Está en la página 1de 5

MODELO SPIRE de Tal Ben - Shahar.

Bienestar Integral de las Personas.

El Bienestar Integral de las Personas = Felicidad = Florecimiento Humano.

El bienestar integral se centra en elevar los niveles de felicidad en todos los aspectos de la vida.

Ben – Shahar plantea que el propósito de los estudios sobre felicidad es aumentar los niveles de
esta en las personas.

La felicidad contribuye a nuestro éxito en general, en la vida, en la salud, nos hace más generosos y
amables y somos más propensos a contribuir con los demás. Quienes son felices tienen mayores
ingresos, mejor desempeño en el trabajo, mejores relaciones personales y profesionales, así como
salud física y mental elevadas.

Existe la creencia de que el éxito produce o conduce a la felicidad, los resultados basados en
investigaciones actuales no afirman totalmente esto y apuntan a que si aumentamos nuestros
niveles de felicidad es más probable que consigamos el éxito. La felicidad causa el éxito.

El Modelo SPIRE ve la felicidad como algo multidimensional, con variables multifacéticas que
incluyen los siguientes segmentos:

S = Bienestar Espiritual.

P = Bienestar Físico.

I = Bienestar Intelectual.

R = Bienestar Relacional.

E = Bienestar Emocional.

La Felicidad es la mejor inversión que pueden hacer las personas y en su búsqueda los componente
del Modelo SPIRE son claves para vivir y aumentar la percepción de la Felicidad.

S = Bienestar Espiritual

“Vivir una vida con propósito y saborear el presente con atención plena”

La vía espiritual se refiere a la importancia de encontrar un sentido de propósito y significado de la


vida, así como elevar las experiencias ordinarias a experiencias extraordinarias.

Sentido y propósito en la vida.

Sentido de presencia: Aquí y Ahora.


Atención Plena - Meditación: 10 minutos o 45 minutos, no importa el tiempo los beneficios son por
igual. Estas prácticas nos hacen más felices, más sanos (repercute positivamente en el sistema
inmunológico) y nos hace más resilientes.

Estar atentos a lo que vivimos: Estar en el Presente.

Atención Plena en la vida cotidiana: Comiendo, bañándonos, en llamadas telefónicas, reuniones, al


caminar, en el trabajo y más…

Si no estamos presentes en las experiencias que vivimos, no las disfrutamos.

Practicar la escucha activa, lo cual genera beneficios mutuos en las relaciones interpersonales que
establecemos.

La espiritualidad es más que religiosidad. La espiritualidad está en los detalles: Ver el mundo como
un milagro. Todo es un milagro.

Ejemplos de Acciones para gestionar y potenciar el Bienestar Espiritual:

 Nota el aire entrando y saliendo de tu cuerpo (Respiración consciente).


 Se consciente de las sensaciones, emociones y pensamientos.
 Identifica que es significativo para ti.
 Recuérdate a ti mismo tus valores.

P = Bienestar Físico.

“Ocuparse del cuerpo y armonizar la conexión cuerpo mente”

Mente y cuerpo conectados. Adhesión a la naturaleza. Vivir de acuerdo a la necesidad de movernos


(ejercicio físico). Dormir. Descansar.

El estrés es en la actualidad la pandemia mundial. Hay mucha investigación y cientos de artículos


sobre este tema. Es considerado el “asesino silencioso” por los altos niveles que gran parte de la
población vive.

¿Por qué hay tanto estrés? Porque malabareamos con muchas cosas. Caemos en multitarea. El
exceso de tecnología nos genera distracción. Pagamos un alto precio por esto.

La realidad es que el estrés no es el problema, no tener tiempo para recuperarnos es el verdadero


problema.

Necesitamos tiempo para recuperarnos: Descanso.

El ejercicio físico es importante. No se requiere una alta frecuencia. 30 minutos 3 veces a la semana.
El ejercicio físico es un antidepresivo natural. El ejercicio es una vía de recuperación.
Bailar. Movernos. Reír. Adoptar posturas felices. Y si hacemos estas acciones en compañía los
beneficios y la efectividad es mayor aun.

Incorporar el ejercicio como una vía o forma de recuperación en el trabajo. En el ámbito laboral
incluir breves pausas de descanso cada 2 horas, con acciones como reír, respirar, estirarse, algunos
movimientos específicos y ser consecuente en la repetición de esto.

Dormir bien en las noches. Higiene y prácticas positivas para el sueño.

Tomarse un día libe. Tiempo para no hacer nada (el cerebro lo agradece). Vacaciones (tiempo libre y
de relajación).

Ejemplo de Acciones para gestionar y potenciar el Bienestar Físico:

 Sal a caminar, bailar o correr.


 Conéctate con la naturaleza.
 Come sanamente.
 Toma una siesta.

I = Bienestar Intelectual.

“Involucrarse en el aprendizaje significativo y abrirse a las experiencias transformadoras”

Uso de nuestras capacidades intelectuales, más allá de lo cuan inteligentes somos. Involucrarnos en
aprendizajes profundos. Crear. Imaginar.

Curiosidad y Amor por el Aprendizaje.

Involucramiento profundo con el aprendizaje. Con los textos que leemos de manera lenta y analítica.

Involucrarnos con otros en la búsqueda de aprender.

Lograr un entendimiento profundo de las cosas que hacemos, vemos y leemos.

La capacidad de apreciar lo que rodea al ser humano, como la naturaleza o el arte, es uno de los
factores que incrementan el bienestar intelectual.

Fluidez o Flow en la vida: Vivir Experiencias Optimas. Experiencias de entrega o involucramiento


profundo. Cultivar nuestras fortalezas. Mirada a la Teoría de la Fluidez (desafíos y habilidades).

Ejemplo de Acciones para gestionar y potenciar el Bienestar Intelectual:

 Relee un texto significativo, viéndolo como si fuera nuevo.


 Sigue tu curiosidad, dirígete hacia los que te interesa.
 Visita un espacio cultural (museo, galería) y mira de cerca lo que se expone o presenta allí.
 Realiza algo que jamás hayas hecho.
 Reconoce lo nuevo en lo cotidiano.

R = Bienestar Relacional.

“Alimentar relaciones constructivas con los demás y con nosotros mismos”

El tiempo que pasamos con las personas que son importantes para nosotros y a quienes nosotros
importamos son el predictor Nro. 1 de la Felicidad. Relaciones personales saludables, profundas e
íntimas son claves. Partir de la más importante relación: La relación con uno mismo.

Las relaciones positivas son el predictor Nro. 1 de la Felicidad. Todas nuestras relaciones impactan
en la Felicidad, es por ello que se deben propiciar las Relaciones Interpersonales de calidad.

Valorar las relaciones reales sobre las virtuales. Tener un buen amigo sustituye los 1000 seguidores
que tenemos en una red social.

DAR es una forma de cultivar las relaciones. Ayudar a otros. Ayudar a los demás. Una máxima en
Psicología Positiva: “los demás importan”. Al dar recibo más de lo que doy.

SER: Extra – Amable, Extra – Bondadoso. Extra – Generoso. Estas prácticas generan círculos
virtuosos.

Aumenta nuestra felicidad de forma duradera, cuando se invierte en los demás, que cuando se
busca el beneficio propio.

Ejemplo de Acciones para gestionar y potenciar el Bienestar Relacional:

 Abraza a un ser querido.


 Dile a otra persona que aprecias de él.
 Nota que es lo que aprecias de ti mismo.
 Comparte como otras personas importantes de tu vida te han impactado.

E = Bienestar Emocional.

“Experimentar todo el rango de emociones contactando nuestra capacidad de resiliencia y


optimismo”.

Habilidad para cultivar emociones placenteras. Las emociones son el resultado de nuestros
pensamientos. Aprender a aceptar todas las emociones, tanto placenteras como menos placenteras.

Cultivar conscientemente las emociones positivas o placenteras.

Introducir más emociones positivas en diversas áreas de nuestra vida.

Lidiar con lo doloroso nos ayuda a florecer: Resiliencia.

Darnos permiso para ser humanos, experimentando todas las emociones.


Aceptar nuestro lado oscuro y aumentar el luminoso. Aceptarnos como humanos con defectos y
errores.

Para crear nuevos hábitos conscientes aplicar 3R: Rituales – Repeticiones – Recordatorios. La rutina
beneficia para incorporar nuevos hábitos.

Ejemplo de Acciones para gestionar y potenciar el Bienestar Emocional:

 Sonríe.
 Recuerda un momento en donde venciste algún momento difícil.
 Acepta como válidas todas tus emociones.
 Pregúntate a ti mismo que incrementaría tu alegría y así repasa que incrementaría tus
emociones positivas como gratitud, esperanza, interés, admiración, amor entre otras.