Está en la página 1de 6

EL SURGIMIENTO DE LA INGENIERÍA GENÉTICA.

En una conferencia sobre plásmidos bacterianos que tuvo lugar en Hawaii, en el otoño de
1972 se encontraron Herbert Boyer (bioquímico de la Universidad de California en San
Francisco) y Standley Cohen (profesor de medicina en la Universidad de Standford). Este
encuentro fortuito hizo posible el nacimiento de la tecnología del ADN recombinante, es
decir el proceso por el cual el material genético de un organismo es introducido en el
genoma de otro organismo para que este último lo replique y exprese. Este descubrimiento
abrió las puertas a una industria multimillonaria que al día de hoy sigue en crecimiento [1].

El laboratorio de Boyer había conseguido aislar una enzima (llamada “de restricción”) que
podría ser usada para cortar fragmentos de ADN en segmentos cohesivos precisos es decir,
en segmentos que llevarían el material genético necesario para la expresión de una proteína
determinada. Además los fragmento producidos por la digestión con enzimas de restricción
podían ser acoplados a otras hebras de ADN que tuviesen extremos que coincidiesen con
los cortes. Por otra parte, Cohen y sus colaboradores habían desarrollado un método para
introducir plásmidos con genes de resistencia a antibióticos a una bacteria determinada.
También desarrollaron otro método para aislar y clonar genes que forman parte de un
plásmido bacteriano [2].

Es por ello que ambos científicos decidieron combinar sus técnicas para fundar los
cimientos de la biotecnología. Cohen y Boyer supieron ver que tenían entre manos una
tecnología muy poderosa, una tecnología que les permitiría seleccionar cualquier gen, por
ejemplo el gen de la insulina humana, insertarla en un plásmido y transferirlo al genoma de
una bacteria como E. coli. Estas bacterias servirían como minifábricas, que permitirían la
producción a gran escala de proteínas, que podrían tener una amplia gama de aplicaciones
[3].

Tras varias mejoras de la técnica, múltiples patentes, y un considerable trabajo de


marketing, Boyer y Cohen dieron lugar a una industria gigantesca. En este punto Boyer
supo ver que las posibilidades económicas eran muy buenas y decidió fundar su propia
empresa: Genentech. Esta empresa es la que convirtió a Boyer en el primer biólogo
molecular multimillonario, algo que le supuso la enemistad de sus colegas científicos por
creer estos que estaba traicionando el espíritu de la ciencia [4].

Genentech anunció en 1977 que había conseguido clonar y producir somatostatina con
éxito, siendo esta la primera proteína humana clonada de forma recombinante en bacterias.
Esto marcó el inicio de una serie de logros de la biotecnología, entre los cuales están la
producción de insulina recombinante (la que actualmente usan los diabéticos, hasta
entonces se aislaba de páncreas de cerdo), hormona del crecimiento para niños con
problemas en su desarrollo, y otras muchas proteínas usadas en medicina. Además permitió
el desarrollo de otra industria como es la de la obtención de organismos mejorados
genéticamente, como por ejemplo plantas que aguantan mejor la sequía al introducirles el
DNA de otras especies vegetales que poseen los mecanismos de resistencia pertinentes [1].

Se podría pensar que el desarrollo de tan asombrosa técnica fue recompensado con el
premio Nobel, como ha ocurrido con otras técnicas como la PCR para amplificar material
genético. Sin embargo, nunca lo recibieron, a pesar de que el trabajo de Boyer y Cohen
haya salvado multitud de vidas y haya generado una industria como es la industria
biotecnológica.

Organismo genéticamente modificado


Un organismo genéticamente modificado u organismo modificado
genéticamente (abreviado OMG u OGM), también
llamado transgénico erróneamente (un transgénico es solo una clase de OMG), es
un organismo cuyo material genético ha sido alterado usando técnicas
de ingeniería genética.1 2 La definición estadounidense incluye igualmente las
modificaciones realizadas mediante la selección artificial.3 4 La ingeniería genética
permite modificar organismos mediante la transgénesis o la cisgénesis, es decir, la
inserción de uno o varios genes en el genoma. Los OGM incluyen
microorganismos como bacterias o levaduras, plantas, insectos, peces y otros
animales. Estos organismos son la fuente de los alimentos genéticamente
modificados, y son ampliamente utilizados en investigaciones científicas para
producir otros bienes distintos a los alimentos. El término OGM está muy asociado
al término técnico legal, «organismo viviente modificado», definido en el Protocolo
de Cartagena en Bioseguridad, que regula internacionalmente el comercio de los
OGM vivientes (especialmente, "cualquier organismo viviente que posee una
combinación de material genético obtenida mediante el uso de biotecnologias
modernas").

Técnicas
Las posibles modificaciones genéticas que se pueden usar incluyen la mutación,
inserción y deleción de genes. Cuando se inserta material genético este suele
provenir de otra especie, de forma parecida a la transferencia horizontal que se
produce en la naturaleza. Para producir de forma artificial esta transferencia suele
ser necesario recurrir a diferentes técnicas. Los genes pueden ser incorporados a
un virus o pueden ser físicamente inyectados en el núcleo de la célula con una
aguja ultrafina o con un cañón de genes. Otras técnicas aprovechan la habilidad
de ciertos organismos como los lentivirus o algunas bacterias como
la Agrobacterium tumefaciens para transferir material genético a animales y
plantas.5 6
La aplicación de la transgénesis permite transferir genes heredables
entre especies más o menos separadas entre sí (por ejemplo, un gen presente en
las luciérnagas puede ser transferido a un toro),7 pero también las transferencias
de genes pueden darse entre especies más próximas cuando las técnicas de
entrecruzamiento clásicas fracasan (tal es el caso de la patata Fortuna, una
variedad de patata genéticamente modificada, mezcla de la variedad Agria y la
patata originaria de Sudamérica Solanum bulbocastanum). El aspecto innovador
de estas nuevas técnicas recae en sus potenciales aplicaciones, beneficios
económicos inmediatos, principalmente para los sectores médicos y de los
alimentos. Los OGM han provocado controversias, y también una
reflexión ética8 además una disputa comercial concerniente a la comercialización
de organismos genéticamente modificados en la UE,9 y su reglamentación en
Europa.10 Dentro de las biotecnologías, los OMG pertenecen a un área de
investigaciones realizadas pasados los años 1990s al objeto de numerosas
inversiones en investigación y desarrollo a partir de financiamiento tanto público
como privado.
Al hacer la manipulación en el material genético, este puede hacerse heredable o
no, en función del proceso usado y los genes implicados.

Usos de los OGM[editar]


Investigación
Uno de los primeros usos de los organismos genéticamente modificados fue la
investigación. Mediante la inserción, deleción y trasposición de genes en diversos
organismos es posible determinar la función de determinados genes. Una manera
es mediante la técnica de knock out, en la que un gen o grupo de genes son
desactivados para observar las características que cambian en el fenotipo.
También se pueden usar promotores para sobreestimular la actividad de
determinados genes.
Mediante la modificación genética es posible obtener animales, que padezcan
enfermedades análogas a las humanas, sirviendo de modelos para la
investigación de dichas enfermedades y las pruebas preclínicas de medicamentos
y terapias para combatirlas. Ralph L. Brinster y Richard Palmiter desarrollaron
estas técnicas, responsables de la creación de ratones, ratas, conejos, ovejas, y
cerdos transgénicos en la década de 1980, y establecieron muchos de los
primeros modelos de enfermedades humanas, incluyendo el
primer carcinoma causado por un oncogen. El proceso de ingeniería genética en
mamíferos es lento, tedioso y caro. Sin embargo, nuevas técnicas están haciendo
que las modificaciones genéticas sean más fáciles y precisas en algunos casos
determinados.22
Fabricación de productos terapéuticos
Los organismos modificados son usados también para fabricar productos
destinados para uso terapéutico en humanos (productos farmacéuticos o tejidos
para su implantación en xenotrasplantes).23
En el pasado, las formas humanas de proteínas como insulina, hormona del
crecimiento y factor de coagulación, que sirven para tratar graves enfermedades y
alteraciones en las personas, eran muy raras y costosas. Hoy en
día, bacterias y levaduras transgénicas, modificadas con genes para proteínas
humanas, producen estos compuestos de una manera muy económica y en gran
abundancia. Las personas que tienen diabetes insulino-dependiente son tratadas
con insulina humana pura producida por genes humanos introducidos en
bacterias.24
El anticoagulante ATryn, usado para reducir el riesgo de coágulo durante
operaciones quirúrgicas, se extrae de la leche de cabra modificada
genéticamente.25
Asimismo, la vacuna contra la hepatitis B se produce con levaduras a la que se les
ha insertado un gen para producir el antígeno HBsAg presente en la envoltura del
virus de la hepatitis B.26
Terapia génica
La terapia génica usa virus genéticamente modificados para introducir genes en
el ADN humano con el fin de curar algunas enfermedades. Aunque la terapia
génica es relativamente nueva, ya ha tenido varios éxitos relevantes. Ha sido
usada con éxito para tratar desórdenes genéticos como la inmunodeficiencia
combinada grave27 o la amaurosis congénita de Leber.28Además, se encuentran
en fase de investigación tratamientos contra otras enfermedades actualmente
incurables, como la fibrosis quística,29 la anemia de células
falciformes,30 la enfermedad de Parkinson,31 32 la diabetes33 o la distrofia
muscular,,34 entre otras.
Actualmente la terapia génica se centra solo en las células somáticas del cuerpo,
por lo que los cambios introducidos en el código genético no pueden ser
transmitidos a la descendencia. La terapia génica que tiene como objetivo las
células reproductivas se denomina terapia génica de líneas germinales. Su
desarrollo, que podría conducir al tratamiento y prevención de enfermedades
genéticas transmisibles y defectos de nacimiento,35 es muy controvertida y se
encuentra dificultada por diversas polémicas éticas, religiosas y ecológicas, y está
explícitamente prohibida en algunas jurisdicciones.36
Animales de compañía
La modificación genética permite la cría de animales hipoalergénicos, de forma
que no produzcan reacciones adversas a las personas alérgicas. Actualmente se
comercializan gatos modificados para no producir la glicoproteína Fel d1 y perros
sin glicoproteína Can d1, responsables de la mayor parte de las respuestas
alérgicas. También se comercializan peces cebra fluorescentes.
Producción industrial
La modificación de otros genes permite la obtención de plantas que sintetizan
materiales con determinadas características interesantes para su uso industrial.
La patata amflora produce un almidón modificado, rico en amilopectina, que se
utiliza en la fabricación de papel, tejidos y adhesivos.
Resistencia a plagas y herbicidas
Es una de las aplicaciones comerciales más conocidas. Algunas plantas
transgénicas incluyen genes que les confieren resistencia a determinados
herbicidas, como el glifosato, utilizado para combatir plagas de otras plantas en los
cultivos. Los principales ejemplos son el maíz RR y la soja RR. Ambos son
cultivados y comercializados en varios países del mundo y tienen una importante
cuota de mercado y producción. Otros cultivos tienen insertado el gen Bt que les
confiere a las hojas de estos cultivos la resistencia a plagas, sin la necesidad de
tener que ser rociadas con algún plaguicida.
Durante la década de 1990, una plaga de papaya ringspot virus asoló los cultivos
de papaya de Hawái y redujo la producción de esta fruta en un 94 %. La
introducción de una variedad transgénica de papaya resistente al virus ha
revitalizado la producción.37 Actualmente, el 77 % de la producción de papaya de
las islas es transgénica.38
Alimentos mejorados o más eficientes
El primer alimento genéticamente modificado autorizado para consumo humano
fue el tomate Flav Savr, en 1994. Este tomate se estropeaba más lentamente que
el convencional, lo que permitía a los agricultores recolectarlos cuando están
maduros, en lugar de antes de alcanzar la madurez, como los tomates
convencionales. Esto se traduce en una mejora del sabor y las propiedades
alimenticias. Sin embargo, resultó ser un fracaso comercial.39
En algunos casos se pueden insertar genes para que sinteticen una mayor
cantidad de nutrientes o nutrientes nuevos. Un ejemplo es el denominado arroz
dorado, que sintetiza moléculas precursoras de la vitamina A y que se propone
como complemento en lugares donde la dieta es pobre en esta vitamina.40
La empresa AquAdvantage está desarrollando un salmón transgénico que se
encuentra en las últimas etapas legales para demostrar su seguridad y autorizar
su comercialización. Este salmón es un salmón del Atlántico al que se le ha
insertado un gen para producir la hormona del crecimiento de un salmón chinook
del Pacífico y un promotor de abadejo. Con estas modificaciones, el salmón crece
durante todo el año, y no solo en primavera y verano, y alcanza un tamaño apto
para el mercado en 16 o 18 meses, en lugar de los 3 años del salmón
convencional.41
Control de plagas
En 2010, se crearon en laboratorio mosquitos resistentes a malaria.42 43 44 La OMS
estima que la malaria mató a alrededor de un millón de personas en 2008. 45
Un mosquito modificado genéticamente contiene un gen letal desarrollado para
combatir la dispersión del dengue.46 El mosquito Aedes aegypti es el principal
portador del dengue, Su población en las islas Caimán fue reducida en un 80 %
mediante el uso de esta variedad GM.47 48 Entre 50 y 100 millones de personas se
contagian de dengue cada año y 40000 mueren por esta causa. 49
Se ha desarrollado una variedad de la oruga Pectinophora gossypiella que
contiene un marcador fluorescente en su ADN. Esto permite a los investigadores
hacer un seguimiento de las orugas que son esterilizadas por radiación y liberadas
en cultivos con el fin de reducir la plaga causada por estos insectos.49

Ingeniería genética en bacterias


Son los seres vivos más utilizados en Ingeniería Genética. La más utilizada es la
Escherichia coli. Se usa prácticamente en todos los procesos de I.G.
Otra de las aplicaciones más actuales que se han hecho, ha sido modificar
genéticamente bacterias que vivan en el sistema digestivo del ser humano en un
lapso mínimo de 6 meses a 1 año, con el objetivo de disminuir el apetito. Esta
investigación se basa en N-acil-fosfatidiletanolamina, y N-acil-etanolamina,
encargadas de mandar señales al hipotálamo, que es el encargado de la ingesta
de alimentos.

Ingeniería genética en levaduras y hongos


Son junto con las bacterias los sistemas más utilizados. El Saccharomyces
cerevisiae fue el primer sistema eucariota secuenciado completamente. Otra
levadura importante es P. pastoris, utilizada para conseguir proinsulina en cultivo
discontinuo y quitinasa en cultivo continuo. En el campo de los hongos destaca por
su labor médica el Penicillium.
Otra aplicación ha sido la levadura P. pastoris se ha usado para producir grandes
cantidades de proteínas, gracias a que es capaz de crecer en los reactores hasta
alcanzar muy altas densidades celulares. Por ejemplo, se ha utilizado para
producir quitinasa humana en cultivo continuo (0,3 g/L/día) o proinsulina humana
en un sistema discontinuo (1,5 g/L).

También podría gustarte