Está en la página 1de 4

Tendencia a la Acumulación

En el sistema capitalista, la actividad de producción es a la vez producción de


mercancías y reproducción de relaciones sociales. Para que la plusvalía subsista es
necesario que estas relaciones sociales se reproduzcan. Entonces, la plusvalía
debe ser acumulada, de esta manera se transforma en capital (en una relación
social entre capitalistas y trabajadores). Está reproducción es contradictoria porque
en ella se genera también la oposición de la burguesía por parte de la clase obrera e
impugnar el poder de esta clase burguesa (cuando la lucha de clases se agudice).
Marx dice que la competencia actúa como “ley coercitiva externa” porque el
capitalista debe elegir entre:
1) Crecer acumulando capital o
2) Desaparecer
La tendencia a la acumulación se manifiesta al nivel de los capitalistas individuales
mediante la presión de la competencia. Está tendencia a la acumulación ha tomado
aspectos diferentes desde el nacimiento del sistema capitalista.

Las causas del nacimiento y desarrollo de los monopolios

Bajo la competencia del s.XIX los capitalistas se vieron obligados a disminuir sus
costos de producción a fin de bajar sus precios para ampliar su mercado. Hay una
doble reacción para conseguir el mayor capital posible:
1) Tratarán de no disminuir sus precios y así lograr sobreganancias (ya que
también bajan sus costos de producción). Además, tratarán de impedir la
llegada de nuevos competidores, introduciendo prácticas de monopolio.
2) Explotarán al máximo a la clase obrera naciente. La burguesía que había
utilizado los grandes principios de la “libertad” para luchar contra la nobleza,
utiliza estos mismos principios contra la clase obrera, prohibiendo el derecho
de asociación y de huelga.

Por esta doble reacción no basta para para que el capitalista tenga una cantidad de
capital suficiente para aumentar las capacidades de producción y perfeccionar la
maquinaria. Por eso, acuden al mismo tiempo a:
1) Una concentración del capital: un aumento de la acumulación del capital por
los capitalistas.
2) Una centralización del capital: reducción del número de capitalistas que se
manifiesta por la desaparición de cierto número de fábricas.
Así la competencia intercapitalista suscita una concentración y una centralización
del capital, que tiene por objeto paliar la insuficiencia de capitales a nivel de cada
empresa: un número cada vez más restringido de capitalistas posee una masa de
capital cada vez más importante. La competencia intercapitalista ha engendrado los
monopolios.
La evolución del modo de producción capitalista implica necesariamente una
centralización y una concentración del capital. Y la dimensión media de las
empresas aumenta sin cesar.
La condición de supervivencia de las pequeñas empresas es que sean capaces de
transformarse en grandes. Los capitalistas aplastados por la competencia se ven
desposeídos de su capital y se convierten en asalariados.

Modalidades del nacimiento y desarrollo de los monopolios

● Por el desarrollo de la concentración y de la centralización en el sector


industrial: una parte cada vez más importante de la mano de obra industrial
es empleado por un número cada vez más restringido de grandes
monopolios. Puede adoptar formas de alianzas y cárteles, trusts, holding, etc.
● Por la concentracion y centralizacion del capital desarrollado paralelamente
en el sector bancario: un número cada vez más restringido de bancos posee
la inmensa mayoría de los depósitos bancarios y concede la gran mayoría de
créditos bancarios.
● Paralelamente a los dos anteriores se crean dos tipos de lazos entre capital
industrial y capital bancario.
-En un primer tiempo estuvo la época de la formación del capital financiero
donde el capital bancario se impone a la industria.
-En un segundo tiempo (contemporáneo) a causa del desarrollo de los
monopolios internacionales, hay una interpenetración del capital industrial y
del capital bancario, sin que siempre sea posible determinar quién controla
estos conjuntos imponentes sí los trust industriales o los bancos.

Competencia monopolista débil: Freno al desarrollo de las fuerzas


productivas

Los capitalistas eligen la seguridad. Establecen entre ellos acuerdos de no


agresión. Mediante la utilización del Estado, se aseguran de que las fronteras
estén bien resguardadas y sus tasas de ganancia bien protegidas contra la
competencia exterior. Las sobreganancias monopólicas pierden. De esta
manera, la movilidad del capital resulta frenada en forma durable.
Estando los capitalista protegidos, intentarán aumentar su tasa de ganancia a
menor costo. Frenarán la producción. Limitando la oferta en el mercado, se
proporcionan el medio de fijar un precio superior al precio de producción en
forma bastante durable.
El precio de monopolio se fija con respecto al precio de producción, el cual
significa transferencia de plusvalía social desde los sectores menos
mecanizados hacia los sectores más mecanizados. La plusvalía social
transferida aumenta.
Además se aumenta la plusvalía extraída durante la fabricación de las
mercancías por una recuperación en el momento de la venta de estas
mercancías. Imponiendo un precio de venta que incluye una sobreganancia
monopólica durable.
El capitalismo bajo esta modalidad aparece bajo su aspecto más parasitario.
Los monopolios suprimen o retrasan la aplicación de inventos técnicos. Con
esto, los capitalistas en vez de acumular, especulan, ya que prefieren una
ganancia inmediata (y no una ganancia industrial). La tasa de acumulación
disminuye y esto afecta en las relaciones sociales.
Pero está situación no puede durar. Los capitalistas se ven obligados a
crecer o desaparecer.

La competencia monopolista fuerte:Incita al desarrollo de las fuerzas


productivas

La movilidad del capital aumenta. Las sobreganancias monopólicas son


utilizadas de manera preventiva contra el asalto de futuros competidores. La
acumulación de capital se hace a escala progresiva. La incitación a reducir
los costos de incrementa y la productividad del trabajo aumenta. Estos
monopolios se ven obligados a disminuir sus costos para seguir siendo
competitivos y a utilizar técnicas nuevas, esto implica una elevación de la
tasa de acumulacion. Además se requiere más plusvalía de la que producen
los trabajadores. De ahí que la necesidad de aumentar la tasa de
acumulacion se traduzca en general en un aumento de la tasa de
explotación.
Monopolio de Marca: respecta a la producción de mercancías parecidas, pero
impuestas a los consumidores como diferentes y con mayor valor de uso. El
fin es sustituir mercancías ya existentes por otras nuevas. Con esta idea los
capitalistas sabotean las mercancías.
Otra consecuencia del monopolio fuerte es que, viéndose obligados los
capitalistas a introducir mejoras tecnológicas, los monopolios deben
aumentar sus capacidades de producción, específicamente originan
producción ociosa.
Al despilfarro de falsos productos, de necesidades impuestas por los
capitalistas, se añade el desperdicio de capital social. El capital se mutila
para sobrevivir.
El monopolio trata de utilizar su capacidad ociosa para producir otras
mercancías. Entonces diversifica su producción (por ejemplo General Motors
produce automóviles Y refrigeradores). Esto implica una tendencia al alta de
los costos. La competencia monopolista exacerbada origina entonces un
desperdicio tal que se vuelve contra ella misma.