Está en la página 1de 13

Tema 6 –

LA EDUCACION MUSICAL A TRAVÉS DEL RITMO. RITMO LIBRE, RÍTMICO Y


MÉTRICO. RITMO Y LENGUAJE. RITMO Y MOVIMIENTO. RITMO Y EJECUCIÓN
INSTRUMENTAL. POLIRRITMIA. PEQUEÑAS FORMAS RÍTMICAS: ANÁLISIS E
IMPROVISACIÓN. INTERVENCIÓN EDUCATIVA.

INTRODUCCIÓN
Edgar Willems en su obra “Las bases Psicológicas de la Educación Musical” habla del
ritmo, estableciendo analogías con los aspectos de la vida del ser humano, lo compara con la
vida o conciencia sensorial. Afirma que no hay vida afectiva sin la física, ya que es la
elemental, por tanto, el ritmo es lo elemental o prioritario, ya que no hay melodía sin ritmo y
armonía sin melodía.
El ritmo aparece en nuestra vida bajo formas diversas, y, como no, en el propio cuerpo. En
nuestras manifestaciones vitales podemos observar el ritmo en el respirar, andar, correr,
hablar… Es preciso trabajar el ritmo desde los primeros momentos de la educación musical.
El niño observa, imita, repite su percepción rítmica de cualquier realidad que se le presente;
si a este hecho le sumamos el componente afectividad, el niño o niña mostrará su
satisfacción y estará como consecuencia, predispuesto a un aprendizaje más eficaz de la
educación Musical.
Así pues haremos un recorrido tanto teórico como de aplicación didáctica en cuanto al
aprendizaje del ritmo a lo largo del tema.

1. LA EDUCACIÓN MUSICAL A TRAVÉS DEL RITMO

Comenzamos el tema estudiando la Educación Musical a través del ritmo y, por ello
empezaremos destacando los elementos de la música y las cualidades del sonido.
Cuando hablamos del ritmo, es inevitable pensar en los elementos de la música y en las
cualidades del sonido.
Elementos de la música nos encontramos con cuatro aspectos a trabajar: ritmo, melodía,
armonía y estructura. El ritmo está presente en cada uno de estos elementos, ya que no
podemos hablar de melodía, armonía o estructura sin mencionar al ritmo, aunque sí es
verdad que tiene entidad por sí mismo.
Para J. Defontaine: “Movimiento medido, pautado, alternancia de ciertos acontecimientos.
Cada individuo tiene su propio ritmo ( tiempo) que depende a la vez de su temperamentoy
de su educación”.
John Redfield: “ una relación entre tensión de notas sucesivas tal, que el resultado se
reconoce como bello”
Berlioz: “ La pulsación rítmica es la verdadera sangre vital de la música”
Copland: “elemento más primitivo de la música”
El ritmo está relacionado con la duración y la melodía con la altura. Actualmente estos dos
conceptos de duración y de altura se han unido, dando cabida a una nueva concepción del
ritmo como melodía.
Melodías rítmicas Desde las últimas décadas del siglo XX, se ha llegado a hablar de
melodías rítmicas. Es decir, en cualquier canción podemos intentar acompañar el canto con
percusión corporal.
1
El ritmo en la escuela Por lo tanto, ha cambiado completamente ese concepto que entendía
el ritmo como una percusión ejecutada de forma precisa en cuanto a la duración de los
sonidos y en la Educación Musical de Primaria, es Orff quien más tiene que decir en cuanto
a ese concepto melódico del ritmo.
El ritmo es algo innato y está en todas las manifestaciones del ser humano. Puede ser
trabajado en el aula y debe hacerse. Tan natural como respirar.

En la educación musical: 

Con el ritmo podemos llegar a una organización espacial y temporal y nos va a permitir
trabajar la psicomotricidad , siempre en torno a todos los bloques de contenido que aparecen
en la propia área.
Nos podemos marca como objetivo:
– Observar y reproducir ritmos diferentes, fenómenos sonoros naturales y artificiales
– Percibir la pulsación de distintos tempos adaptándola a movimientos corporales
– Distinguir auditivamente los valores básicos de blanca, negra y corchea para después
experimentar con ellas.
– Percibir el acento musical binario y ternario.
– Crear ritmos para realizar pequeñas coreografías.
El ritmo para introducir a los alumnos en el lenguaje musical.

A través del tiempo:


En Grecia el ritmo va unido al texto con alternancia de sílabas largas y breves.
En la Edad Media el ritmo libre gregoriano que va a basarse en Grecia por los pies métricos
y en sus distintas combinaciones dan lugar a 6 modos eclesiásticos. Se empiezan a
diferenciar las figuras: semibreve, breve, mínima y longa.
En el Renacimiento el ritmo es más simple, intenta que se escuche la verticalidad por lo que
simplifica el ritmo en la misa profana.
En el Barroco se introducen las barras de compás y se va a caracterizar porque es un ritmo
muy mecánico.
En el Clasicismo la simetría de la frase impondrá sus reglas al ritmo por lo que va a ser muy
regulado y estable. En el Romanticismo va a aparecer gran cantidad de terminología relativa
al tempo y la importancia del ritmo decaerá en contra de la melodía y la armonía y el timbre.
En el S XX ocurre todo lo contrario, hay una revitalización del tiempo, aparecerán todo tipo
de ritmos asimétricos, polirritmias y se sustituye el compás por el tempo individual de cada
intérprete.

2
2. RITMO LIBRE, RÍTMICO Y MÉTRICO
Según Zamacois, el ritmo es la relación que en cuanto a valor guardan entre sí las notas que
se ejecutan sucesivamente. Los elementos del ritmo:
• Pulso:
– Las pulsaciones regulares sobre las que se desenvuelve la música.
– Equivale al latido de la música.
– Cualquier niño puede palmear con bastante exactitud el pulso de una canción infantil.
– Con el pulso, marcamos cada uno de los tiempos o partes del compás.
• Acento:
– Pulsación que destaca periódicamente dando sensación de apoyo, de más intensidad.
– La primera parte del compás es la más fuerte.
• Compás:
– Es la división del tiempo en partes iguales.
– Los acentos determinan el compás que puede ser: binario, ternario, cuaternario. Según
tengan 2, 3, 4 partes iguales.
– Para trabajar el compás, primeramente pediremos a los niños que percutan el primer
tiempo mientras cantamos.
– Enseñamos a los alumnos la manera de marcarlos, pero de una manera divertida no de
forma profesional.
• Tempo:
– es la frecuencia media del pulso musical (velocidad)
• Valores:
-rítmicos y silencios- son las duraciones relativas al sonido

RITMO LIBRE
No está métricamente medido, ni expresado en estructuras definidas. No utiliza escritura
mensural, ni tampoco tiene la indicación de compás. Son los primeros ritmos a trabajar con
edades tempranas, introducción al mundo ordenado y rítmico.
Es el ritmo de la naturaleza, del mar, las hojas de los árboles jugando con el viento….
El sentido rítmico de las personas esta impreso en sus músculos y lo exteriorizamos con el
movimiento. Desde el útero estamos inmersos en el ritmo vital, mecer al bebé le produce
seguridad, durante la primera infancia la necesidad de moverse es la expresión más evidente
del desarrollo del ritmo libre.
El ritmo libre también lo podemos encontrar en la literatura musical, como por ejemplo en
los cantos gregorianos donde el ritmo se estructura según la acentuación de sus textos.
También podemos encontrar ejemplos de ritmo libre en muchas canciones tradicionales así
como en la música escrita por compositores vanguardistas.
En la escuela podemos ver continuamente ejemplos de ritmos libres, inconsciente en el
alumnado. Hay que aprovecharlo para crear un puente en el proceso de musicalización que
desarrollaremos a través de la educación musical que en una fase posterior ordenará,
organizará, codificará. 

Cada niño/a tiene un sentido particular del ritmo y esto lo podemos apreciar a través de la
observación en esos ritmos libres que realiza. No existe el niño arrítmico, si no repite el
ritmo será porque no haya comprendido nuestras instrucciones, que no nos haya escuchado,
que sus sistema nervioso no este suficientemente maduro como para realizar ese conjunto de
3
acciones organizadas que le estamos exigiendo…. por ello es importante dejar que la libre
expresión evolucione en cada individuo a su propio ritmo, sin realizar por nuestra parte
juicios que posiblemente condicionen a partir de ese momento su participación, mermando
sus posibilidades de desarrollo y posiblemente inhibiéndose y no favoreciendo la creación
de un buen “autoconcepto”.

RITMO RITMICO
No está sujeto al acento pero sí al pulso, no hay compás pero sí figuras. Sería el siguiente
paso al ritmo libre.
“ Finalidad de la rítmica consiste en colocar a sus adeptos, al terminar los estudios, en la
situación de poder decir: “yo siento” en lugar de “yo sé”; y, especialmente, despertar en
ellos el deseo imperioso de expresarse, después de haber desarrollado sus facultades
emotivas y su imaginación creadora.” Jaques Dalcroze. (El ritmo)
“[….] En la danza , el ritmo es a la vez espacial y temporal, y es quizás allí donde el ritmo
se encuentra concretado en su esencia más característica. Se habla evidentemente más del
ritmo en la música que en la danza, porque se opone a la melodía y a la armonía. En la
danza está solo, la danza es ritmo” Willems. (El Ritmo Musical)
Cuando hacemos referencia al término rítmico en educación musical nos estamos refiriendo
a aspectos relacionados con el desarrollo de la capacidad de integración de estructuras
rítmicas de manera vivencial. Dicho con otras palabras: en la escuela primaria, a través de la
educación musical pretendemos la musicalización; la consecución de este objetivo implica
diferentes tipos de acción. Un aspecto de la musicalización es el de el ritmo, y dentro del
ritmo, entre otros aspectos, el ritmo rítmico, a través del cual los niños y las niñas irán
aprehendiendo,( mediante la experimentación y realización de ejercicios, danzas,
instrumentaciones, cantos… ) y exteriorizando a través de acciones sensomotrices las
características rítmicas de nuestra cultura, (valores rítmicos, cuadraturas de compases,
tempos…).
El sentido rítmico de las personas depende de manera directa de su capacidad para
reaccionar físicamente frente a la música. Invirtiendo los términos, llegamos a la premisa
básica que impulsará a Jaques Dalcroze (1865-1950) a crear la Rítmica musical: La
ejecución de ritmos corporales contribuye al desarrollo de la musicalidad. Es importante
cultivar este sentido rítmico durante la infancia ya que la falta de ello ,determinan en el
mismo una considerable pérdida de su espontaneidad, de su flexibilidad y capacidad para
relajarse…. (Hemsy de Gainza)

RITMO MÉTRICO
Aquí tenemos compás por lo que hay acento, pulso y figuras musicales, el ritmo viene
representado por una serie de figuras gráficas. El ritmo métrico tiene en cuenta el comienzo
acéfalo, tético y anacrúsico; y el final que puede ser masculino y femenino.
Métrico: (De metro) 1. Dícese del sistema universal de pesas y medidas cuyas divisiones se
basan en la unidad seguida de ceros. 2. Perteneciente o relativo al metro..
“La métrica es al ritmo lo que el reloj al tiempo y el termómetro a la temperatura. El reloj
mide el tiempo, pero no es tiempo; el termómetro mide la temperatura, pero no es la
temperatura” Zamacois.
El ritmo métrico hace referencia a la parte intelectual del mismo. La parte de la técnica
4
musical que trata de la lectura y escritura del ritmo en diferentes combinaciones, tomando
como unidad de medida el compás.
Los elementos del ritmo son:

1/ Pulso. Cada uno de los tiempos o pulsaciones regulares de los compases simples de 2, 3 y
4 (tic-tac del reloj). El pulso musical tiene su representación en la figura musical negra ︎ que
es el valor de un tiempo o pulso.
2/ Acento. ———————————– Compás
Es la mayor fuerza con que se ejecuta uno de los pulsos, y tiene cierta periodicidad. En la
mayoría de las canciones, el acento del compás coincide con el acento de las palabras. El
compás es la medida del tiempo que corresponde a cada una de las partes de una expresión
sonora, se divide en partes iguales.
3/ Valores rítmicos y silencios ———— Fórmulas rítmicas

Sílabas rítmicas

Células rítmicas
4/ Subdivisión

Otras clases de Ritmos:


Melódico, Armónico, Dinámico, de Proporción, según comienzo ( tético, acéfalo,
anacrúsico) y según final ( masculino, femenino)

3 RITMO Y LENGUAJE
Música y lenguaje tienen como base el sonido y el ritmo.
El aprendizaje de la lengua materna es el punto de arranque para desarrollar las capacidades
intelectuales del ser humano; a través de las palabras se conoce la realidad socio-cultural y
se aprende a denominarla y codificarla. En este proceso de aprendizaje se desarrollan
capacidades sensoriales de todo tipo, pero el oído tiene una función específica, el desarrollo
de la musicalidad fundamenta sus experiencias en el desarrollo del oído, es por ello que a
través del lenguaje podemos, de la manera más significativa, desarrollar tanto el oído como
el sentido rítmico, puesto que las sílabas son como “pulsiones” rítmicas que al formar
palabras, frases… se convierten en estructuras de carácter musical. (orden 17 marzo 2015)


Metodología Orff:
El compositor y pedagogo Carl Orff toma del lenguaje el punto de partida para desarrollar
su obra para niños.
Una de las primeras personas en aprecias este paralelismo entre ritmo y música como
lenguaje. Orff creó, según él, una serie de orientaciones musicales, no un método. Introduce
los instrumentos de percusión en la escuela, y asocia el lenguaje con el ritmo musical, así
como la prosodia o recitados rítmicos. Trabaja desde lo elemental que es la palabra como
generadora del ritmo musical. El ritmo nace del lenguaje y poco a poco se va musicalizando
es luego trasmitido al cuerpo. Del mismo modo se pueden transmitir a los instrumentos de
percusión, quedando así completado el ciclo rítmico.
Establece como necesario el estudio del folklore, danzas, refranes, retahílas, canciones
típicas de cada cultura, etc.
El ritmo como lenguaje también lo desarrolló Kodaly; creó una serie de palabras que
5
pudieran ser utilizadas con mayor facilidad para la figuración rítmico-musical (ta titi tiritiri).
La aplicación de los ritmos del lenguaje a la enseñanza del ritmo musical, las sílabas y
palabras rítmicas. Cada ritmo es representado por una palabra o conjunto de palabras que al
ser articuladas producen de manera natural aquel ritmo.

El lenguaje (verbal) constituye un recurso muy adecuado para desarrollar la musicalidad y el

sentido rítmico.
En el Folklore infantil de todas las cultura podemos encontrar gran muestra de: cantinelas,
acertijos, rimas populares, trabalenguas, adivinanzas, refranes, juegos de contar, eliminar…
que las hemos aprendido por tradición oral y que casi en su totalidad implican movimientos
corporales organizados rítmicamente que muchas veces estas transmisiones culturales
implican cambios de compás, compases irregulares… que al aprenderse de una forma lúdica
desarrollan la capacidad de expresión rítmica del individuo asegurando la integración de
estructuras susceptibles de intelectualizar y codificar en el momento oportuno dentro del
proceso de musicalización.


Irineu Segarra, María Cateura, Pilar Escudero….. entre otro/as las han difundido a través de
sus libros de texto. Pero hay que destacar que en Algemesí, Diego Ramón en la Schola
Cantorum, comprometido con la verdadera filosofía de Kodaly, ha adaptado el método, en
vez de copiarlo, a nuestro folklore y por lo tanto ha justificado y fundamentado el cambio de
nomenclatura en cuanto a las sílabas rítmicas, como a la secuenciación de los intervalos,
entre otros aspectos.

4 RITMO Y MOVIMIENTO
Al comienzo de las civilizaciones, las primeras manifestaciones musicales eran
acompañadas por movimientos expresivos, había danzas tribales, espirituales… En la
civilización occidental la danza actúa como función estética o integración social, y no
podemos olvidar el ritmo unido al movimiento y al folklore en su vertiente dancística.
Cuanto más amplia y variada sea la experiencia física del niño, mayor será el número de
facetas, por decirlo así, en que se reflejará su imaginación motriz. Y el resultado será
además del desarrollo físico, una afinación de su inteligencia.
Las nuevas corrientes pedagógicas del S XX han recogido esto para dar un nuevo impulso a
la Educación Musical. La necesidad de movimiento que tiene el niño hay que cubrirla
organizándola en el tiempo y en el espacio; de ahí que el punto de partida lógica en la
educación sea el ritmo vinculado al movimiento.
Metodología Dalcroze:
Jacques Dalcroze (1860-1950) se dio cuenta de la influencia que tenía el ritmo y el
movimiento al tratar de llevar a cabo una verdadera educación musical. La ejecución de
ritmos corporales contribuirá al desarrollo de la musicalidad.“El ritmo es un principio vital,
y la métrica es un principio intelectual”
Coincidiendo con Willems el ritmo es el elemento primario de la música y por tanto, el que
afecta en primer lugar a la sensibilidad estética escolar. La relación ritmo-movimiento
culmina en la danza.
La manera de incidir el ritmo y el movimiento:
- Coordinación sin desplazamiento, con desplazamiento y visiomanual
6
- Orientación espacial y temporal

Con respecto a la adquisición del sentido rítmico el movimiento corporal desempeña un


papel primordial en la percepción, en el reconocimiento y en la representación de los modos
rítmicos , en la percepción del tempo y de sus alteraciones, en la distinción de los valores de
las figuras rítmicas en la conciencia del tiempo y del contratiempo, en la capacidad de
disociar esquemas rítmicos superpuestos y en la coordinación polirrítmica de varias partes
del cuerpo.


Existe una conexión íntima entre el ritmo, con todos sus matices, y el gesto.

Gracias a la experiencia del movimiento corporal, una vez formada la conciencia rítmica, se
produce una influencia recíproca del acto rítmico sobre la capacidad de representación
simbólica. La representación del ritmo, imagen reflejada del acto rítmico”vive” en todos los
músculos.
La danza, particularmente la tradicional, tanto la propia de nuestra comunidad como la de
otros países, permitirá conocer muchas músicas diferentes y a través de ellas las costumbres
y maneras de sentir de los pueblos. En la selección del repertorio conviene tener en cuenta
su calidad musical, su adecuación a los niños y a las niñas y el interés didáctico tanto de su
música como de los pasos del movimiento y de las evoluciones.

La música se oye, se escucha, no sólo por el oído, sino a través del cuerpo entero.

5 RITMO Y LA EJECUCIÓN INSTRUMENTAL


Otra manera de trabajar el ritmo es a través de los instrumentos. Para la ejecución de ritmos
utilizaremos los siguientes instrumentos, ordenados en una progresión de menor a mayor
dificultad. Cuando Orff edita su obra Schulwerk, planteó el desarrollo rítmico a través de la
práctica instrumental y la improvisación. Esa práctica instrumental se podía llevar a cabo a
través de la percusión corporal y de instrumentos más convencionales, denominados desde
entonces instrumentario Orff.
Instrumentos de percusión corporal, de construcción propia, de pequeña percusión,
tradicionales de percusión, de láminas.
Otro de los grandes pedagogos del S XX, Edgar Willems, crea un método musical con el
que pretende familiarizar al niño con el lenguaje musical, y desarrollar tanto su sentido
auditivo como el del ritmo; usa todo tipo de instrumentos musicales ya sean escolares, de
construcción propia o folklóricos. Lo más importante del trabajo rítmico es poder crear
estructuras, el trabajo y creación de éstas, nos llevarán a crear un trabajo con las pequeñas
formas rítmicas y con la polirritmia.

Los instrumentos . Su función mediadora entre los estudiante y la música es correcta con la
actitud exploratoria del entorno, fruto de la curiosidad presente en todos los niños, según la
cual, conocer implica manipular. El aula se convierte en un espacio para la exploración
tímbrica de los sonido, de experimentación rítmica y de las relaciones de altura e intensidad.
Por ello se pueden hacer servir los objetos de la misma clase, convertidos ocasionalmente en
instrumentos de percusión, puede utilizarse una amplia gama de instrumentos no
convencionales de construcción propia; el propio cuerpo es un instrumento polivalente.

7
El uso de los instrumentos resulta muy adecuado para la educación rítmica, por el ejercicio
que implica de las capacidades de coordinación motriz espacio-temporal. Los instrumentos
de altura determinada son un medio eficaz para la entonación, reconocimiento de intervalos,
en ámbitos melódicos cada vez más amplios, así como para la iniciación práctica a la
armonía.


La practica instrumental es tan atractiva por sí misma que normalmente los niños asumen la
condición de intérpretes con un gran sentido de la responsabilidad, como si todo dependiese
de cada uno de ellos. En esta experiencia, quedan condensadas todas las consideraciones de
la motivación en el aprendizaje.
- El cuerpo como instrumento
- Percusiones corporales
A) Presentación de los elementos rítmicos del cuerpo: palmas, rodillas, pies
- Percusiones con instrumentos de sonido indeterminado y determinado

6 POLIRRITMIA
Definimos polirrítmia como un recurso musical que nos permite la utilización de varios
ritmos simultáneamente.
Tipos
– De ritmo heterogéneo- Ritmos con carácter libre e independiente, suelen aparecer
contratiempos Heterogéneos u homogéneos. Heterogéneos o contradictorios son los
resultantes de producirse divisiones diversas en el compás.
– De ritmo homogéneo-son los resultantes de una misma división del compás en partes
iguales.
Metodología
Si queremos elaborar polirritmias sencillas, tenemos que seguir unos pasos:
1. Plantearnos cuántas líneas rítmicas deseamos que aparezcan. Ello dependerá del nivel de
dominio y la práctica.
2. Determinar el número de secciones rítmicas
3. Es conveniente que los grupos tengan buena diferenciación tímbrica.
4. Se trabaja desde la intuición pasando por la lectura hasta llegar a una forma rítmica
concreta (ejemplo: se pueden crear polirritmia muy sencillas palmeando al acento por un
lado y el pulso por otro).

7 PEQUEÑAS FORMAS RÍTMICAS: ANÁLISIS E IMPROVISACIÓN


Si hiciéramos un recorrido histórico de la música centrándonos en las distintas formas
musicales, podríamos extraer multitud de ellas que pueden ser adaptadas al contexto de la
educación musical, escogiendo las formas más elementales podemos hablar en primaria de
formas binarias y sus combinaciones, dichas formas surgen de la contraposición entre
repetición y/o contraste de temas y frases musicales; surgiendo algunos como el Lied,
Rondó y Canon.

Lied–
Una forma de tipo ABA o AA’A, cosiste en la repetición de una idea después de pasarse por
una digresión, que puede ser, por ejemplo, una improvisación.
8
Rondó rítmico–
Consiste en la repetición continua de una idea musical, pero presentando una disgresión o
parte distinta entre cada repetición. Intercala partes diferentes con un tema principal que se
repite al menos tres veces. Su estructura típica es ABACADA…
Canon rítmico-
Consiste en la representación de un mismo tema a diferentes entradas por diferentes
ejecutantes, y generalmente a un compás de diferenta.
Tanto el rondó como el Lied son formas musicales con las que puede trabajarse fácilmente
con la improvisación, ya que sólo es necesario mantener fijo el tema principal y prestar las
disgresiones para la realización de improvisaciones y variaciones.

7.1. ANÁLISIS
Hay que motivar y dedicar tiempo para que el alumno que esté escuchando sepa reconocer y
trabajar las diferentes formas. Antes de llegar a la improvisación, los niños deben practicar
ejercicios rítmicos en eco y, a continuación, de pregunta-respuesta, hasta realizarlos con
cierta seguridad y soltura. En la improvisación sobre ritmo rítmico o métrico, se trabajará
gradualmente según las figuras y combinaciones rítmicas que van conociendo los alumnos,
improvisando esquemas rítmicos con las figuras dadas.

7.2 IMPROVISACIÓN
Todos los niños son capaces de improvisar ritmos, para ello es necesario un clima favorable
y unos conocimientos previos apropiados a su edad.
Por ejemplo: Si en un principio les pedimos que improvisen palabras que tengan el ritmo de
dos negras, lógicamente no lo van a poder realizar, sin embargo siguiendo la metodología de
Carl Orff (donde la improvisación tiene mucha importancia), trabajando la negra con
palabras llanas y siguiendo todo el proceso anteriormente citado, llegarán a poder
improvisar otras palabras cuyo ritmo es de dos negras.
Actividades
Algunas actividades para la improvisación rítmica:
– Preguntas y respuestas rítmicas:
– Sin texto.
– Contexto.
Ejemplo: ¿Qué tal es- tas
—t Improvisación de ostinatos rítmicos para acompañar canciones, adivinanzas…
—t Improvisación de polirritmos.
– Improvisación de ritmos libres (juego serpiente rítmica: un niño improvisa un ritmo, el de
al lado lo repite e improvisa otro y así sucesivamente…).

8. INTERVENCIÓN EDUCATIVA
La intervención educativa en el área ha de contribuir a que los niños y niñas construyan de
forma significativa su experiencia, su pensamiento, su creatividad y su capacidad de
improvisación.
Orientaciones
Por eso, las actividades y metodología que planifiquemos deben:
– Estar orientadas hacia el desarrollo de las capacidades de percepción y expresión.
9
– Encaminar al uso de variadas formas de lenguaje y comunicación (expresión corporal,
lenguaje musical, expresión motórica, instrumental…).
– Presentar un clima lúdico.
– Basarse en la participación activa del alumno, promocionando su protagonismo, sus ideas,
sus intereses, opiniones, gustos.
– Tener en cuenta las experiencias previas de los alumnos (partir de lo significativo para
llegar a lo nuevo y relevante) y su entorno socio-cultural. Adecuarse a las capacidades,
necesidades e intereses colectivos e individuales del alumnado.
– Realizar juegos que impliquen relaciones de grupo y trabajo cooperativo, favoreciendo la
empatía social.
– Llevar a cabo actividades que favorezcan el pensamiento divergente, la creatividad,
espontaneidad.

Metodología
En cuanto a por dónde y cómo comenzar la educación del ritmo, ésta debe fundamentarse
sobre dos pilares: el movimiento o dinámica y el lenguaje.
A lo largo de primaria la metodología de trabajo se va a centrar en función de las
características psicológicas del niño. Comenzamos a trabajar el ritmo de forma intuitiva
comenzando por la negra, blanca y corchea con el silencio de negra con grafías no
convencionales. Si atendemos a pedagogos como Orff y Kodaly, podemos comenzar a
trabajar las figuras musicales desde el lenguaje, en cualquier caso, lo que realmente
debemos entender es que al apoyo y soporte de la educación musical en la escuela son el
lenguaje musical y el ritmo como punto de partida. El trabajo del ritmo partirá de la
percusión corporal, con esta se utiliza una rítmica sencilla en intuitiva, basada
fundamentalmente en la adquisición del pulso y el acento, y de la ordenación de las figuras
rítmicas. Acompañado de pandero, claves, triángulo, etc. El trabajo con láminas se
fundamenta en acompañar a la melodía, esto nos crea la necesidad de un trabajo previo para
coordinar las baquetas e independizar cada mano.
Los xilófonos y metalófonos bajos apoyan la armonía; las maderas hacen ritmos más
rápidos, los metalófonos altos figuras de larga duración y los carillones adornos de dos y
tres notas o la melodía principal. Cuando lleguemos a la flauta de pico, el niño tiene que
saber realizar un trabajo de lectura musical, el trabajo de este instrumento se realiza desde la
coordinación y centrado en el movimiento de los dedos.

( REVISAR LOMCE)
8.1. Secuencia de contenidos
Veamos una secuenciación de contenidos por ciclos:
• Primer ciclo:
– Interiorización de ritmos con movimiento.
– Compás 2/4 (diferenciación parte F y parte D).
– Cartones rítmicos.
– Ritmos libres (con o sin vocablos).
– Instrumentos corporales fundamentalmente e iniciación a la pequeña percusión.
– Lied
• Segundo ciclo:
10
– Compás de 2/4 y 3/4.
– Ritmos con las diferentes figuras.
– Instrumentos corporales pequeña percusión, láminas y flauta.
– Lied y Rondó
• Tercer ciclo:
– Ritmo.
– Compás 6/8
– Instrumentos corporales pequeña percusión, láminas y flauta.
– Lied, Rondó y canon.
Esta secuenciación no es cerrada, puesto que debemos adaptarlo al nivel y características de
los alumnos.

Método Willems
Movimiento natural para la adquisición del sentido de tempo. Partir del movimiento más
simple, la marcha. La carrera. La canción infantil y el folclore infantil.

Método Orff
Introducir el mundo de la música por la puerta del ritmo. Los instrumentos de música.
- rimas infantiles y canciones
- Piezas instrumentales canon y rondó
- Estudios en ritmo y melodía: ritmos hablados, ostinatos rítmicos, ostinatos melódicos
- Estudios en forma de improvisación; ecos con palmadas y ejecuciones, cánones
rítmicos y melódicos, construcción de frases ritmicas y melódicas, Rondó rítmico y
melódico.

CONCLUSIÓN
A lo largo del desarrollo del tema hemos analizado el ritmo así como su valioso papel en la
educación musical. Así mismo hemos estudiado los distintos tipos de ritmos y sus
diferencias: el ritmo
libre, rítmico y métrico haciendo un breve análisis de los elementos del ritmo.
Hemos explicado que el ritmo está íntimamente relacionado con la palabra, el movimiento y
los instrumentos, por tanto, son recursos útiles en el trabajo del aula.
Por último hemos hecho un análisis de las pequeñas formas rítmicas que utilizaremos en la
e. primaria: así como la importancia de trabajar la improvisación rítmica y cómo aplicar
estos contenidos a nuestra actuación en el aula a través de la intervención educativa.
Trabajar el ritmo con nuestros alumnos, nos exigirá la aplicación de metodologías
adecuadas para poder trabajar ordenadamente y aprovechar por completo todas las
posibilidades que nos brinda este elemento de la música que es el ritmo.

La musicalidad en las personas es algo que florece cuando se abona.


Montserrat Sanuy

BIBLIOGRAFÍA
“Teoría de la música” 1,2,3 Sociedad Didáctica Musical.
11
BIBLIOGRAFÍA
ALSINA P(1997) . El área de educación musical. Graó . Barcelona.


ALVIN J.(1970)Música para el niño disminuido Ed. Ricordi Americana


AUTORES VARIOS(1998) Música i dansa a l’ escola infantil Guix nº 249.


ANGUERA, M.T. (1982): Metodología de la observación en las Ciencias Humanas
BENENZON R. (1971). Musicoterapia y educación. Ed. Paidos nº 128.

EISNER, E.W.(1987)Procesos cognitivos y currículum. Martínez Roca
EQUIP DE MUSICA A L’ESCOLA (1990) Guia del Progama. Conselleria de
cultura.Educació i ciència. València.


GIMENO SACRISTAN, J. y PÉREZ GOMEZ, A.: La enseñanza, su teoría y su práctica, Ed


. Akal Universitaria, Madrid.


HELENL. BONNY Y LOUIS M, SAVARY (1993) Mœsica y Mente. Edaf.


JUNG, C. G. (1981) Psicología y religión Ed. Paidós. Barcelona,


HEMSY DE GAINZA. V. (1964) La iniciación musical del niño Ed. Ricordi Americana.
Buenos Aires


HEMSY DE GAINZA. V.(1977) Fundamentos, Materiales i técnicas de la educación


musical. Ricordi . Buenos Aires.


MARTINEZ BONAFE,J. (1998) Trabajar en la escuela. Profesorado y reformas en el


umbral del siglo XXI. Miño y Dávila Editores. Madid.

Música de otras culturas, músicas tradicionales, música exótica… se hallan editadas por
Playasound, Arion, Folkways, Ocora o Maison des Cultures du Monde Auvidis.


GORDERO, PASQUAL P. (1993). Proyecto Curricular de Educación Primaria.



Cons. Cultura Educació i Ciència. València.

Orff-Schulwerk. Ed. Unión musical Española. Madrid.


SAN MARTIN A. (1986) Los recursos audiovisuales. Nau Llibres. València.


WILLEMS E. (1962) La preparación musical de los más pequeños. Ed. Universitaria de


Buenos Aires.


WILLEMS E.( 1979) Ed. El Ritmo Musical. Ed. Universitaria. Buenos Aires.


WILLEMS E.(1981 ed. ) El valor humano de la educación musical. Paidos. Buenos Aires.

Wagner C. (1966). Como enseñar a cantar Ed. y distr. Hogar del Libro. Barcelona


12
WUYTACK J. (1970). Música

13

También podría gustarte