Está en la página 1de 6

Colegio de Estudios Superiores de Administración-CESA

María Leyva Conto


Comunicación escrita – Sesión 5
18 de mayo de 2018

Felicidad y éxito empresarial

Para que una empresa funcione adecuadamente, debe haber un ambiente laboral que satisfaga
las necesidades operativas y sociales de sus empleados. De acuerdo con Portafolio (2014),
“El clima organizacional es una percepción colectiva de las personas en relación con las
prácticas, políticas, estructura, procesos y sistemas que se dan en una organización, y su
consecuente reacción a esta percepción” ( π 3). Es decir, se entiende por ambiente laboral la
percepción de los empleados hacia la empresa en la que trabajan. De igual forma, la
Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que para tener un clima laboral
adecuado se debe, en primer lugar, promover y cumplir las normas y los principios y derechos
fundamentales del trabajo, y en segundo lugar, generar mayores oportunidades para que
mujeres y hombres puedan tener empleos e ingresos dignos (Rodríguez: 2009). De esa
manera a los sujetos que hagan parte de la empresa se les debe ofrecer un ambiente en el cual
se sientan cómodos ya que esto afecta directamente sus niveles de productividad y puede
perjudicar el rendimiento de la empresa.
De todas maneras, el buen ambiente laboral no es mandatario para toda empresa y
esto causa problemas en varias de ellas. Según Restrepo Rodríguez (2015) hay dos factores
importantes que afectan el ambiente laboral de una empresa: “Los factores asociados con el
trabajo y ambiente del trabajo […] y las características individuales del trabajador” (p. 5).
Ambos factores son determinantes para mejorar positivamente los propósitos tanto
productivos como sociales de las empresas. En esa medida, ¿de qué manera incide el
ambiente laboral en la productividad y estabilidad de los empleados?
Este es un tema del cual sé está generando consciencia recientemente, puesto que en
tiempos pasados no se le daba la misma importancia por motivos de ignorancia y falta de
sensatez con respecto a lo que le puede interesar al trabajador mismo. Es importante generar
consciencia al respecto para que tanto las empresas como los trabajadores puedan tener más
rentabilidad, ser más exitosos y sobre todo sentirse a gusto.
Se puede afirmar que si los empleados están expuestos a un ambiente laboral
favorable su productividad aumentará y su nivel de rotación disminuirá. Este ensayo revisará
Colegio de Estudios Superiores de Administración-CESA
María Leyva Conto
Comunicación escrita – Sesión 5
18 de mayo de 2018

estos aspectos con la ayuda de diferentes ejemplos que evidencien la importancia de un


ambiente laboral sano y adecuado.
En primer lugar, hay que resaltar la importancia del ambiente laboral para mejorar la
productividad en las empresas. El buen trato de jefes y superiores incide directamente en los
empleados en cuanto a su productividad. Un ejemplo claro es el caso de varias empresas
españolas tales como El Corte Ingles, Telefónica, e INDITEX, porque son las tres empresas
con mayor índice de productividad por haber adoptado políticas a favor del ambiente laboral
y han recibido puntajes de 10000, 9295 y 8809 puntos respectivamente en el ranking Merco
2006 (García, Núñez-Tabalez y Veroz Herradón, 2008). Esto es producto de la adopción de
varias políticas, por ejemplo, las siguientes: “1. Businesses should support and respect the
protection of internationally proclaimed human rights… The elimination of discrimination
in respect of employment and occupation…Businesses should work against all forms of
corruption, including extortion and bribery.” (p.33). Los ejemplos expuestos demuestran que
a los empleados les conceden condiciones favorables en los que no sienten desventaja con
respecto a sus jefes y a su vez se aumenta la productividad.
A su vez, las empresas que propician un buen clima organizacional generan una buena
reputación entre sus empleados. Por ejemplo, Google es una de las más grandes
multinacionales y se ha destacado por promover espacios de interacción e integración. Javier
Rodríguez Zapatero, presidente de Google España, organiza lo siguiente “Los viernes por la
tarde los empleados se reúnen para compartir información y videos divertidos” (Motivación
y Más, 2013). Además, le garantiza a sus trabajadores lavandería y comida gratuita y mesas
de ping pong, entre otras cosas. El presidente indica que “no hay una vida profesional y
personal, hay una vida”. Estas exitosas empresas han logrado que sus empleados se sientan
a gusto y puedan juntar ambos mundos a favor tanto de la empresa como de ellos mismos.
Un último ejemplo que comprueba los beneficios del buen clima organizacional son
las cifras de algunas empresas. El caso de Nestlé Purina es claro ya que según la consultora
Glassdoor la calificó como la tercera mejor empresa para trabajar en el mundo. Esta obtuvo
puntajes altos en áreas como cultura y valores: (4,5), equilibrio entre vida y trabajo: (4,2),
liderazgo de los superiores: (4,2), compensación y beneficios: (4,2) y oportunidades de
Colegio de Estudios Superiores de Administración-CESA
María Leyva Conto
Comunicación escrita – Sesión 5
18 de mayo de 2018

carrera: (4,2). Esto permite que le puedan pagar a sus empleados salarios tan altos que rodean
los US$62.426 (BBC Mundo: 2015). Además, sus empleados resaltan que la estabilidad
laboral es una de las características que más les gusta de su empresa.
En ese orden de ideas, es importante revisar la cuestión de la rotación laboral y cómo
el buen ambiente minimiza que los empleados cambien de trabajo. La rotación laboral se
define como “cualquier salida más allá de los límites de la organización. La rotación puede
ser voluntaria por parte del empleado o involuntaria” (Cascio, 1993, P.23). Para corroborar
esto, hace unos años se realizó una encuesta a más de 20.000 colombianos en Bogotá,
Medellín, Cali y Barranquilla en donde se demostró que el 65% de los encuestados habían
renunciado por lo menos una vez a su trabajo. El 40% lo hizo para aprovechar la posibilidad
de un nuevo empleo con mejores salarios y un contrato laboral, el 25% lo hizo para mejorar
su nivel intelectual con nuevos retos laborales, el 15% fue para evitar situaciones de estrés y
el 10% restante tenía una mala relación personal con sus jefes o compañeros de la oficina
(Revista Semana: 2012). Por lo tanto, de este estudio se puede concluir que una de cada
cuatro personas decide renunciar a su empleo, ya sea porque no se sienten felices y no tienen
una buena relación con sus superiores o compañeros de trabajo.
Del mismo modo, la consultora Celeste, una compañía chilena, la cual se dedicó a
implementar nuevas políticas en la empresa para mejorar las relaciones laborales, disminuir
los niveles de estrés y generar un grato ambiente de trabajo. Esto contribuyó a disminuir el
índice de rotación de la compañía, ya que el promedio de permanencia era de dos años. El
primer programa se llamó “Vive Bien” en el cual se fomentó la actividad física y la vida
saludable, el segundo programa buscaba introducir el concepto de “Integración Vida y
Trabajo” (CLADEA, 2015). Lo anterior evidencia que, al sentirse a gusto, los empleados no
tendrán la necesidad de estar cambiando de trabajo, lo que representa para la empresa una
pérdida de dinero.
Por el contrario a lo anteriormente expuesto, hay que señalar que hay empresas que
no tienen en cuenta el ambiente laboral y su importancia, ya que su objetivo principal es
generar dinero a costa de la felicidad de sus trabajadores. La teoría X de McGregor dice que,
para que una empresa alcance su objetivo económico es necesario presionar y forzar a los
Colegio de Estudios Superiores de Administración-CESA
María Leyva Conto
Comunicación escrita – Sesión 5
18 de mayo de 2018

empleados para que cumplan con sus deberes (en Brancato y Juri, 2011, pp. 21). Esta es una
teoría, que por oposición a lo que hemos venido analizando, comprueba que el trabajo
forzado no conduce a resultados benéficos para la empresa como se demuestra en un estudio
realizado por el BBVA “la renuncia de un buen trabajador disminuye los ingresos cerca de
un 4% y puede llegar a impactar hasta en un 40% las ganancias” (BBVA: 2014). Por lo tanto,
la teoría de McGregor no es válida, ya que estas cifras demuestran que perder a un excelente
empleado por un mal clima organizacional perjudica financieramente a cualquier empresa.
Para concluir, es correcto afirmar que, si los empleados están expuestos a un buen
ambiente laboral, efectivamente habrá mayor productividad y un detrimento en su rotación.
Los ejemplos anteriormente desarrollados comprueban que las empresas que cuentan con
este clima organizacional son más reconocidas y eficientes. Además, se vio que las empresas
que no consideran esto padecen consecuencias negativas. Es por eso que se le debe dar una
alta relevancia a los empleados ya que sin ellos las empresas no podrían funcionar
adecuadamente. Sin mencionar que esto también disminuirá la posibilidad de que los
empleados estén cambiando de trabajo ya que esto cuesta tiempo y dinero a la empresa. A
raíz de esto, es importante que las empresas comiencen a implementar espacios en los que
los empleados puedan interactuar entre si y desprenderse de sus laborales.
Colegio de Estudios Superiores de Administración-CESA
María Leyva Conto
Comunicación escrita – Sesión 5
18 de mayo de 2018

Referencias Bibliograficas

BBC Mundo (14 de agosto de 2015). “Las cinco mejores empresas para trabajar (según sus
empleados)”. Recuperado de
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150814_mejores_empresas_trabajar_j
m.
BBVA (20 de noviembre de 2014). “Empleados felices, empresas más productivas”. En El
Espectador. Recuperado de https://www.elespectador.com/especiales/empleados-
felices-empresas-mas-productivas-articulo-528650.
Brancato, B. y Juri, F. (2011). ¿Puede influir el clima laboral en la productividad?
Mendoza, Argentina: UNCUYO.
Cascio, W. (1993) Productividad del Recurso Humano. Bogotá, Colombia: Legis Editores
S.A.
CLADEA (2015) “Calidad de vida laboral en el contexto laboral Chileno: 4 casos de
estudio”. Recuperado de:
http://faceauv.cl/cladea2015/images/stories/track4/CLADEA_2015_submission_38
0__2_.pdf
García, F., Núñez-Tabales, J y Veroz Herradón, R. (sept. 2008). Applicability of Corporate
Social Responsibility to Human Resources Management: Perspective from Spain.
Journal of Business Ethics, Vol. 82, No. 1. pp. 27-44.
Motivación y Más (20 de febrero de 2013). “El secreto laboral de Google” (video
multimedia). Recuperado de https://youtu.be/DIo5MSmj-HM.
Redaccion Portafolio (28 de marzo de 2014). El impacto del clima organizacional en los
resultados. Portafolio. Recuperado de http://www.portafolio.co/opinion/redaccion-
portafolio/impacto-clima-organizacional-resultados-62088
Colegio de Estudios Superiores de Administración-CESA
María Leyva Conto
Comunicación escrita – Sesión 5
18 de mayo de 2018

Restrepo Rodríguez, H. (2015). Clima organizacional y productividad en las empresas u


organizaciones. Bogotá D.C., Colombia: Universidad Nueva Granada.

Revista Semana (abril, 2012). ¿Por qué renuncian los colombianos a su trabajo? En Revista
Semana. Recuperado de https://www.semana.com/vida-moderna/articulo/por-que-
renuncian-colombianos-su-trabajo/257344-3
Rodriguez, C. ( 23 de noviembre de 2009). Los convenios de la oit sobre seguridad y salud
en el trabajo: una oportunidad para mejorar las condiciones y el medio ambiente de
trabajo. OIT. Recuperado de: http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---
americas/---ro-lima/---ilo-
buenos_aires/documents/publicación/wcms_bai_pub_118.pdf