Está en la página 1de 1

Introducción teórica

La velocidad de reacción a la cual prosigue una reacción, expresada en términos del aumento o
disminución de un número pequeño de factores que controla la rapidez con que ocurre una reacción.
La cinética química estudia la rapidez o velocidad de las reacciones químicas, por ejemplo en función
de; la concentración, temperatura, mecanismos de reacción, catalizador. Para que tenga lugar una
reacción entre dos partículas, las mismas deben acercarse lo suficiente para que los electrones de
su capa exterior interactúen

Las velocidades de reacción dependen generalmente de las concentraciones de las sustancias


reaccionantes. Para la mayoría de las reacciones, las velocidades son más elevadas cuando las
concentraciones de los reactivos son elevadas. Altas concentraciones significan que un número
relativamente grande de moléculas están juntas en un volumen dado, bajo estas condiciones, las
colisiones entre moléculas reaccionantes que las convierten en moléculas de producto, son
relativamente frecuentes y por consiguiente la reacción es más rápida.

Al aumentar la temperatura de los reactantes, aumentará la energía cinética de las partículas, esto
no solo aumentará la frecuencia de las colisiones si no también la probabilidad de que las partículas
que chocan tengan suficiente energía para sobrepasar la barrera de la energía de activación. Los
cambios de temperatura tienen efectos importantes sobre los organismos vivientes, la fiebre aumenta
la velocidad de las reacciones químicas en el organismo, como es la aceleración del pulso, las
anormalidades del sistema nervioso y digestivo.

Muchas reacciones que se producen lentamente pueden desarrollarse a una velocidad más rápida,
mediante la introducción de sustancias conocidas como catalizadores. Un catalizador es una
sustancia que aumenta la velocidad de una reacción, sin ser consumida en ella, el efecto del
catalizador es el efecto de disminuir la energía de activación requerida para la reacción. La industria
utiliza ampliamente los catalizadores, especialmente aquellos que permiten a las compañías producir
grandes cantidades de un producto a una temperatura más baja, ahorrando con ello costos de
energía