Está en la página 1de 1

Ellen Swallow Richards: la madre de la ingeniería

ambiental

Existe el concepto generalizado de que la ciencia es un campo de hombres. Pero, en este


panorama, existen mujeres que se rebelan contra esta creencia y destacan por encima de la media.
Entre ellas, Ellen Swallow Richards.
13 de junio de 2016
Existe el concepto generalizado de que la ciencia es un campo de hombres. Y, aunque no sea cierto, la
mayoría de las figuras científicas que han pasado a la historia sí que lo son. Este no es un problema
exclusivo de la ciencia, sino un síntoma de base de una sociedad patriarcal; pero cobra especial
intensidad en el campo de las ciencias.
Dentro de este panorama, existen mujeres que se rebelan contra esta creencia y destacan por encima de
la media. Entre ellas, Ellen Swallow Richards.
Swallow está considerada por muchos, la ‘madre de la ingeniería ambiental’. Fue una de las pioneras
en este campo que tan importante y vital se ha convertido en nuestra época. Además, también fue una de
las fundadoras de la higiene ambiental, campo científico enfocado a cuidar las condiciones sanitarias del
entorno para asegurar y proteger la salud de los individuos.
Swallow se decantó por enfocar su carrera profesional hacia la química y la astronomía gracias a la
influencia de su profesora en el Vassar College, María Mitchell, quien está considerada como la primera
astrónoma académica de los Estados Unidos.

Nacida en 1842 en Massachusetts, Ellen Henrietta Swallow Richards se convirtió en la primera mujer en
ser admitida en el prestigioso MIT (Massachusetts Institut of Tecnology) que, a día de hoy, sigue siendo
una de las universidades científico-tecnológicas más importantes del mundo.
Swallow se graduó en 1873, tras lo cual decidió estudiar un doctorado en el mismo centro, pero sus
profesores se negaron a darle el título, ya que no querían que la primera persona en recibir el título de
Doctor en Química, fuera una mujer.
Tras su paso por la universidad, Swallow se casó con el jefe del Departamento de Ingeniería de Minas en
el MIT, Robert Richards, junto con el que estudió y analizó la química del material. Los estudios que
realizó, junto con su marido, le valieron una nominación para ser miembro del American Institute of Mining
and Metallurgical Engineers. De esta manera, sus estudios se fueron centrando, poco a poco, en el medio
ambiente: el agua, el aire y la tierra.
En 1876, junto con la colaboración y financiación de la Asociación para la Educación de las Mujeres de
Bostón, Swallow consiguió abrir un laboratorio en el MIT dedicado exclusivamente a enseñar y potenciar
el talento de futuras mujeres científicas. En 1884 empezó a colaborar en un nuevo laboratorio de química
sanitaria en el MIT, y se convirtió en profesora del mismo.
Además, sus estudios influyeron profundamente al estudio de las aguas residuales, ya que contribuyó a la
fundación del Instituto Oceanográfico de Woods Hole, donde investigó sobre la contaminación del agua
y diseñó sistemas seguros para el aprovisionamiento.

Ampliar la descripción en

https://libraries.mit.edu/archives/exhibits/esr/esr-tributes.html

También podría gustarte