Está en la página 1de 5

Título del trabajo

Nombre del Estudiante


Enero 2015.

Nombre de la institución.
Nombre del departamento.
Nombre de la asignatura.
Reglamentación del embalaje de madera utilizado en el comercio internacional

Los embalajes de madera sin tratamiento albergan plagas las cuales pueden llegar a

causar daño, este documento nos trata la temática para entender las normas que exigen la

aplicación de medidas dentro de un sistema oficial de certificación que incluye la

disminución del riesgo de movilización de plagas.

Varios estudios documentados y evaluaciones del riesgo de plagas realizados por las

ONPF han demostrado que el embalaje de madera sin tratamiento puede albergar plagas,

que cuando se moviliza a áreas nuevas puede causar daño económico y ambiental.

La industria del embalaje de madera en Estados Unidos de América (EE. UU.)

utilizó más de 15.4 millones de metros cúbicos de madera sólida en 1999 para la

construcción de tarimas y contenedores de madera. Los volúmenes de embalaje de madera

que se movilizan en el comercio son considerables y las industrias responsables de la

producción son diversas con poco contacto o poca comunicación con las ONPF, quienes se

han enfocado de manera tradicional en la reglamentación de los productos agrícolas. Este

último aspecto podría agravarse, si las autoridades legislativas de las autoridades

fitosanitarias no poseen el poder necesario para reglamentar los medios de transporte.

Estos son algunos de los argumentos que puso a consideración la NIMF para iniciar

las reglamentaciones en el uso de la madera y así reducir la susceptibilidad que tiene este

material a los organismos primarios de descomposición. Mejorando las características de

resistencia del mismo.

Los embalajes deben cumplir los requisitos, estos son verificados en instalaciones

de proveedores autorizados para utilizar la marca de la NIMF, o de la organización ONPF


ellos se encargan de auditar e inspeccionar el cumplimiento de estas normas, y si es el caso

llegar a realizar medidas correctivas a tiempo para no perder el material, así mismo estos

embalajes tienen un sistema de certificación electrónica que permite el seguimiento del

mismo al momento de ser transportado, también se puede encontrar embalaje reutilizado

que también es pasado por control para verificar que pueda ser usado.

Ahora bien, en este documento podemos hallar las pautas para la producción de este

tipo de embalajes y los procedimientos de tratamiento que se les dan para que queden aptos

para el transporte, pero, ¿En realidad se siguen todas estas normas al momento de hacer

estos embalajes?, ¿Son totalmente confiables y seguros?, ¿El aval que se les dan es

totalmente transparente para el transporte de estos?, son preguntas que no se responden,

todo maneja una contraparte, así como están las normas, también se deben generar muchos

casos en el que estas se incumplan y pasen las barreras de seguridad y es aquí donde se

genera uno de los mayores interrogantes y no son resueltos en este documento, ¿Qué tanto

daño puede causar un embalaje que no cumpla con todas las normas?.

Los embalajes de madera están divididos en varios tipos según su uso, los más

conocidos son estos: cajas de madera estándar, cajas desmontables las cuales son muy

duraderas, cajas a medida o especiales las cuales son hechas cuando los productos tienen

medidas diferentes a las estándar, box-palets las cuales son combinación de caja y palet

usados para el transporte de fruta, verdura y productos al granel, y por último encontramos

las jaulas de madera las cuales son usadas cuando las mercancías tienen pesos

considerables. Aunque no están mencionados dentro del documento son un complemento

del mismo para conocer qué tipo de embalajes se pueden llegar a trabajar en el día a día

dependiendo de la utilidad que tenga.


Mapa conceptual

La temática presentada en el texto con relación a las normas para el uso de

embalajes de madera es bastante acertada a la hora de empacar productos, pues al ser usado

como un tipo de embalaje primario y secundario normalmente asegura la calidad de los

productos que se encuentran en él, es cierto que la madera al ser un material extraído de la

corteza de los árboles son propensas a la formación de hongos y otros microosganismos que

pueden llegar a ser perjudiciales tanto para el material que este dentro de esta como para el

entorno donde vaya a ser entregado, por lo tanto estoy de acuerdo con el descortezado y los

tratamientos térmicos para el control de esto, sin embargo el tratamiento con fumigación

me deja controversias, debido a que el material usado es bromuro de metilo, y este al ser

usado en grandes cantidades empieza a afectar a las personas que estén expuestas al mismo
produciendo daños en los riñones e hígado, incluso al sistema nervioso ya que al ser un gas

se absorbe fácil por las personas que estén manejándolo.

Es por este motivo que no estoy totalmente de acuerdo con los tratamientos que se

le dan a la madera, exceptuando este punto es bastante necesario el control de estos

embalajes para proteger correctamente la mercancía que se va a movilizar dentro de este.