Está en la página 1de 5

PRODUCCIÓN EN MULTIMEDIA

EVIDENCIA 3: TRABAJO INVESTIGATIVO SOBRE ECONOMÍA AMBIENTAL

DAVID PARRA RAMIREZ

SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE – SENA


TENCOLOGÍA EN PRODUCCIÓN EN MULTIMEDIA
TRABAJO INVESTIGATIVO SOBRE ECONOMÍA AMBIENTAL

Hasta no hace mucho tiempo empresa y medio ambiente eran dos elementos enfrentados.
La empresa (industria, construcción, agricultura...) se veía como fuente de contaminación y
de destrucción ambiental, y, por su parte, se pensaba que la preocupación ambiental era
un freno al desarrollo empresarial y a la creación de empleo. Esta perspectiva ha empezado
a cambiar desde la introducción del concepto de "desarrollo sostenible" y ante la necesidad
de superar una concepción "productivista" de los modelos de desarrollo que conducía
irremediablemente a una crisis ambiental a escala planetaria (destrucción de la capa de
ozono, cambio climático, pérdida de biodiversidad, contaminación de los recursos vitales -
aire, agua, suelo -, incremento de los residuos, etc.)

Hoy en día el esfuerzo de las empresas y de las administraciones por el respeto por el
medio ambiente es muy grande.

La empresa y el medio ambiente están obligados a entenderse. Y este entendimiento pasa


por lo que se ha venido en llamar "ecoeficiencia" (disminución del impacto ambiental en
relación al volumen de producción obtenido).

Uno de los temas de moda actuales es el impacto ambiental, y sin duda tiene una relación
estrecha con la economía a nivel macro y micro, aunque no es una relación estrictamente
proporcional. El descuido hacia el ecosistema en el que se desarrolla una economía tiene
fuertes consecuencias, desde la desaparición de especies hasta el consumo indiscriminado
de los recursos naturales.

Es necesario conocer las definiciones de la terminología comúnmente usada, como el


impacto ambiental, que puede entenderse como el resultado de toda actividad que altere el
medio ambiente en el que se presenta y que puede ser causada por el ser humano. De este
modo, toda actividad humana tiene un impacto ambiental por mínimo que sea y puede
modificar el sistema ambiental en conjunto, poniendo en riesgo el equilibrio ecológico o la
supervivencia de las especies que lo habitan. Cuando estas condiciones se cumplen,
hablamos de impactos significativos. Pero, ¿qué es exactamente un sistema ambiental?
Podría definirse como un área geográfica cuya extensión está delimitada por fronteras
naturales (un río, curvas de nivel, una cadena montañosa, barrancas, etc.) o artificiales, que
ya han causado una segmentación (una carretera, una presa, una brecha…).

Teniendo en cuenta los conceptos anteriores, la evaluación del impacto ambiental juega un
papel de suma importancia en la economía, ya que se vuelve imprescindible que exista una
armonía entre el medio ambiente y el desarrollo de la actividad económica (sostenibilidad).
De no ser así, tarde o temprano los recursos naturales del medio se agotarán, ya sea por
consumo de la industria o por la contaminación y/o el exterminio de diferentes especies.
Por ejemplo, el impacto que genera que una industria química vierta los residuos a un río
tiene una implicación significativa, ya que estaría alterando factores ambientales que
ocasionarían graves consecuencias para el medio ambiente (Figura 1).

Figura 1. Simulación del impacto generado por desechar desperdicios químicos en


un rio

Según las técnicas de identificación de impactos, el factor ambiental afectado en este caso
sería, en primer lugar, agua, flora y fauna (lo que desencadenaría una serie de efectos
sobre el medio y cambiaría sus condiciones iniciales). Aunque estrictamente existe ya un
impacto ocasionado por la construcción de la fábrica, existe también un equilibrio dentro de
ella, que se vería afectado nuevamente por la aparición de factores ambientales alterados
(Figura 2).

Figura 1. Representación gráfica de un impacto ambiental. Tomada de Orea (2002)

Actualmente se han creado diferentes normas para las empresas en el ámbito ambiental,
esto debido a los problemas que la industria presentaba frente a la contaminación del medio
ambiente. Esta medida me parece muy importante ya que las empresas deben de pensar
en cómo su sistema productivo genera el menor impacto al medio ambiente, en donde se
tiene que estudiar muy bien cada una de las áreas y partes que conforman la empresa para
así poder determinar una adecuada sostenibilidad.

El papel de la evaluación de los impactos ambientales es precisamente prever este tipo de


impactos y proponer medidas de mitigación, prevención y/o compensación para cada uno
de los impactos identificados como significativos. De manera práctica se definen:

Medidas de mitigación: son aplicables a impactos que no se pueden evitar y su función es


disminuir en lo posible el daño al factor ambiental afectado.

Medidas de prevención: evitan impactos que no necesariamente tienen que ocurrir (por
ejemplo, el desbordamiento de una presa, la explosión de una planta de gas etc.).

Medidas de compensación: en todo proyecto existen impactos ambientales que no se


pueden evitar. Por ello, hay que compensar el daño en una determinada área. La magnitud
de estas medidas muchas veces está regida por las leyes.

No obstante, la aplicación de cualquier medida está sometida a un estudio técnico-


económico, mediante el cual se determina si es posible (dentro de los alcances del
proyecto) financiar la aplicación de estas medidas, o si se cuenta con la tecnología
suficiente. De no ser así, se optaría por buscar una ubicación del proyecto que no implique
causar impactos significativos en el sistema ambiental.

CONCLUSIÓN

Una adecuada previsión de los impactos ambientales permite minimizar los efectos
perjudiciales para el entorno. Sin embargo, se deben conocer las limitaciones legales,
técnicas y económicas para el establecimiento de un proyecto, y de esta manera, reducir
los costes previos. Unos costes que tienen que ser amortizados dentro de las utilidades
generadas en la vida útil del proyecto, aunque uno de los retos es también lograr el equilibrio
económico-técnico-ambiental que, en teoría, se facilita con innovaciones tecnológicas,
aunque muchas veces no es posible a corto plazo. La pregunta entonces sería: ¿tenemos
suficiente tiempo para lograr ese equilibrio?
Referencias:

Domingo Gómez Orea. (2002). Evaluación de Impacto Ambiental. España: Mundi-prensa.

Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, DOF 09-01-2015