Está en la página 1de 6

SEMINARIO BIBLICO TEOLOGICO DE GUATEMALA

TEOLOGIA CONTEMPORANEA
CATEDRATICO: DR. LUIS DIMAS JOLÓN
DIETRICH BONHOEFFER
EXAMEN FINAL
Alumna: GISELA LARA VANEGAS
Carné: 1-16-2446
Fecha: 07 de junio 2018
Dietrich Bonhoeffer
INTRODUCCION: Entre todos los teólogos alemanes de este siglo, probablemente
Bonhoeffer es la figura más apasionante. Era un hombre muy piadoso, profundamente
insertado en la tradición luterana, de la cual provino, y de una espiritualidad muy vinculada
con la iglesia.
Durante el cautiverio, escribió un epistolario, que, publicado en 1951 con el nombre de
Resistencia y sumisión, influyó poderosamente en la teología de la segunda mitad del s. XX.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS1
Dietrich Bonhoeffer, nació en Breslau el 4 de febrero de 1906. Teólogo protestante alemán,
fue vicario en Barcelona (1928-1929). De familia aristocrática e hijo de un profesor de
psiquiatría Karl Ludwig Bonhoeffer. Su madre, Paula, pertenecía a la familia Von Hase,
Consciente de la problemática social, realizó una investigación sobre la naturaleza de la
Iglesia, Sanctorum communio (1930), seguida de Acto y Ser (1931), que significó su
incorporación a la Universidad de Berlín. Fue discípulo de Karl Barth.
Denunció la aprobación masiva dada al Führer y se opuso a la política racista del III Reich,
por lo que no tardó en ser desposeído de sus cargos docentes. En 1937 publicó El precio de
la gracia y en 1939 viajó a EE UU. Desde 1940, la Iglesia confesante le encargó misiones
especiales. Redactada la parte principal de su Ética, fue detenido en 1943 por haber
participado, junto con el almirante Canaris y otros conspiradores, en el noveno atentado
contra Hitler. Fue ajusticiado en el campo de concentración de Flossenbürg.
En 1912 los Bonhoeffer pasaron a vivir a Berlín, en cuya universidad Dietrich estudió
teología de 1923 a 1927 en que se licenció.
En 1928 - 1929 es vicario en Barcelona.
En 1929 obtiene la agregación en la Universidad de Berlín.
En 1930 marcha a América y cursa un año de estudios en el Unión TTheological Seminary
de Nueva York.
En 1931 es nombrado profesor en la Universidad de Berlín y ejerce de Consiliario en la
Escuela Técnica Superior.
En 1933 pasa a ser pastor de la iglesia alemana de Londres.
En 1935 regresa a Alemania y es nombrado director del Seminario de la iglesia confesora en
Finkewald.
En 1936 es desposeído de su docencia en la Universidad de Berlín.

1
BONHOEFFER, D. Resistencia y Sumisión, Sígueme Salamanca, 1983, contraportada.
En junio de 1939 acepta la invitación de profesor en curso en los Estados Unidos, pero en
agosto de ese mismo año, ante las inquietantes perspectivas de una nueva guerra, decide
regresar voluntariamente a su país.
A partir de 1940, la iglesia confesora le encomienda algunas misiones especiales.
El 5 de abril de 1943 es detenido y encarcelado en Berlín.
El 9 de abril de 1945 es ejecutado en Flossenbürg. Dietrich Bonhoeffer. (Resistencia y
Sumisión, Sígueme Salamanca, 1983, contraportada).
SU PENSAMIENTO TEOLOGICO.
Las ideas de Bonhoeffer han ejercido mucha influencia sobre diversos movimientos: el
ecumenismo, la teología de la muerte de Dios,2 la teología de la liberación, el pacifismo y la
resistencia a régimen opresores.3
En cuanto al hombre moderno y su relación con Dios, Bonhoeffer al igual que Kant, creía
que el mundo moderno había llegado a ser adulto, es decir, que los hombres no habían dejado
de creer en Dios.4 El plantea el cristianismo desde una visión “no religiosa” para alcanzar
“un mundo mayor de edad”. Ya es tiempo de que la Iglesia reconozca que el hombre moderno
vive como si no existiera Dios.
Este mundo en el que vivimos es un mundo adulto en el que el hombre ha aprendido a salir
adelante sin recurrir a la “hipótesis Dios”.
En sus cartas escritas en la cárcel, Bonhoeffer critica duramente aquella religión que
considera a Dios como una muleta psicológica en momentos de problemas.5 Bonhoeffer negó
la idea de que Dios nos ayudara por medio de Su poder. Fundamentándose en Mateo 8:17 el
teólogo razona que, “Cristo no nos ayuda en base a su omnipotencia, sino por su debilidad y
sus sufrimientos”.6
Bonhoeffer ya no creía en un Dios de milagros, de proezas, de hazañas maravillosas. Declaró
que, “Dios, clavado en la cruz, permite que le echen del mundo”. Dios es impotente y débil
en el mundo y precisamente es así que está con nosotros y nos ayuda”.7

2
La teología de la muerte de Dios o tanatoteología. Es también conocido como teología radical, este
movimiento floreció a mediados de los años 60, es una teología que desarrolla la idea nietzscheana de la
muerte del tradicional dios teísta, a saber, que este Dios está ausente o se considera a Dios muerto como
evento histórico. Los máximos representantes de esta teología son: Gabriel Vahanian, Paul Van Buren, William
Hamilton, John Robinson (obispo), Thomas J. J. Altizer, John D. Caputo y el rabino Richard L. Rubenstein. "Dios
ha muerto" expresa el hecho de que para un creciente número de personas en la era moderna Dios parecía
irreal.
3
R, JIMENENEZ CARLO., “Crisis en la teología contemporánea”. Editorial vida 1994. Pág. 80.
4
R, JIMENENEZ CARLO., “Crisis en la teología contemporánea”. Editorial vida 1994. Pág. 81
5
Ibíd. Pág. 81
6
BONHOEFFER, D., “Cartas desde la prisión” (Touchstone: New York, 2007), pp. 360-361. (Transliterado de:
http://protestantedigital.com/magacin/35767/Bonhoeffer_era_evangelico
7
Ibíd. http://protestantedigital.com/magacin/35767/Bonhoeffer_era_evangelico
Con respecto a la religión y la evangelización, según el, los evangelistas tratan con demasiada
frecuencia de hacer sentir inseguros a los hombres para que se acerquen a Dios, por lo cual
él nos exhorta a tener una fe madura en el “Dios de debilidad y padecimiento”, el cual
participa en los sufrimientos de este mundo. Dios nos enseña que debemos vivir sin su ayuda,
y podemos hacerlo. No podemos depender de Dios, por lo que hemos llegado a ser adultos.
Es precisamente en el año 1944, en la cárcel, cuando Bonhoeffer plantea sus famosas
cuestiones acerca de Dios y el hombre en el mundo contemporáneo:
¿Qué es el cristianismo?
¿Qué es Cristo para nosotros en el día de hoy?
¿Cómo hablamos de Dios sin religión?
¿Cómo hablar de una manera secular acerca de Dios?
Bonhoeffer habla acerca de un “cristianismo sin religión”, una vida delante de Dios como si
Dios no existiera. Aduciendo que:
Ser cristiano no significa ser religioso de una manera particular, cultivar alguna
forma de ascetismo como pecador, penitente o santo, sin ser hombre. Ningún
acto hace al cristiano lo que es, sino participar en el padecimiento de Dios en
el mundo.
Este pensador define a la Iglesia de la siguiente manera: “Cristo existe en la comunidad”.
Al presentar la idea de un cristianismo sin religión no quería decir que quisiera abolir la
iglesia como organización. Sino más bien quiso señalar que la fe es más que un asunto
intelectual; es una vida practica y activa.8
La vida espiritual no consiste en cultivar el retiro, sino en abrirse al mundo, celebrando sus
dones y curando sus heridas. Bonhoeffer no siente aprecio por el ascetismo. De hecho,
describe a quienes cultivan el sacrificio y las privaciones como “hijos infieles de esta tierra”.
Para él, el cristiano no debe vivir en las nubes. El cristianismo debe vivir en el centro del
mundo, asumiendo su mayoría de edad, lo cual significa “vivir como hombres capaces de
enfrentarnos a la vida sin Dios”. Ser cristiano no significa cumplir con una rutina de plegarias,
ritos y sacramentos, sino “ser hombre”, es decir, libre, responsable y racional. Según sus
propias palabras.
Bonhoeffer insiste de que el cristianismo no es una religión de redención. Lo argumenta de
la siguiente manera:

A diferencia de las demás religiones orientales, la fe del Antiguo Testamento no es


una religión de redención ... Israel es redimido de Egipto para que, como pueblo de
Dios, pueda vivir en la tierra ante Dios. Los mitos de la redención buscan, al
margen de la historia, una eternidad después de la muerte ...

8
JIMENENEZ CARLO., “Crisis en la teología contemporánea”. Editorial vida 1994. Pág. 81
Pues bien, se dice que lo decisivo es que el cristianismo proclamó la esperanza en
la resurrección y que así se originó una auténtica religión de redención. El centro
de gravedad se halla entonces más allá de la muerte.

Ahí precisamente es donde yo veo el error y el peligro. Pues entonces, redención


quiere decir liberación de las preocupaciones, de los peligros, de las angustias y
deseos, del pecado y la muerte en un más allá mejor. Pero, ¿realmente es éste el
elemento esencial de la revelación de Cristo según los evangelios y san Pablo? Yo
lo niego. La esperanza cristiana en la resurrección se diferencia de la esperanza. 9

Al llegar al tema de la gracia el ataca el concepto de muchos cristianos de que la justificación


por la fe los libera de toda obligación. Denominándola “gracia barata”. “La gracia costosa
vale mucho. Porque le cuesta al hombre su vida, es gracia porque le regala al hombre la vida
… y costosa porque le costó a Dios la vida de su Hijo”.10
La gracia barata es el enemigo mortal de la iglesia, es la gracia considerada como una
mercancía que hay que liquidar, es el perdón malbaratado, es la gracia como almacén
inagotable de la iglesia, es la gracia sin precio, que no cuesta nada.
La gracia barata es la gracia como doctrina, como principio, como sistema, es el perdón de
los pecados considerado como una verdad universal.
Quien la afirma posee ya el perdón de sus pecados, es la negación de la palabra viva de Dios,
es la negación de la encarnación del verbo de Dios, es la justificación del pecado y no del
pecador. Aquí el cristiano no tiene que seguir a Jesucristo; le basta con consolarse en esta
gracia, es aquella que tenemos por nosotros mismos
La gracia barata es la predicación del perdón sin arrepentimiento. La gracia barata es la gracia
sin seguimiento de Cristo, la gracia sin cruz, la gracia sin Jesucristo vivo y encarnado.
La gracia cara es el evangelio que siempre hemos de buscar, son los dones que hemos de
pedir, es la puerta a la que se llama es cara porque llama al seguimiento de Jesucristo.
LAS OBRAS DE BONHOEFFER
No son muchas las obras que han sido publicadas en Latinoamérica.
 El precio de la gracia
 Life Together
 Resistencia y sumisión
 Comunidad y promesa
 Jesucristo: Historia y misterio
 Ética
 Vida en comunidad

9
HINKELAMMERT, FRANZ J. “La crítica de la religión en nombre del cristianismo: Dietrich Bonhoeffer”.
Digitalizado por Biblioteca "P. Florentino Idoate, S.J." Universidad Centroamericana José Simeón Cañas.
10
JIMENENEZ CARLO., “Crisis en la teología contemporánea”. Editorial vida 1994. Pág. 82
 Los salmos el libro de oración de la Biblia
 Cartas de amor desde la prisión
 Sociología de la Iglesia
 Creer y vivir
 Vida en comunidad
 Quien es y quien fue Jesucristo
CONCLUSION
La teología de Bonhoeffer solamente es comprensible con el trasfondo de su vida en medio
de su iglesia. De las decisiones que él tiene que tomar, resultan las reflexiones teológicas que
hace. Todo, por tanto, gira alrededor del impacto que la llegada al poder del nazismo tiene
sobre la iglesia alemana y sobre él, y de la respuesta que él da a un sistema que resulta cada
vez más inhumano y al cual se ve en la necesidad de contestar.
A pesar de las muchas diferencias que existen, esta manera de hacer teología acerca mucho
a Bonhoeffer a lo que surge posteriormente como teología de la liberación en América Latina.
Ella no busca verdades eternas por encima de la historia, sino que reflexiona teológicamente
una historia que se está viviendo.
La teología de Bonhoeffer solamente es comprensible con el trasfondo de su vida en medio
de su iglesia. De las decisiones que él tiene que tomar, resultan las reflexiones teológicas que
hace. Todo, por tanto, gira alrededor del impacto que la llegada al poder del nazismo tiene
sobre la iglesia alemana y sobre él, y de la respuesta que él da a un sistema que resulta cada
vez más inhumano y al cual se ve en la necesidad de contestar.
A pesar de las muchas diferencias que existen, esta manera de hacer teología acerca mucho
a Bonhoeffer a lo que surge posteriormente como teología de la liberación en América Latina.
Ella no busca verdades eternas por encima de la historia, sino que reflexiona teológicamente
una historia que se está viviendo.