Está en la página 1de 3

JUBILADOS Y OSTENTACIÓN DE PERVERSIDAD

Ostentación:
“Demostración exterior y visible de una cosa de la que se presume ”
“Acción de jactarse o hacer alarde”

Perversidad:
“Desviación del comportamiento que genera daño a perjuicio a otras personas”.
“Maldad muy grande e intencionada”

(Algunos de los significados del término, de acuerdo al diccionario)

El gobierno de Cambiemos se ha ensañado con los jubilados y pensionados, uno de


los sectores de la sociedad más vulnerable e indefenso, que ya venía soportando
agresiones permanentes desde hace casi tres décadas (con Menem, De la Rúa, los
Kirchner y Macri).

Este colectivo está integrado por personas que trabajaron y aportaron durante
toda su vida para gozar de un ingreso digno al final de su actividad laboral, que
sobreviven hoy con serias dificultades en un momento en el cual ya casi no disponen
de capacidad de trabajo para generar ingresos alternativos, pero es cuando más
necesitan cuidados especiales y una atención de la salud donde se juega sus vidas.

Lo que viene sucediendo desde finales del año 2015 ha sido un agravamiento de la
ya difícil situación heredada, con la mayoría de los ancianos recibiendo los haberes
mínimos, que no cubrían ni la mitad de la canasta de pobreza de la tercera edad.

Además de que el nuevo gobierno les fue sacando derechos legítimos (como la quita
de medicamentos gratuitos imprescindibles), llevó adelante una reforma en el
ajuste de sus haberes que les significó robarles alrededor de 100 mil millones de
pesos al sistema, y entre cientos y miles de pesos a cada jubilado. Lo pudo hacer
gracias al apoyo de la oposición peronista en todas sus variantes (incluyendo el
apoyo de casi todos los gobernadores) ya que tenía minoría propia en el congreso
nacional.

En simultáneo con el saqueo de los haberes que les corresponden legítimamente, se


fue llevando adelante el saqueo de la ANSES, caja que debe sustentar los ingresos
presentes y futuros de los jubilados, pero que está sujeto a periódicas acciones de
venta vil de sus propiedades accionarias y del otorgamiento de préstamos a
sectores que nada tienen que ver con ellos (incluyendo al propio gobierno nacional).
El impuesto a las ganancias de los jubilados “millonarios”

Violando las falsas promesas electorales de sacar el impuesto a las ganancias a los
trabajadores (porque no deben pagarlo), Macri aumentó el número de laburantes
que pagan ese tributo, pero además pretende cobrarles también a más jubilados.

Afortunadamente la justicia en general acude en ayuda de los jubilados que


accionan en contra de la legitimidad de ese impuesto sobre el sector, y hasta la
Suprema Corte de Justicia se pronunció recientemente a favor de un recurso,
sosteniendo que no correspondía cobrarle Ganancias a quien cobraba legalmente
una jubilación superior a los seis haberes mínimos.

Si bien el fallo sienta jurisprudencia para el resto de los 300 mil jubilados
involucrados en esa franja de ingresos, no se trata de una aplicación general sino
sólo para quien accionó judicialmente.

Pero aun en el caso de que todos los afectados accionaran ante la justicia y
lograran fallos favorables, el monto total involucrado es ridículo ya que, por
ejemplo, en el año 2018 no alcanzó a los 5.800 millones de pesos.

Si comparamos esa cifra sólo con el monto que debería pagar el grupo Macri por la
deuda que tiene con el Estado por el Correo que según algunos supera los 70 mil
millones de pesos (y que trata de eludir por todos los medios), queda en evidencia
la perversidad de querer agravar la situación de los jubilados solo para obtener
moneditas para las financias públicas.

Esa misma insignificancia quedó en evidencia por las declaraciones de allegados al


propio titular de la ANSES Emilio Basabilvaso, al afirmar que el impacto “es
marginal para la Nación” y que no pondrá en peligro las metas presupuestarias.

Mi pregunta entonces es: ¿Por qué razón la perversidad de seguir cobrando el


impuesto a las ganancias a los jubilados? ¿Por qué razón la ostentación pública de
que esos fondos no tienen relevancia y son marginales para el fisco nacional?

En simultáneo: ¿Por qué razón no le cobran impuesto a las ganancias a las grandes
corporaciones que a través de innumerables mecanismos de exención, elusión y
evasión, pagan montos irrisorios o no pagan nada por sus extraordinarios
beneficios?

Y algo que colma la perversidad de los gobiernos con los jubilados:


¿Por qué razón cuando las distintas instancias judiciales fallan a favor de los
legítimos derechos de los jubilados, apelan invariablemente hasta la Suprema
Corte de Justicia, sabiendo que van a perder; pero sólo lo hacen para que el pobre
jubilado deba esperar muchos años (en una cantidad importante mueren antes)
para tener la sentencia final favorable?

…SERÁ PORQUE FUERON Y SON PERVERSOS, Y ADEMÁS AHORA HACEN


OSTENTACIÓN DE TAL PERVERSIDAD.

Luis Lafferriere 31-3-2019

El titular de ANSeS, Emilio Basavilbaso, durante una entrevista con Clarín por el fallo de la
justicia a favor del no cobro del impuesto a las ganancias.

Intereses relacionados