Está en la página 1de 3

ANALISIS PELICULA JADOTVILLE

PRESENTADO POR: CD. PASCUAZA LOPEZ LAURA


PRESENTADO A: TE. RAMIREZ

ESCUAL MILITAR DE CADETES GENERAL JOSE MAIA CORDOVA


FACULTAD DE CIENCIAS MILITARES
ÁREA DE OPERACIONES TERRESTRES
FEBREO
2018
ANALISIS PELÍCULA JADOTVILLE

El asedio de Jadotville tuvo lugar en septiembre de


1961, durante la intervención de la Organización de
Naciones Unidas (ONU) en el conflicto de Katanga
en el Congo, África central, cuando una compañía de
tropas irlandesas de la ONU fue atacada por tropas
leales al primer ministro de Katanga Moise Tshombe.
Los soldados irlandeses, escasamente equipados,
resistieron los asaltos katangueses durante seis
días, aunque éstos eran mucho más numerosos. La
compañía irlandesa fue obligada a rendirse, luego de
6 días de combates, después de quedarse sin
suministros ni munición y con escasez de agua. En
este asedio, fue la primera vez desde la creación del
estado irlandés, que su ejército entra en batalla
contra el ejército de otro país.

 Antecedentes
A fin de proteger a los civiles (colonos belgas y a la población local) de Jadotville
(hoy Likasi), se ordenó a la compañía A del 35° batallón de tropas irlandesas bajo
mandato de la ONU que se desplegara sin todo su armamento de apoyo. Sin
embargo, su comandante, Pat Quinlan, ordenó excavar posiciones defensivas antes
de los ataques, lo que luego los salvara de una invasión rápida.

 La batalla

Un Fouga Magister similar al que usaron las fuerzas kataguenses en el asedio.


El 9 de septiembre de 1961, las fuerzas de la ONU de Dag Hammarskjöld lanzaron
una ofensiva (operación MORTHOR) contra el estado de Katanga para poner fin a
la secesión y la restauración como provincia de la República Democrática del
Congo. Poco después, tropas mercenarias, gendarmes katangueses, guerreros de
la tribu Luba y residentes belgas, atacaron la base de las fuerzas de la ONU
emplazadas en Jadotville.8

El contingente de 155 soldados irlandeses de la ONU fue atacado durante la


ceremonia de una misa de campaña al aire libre, pero adoptaron el dispositivo
defensivo. Los atacantes (entre 500 y hasta 4000, según las versiones) abrieron
fuego de morteros y cañones de 75 mm, apoyados por un avión de entrenamiento
artillado Fouga Magister. Pese a su inferioridad numérica y de equipo, los irlandeses
contraatacaron con fuego de morteros ligeros de 60 mm. y armas individuales. Una
fuerza de socorro constituida por cascos azules suecos e irlandeses, no llegó para
liberarlos del sitio. Sin comunicaciones adecuadas con su comando superior en
Elisabethville (actual Lubumbashi) ante lo insostenible de la situación, el
comandante Quinlan se rindió a los atacantes.
 Consecuencias

Luego de la rendición, los soldados irlandeses, fueron retenidos como prisioneros


siendo posteriormente intercambiados por prisioneros en manos del gobierno
central del Congo de Kasavubu, lo cual resultó una situación embarazosa para la
ONU. Pese a que no se encontraron motivos de mala conducta, el gobierno de
Irlanda no reconoció el desempeño de las tropas de la compañía A, a pesar de que
su comandante solicitó se otorgaran medallas de honor (MMG), a varios integrantes.
Por el contrario haber participado en esa acción, llegó a ser motivo de burla. El
mismo comandante Quinlan, quien terminó su carrera como coronel, falleció en
1997 sin ningún reconocimiento.

En 2004, después de una larga campaña iniciada por el soldado retirado John
Gorman, quien había servido en Jadotville, el ministro de defensa de Irlanda O´Dea
accedió a revisar la participación en la batalla de Jadotville. Desde 2005, una estela
conmemorativa honra a la compañía A en los predios de Costume Barracks en
Athlone y el retrato del coronel Quinlan luce en el salón "Congo" de la escuela de
entrenamiento para ONU de las Fuerzas de Defensa Irlandesas (UNTSI).