Está en la página 1de 2

EL ELOGIO DE LA DIFICULTAD

EL ELOGIO DE LA DIFICULTAD

EDWARD OJEDA ESPAÑA-ID 387761

FUNDACION UNIVERSITARIA LUMEN GENTIUM

FACULTAD DE EDUCACION

COMENTARIO CRITICO DIRIGIO A CURSO PROYECTO DE VIDA

LICENCIATURA EN INFORMATICA

FUNDACION UNIVERSITARIA LUMEN GENTIUM, Cra. 94 No. 4C – 04

SANTIAGO DE CALI, 21 DE FEBRERO DEL 2019


EL ELOGIO DE LA DIFICULTAD

El texto el elogio de la dificultad, comienza definiendo según el autor como inventamos


una vida soñada, una felicidad sin preocupaciones que cuando la imaginamos no existen
riesgos, una vida sin lucha sin ninguna satisfacción por la realización de una meta, sobre el
aspecto, donde el autor cuestiona que el problema no es desear, el problema es que lo
hacemos de una forma equivoca, cabe destacar que esta reflexión, define la vida misma, un
camino en el que en vez de tener una lucha, y en ese transcurso donde se logre una
estimulación de nuestras capacidades, haya un cambio consigo mismo, pero no es así como
el autor concibe la sociedad, enfoca su idea a una instancia a un retorno al huevo, puede
referirse a una metáfora, en el que existe una vida sin sentido, dado que todo lo tendríamos
ahí, es decir, el aspecto en el que concibe una vida con sentido seria donde cada personaje,
trabaje, se esfuerzo para así tener más posibilidades en lo que busca, para así no aprender
conocimiento, si no generar incógnitas preguntas, que conlleven a crear conocimiento. Y
esa reflexión si fuera alcanzable no daría por resultado que parte de nuestra humanidad se
perdería, no tendríamos tristezas o dolor acaso no es eso lo que nos hace humanos.
Cuando se refiere al fundamento que en vez de “discutir un razonamiento se le reduce un
juicio de pertenencia al otro, y el otro es, en este sistema, sinónimo de enemigo” para esto
hay que enfatizar que hay diferentes grupos formados por personas, donde los personajes
creen en esas utopías de esas formaciones colectivas, y al entregar esa fe por dichos grupos
hace que perdamos nuestra identidad, y nos creen una nueva donde al entrar en esos
colectivos se sientan seguros, sin tener que vivir sin ningún problema, Eso haría como
define en el aspecto de que se haya un amor por lo propio, y un odio por lo extraño, esto
daría que eso extraño, sin importar el aspecto que sea se convierta en algo negativo. Aun
así deja claro que no está mal la renuncia de toda participación colectiva, si no que si se
hace parte de una formación colectiva, seria aquella en la que nos exijan, en la que haya un
crecimiento al desarrollo, donde haya un amor y un respeto por la diferencia, ya que esto
es lo que enriquece la vida misma, donde haya pensamientos de todo tipo, y así dejando las
excusas como algo obsoleto, no como un así es la vida, o así lo quiso Dios, si no que en
cambio se esté dispuesto a una autocrítica, para así seguir impulsando un desarrollo. Y así
convertir una sociedad que desee construir un mundo real, con colectivos con la fiel
creencia de quitar valor a lo fácil, logremos construir, respecto por lo ajeno, estimulación
por el esfuerzo, y de esta manera verdaderamente vivir.