Está en la página 1de 4

INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA

PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

DELITO

1.1. CONCEPTO DE DELITO.

Para los efectos de nuestro estudio, se hace necesario delimitar la noción del delito, y para
ello existe el consenso de que no es posible tener o darse una definición de delito que
satisfaga todos los aspectos que dicho fenómeno social representa, ya que la definición
que algunos códigos penales aún consignan, en el sentido de establecer sencillamente que
delito “es el acto u omisión que sancionan las leyes penales” se trata de una concepción
que ya no satisface.

Por tanto, nuestro Código Penal vigente, en su redacción ya no se incluyera una definición,
por innecesaria, que ya deben tomarse en cuenta las enormes dificultades que se
presentan para encontrar una fórmula que lo comprendiera, tanto en su aspecto intrínseco
como extrínseco, amén de no reportar utilidad alguna, puesto que ello es materia de la
doctrina y propiamente, solo en dicho campo es posible proponer formulas para diversos
puntos de vista; por tanto el problema de encontrar una definición no es de carácter
normativo.

1.2. DEFINICIÓN DE DELITO.

Como ya apuntamos, en vano sé ha tratado de establecer un concepto o definición de


delito que sea perdurable y represente un contenido de aceptación universal, es así que
únicamente es valido señalar en propuesta etimológica y doctrinaria para el solo aspecto
de tener una base para el desarrollo de la presente investigación.

1.2.1. DEFINICIÓN ETIMOLOGICA.

Si tratamos de encontrar las raíces etimológicas de la palabra delito, encontramos que


“deriva del verbo latino delinquere, que significa abandonar, apartarse del buen camino,
alejarse del sendero señalado por la ley”.

Por su parte el Maestro Ignacio Villalobos, refiere que la palabra delito, deriva del supino
delictum del verbo delinquere, a su vez compuesto de linquere, dejar, y el prefijo de en la
connotación peyorativa, se toma como linquere viam o rectam viam: dejar o abandonar el
buen camino”.

Los conceptos apuntados, así como otros autores, coinciden en aceptar como significado
etimológico de la palabra delito, la de “apartarse o dejar atrás el buen camino señalado por
la norma o la ley”, es decir, que desde el origen de la palabra delito, se refería para aludir
a un comportamiento no deseado por la sociedad alejada de las pautas de conductas
idóneas.

Curso: “Justicia Penal Aduanera” Cochabamba, La Paz, Santa Cruz y Tarija. Marzo de 2005 1
Material entregado conforme al Art. 24 Ley 1322
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

De esta manera, la historia registra desde la antigua Roma que ya se distinguía entre
delitos públicos (crimina) y delitos privados (delicta), precisando que “las primeras ponían
en peligro evidente a toda la comunidad, se perseguía de Oficio por las autoridades o a
petición de cualquier ciudadano y se sancionaban con penas públicas (decapitación,
ahorcamiento en el arbol infelix, lanzamiento desde la roca tarpeya, etc.), y tenían
orígenes militares y religiosos. Los segundos, causaban daño a un particular y solo
indirectamente provocaban una perturbación social, se perseguían a iniciativa de la víctima
y daban lugar a una multa privada a favor de ella”

1.2.2. DEFINICIÓN DOCTRINARIA.

En este sentido, las definiciones son muy prolíficas y existen diversos autores que,
aportando su particular punto de vista y experiencia, se atreven a dar una definición al
respecto; así, nos encontramos que Eduardo García Maynez, en su obra denominada
“Introducción al Estudio del Derecho”, que representa una obra clásica del estudiante que
inicia el camino hacia el conocimiento del derecho, cita la definición del Maestro Eugenio
Cuello Calón de su obra “Derecho Mexicano” que dice: “delito es una acción
antijurídica, típica, culpable y sancionada con una pena”.

Esta definición, ya incluye elementos fundamentales del delito que, posteriormente,


anotaremos de manera particular, tales como la tipicidad y otras.

Otros autores, como Luis Rodríguez Manzanera, en su obra “Criminología” consideran que
delito es: “la acción u omisión que castigan las leyes penales, es la conducta definida por
la ley”.

Carrancá y Trujillo, por su parte, refiere que en la ciencia del Derecho se consigna al delito
como: “Todo hecho que lesione, dañe o ponga en peligro las condiciones de vida individual
o social, más o menos importantes, determinadas por el Poder Público”.

Como hemos visto, la lista de autores se haría interminable para referir, de cada uno, su
concepto de delito, pero de todo ello, es incuestionable, que se trata de un hecho o
abstención, que estando prohibido por la ley, está al mismo tiempo sancionado por ella;
violación intencional o culposa de las normas destinadas a proteger a la sociedad o al
Estado, atentando en contra del bienestar, la integridad, la seguridad y la propia vida del
público en general, y por tanto, es que el derecho penal surge y nace como una necesidad
apremiante de toda sociedad humana, con el fin de determinar no solo los actos u
omisiones que constituyen delito, sino también, las penas o sanciones que deban
imponerse, la forma en que tales sanciones deban aplicarse, y los casos en que no deban
aplicarse, así como otra infinidad de aspectos.

El concepto de delito nos hace reflexionar, que de acuerdo a nuestro sistema penal, se
hace conveniente conocer, en forma más o menos precisa, lo que la ley y la doctrina
Curso: “Justicia Penal Aduanera” Cochabamba, La Paz, Santa Cruz y Tarija. Marzo de 2005 2
Material entregado conforme al Art. 24 Ley 1322
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

entiende por determinados términos usados con frecuencia en el curso de un juicio penal;
de este modo los términos más comunes que nos encontramos y que podemos anotar, son
los siguientes:

ILÍCITO.- Todo acto que se verifica contraviniendo la ley y que, por lo mismo, es motivo
de castigo.

FALTA.- Es una infracción de naturaleza penal o administrativa que, por su escasa


trascendencia, se sanciona con penas muy leves o una simple multa.

INFRACCIÓN.- Se entiende por infracción, todo acto cometido en contra de lo dispuesto


legalmente, o faltando al cumplimiento de un compromiso libremente contraído.

DELITO.- Concepto que analizamos pero es necesario distinguirlo del concepto del crimen
o falta, ya que nuestros códigos penales únicamente conceptúan y contienen la palabra
delito, dejando por un lado el término crimen.

CRIMEN.- Siguiendo lo anotado anteriormente, el crimen en algunos países y en el


lenguaje común, se estima como una especie de delito grave; como por ejemplo, en
algunos países se establece una distinción entre Homicidio y Asesinato, considerando éste
último como un término más severo, es decir, al asesinato se le considera como un
homicidio más grave, así, un crimen es de mayor entidad que un delito, pero en nuestro
país, como ya lo referimos, nuestros códigos solo hablan genéricamente de delitos.

SANCIÓN.- En términos jurídicos, se entiende por sanción, la pena o represión impuesta


al que en alguna forma ha faltado a la ley penal.

MULTA.- La multa siempre consistirá en una sanción en dinero o en especie, casi siempre
pecuniaria y en beneficio del Estado o de cualquier entidad oficial o estatal facultada para
imponerla. Cuando se multa a una persona se le condena a pagar cierta cantidad de
dinero.

PENA.- Es el contenido de las sentencias o el castigo impuesto por un tribunal competente


o juez, a un responsable por un delito o infracción penal; en consecuencia, esta pena
puede afectar su libertad o su patrimonio, o ambas, o el ejercicio de algún o algunos
derechos.

REHABILITACIÓN.- Acto legal mediante el cual, una persona recobra la capacidad de


volver a gozar de ciertos derechos de los cuales estaba privado por disposición de un juez
o tribunal. Así, un preso al recuperar su libertad corporal adquiere a su vez su
rehabilitación a sus derechos políticos.

INDULTO.- Se considera al acto de gracia que la autoridad concede a un condenado por


Curso: “Justicia Penal Aduanera” Cochabamba, La Paz, Santa Cruz y Tarija. Marzo de 2005 3
Material entregado conforme al Art. 24 Ley 1322
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

sentencia judicial y en virtud del cual se le exime de cumplir con la sentencia impuesta, o
se le conmuta ésta por otra menos severa.

AMNISTÍA.- Mediante esta figura, el Poder Legislativo borra, por así decirlo, una
infracción penal, anulando el proceso iniciado o las sentencias pronunciadas. Mientras el
indulto solo conmuta o reduce la pena, la amnistía hace desaparecer el delito como si
nunca se hubiere cometido. Se trata, más bien, de una medida de índole conciliatoria y de
naturaleza política, y como tal, suele aplicarse más generalmente a los delitos
denominados de orden político.

Curso: “Justicia Penal Aduanera” Cochabamba, La Paz, Santa Cruz y Tarija. Marzo de 2005 4
Material entregado conforme al Art. 24 Ley 1322

También podría gustarte