en Arena: Informe Final, 
Versión Resumida. Colombia. Cali, CINARA, 1989. 150 p. 

(8)  BAKER,  M.,  The  Quest  for  Pure  Water:  Journal  AWWA,  vol.  1.  USA. 
Denver, 1948. 

(9)  LOGSDON,  Gary  S,  KOHNE,  Roger,  ABEL,  Solomon,  LABONDE, 


Shawn.  Slow  sand  filtration  for  small  water  systems,  NRC  [en  línea] 
Canada  (2002);  p.  3.  National  Research  Council  Canada  < 
http://jees.nrc.ca/ > [consulta: 15 Agosto. 2006]. 

(10)  ARBOLEDA,  Jorge,  VILLAQUIRAN,  H.,  Comparación  de  Costos  entre 


Plantas  de  Potabilización  de  Agua  Convencionales  y  Plantas  de 
Tecnología    Latinoamericana,  Colombia.  Cali,  ACODAL,  1982.  106  – 
109p. 

(11)  GALVIS,  Gerardo.  FERNANDEZ,  J.,  Manual  de  Diseño,  Operación  y 


Mantenimiento  de  Filtros  Gruesos  Dinámicos.  Versión  Preliminar. 
Colombia. Cali, CINARA – IRCWD, 1991.

79 
(12)  HUISMAN,  L.,  WOOD,  W.E.,  Slow  Sand  Filtration:    World  Health 
Organization, Switzerland. Geneva, 1974. 

(13)  SANCHEZ, Luis., LATORRE, Jorge, GALVIS, Gerardo, Comportamiento 
de  la  Población  de  algas  y  Protozoos  después  de  la  Limpieza  de  la 
Biomembrana en un Filtro Lento de Arena: XX Congreso de Brasilero de 
Ingeniería Sanitaria y Ambiental. Brasil. Rio de Janeiro, 1999. 

(14)  YAO, K., HABIBIAN, M., O’MELIA, Ch., Water and wastewater Filtration: 
Concepts  and  applications,  Vol.5.  USA.  Enviromental  Science  and 
Technology. 1971, 1105 p. 

(15)  BRYCK,  J.,  SKLENAR,  J.,  Slow  Sand  Filtration  for  Giardia  Lamblia 
Removal:  Village  of  100  Mile  House,  B.  C.  West  Vancouver,  Dayton  & 
Knigth Ltd, 1986. 

(16)  BELLAMY,  W.,  SILVERMAN,  G.,  HENDRICKS,  D.,  Removing      Giardia 


Cysts with Slow Sand Filtration. Journal  AWWA. vol.77, USA. 1985. 

(17)  MUHAMMAD, N., ELLIS, K., PARR, J., SMITH, M., Optimization of slow 
sand filtration. Reaching the unreached: challenges for the 21st century. 
22nd WEDC Conference, India. New Delhi, 1996. 283­285 p. 

(18)  PALMATEER, G., MANZ, D., JURKOVIC, A., McLONIS, R., UNGER, S., 
KWAN,  K.,  DUTKA,  B.,  Toxicant  and  Parasite  Challenge  of  Manz

80 
Intermittent  Slow  Sand  Filter:  Environmental  Toxicology,  vol.  14,  1999. 
217 – 225 p. 

(19)  BUZUNIS, B., Intermittently Operated Show Sand Filtration: A New Water 
Treatment  Process.  MSc  Thesis,  Canada.  University  of  Calgary,  1995. 
163p. 

(20)  CUSTODIO, E., LLAMAS, M., Hidrología Subterránea, 2 tomos. Omega, 
1983. 2350 p. 

(21)  DI  BERNADO,  Luiz.  Congreso  Brasileiro  de  Métodos  y  Teorías  de 
tratamiento  de  agua.  Brasil.  Rio  de  Janeiro:  Asociación  Brasilera  de 
Ingeniería Sanitaria y Ambiental, 1993. 1­ 498 p. 

(22)  Di  BERNARDO,  Luiz,  Plantas  de  Potabilización  de  Filtración  directa.  III 
Curso  Internacional  de  Plantas  de  Potabilización,  Universidad  Nacional 
de Colombia. Facultad de Ingeniería. Santafé de Bogota, DC. 1999. 10 p. 

(23)  RAMIREZ,  J.,  Fitoplancton  en  Agua  Dulce,  Primera  edición.  Colombia. 
Medellín, Ed.  Universidad de Antioquia. 2000. 

(24)  SALVADO,  H.,  GRACIA,  M.,  Determination  of  Organic  Loading  Rate  of 
Activated  Sludge  Plants  Based  on  Protozoan  Analysis,  Vol.  27, 
Water Research WATRAG,  1993,  891­895 p.

81 
(25)  DIAS, Andre,  AIRES, Catarina, ALVES, Nuno, CATARINO, Rui. Estudio 
de la  relacion  abundancia – biomasa [en línea]. Faro, Portugal (2002); 
p.  5.  Universidad  de  Algarbe.  <http://www.ualg.pt/npfcma 
/docs/trab_bmp/obII_ abund_biomassa.pdf > [consulta: 28 Junio. 2006]. 

(26)  PIELOU,  E.,  An  introduction  to  mathematic  ecology,  USA.  New  York: 
Wiley, 1969. 286 p. 

(27)  BRANCO,  S.,  Hidrobiología  Aplicada  a  la  Ingeniería  Sanitaria,  3 ra 


Edición, Brasil. Sao Paulo, 1986. 365 – 368 p. 

(28)  ROLDAN  P.,  Gabriel  A.  Bioindicación  de  la  Calidad  del  Agua  en 
Colombia. Ed. Universidad de Antioquia. Medellín, 2003. 6 – 7 p.

82 
ANEXOS 

ANEXO A 

Procedimientos de Análisis Físicos­químicos: Standard Methods for the 
Examination of Water and Wastewater 

EMPRESAS PUBLICAS DE MEDELLIN, E.S.P 
GERENCIA DE AGUAS 
CONTROL CALIDAD AGUAS 
ANALISIS DE LABORATORIO 
2006 

ANALISIS  METODO Ref. Standard methods 
ANALISIS FISICOQUIMICOS 
Color Aparente  Espectrofotométrico 
Turbiedad  Nefelométrico, 2130­B 
Alcalinidad total  Titulométrico, 2320­B 
Dureza total  Titulométrico con EDTA ,2340­C 
Fosforo total  Colorimetrico, 4500­P­E, 4500­P­B 
Sólidos totales  Gravimétrico, 2540­B 
Sólidos disueltos  Gravimétrico, 2540­C 
Sólidos suspendidos  Gravimétrico, 2540­D 

Nitrógeno total  Colorimetrico, 4500­N, Ed. 20 
Nitrógeno amoniacal  Colorimetrico, 4500­N (Edición 20) 
Nitrógeno Orgánico  Colorimetrico, 4500­N (Edición 20) 
Nitritos  Colorimétrico, 4500­NO2­B 
Oxígeno disuelto  Titulación, 4500­O­B, Ed. 20

83 
ANEXO B 

Imágenes de Especies de Diatomeas Encontradas en los Muestreos. Filtros 
Lentos de Arena. Corregimiento de Altavista del Municipio de Medellín 

Foto  1 Navicula cincta 

Foto 2  Cocconeis placentula

84 
Foto  3 Frustula romboides  

Foto  4 Synedra Ulna

85 
Foto. 5 Melosira varians  

Foto  6 Pinnularia sudetica

86 
Foto  7 Cymbella mexicana 

Foto 8 Pinnularia nobilis

87 
Foto 9 Amphipleura lindheimeri  

Foto 10Surirella tenera

88 
Foto 11 Tetracyclus rupestres  

Foto 12 Navicula bryophila

89 
Foto 13 Navicula minuscula 

Foto 14 Navicula radiosa

90 
Foto 15 Caloneis bacillum  

Foto 16 Epithemia sp.

91