Está en la página 1de 8

LA LEY ORGÁNICA 2/2006, DE 3 DE MAYO, DE EDUCACIÓN

(LOE): FINALIDAD, PRINCIPIOS, ESTRUCTURA Y EFECTOS


JURÍDICOS.

Finalidad y principios de la LOE

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (ver área de documentación,


LOE), publicada en el Boletín Oficial del Estado del día 4 de mayo de 2006, tiene
como finalidad ordenar la regulación legal de la enseñanza no universitaria en
España, con la intención de mejorar la calidad de la educación, adaptarla
progresivamente a los cambios sociales, económicos, científicos y tecnológicos,
hacer que sea asequible a todos los ciudadanos, garantizando la igualdad de
oportunidades, y posibilitar la transmisión de valores que favorezcan la libertad, la
responsabilidad, la tolerancia, el respeto, la justicia, etc.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, tres son los principios


fundamentales que sustentan esta Ley. Dichos principios, establecidos en su
Preámbulo, son los siguientes:

• La exigencia de proporcionar una educación de calidad a los ciudadanos de


ambos sexos, en todos los niveles del sistema educativo.
• La necesidad de que todos los componentes de la comunidad educativa
colaboren para conseguir el objetivo anteriormente expuesto.
• Un compromiso decidido con los objetivos educativos planteados por la Unión
Europea para los próximos años.

Para conseguir estos principios, la LOE propone llevar a cabo las siguientes
actuaciones:

• Establecer los mecanismos necesarios que hagan posible que la formación sea
un proceso permanente que se desarrolle durante toda la vida.
• Incrementar la flexibilidad del sistema educativo, permitiendo que los jóvenes
que abandonaron sus estudios puedan retomarlos y completarlos, y que las
personas adultas puedan continuar su aprendizaje a lo largo de la vida.
• Establecer procedimientos de evaluación de los distintos ámbitos y agentes de
la comunidad educativa.
• Revisar el modelo de formación inicial del profesorado y adecuarlo al entorno
europeo.
• Potenciar y promover la formación continua del profesorado ligada a la práctica
educativa, sin olvidar el reconocimiento social de la función que los profesores
desempeñan y de la tarea que desarrollan.

1
• Llevar a cabo una simplificación y una clarificación normativas, con la finalidad
de hacer que las normas sean más comprensibles y sencillas.

La finalidad, los principios y las actuaciones señalados con anterioridad constituyen


el fundamento en el que se asienta la LOE. Todo ello con el objetivo último de
sentar las bases que permitan hacer frente a los importantes desafíos que la
educación española tiene ante sí y lograr las metas propuestas para los próximos
años.

Estructura de la LOE
La LOE es una extensa Ley en cuyo proceso de elaboración se han tenido en cuenta
los avances que el sistema educativo ha realizado en las últimas décadas,
incorporando todos aquellos aspectos que han demostrado su pertinencia y eficacia,
y proponiendo cambios en aquellos otros en los que se ha hecho necesaria una
revisión. Se estructura en:

• Un Preámbulo, a modo de introducción, en donde se especifica la finalidad de la


Ley, se establecen los principios fundamentales y las vías de actuación, y se
determina, a modo de resumen, la estructura del propio documento.
• Nueve títulos, con un total de ciento cincuenta y siete artículos:
o Un título Preliminar (artículos 1 al 11), en el que se establecen los principios
y fines del sistema educativo, la organización de las enseñanzas y el
aprendizaje a lo largo de la vida, el currículo y la cooperación entre las
Administraciones educativas.
o Ocho títulos:

El título I (artículos 12 al 70) se refiere a las enseñanzas y su ordenación.

El título II (artículos 71 al 90) aborda la equidad en la educación, haciendo


referencia a los alumnos que requieren una atención educativa diferente a la
ordinaria por presentar alguna necesidad específica de apoyo educativo;
asimismo, trata de la compensación de desigualdades en educación.

El título III (artículos 91 al 106) se centra en el profesorado.

El título IV (artículos 107 al 117) trata de los centros docentes y de la


programación de la red de centros desde la consideración de la educación
como servicio público.

El título V (artículos 118 al 139) se dedica a la participación, autonomía y


gobierno de los centros.

El título VI (artículos 140 al 147) aborda la evaluación del sistema educativo,


considerado elemento fundamental para la mejora de la educación y la

2
transparencia del propio sistema de enseñanza.

El título VII (artículos 148 al 154) se centra en la inspección del sistema


educativo.

El título VIII (artículos 155 al 157) se refiere a la dotación de los recursos


económicos y al informe anual sobre el gasto público en educación para
cumplir con los objetivos de la Ley.

• Treinta y dos Disposiciones adicionales.


• Diecinueve Disposiciones transitorias.
• Una Disposición derogatoria.
• Ocho Disposiciones finales.

Efectos jurídicos de la LOE


La LOE tiene importantes consecuencias en el ordenamiento jurídico español; las
más relevantes son las siguientes:

• Normativa que deroga: En la Disposición derogatoria única, la LOE deroga las


siguientes leyes:
o La Ley 14/1970, de 4 de agosto, General de Educación y Funcionamiento de
la Reforma Educativa.
o La Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del
Sistema Educativo (LOGSE) (Ver área de documentación, Logse).
o La Ley Orgánica 9/1995, de 20 de noviembre, de Participación, Evaluación y
Gobierno de los Centros Docentes (LOPEG).
o La Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación
(LOCE).
o La Ley 24/1994, de 12 de julio, por la que se establecen normas sobre
concursos de provisión de puestos de trabajo para funcionarios docentes.
• Normativa que modifica: En la Disposiciones finales primera y segunda, la LOE
establece las siguientes modificaciones:
o Los artículos 4, 5.5, 6 a 8, 25, 31, 56.1, 57 y 62 de la Ley Orgánica 8/1985,
de 3 de julio, reguladora del derecho a la Educación (LODE) (Se debe tener
en cuenta que la LODE ha sufrido diversas modificaciones incluidas en
posteriores Leyes Orgánicas. Dichas modificaciones están en vigor aunque
las mencionadas Leyes hayan sido derogadas.). (Ver área de
documentación, Lode).
o El artículo 29.2 de la Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas para la
Reforma de la Función Pública.

3
• Normativa que declara vigente: En La Disposición final cuarta, la LOE declara
en vigor, con las modificaciones derivadas de la propia Ley:
o La Ley 12/1987, de 2 de julio, sobre establecimiento de la gratuidad de los
estudios de Bachillerato, formación profesional y artes aplicadas y oficios
artísticos en los centros públicos y la autonomía de gestión económica de los
centros docentes públicos no universitarios.

Otros aspectos de interés

La LOE presenta otros aspectos de interés, además de los explicitados en apartados


anteriores, y también novedades respecto a la Ley que la precede en el tiempo (la
LOCE) e incluso respecto a leyes de educación anteriormente promulgadas. Algunos
de estos aspectos relevantes y novedosos se exponen a continuación:

• En relación a la ordenación de las enseñanzas y sus etapas: El siguiente cuadro


refleja la ordenación de las distintas enseñanzas y etapas que configuran el
sistema educativo español según la LOE.

4
Cuadro 1. Sistema educativo español (LOE)

A continuación exponemos algunos aspectos de interés relacionados con la

5
ordenación de las enseñanzas y de las etapas.

o La Educación Infantil se concibe como una etapa única (La LOCE establecía
la Educación Preescolar (de 0 a 3 años), con carácter educativo y asistencial
y la Educación Infantil (de 3 a 6 años).. Se organiza en dos ciclos que
responden a una intencionalidad educativa que obliga a los centros a contar
desde el primero de ellos con una propuesta pedagógica específica. Cabe
destacar que esta Ley propone que ya desde el segundo ciclo de esta etapa
se aborde una primera aproximación a la lecto-escritura, a la iniciación en
habilidades lógico-matemáticas, al aprendizaje de una lengua extranjera, al
uso de las tecnologías de la información y la comunicación, y al
conocimiento de los diferentes lenguajes artísticos.
o La Educación Primaria y la Educación Secundaria Obligatoria constituyen la
educación básica y tienen carácter obligatorio. En ambas etapas se destaca,
como novedad, la realización de evaluaciones de diagnóstico de las
competencias básicas alcanzadas por el alumnado. Dichas evaluaciones
tendrán carácter formativo y orientador, proporcionarán información sobre
la situación del alumnado, de los centros y del propio sistema educativo, y
permitirán adoptar las medidas pertinentes para mejorar las posibles
deficiencias. Se realizará una evaluación de diagnóstico al finalizar el
segundo ciclo de la Educación Primaria y otra al terminar el segundo curso
de la Educación Secundaria Obligatoria.
o El Bachillerato se estructura en dos cursos y se desarrolla en tres
modalidades, organizadas de modo flexible: Artes, Ciencia y Tecnología, y
Humanidades y Ciencias Sociales (La LOCE establecía cuatro modalidades de
Bachillerato: Artes, Humanidades y Ciencias Sociales, Tecnología y Ciencias
de la Naturaleza y de la Salud ).
o La Formación Profesional se estructura en ciclos formativos de grado medio
y de grado superior. La LOE introduce una mayor flexibilidad en el acceso,
así como en las relaciones entre los diferentes subsistemas. Además
establece diversas conexiones entre la educación general y la formación
profesional.
o Las enseñanzas artísticas, las enseñanzas de idiomas y las enseñanzas
deportivas constituyen las enseñanzas de régimen especial.

Las enseñanzas artísticas se organizan en: enseñanzas elementales de


Música y Danza, enseñanzas artísticas profesionales y enseñanzas artísticas
superiores. La incorporación de estas enseñanzas en la LOE supone un
avance porque su ordenación no había sido revisada desde 1990.

6
Las enseñanzas de idiomas se organizan en tres niveles: básico, intermedio
y avanzado, y su ordenación se adecua a los niveles recomendados por el
Consejo de Europa.

En cuanto a las enseñanzas deportivas, cabe destacar la importancia de su


aparición en LOE, puesto que es ésta la primera ley de educación que
establece su ordenación.

La educación de personas adultas se considera de especial relevancia,


puesto que se relaciona íntimamente con la concepción, puesta de
manifiesto en el Preámbulo de la Ley, de la formación como proceso
permanente a lo largo de la vida. En este sentido, se establecen medidas
para que todos los ciudadanos tengan la posibilidad de adquirir, actualizar,
completar o ampliar sus conocimientos y aptitudes para su desarrollo
personal y profesional.

• En relación al currículo:
o La incorporación de las competencias básicas como elemento fundamental
del currículo en la Educación Primaria y la Educación Secundaria Obligatoria
(ver sesión 3).
o La introducción de dos nuevas materias:

Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, en las etapas de


Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria.

Ciencias para el Mundo Contemporáneo, en el Bachillerato.

• En relación a la atención a la diversidad del alumnado: la LOE concede


especial relevancia a la atención a la diversidad del alumnado. El título II de
dicha Ley se refiere, como ya se ha comentado anteriormente, a esta temática.
En este sentido, la Ley propone ya desde la Educación Primaria la puesta en
marcha de medidas que favorezcan la prevención de las dificultades de
aprendizaje tan pronto se detecten. Asimismo, en la Educación Secundaria
Obligatoria se establece que se debe combinar el principio de una educación
común con la atención al alumnado, permitiendo a los centros la adopción de
medidas organizativas y curriculares que resulten más adecuadas a las
características de sus alumnos. En este sentido, se conciben las enseñanzas de
los tres primeros cursos con un carácter más globalizado, y las de cuarto curso
con un carácter orientador tanto para los estudios postobligatorios como para
la incorporación a la vida laboral. Además, se proponen, entre otras, las
siguientes medidas de atención a la diversidad:
o La adopción de programas de refuerzo para el alumnado que así lo requiera.

7
o La realización de adaptaciones y diversificaciones curriculares para facilitar
al alumnado la consecución de los fines establecidos.
o La limitación del número de materias que deben cursarse en los dos
primeros cursos de la etapa de Educación Secundaria Obligatoria.
o La posibilidad de reducir en los dos primeros cursos de la etapa de
Educación Secundaria Obligatoria el número de profesores que dan clase a
un mismo grupo de alumnos.
o La posibilidad de incorporar al alumnado con dificultades especiales de
aprendizaje a programas de diversificación desde el tercer curso de la
Educación Secundaria Obligatoria
o La implantación de programas de cualificación profesional inicial, con el fin
de evitar el abandono escolar temprano, abrir expectativas de formación y
cualificación posterior, posibilitar el acceso al título de Graduado en
Educación Secundaria Obligatoria, a través de la realización de módulos
formativos de carácter voluntario, y facilitar el acceso a la vida laboral.
o La organización más flexible de las materias comunes y optativas,
ofreciendo mayores posibilidades de elección al alumnado en función de sus
expectativas e intereses.

La atención al alumnado de incorporación tardía al sistema educativo


español.

• En relación a los centros docentes:


o Se favorece su grado de autonomía para elaborar, aprobar y desarrollar un
proyecto educativo, un proyecto de gestión y las normas de organización y
funcionamiento del centro, así como para adoptar experimentaciones, planes
de trabajo, formas de organización o ampliación del horario escolar, previa
aprobación de la Administración educativa.
o Se garantiza la participación de la comunidad educativa en la organización,
el gobierno, el funcionamiento y la evaluación de los centros educativos.
o Se insiste en la importancia del equipo directivo como órgano ejecutivo del
gobierno del centro, considerando necesario el trabajo conjunto y
coordinado de todos sus miembros, de acuerdo con las instrucciones del
director y las funciones legalmente establecidas.
o El director será elegido por un proceso de selección a través de un concurso
de méritos para desempeñar su cargo por un periodo de cuatro años. En la
elección participará tanto la comunidad educativa como la Administración
educativa.
o La inclusión en el proyecto educativo de cada centro de un plan de
convivencia.