Está en la página 1de 8

El sector agrícola cumple un rol fundamental para el crecimiento económico y la

reducción de la pobreza rural. El último informe del Banco Mundial nos brinda
alcances sobre los retos y limitaciones de la agricultura peruana.
El pasado 1 de marzo, el Banco Mundial presentó su informe “Tomando impulso en la agricultura
peruana”. La elaboración de este informe tiene como objetivo el actualizar los datos del proceso
de transformación que han venido experimentando el sector agrícola y el sistema alimentario
peruanos, con énfasis en su productividad y competitividad.

Productividad agrícola ha crecido 2.1% ¿Gran avance?


Los datos macro obtenidos indican un crecimiento promedio de 2.1% de la productividad total
factorial (PTF) del sector. Sin embargo, este crecimiento no es representativo, ya que existen
enormes brechas entre las regiones. Por un lado tenemos la agricultura de exportación
altamente productiva y moderna a lo largo de la costa y en algunas partes de la selva. Y por
otro lado, tenemos una agricultura principalmente de subsistencia, estática e improductiva. Esta
última es la realidad que está extendida en casi toda la sierra y gran parte de la selva del Perú.
Esto se ve reflejado en las tasas de crecimiento promedio por región en el periodo 2007 – 2015:
costa 7.2%; sierra -0.2% y selva 0.2%.
Subestimada participación en el PBI
La agricultura ha sido siempre un sector de gran importancia en la economía peruana. Sin
embargo, en las últimas décadas los otros sectores económicos han crecido de forma más
acelerada lo que ha reducido la participación del sector agrícola en la economía. Según la
medida tradicional, la participación de la agricultura en el PBI es de 7.3%. Cabe resaltar, que
este porcentaje solo incluye las actividades de producción primaria y no los vínculos
intersectoriales de estas actividades. En el informe, se estima una medida extendida a través
de una matriz de insumo producto de la contabilidad nacional en la que se incluyen los vínculos
intersectoriales progresivos y regresivos del sector. Esta medida extendida dio como resultado
una participación del sector agrícola de 11.3% del PBI.
Esta nueva medida nos permite conocer los efectos multiplicadores de la agricultura en la
economía peruana. Asimismo, es un llamado a que los hacedores de políticas reevalúen el
porcentaje del gasto público destinado a la agricultura. Los autores del libro sugieren que la
subestimación de la participación del sector agrícola en la economía, ha provocado “una
subinversión crónica” en el sector. El porcentaje del gasto público destinado a la agricultura ha
sido bajo durante el periodo 2000-2010: empezó con un 0,7%, bajó luego a un 0,3% y terminó
en un 0,6% del PBI. Esta subestimación del aporte del sector agrícola no ha permitido estimar
su verdadero rol en la reducción de la pobreza, sobre todo la que perjudica a los agricultores de
la sierra y selva del país.
Agro genera 1 de cada 4 empleos formales en
Perú
El sector creció a un ritmo de 3.3% anual durante la
última década.

2/3/2018

La agricultura, sector que durante la última década creció a un ritmo de 3.3% anual, genera
uno de cada cuatro empleos formales en el Perú, destacó el director del Banco Mundial para
Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela, Alberto Rodríguez.

Esa es una de las principales conclusiones del libro “Tomando impulso en la agricultura
peruana. Oportunidades para aumentar la productividad y mejorar la competitividad del
sector”, presentado ayer por el ente multilateral.

“Este libro muestra que la agricultura mantiene una gran participación en la generación de
empleo. De hecho, logramos evidenciar que uno de cada cuatro empleos formales en el
Perú es agrícola”, manifestó.

Aporte

Asimismo, detalló que el sector agrícola tiene un gran aporte en el empleo informal, en
particular con el crecimiento de la agricultura familiar.

En tal sentido, dijo que la agricultura no solo contribuye con el crecimiento económico del
país, sino también con su diversificación productiva, generando más empleos de mejor
calidad. “Todo esto ha convertido a la agricultura en uno de los pilares de la lucha contra la
pobreza en el Perú”.

El libro también revela que la productividad de la agricultura en la Costa creció 7.2%, en la


Sierra retrocedió 0.2% y que en la Selva aumentó 0.2%.

“El potencial de la agricultura para contribuir con el crecimiento económico a veces puede
verse frustrado, precisamente por esas disparidades regionales en el crecimiento y la
tecnificación agrícola”, dijo Rodríguez.

PBI

Por otra parte, Rodríguez dijo que el estudio muestra que la participación de la agricultura
en el Producto Bruto Interno (PBI) supera al 7.3% que tradicionalmente reportaba. “La
contribución al PBI llegó al 11.3% con datos del 2012 y al 2018 puede ser mucho mayor”.

Rodríguez agregó que el Banco Mundial apoya actualmente a la agricultura peruana con
recursos por 200 millones de dólares.

“Hoy seguimos financiando a este sector y lo hacemos a través de dos créditos. Uno de
ellos es el Programa Nacional de Innovación Agraria (PNIA) y el otro es el Programa de
Gestión Integrada de Recursos Hídricos; cada uno por 80 millones de dólares. Además,
acabamos de cerrar una inversión de 40 millones de dólares en el programa Aliados”,
precisó.

Mayor presencia

El embajador de Suiza en el Perú, Markus-Alexander Antonietti, resaltó que los productos


agrícolas peruanos están incrementando su presencia en los mercados suizos. “Tienen
potencial para una mayor presencia”.

Refirió que su país y el Perú mantienen, desde el 2011, un acuerdo de libre comercio
denominado European Free Trade Association (EFTA). “Mi país tal vez tiene el mayor
poder adquisitivo del mundo y somos líderes mundiales en consumo per cápita de
productos orgánicos”, subrayó.

Agregó que el crecimiento de la agroexportación a una tasa promedio de 12% anual, entre
el 2000 y 2016, permitió posicionar al Perú como un país competitivo”.

Datos

La publicación fue financiada por la cooperación suiza y contó con apoyo del Minagri, la
FAO y del Grupo de Análisis para el Desarrollo (Grade).

El embajador Antonietti destacó la gastronomía peruana, al referir que se sustenta en la


amplia diversidad de productos.

El sector agropecuario en el primer bimestre de este año acumuló un


crecimiento de 4.3% con relación a similar periodo del año 2017,
recuperando de esta manera los impactos de El Niño costero del año
previo, indicó hoy el Ministerio de Agricultura y Riego(Minagri).

Asimismo, precisó que la producción del subsector agrícola en los dos


primeros meses del año, se incrementó en 6,3%.

Los principales cultivos que sobresalieron en mayor producción fueron el


arándano que creció en 131% en La Libertad y Lambayeque, el limón en
56% en Piura, el café en 36% en Junín y San Martín, el cacao en 27% en
Ucayali y San Martín.

También el arroz cáscara en 16% en Piura, San Martín y Tumbes, el


maíz amarillo duro en 15% en Ancash, San Martín e Ica, la uva en 13%
en Ica, Lambayeque y Arequipa, la papa en 6% en Huánuco, Lima y
Puno, entre otros.

NOTAS RELACIONADAS

Minagri: sector agro crecería 5% este año

Agroexportaciones no tradicionales crecieron 25,4% en enero

ÁMBITO PECUARIO
Por su parte, el subsector pecuario, incrementó su producción en los dos
primeros meses de 2018 en 2%

Este resultado se debió principalmente a la mayor producción de carne


de pollo, que incrementó en 3% en Lima, Ica y La Libertad, por la
mayor demanda y elevados precios de productos sustitutos como vacuno,
y pescado (jurel y bonito).

También la producción de leche de vaca se incrementó en 2% en Puno,


Lima y Cajamarca, por mayor demanda de leche fresca en las zonas
productoras; y la producción de carne de porcino se incrementó 3% en
Lima, La Libertad y Junín.

El mayor consumo de carne de cerdo se debió a una reciente campaña


promovida por la Asociación de Peruana de Porcicultores; mientras la
producción de huevo de gallina creció 1% (en Ica, Lima y Arequipa), que
permitió un normal abastecimiento a nivel nacional.

ENERO

Asimismo, el Minagri destacó que el sector agropecuario inició el


presente año con tasas positivas, en enero creció 3,9% respecto al similar
mes de 2017, impulsado por el alza de la producción agrícola (5,8%) y
de animales vivos y productos de animales (1,6%).

En el primer mes del año,el subsector agrícola experimentó un


crecimiento de 5,8%, promovido por la mayor producción obtenida de
arándano, que creció en 120% (en La Libertad y Lambayeque), pimiento
piquillo 73% (en Piura), limón 58% (en Piura).

También el cacao que creció 34% (en Ucayali y San Martín), arroz
cáscara 15% (en Piura, San Martín y Tumbes), maíz amarillo duro 15%
(en Ancash, Ica y Loreto), papa 8% (en Lima, Huánuco y Ancash), entre
otros.

Por su parte, la producción pecuaria aumentó en 1,6% respecto al mismo


mes del año anterior.
Este resultado obedeció principalmente a la mayor producción de carne
de pollo, que se incrementó en 2% (en La Libertad, Ica y Lambayeque),
leche de vaca 2% (en Puno, Lima y Cajamarca), carne porcina 2% (en
Lima) y huevo de gallina 1% (en Ica y Lima).

VEA TAMBIÉN
El sector agropecuario peruano creció 7.5% en el 2018 en
comparación al 2017, sustentado por la mayor producción de los
subsectores agrícola (9.0%) y pecuario (5.4%), indicó hoy el
Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

Asimismo, indicó que, a nivel de regiones, las que más se


expandieron en el rubro agropecuario el año pasado fueron: Tacna
(37.8%), La Libertad (14.8%), Ayacucho (13.4%), Ica (12.2%) y
Lambayeque (11.6%).

Precisó que la producción del subsector agrícola se incrementó


9.0% principalmente a la mayor cosecha del arroz cáscara que
aumentó en 15.4%, debido a la mayor superficie sembrada y
cosechada en La Libertad, Piura y Amazonas por condiciones
climáticas favorables y mejora de los rendimientos.

También el arándano que tuvo un alza de 78.2%, impulsada por las


mayores áreas instaladas para exportación en La Libertad y
Lambayeque; la aceituna 136%, por las condiciones climáticas
favorables para el cultivo que se dieron en Tacna y Arequipa que
permitió obtener mayores rendimientos.

Por su parte, la producción de papa creció 6.8%, explicado por la


mayor superficie sembrada debido a los precios favorables del
tubérculo, principalmente, en Ayacucho, Cajamarca y Puno aunado
a la mejora de los rendimientos en las principales zonas
productoras.
Del mismo, se destacó la producción de café pergamino que creció
8.1%, por la recuperación de áreas en producción y mayores
rendimientos en Junín, Amazonas y Ucayali.

También el cacao registró un avance de 11.0%, impulsado por la


mayor superficie de producción en San Martín, Ucayali, Junín y
Pasco), entre otros.