Está en la página 1de 19

COMPONENTES DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO

Para lograr el mejor aprovechamiento de todo el conjunto de medios que a la


elevación del rendimiento deportivo del atleta y alcance logros deportivos, la
Preparación del Deportista se divide en cinco componentes. No se puede
determinar que uno se más importante que otro con facilidad, ya que la integración
de los mismos le dará una preparación más solida a los deportistas. De acuerdo a
las exigencias propias de cada deporte se inclinará al desarrollo mayor en alguno
de los componentes (también puede influir el gusto por algunos de ellos del
entrenador), pero reiteramos que el equilibrio adecuado entre ellos tendrá un
impacto mejor en el atleta.
Los componentes de la preparación Deportiva son: Preparación Física,
Preparación Técnica, Preparación Táctica, Preparación Psicológica y Preparación
Teórica.
PREPARACIÓN FÍSICA
Es uno de los componentes del entrenamiento deportivo, se centra en el desarrollo
de las cualidades motrices: fuerza, rapidez, resistencia, flexibilidad y capacidades
coordinativas (Platonov).
La preparación física está orientada al fortalecimiento de los órganos y sistemas, a
la elevación de sus posibilidades funcionales y al desarrollo de las cualidades
motoras, tanto condicionales como coordinativas.
Se entiende como el grado posible a alcanzar como resultado de la prácticas
sistemática y científicamente dosificada, de los ejercicios físicos para la ejecución
de una actividad determinada.
La preparación Física se subdivide en Preparación General y Preparación
Especial.
Preparación Física General
Consiste en el desarrollo de las capacidades físicas que no son específicas del
deporte dado, pero cuyo desarrollo influye directa o indirectamente en los éxitos
de la actividad deportiva. La formación general del deportista es una condición
indispensable para conseguir rendimientos deportivos. (Matveyev)
La formación general de la capacidad condicional tiene lugar a través de la
preparación multilateral que se avala con los ejercicios que buscan el soporte
higiénico y armónico de todos los procesos de evolución biológica.
Preparación Física Especial
La preparación física especial está destinada a desarrollar las cualidades motoras
de acuerdo con las exigencias que plantea un deporte concreto y con las
particularidades de una actividad competitiva determinada. Al organizar el proceso
de la preparación física especial, es indispensable no perder de vista nunca las
exigencias específicas de la modalidad deportiva concreta.
Los ejercicios de entrenamiento elegidos deben cumplir las exigencias de la
actividad competitiva según el régimen de trabajo del sistema neuromuscular.

PREPARACIÓN TÉCNICA
Se entiende como la enseñanza de las acciones y movimientos, para librar la
lucha deportiva realizada en las competiciones o que sirven de medio para el
entrenamiento.
Es la parte del proceso de preparación del deportista dirigida a la obtención de la
destreza motriz propia de una modalidad deportiva seleccionada y al
perfeccionamiento de ella. (Matveyev)

PREPARACIÓN TÁTICA
Consiste en la adquisición de conocimientos teóricos y su dominio en la práctica
con relación al deporte practicado. Se incluyen también la elaboración de los
procedimientos más racionales de conducción de las competencias, la confección
de planes, variantes gráficos, etc., teniendo en cuenta a un contrario concreto.
Para ello se necesita conocer al adversario, sus fuerzas, posibilidades y variantes
tácticas del mismo.
La maestría táctica se fundamenta en la rica reserva de conocimientos y hábitos
que permiten realizar con exactitud un plan pensado con precisión y, cuando se
producen cambios rápidos, poder valorar la situación para encontrar la solución
más efectiva y encaminar de nuevo la acción. (Ozolin)
PREPARACIÓN PSICOLÓGICA
Desde el comienzo de la preparación de base al final de la carrera del atleta, es
indispensable consagrar una parte del perfeccionamiento deportivo al desarrollo
de las cualidades mentales y a la formación de la voluntad. El nivel actual de los
resultados deportivos está tan ligado a las cualidades de carácter y a la voluntad
como al nivel de preparación técnico y táctico. (Platonov)
En la práctica, esta educación de la voluntad pasa por la ejecución obligatoria de
los ejercicios impuestos, por la introducción sistemática de dificultades
suplementarias en las sesiones de entreno y por el mantenimiento constante de
una atmósfera de competición entre los atletas.
La eficacia de éste trabajo educativo depende mucho de las cualidades
personales del entrenador: honestidad, equidad, intransigencia, calidad
profesional. Debe ser lo suficientemente perspicaz para llegar con tacto y
delicadeza, a un buen conocimiento de sus atletas.
Para ser eficaz el entrenado debe mantener el equilibrio entre las necesidades del
perfeccionamiento deportivo y las de una inserción profesional y una vida social
equilibrada.
PREPARACIÓN TEÓRICA
Forma parte de la preparación intelectual del deportista. El deportista debe
conocer:
 las tareas que se le plantean;

 saber orientarse en los medios y métodos para la educación de las


capacidades biomotoras, en las formas de las tareas de entrenamiento y su
planificación;
 en la periodización del entrenamiento anual y su contenido;
 en la planificación de entrenamientos perspectivos para muchos años;
 debe conocer el papel de las competencias deportivas y sus variantes, las
particularidades de la preparación directa para ellas y su participación;
 llevar un diario de entrenamiento.
Para ello se sugiere:
 utilizar seminarios y lecciones especialmente preparados donde se traten
temas técnicos, tácticos, etc.;
 se estudia literatura sobre teoría y metodología deportiva;
 se programan encuentros con otros deportistas.
En esta parte considere las siguientes preguntas:
¿Lleva a cabo este componente de la preparación deportiva con regularidad en su
grupo de entrenamiento?
¿En qué momento y cómo lo aplicaría en su sesión de entrenamiento?

ESTRUCTURA BÁSICA DEL PLAN DE ENTRENAMIENTO

Para llevar un adecuado control de las tareas que realiza el entrenador con sus
atletas se debe tener un proyecto o idea de la manera en que él llegará a la
obtención de sus metas y objetivos dentro del proceso de entrenamiento. Tener
clara su idea y los pasos que deberá seguir le evitará, al entrenador, la
improvisación.

El entrenador primeramente debe PLANEAR lo cual significa un acto de


inteligencia cuyo propósito es racionalizar la selección de alternativas para el
futuro. Implica un ejercicio libre de la razón para definir con claridad los fines a los
que se orienta la acción y desentrañar los mejores medios para alcanzarlos.
(Villarreal)

Dentro del ámbito deportivo utilizamos el término PLANIFICAR el cual sugiere que:
es la coordinación previa de diversos factores dinámicos para la consecución de
un fin. Es el planteamiento que se hace del trabajo coordinando sus diversos
factores de manera general y global, dentro de un tiempo. (Pila Teleña)

La PLANIFICACIÓN DEL ENTRENAMIENTO Y COMPETENCIA es un método


previsivo y sistemático de estructuración del proceso de entrenamiento enfocado a
alcanzar un objetivo de entrenamiento.
La PLANIFICACIÓN es un adelanto al futuro caracterizado por:

 la constante adaptación a la realidad del entrenamiento y de la competición;


 la estructura de fases temporales;
 la posibilidad de periodización;
 y las curvas del rendimiento biológico del ser humano

La PLANIFICACIÓN óptima del proceso de entrenamiento está relacionada en


gran parte con la Planificación racional del ciclo anual. Su efectividad es
determinada por:

 La estructura del ciclo anual;

 Las tareas fundamentales en las etapas de preparación;

 La distribución de volúmenes de medios de entrenamiento fundamentales por


semanas;

 El calendario y sistema de competición;

 La normalidad del desarrollo y la manifestación de la forma deportiva;

 La dinámica de la condición del atleta en el ciclo anual;

 La organización racional del control pedagógico y médico – biológico

El PLAN DE ENTRENAMIENTO representa un proyecto mental donde se


determinan y formulan objetivos claros y concretos, así como las tareas y vías de
solución que deben seguirse para el logro de los primeros. Todo PLAN DE
ENTRENAMIENTO debe recoger las exigencias formuladas como objetivos de
forma clara y precisa con la intención de más tarde poder controlar el logro de los
objetivos propuestos y el volumen que se considera óptimo para el cumplimiento
de las tareas inherentes a los diferentes aspectos de la preparación del deportista.
(Matveyev)
Los planes más importantes que intervienen en la planificación del entrenamiento
son: plan escrito general, plan gráfico general, plan de carga y plan operativo:
(Romero)

Para una mejor comprensión de estas representaciones de la Panificación


Deportiva, realizaremos el análisis de sus contenidos mediante ejemplos de
Planes hechos y ejecutados.

Por último y no menos importante contamos con nuestra SESION DE


ENTRENAMIENTO la cual debemos considerar como la principal herramienta
para la organización del entrenamiento.

Se entiende por SESIÓN DE ENTRENAMIENTO a la parte más pequeña dentro


del Plan de Entrenamiento. (Grosser)

Basándose en las tareas desarrolladas, las sesiones de entrenamiento pueden


dividirse en:

a) Aprendizaje: en ella se adquieren nuevas habilidades técnicas o maniobras


tácticas.

b) Repetición: se profundiza en el aprendizaje y el deportista intenta mejorar sus


habilidades.

Estos dos tipos de sesiones son más frecuentes en deportistas principiantes, en


los que el factor limitante para la mejora puede ser la técnica.

c) Perfeccionamiento de las habilidades: prevalecen en el alto rendimiento, en donde


el deportista lucha por el dominio de la técnica, de las maniobras tácticas o de la
preparación física.

d) Valoración: a partir de pruebas de valoración, sirven para tomar decisiones


acercad e la composición final de un equipo, o simplemente evaluar uno más
factores del entrenamiento.

La SESIÓN DE ENTRENAMIENTO se divide, atendiendo a principios fisiológicos,


psicológicos y pedagógicos, en tres partes fundamentales: inicial, principal y final.
Esta división de la sesión atiende a la dosificación gradual y sistemática del
esfuerzo que realiza el organismo, y al principio didáctico de la asequibilidad que
plantea como regla, ir de lo fácil a lo difícil, de lo menos complejo a lo más
complejo.

Parte Inicial: es donde se exponen los objetivos de la sesión y se emplea el


calentamiento el cual representa la preparación fisiológica y psicológica para las
tareas de entrenamiento futuras.

Parte Principal: es donde se llevan a cabo los objetivos de la sesión de


entrenamiento. Su contenido dependerá de factores como edad, sexo, nivel, tipo
de deporte y fase de entrenamiento.

Parte Final: en ella se reduce progresivamente la carga para restablecer el estado


biológico y psicológico inicial.

Por lo general una sesión de entrenamiento dura 2 horas (120 minutos) y es el


tiempo que se utiliza como referencia para establecer la duración de sus partes:

Inicial: 25 a 35 minutos

Principal: 75 a 85 minutos
MODELO TRADICIONAL DE PLANIFICACIÓN

DATOS ORIENTATIVOS PARA LA CONFECCIÓN DEL PLAN GRÁFICO

En este documento ejemplificamos la distribución porcentual del tiempo total


destinado para el entrenamiento de un equipo de fútbol siguiendo las características
del Modelo Tradicional de Planificación (Matveiev)

MINUTOS TOTALES.

 No. semanas x No. de sesiones x minutos diarios de entrenamiento.

PERIODO PREPARATORIO PERIODO PERIODO


COMPETITIVO TRANSITORIO
SEMANAS SEMANAS SEMANAS
45 – 60% 33 - 48% 6 – 7%
ETAPA ETAPA COMPETITIVA ETAPA DE
ETAPA ESPECIAL TRANSICIÓN
GENERAL
40 – 60% 60 – 40% 100% 100%

Distribución porcentual de las diferentes estructuras (micros y mesos).

Estructura de
2
55% 45%

Estructura de 3
36% 33% 31%
Estructura de 4
25% 30% 25% 20%

Estructura de 5
18% 24% 22% 20% 16%

Proporciones por componentes en las diferentes etapas.

Componente Etapa Etapa Etapa Etapa


de General Especial Competencia Transitoria
Entrenamiento
Físico 40% 40% 30% 35%
Técnico 30% 20% 20% 35%
Táctico 30% 40% 50% 30%

Distribución proporcional por objetivos físicos en las diferentes etapas.

Objetivos Físicos Etapa Etapa Etapa Etapa


General Especial Competencia Transición
RA 40% 30% 30% 45%
RV 10% 10% 7% 5%
FZA. MAX. 20% 15%
FZA. RAP. 10% 20%
FZA. RSTA. 25% 35%
FZA. CARRERA 8% 10% 8%
FZA. SALTO 5% 5% 5%
VELOCIDAD 7% 10% 10%
FLEXOELASTICIDAD 5% 5% 5%

Distribución proporcional por objetivos técnicos en las diferentes etapas.

Objetivos Etapa Etapa Etapa Etapa


Técnicos General Especial Competencia Transición
Técnica Básica 40% 30% 20% 50%
Técnico - táctico 60% 70% 80% 50%
Distribución proporcional por objetivos tácticos en las diferentes etapas.

Objetivos Etapa Etapa Etapa Etapa


Tácticos General Especial Competencia Transición
Táctico – técnico 70% 40% 30% 100%
Táctico 30% 60% 70% 0%

MESOCICLO

 Representa etapas relativamente acabadas del proceso de


entrenamiento.

 Tienen como finalidad lograr el desarrollo de una cualidad.

 Su organización interna se realiza a base de microciclos, (mínimo 2


máximo 8).

CLASIFICACIÓN

ENTRANTE O GRADUAL

a) Son iniciales de cualquier estructura.

b) Crear la base de condición física.

BÁSICOS

a) Contienen las cargas fundamentales de entrenamiento.

b) Desarrollar y estabilizar el nivel físico del deportista.

PRECOMPETICIÓN

a) Deben contener las mismas condiciones técnicas, tácticas, físicas,


ambientales que el deportista encontrará en la competencia.

b) Transformar los niveles condicionales y técnicos alcanzados a los niveles


de competición.
COMPETICIÓN

a) Incluyen las principales competencias.

b) Lograr que el deportista alcance su máximo nivel de rendimiento.

MICROCICLOS

 Estructura constituida por una serie de sesiones.

 Su duración mínima es de 2 días y la máxima de 14, siendo la más


utilizada por razones prácticas de adaptación a los hábitos laborales y
culturales de la población la de 7 días.

CLASIFICACIÓN

AJUSTE O INTRODUCTORIO

a) Bajo nivel de carga, forman las estructuras iniciales de un proceso de


entrenamiento.

b) Preparar al organismo para el entrenamiento intenso.

DE CARGA U ORDINARIO

a) Utilización de cargas medias.

b) Mejorar las capacidades del rendimiento del deportista.

DE CHOQUE O IMPACTO

a) Cargas elevadas. Con volumen elevado (período preparatorio), con


intensidad elevada (período competitivo).

b) Estimular los procesos de adaptación del organismo.

APROXIMACIÓN O ACTIVACIÓN
a) Cargas específicas, predomina el trabajo especial sobre el general.

b) Preparan al deportista para las condiciones de la competición.

COMPETICIÓN

a) Integran las competiciones importantes.

b) Llegar al día de la competición en el momento máximo de


supercompensación.

RECUPERACIÓN O DESCARGA

a) Bajo nivel de carga, aumento de sesiones de descanso. Siguen a los de


CHOQUE o COMPETENCIA.

b) Asegura el desarrollo óptimo de los procesos de recuperación.

COMBINACIÓN DE MICROCICLOS DENTRO DE UN MESOCICLO

MESOCICLOS MICROCICLOS
GRADUAL AJUSTE AJUSTE CHOQUE RECUPERACIÓN
BÁSICO
CARGA CHOQUE CHOQUE RECUPERACIÓN
DESARROLLADOR
BÁSICO
CHOQUE CHOQUE CHOQUE RECUPERACIÓN
DESARROLLADOR
BÁSICO
CARGA CHOQUE CARGA RECUPERACIÓN
ESTABILIZADOR
PRECOMPETICIÓN CHOQUE APROXIMACIÓN APROXIMACIÓN RECUPERACIÓN
COMPETICIÓN APROXIMACIÓN APROXIMACIÓN APROXIMACIÓN COMPETICIÓN
DELIMITACIÓN CONCEPTUAL DEL EJERCICIO FÍSICO
En nuestro actuar cotidiano realizamos diferentes actividades tales como caminar
para asistir a la escuela o el trabajo, mover algún mueble o aparato
electrodoméstico, realizar esfuerzos para alcanzar algún objeto alto y realizar una
carrera veloz para ganar tiempo en nuestras acciones.
De esta manera vemos reflejado que se requiere de la actuación de nuestras
capacidades biomotoras para realizar cualquier movimiento.
En este apartado diferenciaremos conceptos que, a la vista de muchos, se
manejan como sinónimos, pero al estudiarlos con detalle se muestran sus
diferencias.

Así tenemos elementos tales como: actividad física, ejercicio físico, entrenamiento
deportivo y fitness entre los más relevantes.
¿Qué diferencias significativas se encuentran entre estos conceptos?

Actividad Física: es el conjunto de funciones orgánicas que se realizan como


parte de la vida misma (hogar, laboral, social, etcétera), esta actividad
habitualmente no es sistemática, no busca aumentar el rendimiento y los efectos
adaptativos que producen no son orientados.
Fitness: es un conjunto de capacidades que permiten a una persona satisfacer
con éxito las exigencias físicas presentes y potenciales de la vida cotidiana. Su
mayor orientación es a la SALUD.

Existen cinco componentes del fitness relacionados con la salud:

 Fuerza muscular

 Resistencia muscular

 Capacidad aeróbica

 Amplitud de recorrido (movilidad)

 Composición corporal (proporción de grasa y músculo en el cuerpo)


Entrenamiento Deportivo: significa desde el punto de vista médico – biológico,
una adaptación (cambio detectable) en el ámbito de la condición física, metabólico
o morfológico, ocasionada por acumulo de estímulos (Grosser 1991)

NIVELES DE ACTIVIDAD

Ejercicios Objetivo
Sistemático

Actividad Física No No Recreativo

Fitness Si Si Salud

Entrenamiento Si Si Competencia
Deportivo

Ejercicios: es la unidad elemental del proceso de entrenamiento. Acto motor


sistemáticamente repetido que constituye el medio principal para realizar las
tareas de la educación física y el deporte. Son el medio fundamental más
importante para el aumento del rendimiento físico.

De acuerdo a su ubicación temporal dentro de la estructura del entrenamiento los


ejercicios se dividen en:
Generales: estos ejercicios no guardan relación directa con el gesto técnico en
cuanto a dinámica y volumen. Predominan en el período preparatorio en su etapa
general. Su finalidad es crear una amplia base del rendimiento (Zintl 1991)

Especiales: contienen determinados elementos del gesto técnico y coinciden en


su dinámica. Tienen elementos semejantes a los que se enfrentará en la
competencia.
Competitivos: se relacionan directamente con la especialidad deportiva, son
idénticos con el gesto técnico (Weineck 1988)

Después de presentar los conceptos anteriores es importante mencionar que el fin


del entrenamiento deportivo es conseguir ADAPTACIONES o adecuaciones que le
lleven a elevar su rendimiento deportivo. Para esto debemos conocer la definición
de Adaptación y las Leyes Biológicas que la fundamentan.
Adaptación: proceso de adecuación a las condiciones naturales, laborales, de la
vida cotidiana, etc. En el entrenamiento deportivo se considera como el proceso
de asimilación el cual condiciona la elevación de la capacidad física de trabajo
general y especial como resultado de un entrenamiento determinado.

LEY DE LA SUPERCOMPENSACION
El cuerpo humano se compone de células que forman tejidos, y éstos forman
órganos ordenados en sistemas que regulan la actividad corporal (sistemas
circulatorio, nervioso y neuromuscular)Bajo la influencia de estímulos exteriores
(esfuerzos, ejercicios) se produce una respuesta de los sistemas orgánicos
internos hacia un nivel superior de rendimiento fisiológico. Esto quiere decir que la
carga de entrenamiento (estímulo de movimiento capaz de producir un efecto
adaptativo, crea una reacción en el organismo (fatiga), cuando cesa la carga de
entrenamiento hay un proceso de recuperación o restauración fisiológica, e cual
no solamente causa que el atleta vuelva a su forma física original, sino los
receptores orgánicos, con sus mecanismos de regulación crean un excedente
llamado supercompensación, que no es más que la reacción adaptativa a
defenderse de posibles puntos débiles en su capacidad física, adquiriendo una
forma física superior, en caso de que se produjera un esfuerzo posterior más
intenso.

El proceso de supercompensación está condicionado por el hecho de traspasar un


umbral mínimo de estímulo de entrenamiento.

Un estímulo por debajo del umbral no produce adaptación. Un estímulo que


exceda un umbral máximo genera sobreentrenamiento.

En conclusión, el entrenamiento debe ser óptimo de acuerdo a las características


de los atletas, lo que significa que debe estar dentro de sus posibilidades físicas.

La forma física mejora como resultado de la correcta relación entre carga y


recuperación.

Es importante considerar lo siguiente: 1Si se aplica el mismo estímulo, el


organismo sólo se adapta a esa carga y no evoluciona.
1. Si la aplicación de las cargas es distante, la huella fisiológica del
entrenamiento anterior desaparece y no hay adaptación suficiente o es
insuficiente.
2. Si las cargas son muy fuertes para el nivel actual del deportista o no se
permite el tiempo adecuado de recuperación para el siguiente estímulo, el
atleta puede caer en sobreentrenamiento.
Antes de conocer las restantes leyes aclararemos algunos conceptos presentados
en la Ley de Sobrecarga.

Carga de Entrenamiento: es la medida fisiológica de estimulación sobre el


organismo provocada por un trabajo muscular específico. Es la totalidad de
estímulos de movimiento efectuados sobre el organismo (Zintl)
Sólo se puede considerar carga de entrenamiento a los estímulos que sobrepasen
el umbral individual y produzcan efectos de entrenamiento. La carga de
entrenamiento es la verdadera base de adaptación.

Fatiga: es un estado del organismo al que se llega como resultado de una


actividad intensa que se caracteriza por una disminución de la capacidad de
trabajo. Su característica más importante es que la disminución de la capacidad de
trabajo, provocada por la fatiga, es superable y reversible.
Recuperación: Conjunto de procesos biológicos, predominantemente anabólicos,
que restablecen la capacidad de trabajo del deportista. Se da en diferentes
tiempos (heterocronismo), de acuerdo a la orientación del entrenamiento y que
sistema energético fue solicitado.
LEY DE REVERSIBILDAD
Después de lograr una supercompensación en nuestro entrenamiento, el
organismo volverá a su estado inicial, si no se pone un estímulo nuevo a tiempo.
Este efecto puede comprenderse como una “adaptación negativa”, ya que se
pierden las reservas fisiológicas que no son utilizadas. En otras palabras, el
deportista que no entrena constantemente no recibe una carga para producir
adaptaciones precisas, o bien, si deja de entrenar pierde la forma física que había
ganado.

LEY DE LA ESPECIFICIDAD
Esta ley enuncia que la adaptación es específica al tipo de estímulo que el
organismo recibe. La especificidad no solamente se refiere a las capacidades
físicas, sino también a la estructura de los movimientos y a las formas de producir
energía que requiere cada deporte. Entre más alto es el nivel de rendimiento del
deportista, más específicas son las adaptaciones del entrenamiento. Por otro lado,
un deportista que inicia su proceso de entrenamiento obtiene adaptaciones más
amplias al someterse a ciertos estímulos.
La historia de Juan

Juan es el tipo de deportista que todo el mundo quisiera ser. En los entrenamientos, las
competiciones y en la vida diaria es positivo; aunque los resultados no lleguen lo rápido
que espera, tiene buenas palabras para todos y siempre está de buen humor. Cuando le
preguntan cada mañana en su club cómo está, él responde: "Cada día mejor".
De pequeño, en su club ya mostraba maneras y destacó obteniendo resultados
extraordinarios. Afortunadamente sus padres nunca le presionaron con las marcas y lo
único que les importaba era que su hijo fuese feliz y buena persona. Sabían que
construyendo una persona con unos valores positivos obtendrían un verdadero campeón.
Cuando llegaba a casa su padre preguntaba qué había aprendido en ese día y hasta que no le
decía algo interesante no se disponían a cenar.
Un día antes de una competición, un compañero le preguntó: "No lo entiendo Juan, no es
posible que siempre seas tan positivo". Juan respondió: "Si lo es. Cuando me levanto me
digo, Juanito hoy tienes dos opciones: puedes elegir levantarte con alegría o levantarte con
el pie izquierdo. Y elijo levantarme con ilusión. Cada vez que hay un conflicto o discusión,
puedo elegir entre ser feliz o tener la razón. escojo ser feliz. Cuando me pasa algo malo,
puedo quejarme y engancharme con la situación o puedo ver la oportunidad. Veo el lado
positivo de la vida. Cuando tengo miedo puedo elegir entre bloquearme o actuar. Yo elijo
ponerme en acción".
"Ya, pero no es tan fácil", le comentó el compañero un poco molesto con Juan.
"Yo creo que sí. Todo en la vida gira en torno a las elecciones que hacemos. No podemos
elegir lo que nos sucede en nuestras vidas pero sí que podemos elegir como reaccionamos
ante esas situaciones y cómo nos afectan. Tú eres el creador de tu realidad, tú eres el que
elige cómo vivir tu vida".
Todas estas palabras hicieron reflexionar a su colega. No lo terminaba de ver claro. Lo
único que sabía era que a él no le iba muy bien en su vida y que a Juan todo le sonreía. Por
tanto tendría que empezar a actuar de manera diferente y a pensar cosas distintas a lo que
venía haciendo desde que era un niño.
Pasado un tiempo Juan y su amigo se volvieron a encontrar. Pronto Juanito se dio cuenta
que su compañero tenía un aspecto inmejorable y que algo en él había cambiado. "¿Cómo
te va la vida?" le preguntó Juan. "La verdad es que cada día estoy mejor" le respondió.
"No fue fácil el camino. Unas semanas después de hablar contigo tuve un problema
familiar. Detectaron a mi madre una enfermedad y mis prioridades en la vida cambiaron.
Me dejé de preocupar por tonterías y empecé a valorar las cosas realmente importantes.
Cuando mi madre mejoró empece a entrenar y competir con esa actitud de ahora o
nunca y empece a divertirme haciendo lo que más me gustaba: mi deporte. Pronto
llegaron los resultados y los campeonatos. Pero lo más importante fue empezar a dormir
cada día tranquilo y feliz habiéndolo dado para mejorar y saber que tenía a gente que me
quería a mi lado sin importarles mis resultados deportivos".
Juan y su amigo consiguieron todos los títulos posibles en su deporte, pero lo más
importante: comprendieron los secretos para ser feliz tanto en la vida como en el deporte.
Aprendieron que cada uno de nosotros es libre de elegir cómo levantarse cada día para vivir
plenamente y que nuestra actitud ante la vida y las circunstancias es lo que determina
nuestra felicidad.
Historia tomada del libro: Coaching Deportivo. Juega y gana el partido de tu vida dentro y fuera de la cancha de Diego Gutiérrez.
Publicado por René Manrique en 22:07 No hay comentarios:
¿Qué es el Éxito? La verdadera Victoria es
conseguir la Paz Interior.
Capitulo 10 del libro: "Coaching Deportivo. Juega y gana el partido de tu vida dentro y
fuera de la cancha" de Diego Gutiérrez.

Es evidente que cualquier deportista entrena y juega para ganar. A


todos nos gusta ver que nuestro esfuerzo y nuestro trabajo han
merecido la pena y como consecuencia de este trabajo hemos obtenido
el objetivo deseado.

Ser competitivo no es malo; sino que ayuda a todo entrenador o


deportista a mejorar y crecer tanto personal como profesionalmente. Lo
que también es cierto, es que hay diferentes formas de ver y sentir la
competición que le hacen ser positiva (si se compite para mejorar y
progresar) o negativa (si se compite para obtener el resultado a toda
costa).

La competición positiva, está basada en conseguir una meta gracias a


nuestro trabajo y esfuerzo. Aquí, la competición nos ayuda, ya que que
nos lleva a dar lo mejor de nosotros mismos, a mejorar, a buscar
nuevos planes o estrategias, a aprender de nuestros errores y a
encontrar nuevas soluciones que corrijan estos errores. Es decir: esta
competición nos ayuda a progresar día a día y conseguir nuestra
autorrealización.

Pero también existe una competición negativa, que lejos de ayudarnos a


mejorar como personas, nos produce estados de insatisfacción, estrés,
frustración y agresividad. Esta competición está basada en obtener la
victoria a toda costa, y si es necesario machacar al adversario y hacer
trampas para conseguir el objetivo. Indudablemente este tipo de
competición, lejos de ayudarnos a crecer personal y deportivamente,
hace que nos sintamos cada vez peor con nosotros mismos y se
convierte en algo destructivo para uno mismo y para el equipo.

Uno de los mejores entrenadores de baloncesto de la historia, John


Wooden, entrenador de la Universidad de UCLA durante más de 20
años y con el mejor palmarés de la historia universitaria de los Estados
Unidos, define el éxito como: "El estado de paz mental y serenidad
alcanzado como resultado directo de la autosatisfacción de saber
íntimamente que uno ha dado lo mejor de sí, para convertirse en lo
mejor que es capaz de llegar a convertirse". (Wooden y Carty, 2005).

Conjuntamente, John añade que dentro de este marco de referencia,


cada persona debe ser la única que puede juzgar su éxito. "Tú eres el
único que sabe si has ganado o no".

Todos hemos tenido la experiencia de disputar un partido, ganar, y no


estar satisfechos con el trabajo realizado. O también nos ha sucedido
que hemos jugado un encuentro donde el resultado no nos ha
favorecido y acabar muy contentos.

Para obtener una victoria plena es necesario dejar de compararnos con


los demás. Si dejas de compararte con los demás y te alejas de la
escala de valores que otros usan, tendrás paz mental. Si haces tus
mayores esfuerzos en todo, podrás considerarte exitoso.

Para ello hay dos principios básicos:

1. No trates de ser mejor que otro.

2. Siempre trata de ser lo mejor que puedes ser.

Por tanto, la competición y competir es positivo, siempre que


entendamos que, con quien compito realmente es conmigo mismo. Si
me comparo conmigo y no me comparo con los demás, podré valorar mi
crecimiento y mis mejoras.

Este tipo de competición positiva en la que no hay un adversario, sino


que compito contra mi mismo y no tengo como única preocupación el
resultado, sino que intento dar lo máximo de mí mismo, es el tipo de
competición que nos ayuda a mejorar cada vez más y obtener
resultados extraordinarios.

Asimismo no hay que olvidar que el éxito tiene que ver con factores que
dependen de uno mismo (factores internos), pero también con factores
que dependen de otros (factores externos). Si perseguimos una meta y
no la conseguimos podemos crear ansiedad, frustración e insatisfacción
en el entrenador o deportista.

Si competimos tomando únicamente el resultado como objetivo final


podemos caer en un estado muy negativo. Sin embargo, si llevamos a
cabo una competición poniendo nuestro punto de mira en el esfuerzo,
en el trabajo y en dar todo lo mejor de uno mismo, estaremos
desarrollando el máximo de nuestras capacidades.

Por tanto, si alcanzar el objetivo final no depende al 100% de nosotros,


ya que hay factores externos como pueden ser: los adversarios, el
arbitraje, situaciones inesperadas que pueden conducirnos a un
resultado negativo no esperado a pesar de nuestra buena actuación,
deberíamos tener en cuenta que la derrota no significa siempre fracasar.

El trabajo depende única y exclusivamente de mí. Pero el resultado final


depende de mí y de estos factores externos que yo no puedo controlar.
Si tomo como vara de medir la definición de éxito de John Wooden
podré juzgar mi éxito con en base a la paz mental que siento y el
esfuerzo que he realizado. Si baso mi éxito solamente en el resultado
final estaré en manos de otros elementos, y si no lo consigo me
frustraré y crearé en mí estado de insatisfacción que no favorecerá ni mi
crecimiento ni mi felicidad.