Está en la página 1de 1

Consecuencias de la adicción a los videojuegos en los jóvenes de Perú a partir de los

90’s
Los videojuegos pertenecen a la rama de los medios electrónicos de entretenimiento, pero
estos en particular combinan el uso de multimedia (imágenes, videos y sonido) con una
capacidad de interactuar con el usuario a través de mandos, e invitan a este a desarrollar un
objetivo que se le plantea desde el principio, para lo cual ofrecen una recompensa. Todo esto se
hace con el fin de hacer sentir a quien los utiliza como si estuviera dentro del juego, simulando
una realidad virtual, lo que permite una especie de inmersión. Los juegos de video son un
pasatiempo que ha aumentado su popularidad en la última década con un ritmo
impresionante, pues es una de las maneras de entretenimiento preferida por la población joven.
Algunos de estos se dejan llevar tanto por su gusto hacia los videojuegos que los convierte en
su prioridad, dedicándose casi por completo a estos y debilitando otros aspectos de su vida
como las relaciones con su familia o su estudio.

(PÁRRAFO DE DESARROLLO)

Secuelas de la contaminación sonora en Lima


Actualmente la contaminación sonora es una de las mayores preocupaciones en las áreas
urbanas. De hecho, ha crecido desproporcionadamente en las últimas décadas. Se calcula que
el 70% de los limeños viven sometidos a impactos acústicos superiores a los 70 decibelios, cifra
poco recomendable según la OMS, entidad que ya sitúa al país como uno de los primeros en
materia de contaminación por ruido. Este dato es significativamente preocupante pues afecta a
la salud de las personas a través de reacciones fisiológicas y psicológicas. A continuación
explicaremos algunas consecuencias que deja este inmenso problema.

La contaminación acústica puede producir en el ser humano más daños de los que
probablemente imaginabas; en primer lugar está el “Efecto Máscara” donde el sonido impide la
percepción total o parcial de otros sonidos presentes, se dice que este sonido enmascara a los
otros. Esto puede traer consigo graves inconvenientes cuando se trata del enmascaramiento de
mensajes o señales de alerta, y de la comunicación hablada. En segundo lugar tenemos a los
daños “Acúfenos” lo cual es ese silbido que alguna vez hemos escuchado dentro de nuestros
oídos. Esto se produce por la alteración del nervio auditivo que, en casos extremos puede causar
ansiedad en el afectado y cambios de carácter. Este efecto se le atribuye al ruido urbano. Por
ejemplo: tras exponerse durante un tiempo a una obra ruidosa, la música alta de una verbena,
etc. Y por último la “Fatiga Auditiva” también conocido como TTS (Temporary Threshold Shift),
se trata de una pérdida temporal de la sensibilidad auditiva producido por la exposición a altos
niveles de ruido. Al dejar de estar expuesto al ruido, esta fatiga disminuirá gradualmente hasta
recuperarse completamente. Sin embargo, si el oído es expuesto nuevamente a altos niveles de
ruido antes de producirse esta total recuperación, se producirá un nuevo cambio en el umbral,
el cual podría hacerse permanente si estas exposiciones se vuelven habituales.

ALUMNO: YACILA VILCA, Darien Benny


CÓDIGO: 1530876
SECCIÓN: 08
PROFESOR: PEÑA SALDIVAR, Reynaldo