Está en la página 1de 12

NAVIDAD: LA VERDADERA HISTORIA DE SU ORIGEN

La navidad es una de las celebraciones más importantes en todo el mundo. Es un hito importante para
nosotros, el final de un año, tiempo de regalos, festejos, reuniones familiares y –para los cristianos practicantes-
una emotiva fiesta religiosa.

Aunque la Navidad es actualmente época de regalos, de celebraciones y reuniones familiares, lo cierto es que
su origen responde en realidad a otros factores históricos que involucran al poderoso Imperio Romano, a ritos
paganos y poco tienen que ver con el hecho histórico que conmemoran: el nacimiento del niño Jesús.

Todos sabemos que el 25 de diciembre se conmemora el nacimiento de Jesús de Nazaret, pero la verdad es
que se desconoce la fecha exacta de este hecho histórico. El análisis de ciertos fragmentos de los evangelios, así
como de otros documentos de aquella época, han permitido a los historiadores realizar diferentes hipótesis
sobre el nacimiento de Jesucristo. Algunos hablan de abril o mayo, mientras que otros concluyen que fue en
Septiembre u Octubre.

 1 El origen pagano de la Navidad


o 1.1 Saturno en el significado de la Navidad
o 1.2 Nimrod y el significado de la Navidad
 2 El origen del nombre de la Navidad
 3 Santa Claus y la Navidad
 4 El origen de los regalos de Navidad
 5 El origen de la Navidad: El nacimiento del niño Jesús
 6 ¿Por qué se celebra el 25 de diciembre?

El origen pagano de la Navidad

Aunque normalmente asociamos el origen de la Navidad a los mitos cristianos y al catolicismo, puesto que
representa el nacimiento del niño Jesús; en realidad, esto es un error, al menos tal y como tenemos hoy en día
aceptada la Navidad.

Precisamente, por esta dudad entre la Navidad pagana y la Navidad cristiana, hubo un caso en 1990, en el que
la junta escolar de Solon (Ohio) decidió eliminar todas la representaciones de la Navidad en cualquier ámbito
escolar, puesto que era una práctica en contra del Estado laico de la ciudad, es decir, no respetaba la sepación
entre Iglesia y Estado. Igualmente, la junta perdió el caso porque las familias se oposuieron a que sus hijos no
pudiesen celebrar la Navidad en el colegio, defendiendo que la práctica de la Navidad era un acto secular y
formaba parte de todas las culturas del mundo. A pesar de que la junta perdiera el caso, sí lograron eliminar
las oraciones y la lectura de la biblia, asociadas a la celebración de la Navidad.

El origen de la Navidad, no es para nada cristiano. Como lees en el principio de este artículo, el origen de la
Navidad es pagano. La primera vez que podemos oír hablar de las Navidades celebradas el 25 de diciembre
(tal y como lo conocemos hoy) surgió casi dos siglos después del nacimiento de cristo por lo que, incluso
después del nacimiento del niño Jesús, las Navidades se seguían celebrando en torno a la figura de Saturno
que los romanos implantaron.

Los romanos celebraban la Saturnalia romana que no era más que un festival que representaba el solsticio de
invierno y honraban al dios Saturno. Durante esta fiesta, los romanos se alborotaban y por ello, los pocos
cristianos que existían en aquella época, se oponían a estas celebraciones tan descontroladas. De esta manera se
dice que la Navidad surgió para sustituir la celebración de Saturno, rey del Sol, que en inglés es “sun”, por lo
que se tomó como el nacimiento del hijo de Dios, que en inglés es “son”. Más tarde, cuando la religión
cristiana se impuso en todo el Imperio Romano, el rey Justiniano declaró la Navidad como unas fiestas cívicas,
aunque poco duró esta compostura, pues en la Edad Media las fiestas navideñas se convirtieron en días para
beber y estar de juerga de la mañana a la noche.

De hecho, si miramos costumbres antiguas, puede parecer muy raro celebrar el nacimiento de alguien ya que
en los primeros siglos de Iglesia Cristiana, se solía celebrar la muerte de las personas que eran importantes y
no sus nacimientos.

También tenemos que observar la siguiente cita para darnos cuenta de que, en realidad, esta festividad no es
aceptada en la Biblia.

Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” (Mat. 15:9). La Navidad no es un
mandamiento de Dios — es una tradición de los hombres. Cristo continuó: “Bien invalidáis el mandamiento de Dios para
guardar vuestra tradición. (Marcos 7:9)

Saturno en el significado de la Navidad

La Saturnalia se celebraba cuando el sol estaba más bajo en el cielo y, así, los días se hacían más largos. Eso
simbolizaba el crecimiento. Durante esta época se honraba a Saturno, dios del Sol y del fuego. También era
relacionado con la agricultura, pues esta necesitaba el sol para poder sembrar y que las cosechas creciesen. El
festival de invierno llamaba a este dios del Sol para que volviese y las cosechas siguiesen creciendo.

El planeta Saturno también toma el nombre de este Dios, pues sus anillos y el color rojo marcaban esta
asociación.

En el resto de las civilizaciones y culturas, también existía este dios del fuego y del sol. En Egipto lo llamaban
Vulcano, los griegos le llamaban Cronos, los babilonios Tamuz (o Nimrod cuando resucita en su hijo) y Moloc
o Baal para los druidas. Para ellos, todos estos dioses eran Nimrod, considerado el padre de los dioses
babilonios.

Saturno también era considerado un devorador de niños pues, al ser el padre de los dioses, debía tener un
caracter intachable. Llevando el nombre de Cronos, cuenta la historia que devoraba a sus hijos según nacían.

Si te estás preguntando por qué consideraban necesario sacrificar a los niños para adorar a este dios, se debe
simplemente a que creían al fuego como algo divino que limpiaba los pecados y defectos que se pasaban de
manera de generación en generación, por lo que a los niños debían quemarlos para eliminar estas genéticas.

Nimrod y el significado de la Navidad

Nimrod, además de ser uno de los dioses originales de la historia, también fue una figura bíblica. En el Génesis
se explica que Nimrod trató de remplazar a Dios. Según él, si Dios intentase ahogar al mundo de nuevo,
construiría una torre muy alta que nadie pudiese alcanzar.

Nimrod se constituye como el primer rebelde de la humanidad que era adorado por falsas religiones, bajo
muchos nombres diferentes.

En el Antiguo Testamento podemos observar muchas condenas de Dios hacia Israel por seguir falsas
religiones y acatar costumbres que no debían.
El origen del nombre de la Navidad

Como decimos, el nombre de Navidad puede venir asociado a diversos orígenes. El primero de ellos es por la
Natividad, como nacimiento de Cristo; teniendo en cuenta también, el nombre de la Saturnalia. Pero también
surge de la palabra caníbal, una práctica común en los que adoraban a Saturno, puesto que el mismo Saturno
devoraba a sus hijos.

Santa Claus y la Navidad

Aunque en la edad moderna nos referimos a Santa Claus por San Nicolás, en una edad anterior, Santa era el
nombre del dios Nimrod en Asia menor. Si lo pensamos un poco, veremos que el centro de las Navidades, en
todas sus etapas, siempre han sido protagonizadas por los niños. Durante los tiempos romanos, los regalos se
daban a niños y pobre; y los druidas sacrificaban a los niños para el dios que adoraban en estas fechas. De esta
misma manera, Nimrod o el Santa pasado, deboraba a los niños y, hoy en día les reparte regalos.

Igualmente, también debemos analizar la figura de San Nicolás, que proviene de un personaje llamado “el
alegre Nick” o “el viejo Nick”. Si nos centramos en su nombre, Nick proveine de Nikos que significa
“constructor y destructor”, mientras que “Laos” significa pueblo. Los nicolaítas (seguidores de San Nicolás) se
definen entonces como “el pueblo que sigue al destructor”, que no deja de ser, de nuevo, Nimrod.

El origen de los regalos de Navidad

El origen de esta costumbre de Navidad se remonta a los romanos cuando, en Saturnalia,


también intercambiaban regalos unos con otros. Y como ya te suponías, no, esto tampoco es una tradición
relacionada con el cristianismo. Obviamente, durante estas fechas, no hacemos ofrendas a Dios, si no que nos
las hacemos a nosotros mismos en forma de regalos, olvidando completamente la figura de Cristo. De hecho,
según indica la Biblia, el cumpleaños tampoco debería ser celebrado, porque están siendo, del mismo modo,
egoístas con Dios que hizo nacer al ser humano.

Como indica la biblia, en el momento que los Reyes Magos le ofrecen obsequios al niño Jesús, es lo que en
realidad debería ser la Navidad: unas fechas para hacer ofrendas a Cristo.

Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo:
¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido?… Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y
postrándose, lo adoraron; abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. (Mateo 2:1-11)

De esta manera, nos damos cuenta que las costumbres y celebraciones que realizamos en Navidad, no tienen
nada que ver con un origen cristiano y, por lo tanto, no es una celebridad cristiana, tal y como sucede con su
origen real.

El origen de la Navidad: El nacimiento del niño Jesús

Según podemos leer en las escrituras, por las descripciones que nos dan de aquel día, no es posible que Cristo
naciera el 25 de diciembre. La razón que se explica es que los judíos enviaban a sus ovejas a los desiertos cerca
de la Pascua y estas volvían cuando llegaban las primeras lluvias, que comenzaban durante el otoño. Cuando
Jesús nació, las ovejas pastaban al aire libre, por lo que todavía no había llegado octubre, por lo que es difícil
encajar al nacimiento de Jesús en el 25 de diciembre y este ha tenido que ser a finales de septiembre o
principios de octubre.
Las escrituras que explican el nacimiento de Jesús, se recogen en Lucas y así se cuenta:

En la misma región había pastores que estaban en el campo, cuidando sus rebaños durante las vigilias de la noche (Lucas
2:8)

Pero, entonces, ¿por qué asociamos el 25 de diciembre a la Navidad?

Durante la época de los romanos, la Saturnalia se celebraba y todos se intercambiaban regalos entre ellos. Para
esta cultura, el 25 de diciembre se celebraba el nacimiento de Mitra, el dios iraní de la Justicia. También el 1
de enero, celebraban el año nuevo decorando sus casas con luces y dando regalos a pobres y a niños. Para
entonces habían adquirido otras costumbres germánicas y celtas como el tronco navideño, los abetos y la
comida. Estas costumbres eran también las propias del Festival de Navidad.

El 25 de diciembre no fue elegido para la Navidad porque fuese el nacimiento de Cristo, si no que era la mejor
formar de sustituir la Saturnalia, una celebración pagana que, cuando el mundo eclesiástico se impuso, debía
ser totalmente exterminada.

¿Por qué se celebra el 25 de diciembre?

La explicación más consistente de los historiadores es que el origen de la Navidad estuvo relacionado con una
serie de decisiones tomadas por los altos mandos de la iglesia cristiana en los siglos III y IV. Entre ellas, se
considera como la más determinante, la moción del Papa Julio I en 350 para establecer la navidad el 25 de
diciembre. Esto fue decretado 4 años después por el Papa Liberio.

El porqué de la elección de esta fecha se relaciona con la necesidad de la recientemente oficializada religión
cristiana de imponerse sobre los tradicionales cultos paganos-romanos. En diciembre se celebraba -en el gran
espacio ocupado por el Imperio Romano- el culto a Saturno, dios de la agricultura (principal sustento y
actividad económica de estos pueblos). Las Saturnales se realizaban del 17 al 23 de diciembre, los días más
cortos del año, y luego el 25 de diciembre se consideraba en nacimiento del nuevo sol.

La iglesia cristiana eligió entonces el 25 de diciembre como día del nacimiento de Jesús como estrategia en su
proceso de expansión, en el que sistemáticamente buscó absorber y fusionar sus celebraciones con los ritos
paganos de los diversos pueblos convertidos.

El ritual de la navidad fue evolucionando con los siglos, lo que festejamos hoy día es muy distante de estas
primeras navidades, y responde principalmente a costumbres originarias del siglo XIX y a la influencia de la
sociedad de consumo.

De todos modos, la verdadera historia del origen de la navidad no debe distanciarnos de nuestras creencias
personales y familiares. Puesto que la esencia de estas fiestas trasciende lo histórico, y reside en lo espiritual, y
está muy bien que así sea.

Os deseamos una feliz navidad de parte de todo el equipo de Sobrehistoria.com


¿Deben los cristianos celebrar la Navidad?

Pregunta: "¿Deben los cristianos celebrar la Navidad?"

Respuesta: La polémica de si los Cristianos deben celebrar la Navidad o no se ha estado en discusión por
siglos. Hay Cristianos dedicados y sinceros en ambos lados del dilema, cada uno con múltiples razones del
porque o por qué no se debe celebrar la Navidad en los hogares Cristianos. ¿Pero qué es lo que dice la Biblia?
¿Da la Biblia instrucción clara sobre si la Navidad es una festividad que debe ser celebrada por los Cristianos?

Primeramente veamos las razones por las que algunos cristianos no celebran la Navidad. Una razón contra la
celebración de la Navidad es que las tradiciones que rodean esta festividad tienen su origen en el paganismo.
La búsqueda de la información sobre este tema es difícil porque los orígenes de muchas de nuestras
tradiciones son tan oscuros que sus fuentes de información a menudo se contradicen entre ellas. Campanas,
velas, muérdago y otras decoraciones se mencionan en la historia del culto pagano, pero el uso de estas en el
hogar ciertamente no indica retornar al paganismo. Mientras que hay definitivamente raíces paganas en
algunas tradiciones, hay muchas más asociadas con el verdadero significado de la Navidad – el nacimiento del
Salvador del mundo en Belén. Campanas que tañen para anunciar las buenas nuevas, velas que se encienden
para recordarnos que Cristo es la Luz del Mundo (Juan 1:4-9), una estrella que se coloca en la punta del árbol
para conmemorar la estrella de Belén y regalos que se intercambian para recordarnos los obsequios de los
reyes magos a Jesús, el más grande regalo de Dios a la humanidad.

Otro argumento contra la Navidad, especialmente el del árbol de navidad es que la Biblia prohíbe traer árboles
a nuestros hogares para decorarlos. El pasaje más citado es el de Jeremías 10:1-16, pero este pasaje se refiere a
cortar árboles, cincelar la madera para hacer un ídolo y después decorarlo con plata y oro con el propósito de
inclinarse ante él y adorarlo (véase también Isaías 44:9-18). El pasaje en Jeremías no puede tomarse fuera de
contexto y aplicarse como legitimo argumento contra los árboles de Navidad.

Los cristianos que prefieren ignorar la Navidad indican el hecho de que la Biblia no proporciona la fecha del
nacimiento de Cristo, lo cual es cierto. El 25 de diciembre puede no estar ni siquiera aproximado a la fecha en
que nació Jesús. Existen un sinnúmero de argumentos en ambos lados, algunos refiriéndose al clima en Israel,
las costumbres de los pastores en invierno y las fechas de los censos efectuadas por los romanos. Todos estos
argumentos contienen de cierto grado de conjetura, lo que nos trae nuevamente al hecho de que la Biblia no
nos dice cuando nació Cristo.

Algunos ven en ello la prueba de que Dios no desea que celebremos Su nacimiento, mientras que otros ven en
esta omisión de la Biblia una tácita aprobación.

Algunos cristianos piensan que puesto que el mundo celebra la Navidad – aunque cada vez se convierte más y
más en algo políticamente aceptado, el referirse a esta fecha como “días festivos” – los cristianos no deberían
hacerlo. Pero este mismo es el argumento usado por falsas religiones que niegan totalmente a Cristo, al igual
que ciertos cultos como los Testigos de Jehová, quienes niegan Su deidad. Aquellos Cristianos que sí celebran
la Navidad, tienden a ver en ello, la oportunidad para proclamar a Cristo como “la razón de la celebración”
entre las naciones y para aquellos cautivos en falsas religiones.

Como hemos visto, no hay realmente una razón bíblica para no celebrar la Navidad. Al mismo tiempo, no hay
tampoco un mandato bíblico para celebrarla. A fin de cuentas, celebrar la Navidad o no, es una decisión
personal. Sin importar la opción que los Cristianos elijan en relación a la Navidad, sus puntos de vista no
deben ser usados como un arma para atacar o denigrar a aquellos con criterios opuestos, tampoco deben ser
usados como un galardón para el orgullo sobre si se debe celebrar esta festividad o no. Como en todo,
debemos pedir sabiduría a Aquel que la otorga liberalmente a todo aquel que la busca (Santiago 1:5) y
aceptarnos unos a otros en gracia y amor cristianos, independientemente de nuestras opiniones sobre la
Navidad.

Los Cristianos y La Navidad ¿Debemos los Cristianos Celebrar la Navidad?


Actualmente existen diversos grupos que condenan la celebración de la Navidad, notablemente la secta de los
Testigos de Jehová. Pero también existen grupos cristianos que se oponen a la celebración de la navidad dando
como razones que Jesucristo no nació el 25 de Diciembre, que esta era una celebración del paganismo de
adoración al dios del sol, que los árboles de navidad representan una antigua tradición pagana de adoración a
la naturaleza representada por arboles sagrados. Otros cristianos deciden no celebrar navidad para evitar le
época de ventas que exaltan el consumismo y el materialismo, y que enaltecen a Santa Claus en vez de a
Cristo.

Veamos a continuación respuestas a todas estas objeciones.

¿Cree usted que los cristianos debemos celebrar la navidad? ¿Porque si o porque no?

Entonces, si Jesús no nació el 25 de Diciembre, ¿Entonces porque celebramos su nacimiento ese día? ¿Es malo
hacerlo? ¿Es malo poner un pino de Navidad? ¿Cuál es el verdadero significado de la Navidad? ¿Qué enseña
la Biblia?

I. ¿Debemos o no Celebrar que Jesús Nació?


Los Testigos de Jehová son conocidos por prohibir a sus seguidores la celebración de cumpleaños. Su
excusa es que los únicos dos cumpleaños que se celebran en la Biblia son los del Faraón en Génesis 40:20-22
y el de Herodes en Mateo 14:6-10. Entonces mencionan que en el cumpleaños del Faraón, mataron a su
panadero, y en el de Herodes, le cortaron la cabeza a Juan el Bautista, por lo tanto ellos dicen que es malo
celebrar cumpleaños y por eso es malo celebrar la navidad, pues se celebra el cumpleaños de Cristo.

La respuesta que damos es esta:

1. La Biblia en ningún lugar prohíbe la celebración de cumpleaños


El hecho de que el faraón y Herodes hayan cometido maldad en su cumpleaños no es una prohibición, sino
solo una narración histórica que se menciona de paso. También en una corte juzgaron a Jesús y eso no hace
mala la ley o las cortes.

2. Lo que la Biblia no prohíbe explícitamente o no va contrario a principios morales es algo


permitido para el cristiano.

Por ejemplo la Biblia no dice nada sobre jugar futbol, y cuando jugamos futbol no hay nada en hacerlo,
nada que sea inmoral o vaya contra algún principio bíblico o moral, por lo tanto jugar futbol es algo
permitido para el cristiano.

La Biblia nos dice que tenemos libertad siempre y cuando lo que hagamos sea conveniente y edifique o
construya nuestra vida:

1 Corintios 10:23 Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.
¿Cree usted que los cristianos son edificados al celebrar la navidad recordando que Jesús vino al mundo?
¿Porque si o porque no?

El Apóstol Pablo advierte a los Colosenses contra falsas enseñanzas legalistas que prohibían cosas que Dios
no prohíbe:

Colosenses 2:20-23 20 Si con Cristo ustedes ya han muerto a los principios de este mundo, ¿por qué, como si todavía

pertenecieran al mundo, se someten a preceptos tales como:21 «No tomes en tus manos, no pruebes, no

toques»? 22 Estos preceptos, basados en reglas y enseñanzas humanas, se refieren a cosas que van a desaparecer con el

uso. 23 Tienen sin duda apariencia de sabiduría, con su apariencia de piedad, falsa humildad y severo trato del cuerpo,

pero de nada sirven frente a los apetitos de la naturaleza pecaminosa.

3. Dios ordenó a su pueblo celebrar actos importantes de su salvación:

Éxodo 5:1 Después Moisés y Aarón entraron a la presencia de Faraón y le dijeron: Jehová el Dios de Israel dice así:

Deja ir a mi pueblo a celebrarme fiesta en el desierto.

Éxodo 12:14 Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Jehová durante vuestras

generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis.

Éxodo 23:14 Tres veces en el año me celebraréis fiesta.

Josué 4 nos da un pasaje muy interesante sobre como Dios mismo tomó iniciativa en pedir a Josué para que se
levantaran 12 piedras para conmemorar los actos de salvación de Dios.

Josué 4:8 Y los hijos de Israel lo hicieron así como Josué les mandó: tomaron doce piedras de en medio del Jordán,

como Jehová lo había dicho a Josué, conforme al número de las tribus de los hijos de Israel, y las pasaron al lugar donde

acamparon, y las levantaron allí.

Josué 4:21-24 20 Y Josué erigió en Gilgal las doce piedras que habían traído del Jordán. 21 Y habló a los hijos de

Israel, diciendo: Cuando mañana preguntaren vuestros hijos a sus padres, y dijeren: ¿Qué significan estas piedras?

22 declararéis a vuestros hijos, diciendo: Israel pasó en seco por este Jordán. 23 Porque Jehová vuestro Dios secó las

aguas del Jordán delante de vosotros, hasta que habíais pasado, a la manera que Jehová vuestro Dios lo había hecho en

el Mar Rojo, el cual secó delante de nosotros hasta que pasamos; 24 para que todos los pueblos de la tierra conozcan

que la mano de Jehová es poderosa; para que temáis a Jehová vuestro Dios todos los días.

¿Para que sirvieron esas doce piedras levantadas por Josué?, ¿cuál era su propósito?

¿Cree que a Dios le interesa que celebremos o recordemos sus actos de salvación por nosotros?
Jesucristo mismo en varias ocasiones participó de estas celebraciones de los actos de Dios:

Juan 4:45 Cuando vino a Galilea, los galileos le recibieron, habiendo visto todas las cosas que había hecho en

Jerusalén, en la fiesta; porque también ellos habían ido a la fiesta.

Cristo mismo también menciona en la parábola del hijo prodigo de como el padre se alegró e hizo fiesta y celebración
porque su hijo perdido volvió:

Lucas 15:32 Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había

perdido, y es hallado.

Como vemos la Biblia nos muestra que no hay nada malo en celebrar motivos de alegría si se hace decente y
sanamente.

Retornando a nuestra pregunta ¿Debemos Celebrar que Jesús Nació? ¿Hubo alguna celebración en el nacimiento de
Jesús?

Mateo 2 registra que los reyes magos o los sabios viajaron cientos de kilómetros para venir a ver el nacimiento de Jesús
y adorarle.

Mateo 2:2 y 11 2—¿Dónde está el que ha nacido rey de los judíos? —preguntaron—. Vimos levantarse su estrella y

hemos venido a adorarlo. 11 Cuando llegaron a la casa, vieron al niño con María, su madre; y postrándose lo

adoraron. Abrieron sus cofres y le presentaron como regalos oro, incienso y mirra.

Lucas 2 registra que hubo regocijo en el cielo con los ángeles ante el nacimiento de Jesús, quienes anunciaron a los
pastores y vinieron a adorarle.

Lucas 2:9-16 y 20 9 Sucedió que un ángel del Señor se les apareció. La gloria del Señor los envolvió en su luz, y se

llenaron de temor.10 Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo

de mucha alegría para todo el pueblo. 11 Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el

Señor. 12 Esto les servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» 13 De

repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían: 14 «Gloria a Dios en las alturas, y

en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad.» 15 Cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores se dijeron

unos a otros: «Vamos a Belén, a ver esto que ha pasado y que el Señor nos ha dado a conocer.» 16 Así que fueron de

prisa y encontraron a María y a José, y al niño que estaba acostado en el pesebre. 20 Los pastores regresaron

glorificando y alabando a Dios por lo que habían visto y oído, pues todo sucedió tal como se les había dicho.

En el verso 10, ¿qué tipo de noticia traían los pastores? ¿que producirían esas noticias en los hombres que las
escucharan?

En los versos 13 y 14, ¿qué hicieron los ángeles? ¿que dijeron que traía a Dios y a los hombres el nacimiento de Jesús?

En Lucas 2:25-32 Simeón se lleno de alegría intensa al ver que Jesús nació:
Lucas 2:25-32 25 Ahora bien, en Jerusalén había un hombre llamado Simeón, que era justo y devoto, y aguardaba con

esperanza la redención de Israel. El Espíritu Santo estaba con él 26 y le había revelado que no moriría sin antes ver al

Cristo del Señor. 27 Movido por el Espíritu, fue al templo. Cuando al niño Jesús lo llevaron sus padres para cumplir

con la costumbre establecida por la ley, 28 Simeón lo tomó en sus brazos y bendijo a Dios: 29 «Según tu palabra,

Soberano Señor, ya puedes despedir a tu siervo en paz. 30 Porque han visto mis ojos tu salvación, 31que has

preparado a la vista de todos los pueblos: 32 luz que ilumina a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.»

¿Qué hizo Simón al ver a Jesús de 8 días de nacido? ¿Cuál era el motivo de sus alegría al ver a Jesús?

Filipenses 2:5-11 narra la esencia de lo que hizo Jesús al nacer, siendo Dios se humillo y tomo forma de hombre,
viniendo a servir, a dar su vida en la cruz para rescatarnos del pecado. A esto se le conoce como la encarnación, pues
Jesús siendo Dios se encarnó (El es Dios con Nosotros Isaías 6:9 y 7:14).

Filipenses 2:5-11 5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, siendo en forma

de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de

siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose

obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

¿Cree que debe ser un motivo de celebración y regocijo el hecho de que Jesús nació para ir a la cruz para perdonarnos y
darnos vida eterna? ¿Cree que debe ser un motivo de celebración el nacimiento de Jesús?

II. ¿Debemos Celebrar que Jesús Nació en el 25 de Diciembre?


El 25 de Diciembre fue considerado por los romanos el solsticio de invierno. Los solsticios son los
momentos del año en los que el Sol alcanza su mayor o menor altura aparente en el cielo, y la duración del
día o de la noche son las máximas del año. Es por eso que era popular en el imperio romano la adoración
de un dios del sol persa llamado Mitra.

En el año 313 el emperador Romano Constantino promulgó un edicto para ya no perseguir a los cristianos,
y en el año 381 d.C. el emperador Teodosio hizo al cristianismo la religión oficial del imperio romano. Por
eso los cristianos pensaron "no vamos a celebrar a un dios sol falso de la mitología que ni existió, si la gente
está acostumbrada a celebrar ese día, vamos a mostrarles que nosotros celebramos a Jesús, que es la
verdadera luz del mundo y que siendo realmente Dios vino a nacer como hombre, y vino a morir por
nuestros pecados y resucitó para darnos vida eterna." Es por esto que navidad se empezó a celebrar el 25
de Diciembre como una oportunidad de rivalizar con la fiesta pagana para hacer evangelismo.

Por eso algunos grupos dicen, no debemos celebrar Navidad porque es una celebración pagana. Sin
embargo, ¿Cree usted que cuando los cristianos celebran navidad están celebrando a Mitra? ¿O enfatizan
que están celebrando que Jesús nació?

Algunos grupos critican que se cristianicen festividades paganas, y hacen esto siendo ignorantes de la
Biblia y de los pensamientos de Dios. Pues Dios mismo hizo esto en el Antiguo Testamento. Existe
evidencia contundente que algunas festividades que Dios ordenó a Israel celebrar eran fiestas que
originalmente eran festivales de la agricultura paganos a los dioses de la fertilidad, en la que se practicaba
idolatría y pecado. Dios reemplazó esas festividades falsas y malas reenfocándolas en el verdadero Dios
que nos provee comida y cosechas para ser fechas de gratitud a Dios.
¿Cree usted que es un requisito indispensable poder saber la fecha exacta de un cumpleaños para celebrar
que alguien nació?

Por ejemplo, suponga usted que su madre nació el 4 de Abril, si su acta de nacimiento se perdió cuando era
ella una niña, y al ir a sacar otra acta el 10 de Agosto, supongamos que la familia comienza a celebrarle su
cumpleaños dando gracias a Dios por su vida el 10 de Agosto, ¿ve usted un problema con esto?

Lo que importa es la intención o el propósito de la celebración, no la fecha exacta, concluimos que no hay
nada inmoral o antibíblico en fijar una fecha para celebrar el nacimiento de Jesús aunque no haya sido la
fecha exacta.

Claro que hay maneras sanas y maneras impías o pecaminosas de celebrar. Tristemente algunos celebran la
fiesta de navidad solo como una tradición, sin nada que ver con Jesús, inclusive utilizan esta fiesta para
hacer pecado. Nosotros estamos hablando de celebrar el nacimiento de Jesús de forma santa y limpia como
cristianos.

III. El Árbol de Navidad ¿Es Malo Poner un Árbol de Navidad en Mi Casa?


Algunos dicen que poner un árbol de navidad en nuestra casa es poner un símbolo del paganismo que no
tiene nada que ver con Cristo, que los árboles de navidad representan una antigua tradición pagana de
adoración a la naturaleza representada por arboles sagrados. Usualmente citan Jeremías 10:2-4:

Jeremías 10:2-4 2 Así dijo Jehová: No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis

temor, aunque las naciones las teman. 3 Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; porque leño del bosque

cortaron, obra de manos de artífice con buril. 4 Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para

que no se mueva.

Así dicen "¿ya ves? adornaban a los arboles en su celebración pagana. Sin embargo este pasaje no está hablando de
esto, está hablando de hacerse de un árbol un ídolo labrado del tronco. El contexto del siguiente verso y del
capítulo lo aclaran.

Jeremías 10:5 Derechos están como palmera, y no hablan; son llevados, porque no pueden andar. No tengáis

temor de ellos, porque ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder.

Es importante saber que los cristianos por siglos celebraron navidad sin árboles de navidad. Los árboles
de navidad surgieron de una tradición en el siglo XVI representando el árbol de la vida de Génesis 3. No
es verdad que surgieron del paganismo. Más aun, aun si hubieran venido del paganismo, los símbolos
cambian, por ejemplo, la seña con la mano de abrir y cerrar los dedos significa tener miedo entre algunos
hispanos, como decir me late el corazón, pero es la seña de querer tocar dinero entre los americanos, pues
el dinero se maneja con los dedos. Los símbolos y palabras cambian según el idioma y la cultura, el hecho
es que los cristianos que ponen un árbol no lo hacen por motivos paganos, y Dios siempre ve el corazón y
nuestra motivación al hacer las cosas.

¿Cree usted que cuando los cristianos ponen un árbol de navidad en sus casas están celebrando dioses del
paganismo o los adoran?
Los árboles de navidad son solo una tradición de adorno, algunos cristianos lo usan para enseñar a sus
hijos que representa que Dios colgó en un árbol su mejor regalo para nosotros, que fue la muerte de Cristo
en la cruz para darnos vida.

Este punto no es para decir que debemos poner árboles de navidad, sino sencillamente para poner un alto
a aquellos que son legalistas y critican injustamente a los cristianos que si ponen un árbol de adorno en sus
casas en la navidad.

Romanos 14 tiene una advertencia para aquellos que juzgan a los cristianos por celebrar navidad o por
poner árboles. En la época de Pablo los judíos cristianos celebraban fiestas judías y guardaban las leyes del
Antiguo Testamento de la alimentación. Algunos judíos juzgaban y se enojaban porque los cristianos que
no eran judíos no las obedecían, por ejemplo comían puerco, y a veces algunos cristianos no judíos
criticaban a los judíos por no comer puerco. Esto les dice Pablo:

Romanos 14:1-2 Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones. 2 Porque uno cree que se ha de

comer de todo; otro, que es débil, come legumbres. 3 El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no

juzgue al que come; porque Dios le ha recibido.

IV. ¿Que con Santa Claus?


Tristemente el día de hoy, el personaje de Santa Claus llena los letreros, anuncios y vitrinas de las
tiendas y las canciones navideñas. Los niños esperanzados le escriben cartas a Santa Claus pidiendo sus
listas de regalos.

Aquí si como cristianos debemos ser claros que el motivo de la navidad no es Santa Claus sino
Jesucristo. Muchos niños cristianos crecen dando atributos a Santa Claus que solo Dios tiene, Santa
Claus es omnisciente y omnipresente pues sabe si te portaste bien o mal y va a todas las casas del
mundo a dejar regalos. Él es toda bondad y dador de buenos regalos y provisión.

Santa Claus puede ser una oportunidad de enseñar a nuestros hijos a discernir lo correcto de lo
incorrecto, y a conocer que la iglesia de Cristo tiene una historia. El personaje ficticio de Santa Claus
como un Señor viejo gordinflón y cachetón que tiene un traje rojo y unos renos y se ríe jo jo jo jo está
basado en un verdadero hombre de Dios. Su nombre fue Nicolás un obispo del siglo IV, pastor de la
iglesia de Mira en una ciudad de lo que hoy es Turquía. No sabemos mucho de él, lo que sí sabemos es
que era un buen cristiano que fue compasivo y dadivoso con la gente, que habiendo heredado una
fortuna de sus padres la repartió entre los necesitados, el amor de Cristo en él se vio reflejado en su
amor por la gente en sus necesidades. Así el nombre San Nicolás evoluciono y termino en Santa Claus a
través de varias novelas y dibujos.

Así debemos ser cuidadosos en no enseñar a nuestros hijos un falso motivo de la navidad, es
importante que ellos sepan que celebramos que nació Jesús. Que solo Dios sabe si nos portamos bien o
mal, que él un día nos recompensara si somos fieles y buenos, y que él es nuestro proveedor.

También es un tiempo para los adultos de recordar que la navidad no es el materialismo de los regalos,
y el consumismo. No estamos diciendo que es malo regalar o recibir regalos es una tradición bonita
para expresar aprecio y amor a la gente que amamos, pero debemos ser cuidadosos de acordarnos que
el nacimiento de Jesús se celebra en el corazón y no implica materialismo y numerosas compras
navideñas.
V. Conclusión
 Así concluimos que no solo no es contrario a la Biblia celebrar que Jesús nació, sino que en la Biblia
vemos que el nacimiento de Jesús es un motivo de gran alegría y regocijo.
 Que aunque Jesús no nació el 25 de Diciembre, no hay nada malo en celebrarlo en ese día.
 Que el pino de Navidad no viene de una tradición pagana y que no tiene nada de malo si alguien lo
quiere poner.
 Que el motivo de la Navidad no es Santa Claus sino Jesús y debemos ser intencionales en enseñar esto
a nuestros hijos. De paso podemos enseñarles que el amor de Cristo en el pastor Nicolás de Mira se vio
reflejado en amar a la gente.
 Que la Navidad no se trata de compras navideñas y materialismo, aunque tampoco es malo querer
darse regalos de la alegría que Jesús nació. Solo asegurémonos de no olvidar a Jesús.
 Finalmente si alguien quiere no celebrar la navidad es su decisión personal. Este estudio no es para
decirnos que si no celebramos navidad estamos fallando, sino para contrarrestar el legalismo y falsa
enseñanza de aquellos que lo prohíben y lo ven como algo pagano y malo, cuando si se hace con la
intención correcta es algo cristiano, puro y muy edificante y bello.

Para finalizar lea y reflexione en Juan 1:1 al 4 y 11 al 14

Juan 1:1-4 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Este era en el principio con

Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 4 En él estaba la vida,

y la vida era la luz de los hombres.

*verbo es logos o palabra en griego y significaba filosóficamente, origen o principio, el verbo es "el que originó la
vida".

Juan 1:11-14 11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen

en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de

voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. 14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre

nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

¿Cree que debe ser un motivo de celebración y regocijo el hecho de que el verbo se hizo carne para darnos la
posibilidad de ser hechos hijos de Dios? ¿Cree que debe ser un motivo de celebración el nacimiento de Jesús?