Está en la página 1de 15

Clasificación de los Valores: Se han hecho diferentes clasificaciones de los valores, sin embargo la

mayoría de éstas incluye la categoría de valores éticos y valores morales. Algunas clasificaciones
son:

Valores morales: El valor moral te lleva a construirte como hombre, a hacerte más humano, pero
eso solo podrá lograrse si decides alcanzar dichos valores mediante el esfuerzo y siendo
perserverante. Algunos valores morales son la justicia, la libertad, la honestidad.

Los valores éticos: son medios adecuados para conseguir nuestras finalidad.

Los valores infrahumanos: son aquellos que sí perfeccionan al hombre, pero en aspectos más
inferiores que comparte con otros seres como los animales, por ejemplo: el placer, la fuerza, la
agilidad, la salud.

Los valores humanos inframorales: son aquellos valores que son exclusivos del hombre, y entre
ellos estan los valores económicos, la riqueza, el éxito, la inteligencia, el conocimiento, el arte y el
buen gusto. De manera social: la prosperidad, el prestigio, la autoridad, etc.

Valores Instrumentales: son comportamientos mediante los cuales conseguimos los fines
deseados.

Valores Terminales: son metas que al individuo le gustaría conseguir a lo largo de su vida.

Se los puede clasificar en grandes categorías como: naturales, económicos, políticos-sociales,


éticos-morales y estéticos.

Valores naturales.- Se encuentran relacionados con las necesidades básicas de la supervivencia de


los seres humanos, entre ellos encontramos: La protección, el afecto, el aire, el agua, el fuego y lo
que se construye el ambiente mediante el cual se desarrolla la vida de los seres humanos.

Valores económicos.- Garantizan la subsistencia del hombre en el medio donde habita, estos
pueden ser los medios de producción, los medios de trabajo, los bienes materiales, el dinero o
fuentes de trabajo dignos.

Valores políticos-Sociales.- Son aquellos que contribuyen a la convivencia del hombre en la


sociedad, entre esto encontramos la justicia, la paz, la libertad y la democracia.

Valores Éticos-Morales.- Están relacionados con la dignidad e integridad de los seres humanos, y
pueden ser la fidelidad, la honestidad, la franqueza, el amor la responsabilidad.

Valores Estéticos.- Tiene por objeto el estudio de la esencia y la percepción de la belleza y se


encuentran relacionado con la belleza, la armonía y la coherencia, así lo indica (AGUILERA, 2005).

En esta clasificación podemos darnos cuenta cuán importante son los valores humanos en
nuestra vida ya que ellos se encuentran en cada parte de nosotros y somos nosotros las
personas indicadas de encontrarlos y hacerlos brillar para que nuestra vida pueda mejorar con
ellos de la mano.

Axiología: La axiología es una rama de la filosofía, que tiene por objeto de estudio la naturaleza o
esencia de los valores y de los juicios de valor que puede realizar un individuo. La axiología se
aplica también a otros ámbitos como el Derecho y la Pedagogía. Por eso, es muy común y
frecuente que a la axiología se la denomine “filosofía de valores”. La axiología, junto con la
deontología, se constituyen como las ramas más importantes de la filosofía que contribuyen con
otra rama más general: la ética.

Axiología filosófica

La axiología forma parte de la Filosofía, se centra en estudio y análisis de la naturaleza y las


funciones de los valores. Aunque el concepto de axiología se comienza a utilizar en el siglo XX, los
valores ya fueron objeto de estudio por parte de la Filosofía a través de autores como Sócrates,
Platón, Aristóteles y Kant.

Uno de los temas principales de la axiología filosófica es la objetividad y subjetividad de los


valores. En este ámbito también se estudian, en ocasiones por oposición de significado, los
llamados 'valores negativos'.

Axiología jurídica

La axiología jurídica es el estudio de los valores jurídicos en la creación y aplicación de normas


jurídicas. Es uno de los objetos de estudio de la Filosofía del Derecho. En ocasiones se utilizan
otros términos como Teoría del Derecho Justo o Teoría de la Justicia, destacando la importancia
del valor de la justicia en este ámbito.

Las distintas consideraciones que se pueden realizar en torno a los valores determinan la
redacción, aprobación, aplicación o derogación de normas jurídicas. Un ejemplo es el estudio del
valor de la vida y de la dignidad en relación con otros valores como la justicia, la responsabilidad y
la libertad en temas relativos a la pena de muerte o la cadena perpetua.

Axiología educativa

La axiología en educación, es el estudio de los valores desde un punto de vista pedagógico. Se


incluyen en este apartado distintos tipos de valores como los de carácter ético, social, cultural y
estético.

El estudio de los valores es de gran importancia en este campo ya que se considera que los
valores, una de las características fundamentales en el desarrollo del ser humanos, son
susceptibles de ser aprendidos, no sólo como un sistema de normas establecido, sino desde un
punto de vista crítico.

La axiología, entonces estudia tanto aquellos valores negativos como positivos, analizando sus
primeros principios que son aquellos que permitirán determinar la valía o no de algo o alguien,
para luego formular los fundamentos del juicio tanto en el caso de ser positivo como negativo.

Por otro lado, la axiología junto con la deontología será el principal fundamento y pilar con el cual
contará la Ética.

En tanto y ya adentrándonos en lo que constituye su objeto de estudio, para la axiología, un valor


será aquella cualidad que permitirá ponderar el valor ético y estético de las cosas, es decir, lisa y
llanamente se trata de aquella cualidad especial que hace que las cosas o las personas sean
estimadas en un sentido negativo o positivo. Son abordados de manera igual por la axiología,
mediante el análisis que considera a algo como valioso o no. Por esto, la axiología ha planteado
importantes conceptos para los principios de la ética y de la estética, ambas disciplinas donde la
noción de “valor” tiene una importancia clave para el desarrollo de las mismas.

Dentro de la axiología, los valores podrán ser subjetivos o en cambio, objetivos. Los subjetivos, son
aquellos mediante los cuales se plantea un medio que permite llegar a un fin, y están impulsados
por un deseo u objetivo a nivel personal, por ejemplo la solidaridad o el compañerismo. En
cambio, los valores objetivos son valores por sí solos, como la verdad o la belleza, que plantean
finalidades por si solos.

Existe también lo que se denomina “jerarquía” o “escala” valorativa donde, entre los valores,
algunos tienen una posición o escalón de relevancia más alta que algunos otros.

Juramento del Ingeniero: Prometo utilizar todos mis conocimientos, experiencia y compromiso
para lograr una productividad al servicio del desarrollo de los seres humanos y en armonía con la
preservación de la naturaleza. Defender con la verdad y fortaleza los derechos de las personas e
instituciones para enaltecer con mis actos la profesión a la cual pertenezco. De faltar a la
conciencia ética y a un comportamiento coherente con ella como profesionista, que se haga de mi
conocimiento y que la comunidad científica y la sociedad, me lo reclamen.

 Juro practicar mi profesión con conciencia y dignidad.


 Usare mis habilidades con el máximo respeto hacia toda la humanidad, la Tierra y todas
sus especies.
 No permitiré que consideraciones de nacionalidad, ideas políticas, prejuicios o
consideraciones materiales interfieran en mi trabajo y mi deber para con las presentes y
futuras generaciones.
 Juro esto solemne, libremente y sobre mi honor.

Deontología profesional: El término deontología profesional hace referencia al conjunto de


principios y reglas éticas que regulan y guían una actividad profesional. Estas normas determinan
los deberes mínimamente exigibles a los profesionales en el desempeño de su actividad. Por este
motivo, suele ser el propio colectivo profesional quién determina dichas normas y, a su vez, se
encarga de recogerlas por escrito en los códigos deontológicos. A día de hoy, prácticamente todas
las profesiones han desarrollado sus propios códigos y, en este sentido, puede hablarse de una
deontología profesional periodística, de una deontología profesional médica, deontología
profesional de los abogados, etc.

Es importante no confundir deontología profesional con ética profesional. Cabe distinguir que la
ética profesional es la disciplina que estudia los contenidos normativos de un colectivo
profesional, es decir, su objeto de estudio es la deontología profesional, mientras que, tal como se
apuntaba al comienzo del artículo, la deontología profesional es el conjunto de normas vinculantes
para un colectivo profesional.

El término deontología procede del griego: to deon (lo conveniente, lo debido) y logía
(conocimiento, estudio…); lo que significa, en términos generales, el estudio o la ciencia de lo
debido. El objeto de estudio de la Deontología son los fundamentos del deber y las normas
morales. El concepto de deontología fue acuñado por Jeremías Bentham en su obra Deontología o
ciencia de la moral, donde ofrece una visión novedosa de esta disciplina. Para Bentham, la
deontología se aplica fundamentalmente al ámbito de la moral; es decir, a aquellas conductas del
hombre que no forman parte de las hipótesis normativas del derecho vigente, aquellas acciones
que no están sometidas al control de la legislación pública. Esto sugiere una de las intenciones de
la redacción de los códigos deontológicos: explicitar la dimensión estrictamente moral de una
profesión, aquellos comportamientos exigibles a unos profesionales, aunque no estén delimitados
jurídicamente, o quizá, por ello mismo.

Libertad de moral: La libertad moral habla mucho de una persona, la actuación de tal
comportamiento es la tendencia del hombre para irse por el camino correcto, valioso, si bien un
poco más complicado, el camino de la libertad moral está en todos los hombres, por desgracia, no
todos ellos están dispuestos a seguirlo.

Se define la libertad moral como la extensión de la obligación. El hombre tiene libertad moral sólo
respecto de aquellas cosas que no está obligado por la moral a hacer o a dejar de hacer. Se dice
que una persona fortalece su libertad de querer cuando su libertad moral disminuye, ya que las
obligaciones y compromisos que tiene es porque él quiso aceptarlas. Por tanto la libertad de
querer y la libertad moral dependen del hombre.

Responsabilidad de moral: es la capacidad y obligación moral que tiene el sujeto de responder


plenamente por los actos realizados, siempre y cuando éstos tengan su origen en un
comportamiento libre y consciente.

Entre los factores que obstaculizan o nulifican la libertad del sujeto y que por lo tanto lo eximen de
responsabilidad moral, están factores de tipo inconsciente demencia, estados patológicos como
enfermedades mentales ausencia de libertad para obrar por cuenta propia todo tipo de coacción:
interna o externa

La responsabilidad moral está ligada íntimamente al concepto de conciencia moral

Consciencia moral: es un conjunto de sentimientos, creencias, ideas y juicios que nos inducen a
distinguir entre lo que es bueno y lo que es malo.

LIBERTAD

La obligación moral y la realización del acto moral no pueden ser realizados sin presuponer la
libertad. La ética es imposible sin libertad determinismo absoluto afirma que si la conducta del
hombre se halla determinada, no cabe hablar de libertad. El hecho de que la decisión para realizar
una conducta sea el efecto de una causa, significaría que tal decisión no es libre. Por lo tanto, para
esta corriente la elección libre se revela como una ilusión, ya que en verdad no hay tal libertad de
voluntad determinismo absoluto.

Obstáculos de la responsabilidad moral: Entre los factores que obstaculizan o nulifican la libertad
del sujeto y que, por lo tanto lo eximen de responsabilidad moral, están los de tipo inconsciente:
demencia, estados patológicos como enfermedades mentales y ausencia de libertad para obrar
por cuenta propia.

Ética y Sociedad: Significa actuar con caridad y amabilidad. Este principio está incorporado en
actos a través de los cuales los servicios o cosas que benefician a la gente son provistos,
incluyendo el concepto más complejo de balancear los beneficios y los perjuicios, usando los
costos y beneficios relativos de decisiones y acciones alternativas como base para optar entre
alternativas.

Establecer prioridades en los recursos ha sido una preocupación permanente en las distintas
políticas de planificación en la década del sesenta. Se tuvo en cuenta la magnitud del daño, la
trascendencia en relación con las distintas edades y las posibilidades de la medicina para controlar
el daño.

Pueden establecerse códigos que superen el nivel de compromiso de una lealtad de dientes
afuera. Posteriormente, estos códigos han de transmitirse, respetarse y convertirse en
documentos prácticos vivientes.

Otro mecanismo interesante es la creación del “defensor ético”. La responsabilidad fundamental


de esta persona sería la de identificar las cuestiones generales de carácter ético que deberían
transmitirse constantemente a la gerencia y a los empleados, junto con las cuestiones
convencionales de marketing, operativas, financieras y jurídicas.

En la actualidad, los valores básicos de la cultura universal son:

La verdad para el conocimiento,


La justicia para la política,
El bienestar para la ética y
La belleza para la estética.

Dignidad de la persona: La dignidad humana es el derecho que tiene cada ser humano, de ser
respetado y valorado como ser individual y social, con sus características y condiciones
particulares, por el solo hecho de ser persona. La historia nos muestra muchos casos en que la
dignidad humana ha sido avasallada. Son ejemplos de ello la desigualdad social vigente en la Edad
Media, los abusos del poder, o el holocausto. Justamente este último hecho hizo que se dictara la
Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948 que declaró a todos los seres humanos
como iguales y libres en sus derechos y EN SU DIGNIDAD. Esta práctica de reconocimiento de la
dignidad humana siguió plasmándose en tratados internacionales y Constituciones nacionales.

Cada uno pertenece a una determinada raza, sexo, religión; posee una ideología, nacionalidad,
determinados rasgos físicos (alto, bajo, rubio, moreno, delgado, robusto, etcétera) un cierto
coeficiente intelectual, más o menos habilidad física, mucho o poco dinero, y un aspecto que
puede o no coincidir con el ideal de belleza; puede padecerse algún problema de salud, que
impida algunas acciones, pero en esencia todos somos iguales como sujetos de derechos, y
aquellos con menores posibilidades deben ser ayudados por el Estado para que tengan igualdad
de oportunidades.

Como seres dignos (sinónimo de valiosos) somos merecedores del derecho a la vida, a la libertad
(salvo como pena si se ha cometido un delito) a la educación y a la cultura, al trabajo, a poseer una
vivienda, a constituir una familia, tener alimentación saludable y recreación. Debemos poder elegir
nuestro destino, nuestra vocación, nuestras ideas, con el único límite del respeto a la dignidad de
los demás.
Se oponen a la dignidad humana, los tratos humillantes, indecorosos, discriminatorios, la violencia,
la desigualdad legal y jurídica.
Ética mundial: La Ética Global no solo se basa en las experiencias vividas de la humanidad, sino ve
en el presente y hacia al futuro. Una Ética Global no solo se preocupa por uno mismo o por otro
ser humano, o por toda la humanidad, sino ahora la humanidad se preocupa por el lugar en donde
vive, por la naturaleza, por el planeta.

Una institución que se preocupa por una Ética Global es la ONU, porque la ONU se preocupa por
las dos cosas que se necesita para una Ética Global, preocuparse por la humanidad y preocuparse
por el planeta, por la naturaleza.

Ya en el año 1990 presenté a la opinión pública, en mi libro Proyecto de una ética mundial, mis
reflexiones sobre una ética universal. Allí se desarrolla programáticamente la idea de que las
religiones del mundo sólo pueden prestar una contribución a la paz de la humanidad recordando
lo que ahora ya tienen en común con la ética: un consenso básico con respecto a los valores
vinculantes, las normas inmutables y las actitudes personales fundamentales existentes. El paso
decisivo lo dio luego el «Parlamento de las Religiones del Mundo», un congreso interreligioso
celebrado en Chicago en 1993, con más de 6,000 participantes, en el que más de doscientos
delegados de todas las religiones y de todos los continentes firmaron una Declaración sobre la
Ética Universal elaborada por mí a lo largo de un proceso de consultas interreligiosas. Desde
entonces, esa Declaración es el documento fundamental para el desarrollo de la idea de una ética
mundial.

El proyecto Ética Mundial está basado en cuatro convicciones fundamentales:


¡Si no hay paz entre las religiones no habrá paz entre las naciones!
¡Si no hay diálogo entre las religiones no habrá paz entre las naciones!
¡Sin modelos éticos globales no habrá diálogo entre las religiones!
¡Sin una ética global, una ética universal, apoyada en común por personas religiosas y laicas, no
sobrevivirá nuestro planeta!

Los elementos comunes existentes en la ética de las religiones se formulan inicialmente en la


Declaración en dos principios fundamentales:

El principio del humanitarismo: todo ser humano debe ser tratado humanamente.

Prácticamente en todas las culturas y religiones de la humanidad aparece una segunda regla que
desarrolla este principio fundamental, la Regla de Oro de la reciprocidad: “No hagas a nadie lo que
no quieras que te hagan a ti”.

Necesidad de una ética de responsabilidad: Las empresas se han convertido en un factor de


cambio e influencia social. Lo que las compañías hacen o dejan de hacer afecta de manera
significativa a su entorno y a su ámbito más directo, sus propios empleados y trabajadores.

La empresa es una institución fundamental de la vida económica y social en la que se integran los
que aportan su espíritu emprendedor (empresarios), los que aportan su capacidad directiva, los
que aportan tecnología y los que aportan trabajo cooperativo.

La empresa tiene objetivos económicos y sociales, externos e internos:

El objetivo económico externo es producir bienes y servicios que satisfagan necesidades de la


sociedad.

El objetivo económico interno es generar el máximo valor agregado y distribuirlo equitativamente


entre sus integrantes.

El objetivo social externo es contribuir al desarrollo integral de la sociedad a la que sirve.

El objetivo social interno es contribuir al pleno desarrollo de sus integrantes, propiciando tanto su
bienestar como su desarrollo humano.

Los objetivos económicos y sociales, tanto internos como externos, están inseparablemente
unidos, por lo que la empresa debe buscar integrarlos armónicamente a su quehacer. Así
asegurara su existencia, aumentara su productividad y permitirá el desarrollo humano de sus
integrantes.

La "responsabilidad social" es lograr ambos propósitos y conjugarlos de manera independiente. De


acuerdo con la forma en que se interprete esta relación se manifestara una diferente posición en
cuanto a la responsabilidad social del negocio.

La ética también determina la forma en que una compañía maneja sus actividades financieras, sus
relaciones con los proveedores y canales de distribución.
Si la única función de la empresa fuera satisfacer demanda y ganar dinero por promoverlas e
incrementarlas, todos los negocios, aun los ilícitos, serian validos, simplemente porque son
rentables.