Está en la página 1de 3

Texto Descriptivo: Son una representación, hecha por medio del lenguaje, de un objeto, una

persona, un lugar o un proceso, que explican distintas partes o cualidades.

El texto descriptivo no necesariamente es una pintura o un retrato de los aspectos visuales


del elemento descrito, sino que pueden incluir diversas características sensoriales (auditivas,
táctiles, olfativas, gustativas).

Los fragmentos descriptivos constituyen la forma más común de esta modalidad


comunicativa. Generalmente se intercalan dentro de textos narrativos, expositivos,
argumentativos. En cada uno de estos casos, las descripciones juegan un papel vital:

 Narrativos: En la narración la descripción da idea a los personajes, situaciones, y lugares


donde ocurren las acciones.
 Textos expositivos: En la exposición se utiliza la descripción para dar información sobre
los elementos clave del texto y sus relaciones con el entorno.
 Argumentativos: En la argumentación se utiliza la descripción, para construir imágenes
de un elemento descrito que despierten las emociones del lector y faciliten su adhesión
a las ideas que se defienden.

Elementos de la Descripción:

La descripción se organiza de manera jerárquica y se puede representar con los siguientes


elementos:

 Tema: Elemento que se describe. En la mayoría de los casos, el tema se establece al


principio de la descripción por medio de una palabra o frase.
 Aspecto: Presentación de las cualidades, propiedades y partes de un objeto descrito.
 Relación: Vínculo entre el objeto descrito con el mundo exterior y con quién lo describe:
relaciones de espacio y tiempo (ubicación, cercanía, pertenencia, distribución), entre
otros.

Los textos descriptivos incluso pueden abundar en adjetivos calificativos que le otorgan un
tinte muy subjetivo: “Era una mujer hermosa, con cabello color oro y unos impactantes ojos
celestes. En este caso, adjetivos como “hermosa”, “impactantes” contribuyen a la descripción
que realiza el texto.
La descripción requiere competencia léxica para nombrar, ya que si intentamos describir
un objeto es necesario que conozcamos sus partes y los nombres respectivos de cada una
de ellas.

Metonimia: Hay cercanía entre los significados.

Para redactar una descripción podemos seguir los siguientes pasos:

1. Selección del tipo de descripción: Una descripción puede ser de varios tipos:
 La descripción coloquial es propia del lenguaje oral cotidiano y consiste
en describir el elemento de un modo informal. Por ejemplo: Alfredo es
un pavito que se preocupa mucho por su pinta.
 La descripción literaria se caracteriza por mostrar lo que se describe tal
como lo percibe el autor, es decir, los elementos no se presentan como
son en realidad, sino desde un punto de vista específico, a partir de las
emociones e ideas del autor del texto. Por ejemplo: Las muecas de
hermanito son como un chiste infinito donde no cabe la tristeza.
 La descripción técnica o científica es propia de los textos académicos y
consiste en describir un elemento de un modo objetivo, es decir, con
exactitud, sin mezclar nuestras emociones o juicios. Por ejemplo: El
hidrógeno es el elemento químico más abundante del Universo. Es
incoloro, inodoro y muy ligero.
2. Observación del elemento o fenómeno que se va a describir.
3. Clasificación y selección de las características del elemento. Por ejemplo:
Forma, color, partes, tamaño, etc.
4. Redacción del borrador del texto.
5. Revisión del borrador y redacción de la versión final.

Al redactar una descripción es muy importante también seleccionar un orden para la


presentación de las características del elemento. Por ejemplo: de izquierda a derecha, de
arriba abajo, de afuera hacia adentro, de lo general a lo específico, etc.

Uno de los aspectos más importantes al describir un objeto es indicar claramente cuál es su
función. Ejemplo: La brújula es un instrumento que muestra la ubicación del Norte y sirve para
orientarse.