Está en la página 1de 140

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

ESCUELA DE POSTGRADO

PROGRAMA DE DOCTORADO EN CIENCIAS AMBIENTALES

LA ACTIVIDAD HUMANA COMO FACTOR MODIFICADOR DEL

ECOSISTEMA DE DUNAS, EN EL ÁREA DE INFLUENCIA DEL

PROYECTO ESPECIAL CHAVIMOCHIC - PERÚ

Tesis para obtener el Grado de Doctor en Ciencias Ambientales

Autor: Ms.C. Manuel Roberto Rodríguez Lacherre

Asesor: Dr. Carlos Alfredo Bocanegra García

Trujillo – Perú

2008

N° de Registro: __________
JURADO EVALUADOR

_______________________ __________________________

Dr. Federico González Dra. Marlene Guerrero


Veintemilla Padilla

Presidente Secretaria

__________________________

Dr. Carlos Bocanegra García

Miembro
Nombre: Manuel R. Rodríguez Lacherre
Dirección: Fco. Sandoval 114. Urb. Palermo - Trujillo
Teléfono: 247236 - 262174
e-mail: rola_rob10@hotmail.com
DEDICATORIA

A DIOS
que me ha dado
la fuerza espiritual
para seguir adelante
y ayudándome
cuando más lo necesité.

A la memoria
de mis queridos padres
Alfredo y María
que con amor, ejemplo y
sacrificio supieron
guiarme por la senda de la
superación profesional.

A mi querida familia,
por su comprensión,
apoyo constante y estímulo,
que han hecho posible
el logro de mi meta trazada.
AGRADECIMIENTO

• A mi Asesor de tesis, Dr. Carlos Bocanegra García, por


brindarme su experiencia profesional, y por sus acertadas
orientaciones durante la ejecución del presente trabajo de
investigación.
• A mis colegas de trabajo, por su apoyo constante y estímulo
en la consecución de mi meta trazada.
• A los Señores Docentes de la Sección de Post Grado de la
Facultad de Ciencias Biológicas, por sus enseñanzas,
experiencias y apoyo, durante el desarrollo del Doctorado.
• Al Gerente General y al Jefe de la Oficina de Relaciones
Públicas del Proyecto Especial CHAVIMOCHIC, por
brindarme las facilidades necesarias para el logro del
presente trabajo.
• A todas aquellas personas, que de una u otra manera han
contribuido en la consolidación del presente trabajo.
ÍNDICE

Pág.

RESUMEN........................................................................................................... i

ABSTRACT ......................................................................................................... iii

I. INTRODUCCIÓN .......................................................................................... 1

II. MATERIAL Y MÉTODOS .............................................................................. 21

2.1 MATERIAL ............................................................................................ 21

2.1.1 Universo muestral ...................................................................... 21

2.1.2 Muestra ..................................................................................... 21

2.1.3 Unidad de análisis ..................................................................... 21

2.1.4 Instrumentos de medición meteorológica ................................... 24

2.2 MÉTODOS ............................................................................................ 25

2.2.1 Para el diagnóstico ambiental .................................................... 25

2.2.1.1 La obtención de la información meteorológica .............. 27

2.2.1.2 La obtención de la información sobre unidades

geomorfológicas y salinidad del suelo .......................... 28

2.2.1.3 La obtención de la información sobre la Flora y

Fauna nativa ................................................................ 28

2.2.2 Para la reconstrucción teórica del ecosistema de dunas

existente antes de la puesta en marcha del Proyecto ................. 29

2.2.3 Para la determinación de los impactos ambientales de la

actividad humana sobre el ecosistema de dunas en el área

de influencia del P.E. CHAVIMOCHIC ....................................... 29

2.2.4 Para los lineamientos básicos de una propuesta de

Planificación y Gestión ambiental del ecosistema de dunas,

en el ámbito del P.E.CH. ............................................................ 30


III. RESULTADOS ............................................................................................ 31

3.1 Variables meteorológicas de las tres Estaciones .................................. 31

3.1.1 Temperatura ambiental ............................................................. 31

3.1.2 Evapotranspiración .................................................................... 33

3.1.3 Precipitación .............................................................................. 35

3.1.4 Humedad relativa ...................................................................... 37

3.1.5 Punto de rocío............................................................................ 39

3.2 Datos meteorológicos históricos de los años 1970, 1979 y 2000 .......... 41

3.3 Geomorfología del suelo del P.E. CHAVIMOCHIC ................................ 42

3.4 Salinidad del suelo ................................................................................ 46

3.5 Flora y Fauna nativa .............................................................................. 50

3.6 Reconstrucción teórica del ecosistema de dunas existente antes

de la puesta en marcha del P.E.CH....................................................... 69

3.7 Matriz de convergencia de impactos ambientales en el ámbito del

P.E.CH. ................................................................................................ 71

IV. DISCUSIÓN ................................................................................................. 73

V. CONCLUSIONES......................................................................................... 92

VI. PROPUESTA DE PLANIFICACIÓN Y GESTIÓN AMBIENTAL .................... 94

VII. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ............................................................. 108

ANEXOS
ÍNDICE DE ILUSTRACIONES
Pág.
II- 01 Ámbito del Proyecto Especial CHAVIMOCHIC.............................. 22
II- 02 Ubicación del área de estudio y de las estaciones
meteorológicas .............................................................................. 23
II- 03 Instrumentos de la estación meteorológica modelo Vantage
Pro2 ............................................................................................... 24
III- 04 Variación de las temperaturas máximas, medias y mínimas
del 2001 al 2007. Estación San Carlos-Valle Chao ...................... 32
III- 05 Variación de las temperaturas máximas, medias y mínimas
del 2001 al 2007. Estación San José-Valle Virú ........................... 32
III- 06 Variación de las temperaturas máximas, medias y mínimas
del 2001 al 2007. Estación Moche-Valle Moche............................ 32
III- 07 Variación de la evapotranspiración del 2001 al 2007.
Estación San Carlos-Valle Chao ................................................... 34
III- 08 Variación de la evapotranspiración del 2001 al 2007.
Estación San José-Valle Virú ....................................................... 34
III- 09 Variación de la evapotranspiración del 2001 al 2007.
Estación Moche-Valle Moche ....................................................... 34
III-10 Variación de la precipitación del 2001 al 2007.
Estación San Carlos-Valle Chao ................................................... 36
III-11 Variación de la precipitación del 2001 al 2007.
Estación San José-Valle Virú ....................................................... 36
III- 12 Variación de la precipitación del 2001 al 2007.
Estación Moche-Valle Moche ....................................................... 36
III- 13 Variación de la Humedad relativa del 2001 al 2007.
Estación San Carlos-Valle Chao ................................................... 38
III- 14 Variación de la humedad relativa del 2001 al 2007.
Estación San José-Valle Virú ....................................................... 38
III- 15 Variación de la humedad relativa del 2001 al 2007.
Estación Moche-Valle Moche ....................................................... 38
III- 16 Variación del punto de rocío del 2001 al 2007.
Estación San Carlos-Valle Chao .................................................. 40
III-17 Variación del punto de rocío del 2001 al 2007.
Estación San José-Valle Virú ....................................................... 40
III- 18 Variación del punto de rocío del 2001 al 2007.
Estación Moche-Valle Moche ....................................................... 40
III- 19 Unidades geomorfológicas, macizo costero y planicies
costeras, en la zona de Cerro Blanco y Valle de Moche .............. 45
III- 20 Unidad geomorfológica, estribación andina, erosionada por
la construcción de la Bocatoma del P.E.CHAVIMOCHIC ............. 45
III- 21 Vista de un campo de cultivo afectado por la salinización de
su suelo, en Huancaquito Bajo-Valle Virú ................................... 46
III- 22 Salinización en suelos de los valles del P.E.CH., antes de la
puesta en marcha del P.E.CH. .................................................... 49
III- 23 Salinización en suelos de los valles del P.E.CH., luego de la
puesta en marcha del P.E.CH. .................................................... 49
III- 24 Vista de Prosopis pallida “algarrobo” en su habitat natural,
valle Virú ...................................................................................... 54
III- 25 Vista de un árbol de Prosopis pallida “algarrobo” afectado
por la acción depredadora del hombre en Valle de Chao ............ 54
III- 26 Vista de Capparis scabrida “sapote” en Valle Virú ....................... 55
III- 27 Vista de un habitat natural del desierto del P.E.CH.-Valle
Virú, no impactado por la acción del hombre ................................ 55
III- 28. Vista de un ejemplar de Neoraimondia arequipensis
“gigantón”, en Valle de Virú .......................................................... 56
III- 29 Vista de un ejemplar de Haagiocereus decumbens “rabo de
zorro”, en Valle de Virú ................................................................. 56
III- 30 Vista de un ejemplar de Encelia canescens “camporco”, en
Valle de Moche ............................................................................. 57
III- 31 Vista de la especie Cryptocarpus pyriformis “chope”, en Valle
de Virú .......................................................................................... 57
III- 32 Vista de la especie Parkinsonia aculeata “azote de cristo”,
en Valle de Chao .......................................................................... 58
III- 33 Vista de la gran duna Pur-pur rodeada de los cultivos de
agroexportación, en Valle de Virú ................................................. 58
III- 34 Vista de la hidroeléctrica” Chinecas, impactando el
ecosistema de dunas, en Valle de Chao ...................................... 59
III- 35 Vista de campos de cultivo de agroexportación, en Valle de
Virú ................................................................................................ 59
III. 36 Vista de la especie Gynerium sagittatum, formando una
cortina rompevientos al lado del canal Madre, en Valle de
Virú ................................................................................................ 60
III- 37 Vista del canal Madre del P.E.CH., en Valle de Virú .................... 60
III- 38 Vista de la inflorescencia de la especie Tamarix gallica, en
Valle de Virú ................................................................................. 61
III- 39 Vista de la destrucción de plantaciones de Tamarix gallica,
por acción depredadora del hombre, en Valle de Virú .................. 61
III- 40 Vista de la construcción de las cortinas rompevientos para la
protección de los cultivos de agroexportación en los valles ......... 62
III- 41 Vista de la especie Crotalaria incana, integrante de las
cortinas rompevientos ................................................................... 62
III- 42 Vista de la especie Acacia revoluta, integrante de las
cortinas rompevientos .................................................................. 63
III- 43 Vista de una cortina rompevientos formada por las especies
Acacia revoluta y Acacia huarango................................................ 63
III- 44 Vista del crecimiento y desarrollo de especies propias del
monte ribereño, como Cyperus ferax al borde del canal
Madre, sector Virú ......................................................................... 64
III- 45 Vista de un ejemplar de Dicrodon guttulatum “cañán” en su
habitat natural ............................................................................... 66
III- 46 Vista de la entrada a una madriguera de Dicrodon guttulatum
“cañán”, en Huancaquito Bajo-Valle de Virú.................................. 66
III- 47 Vista de dos ejemplares de Athene cunicularia “lechuza de
los arenales”, en el Valle de Chao ................................................ 67
III- 48 Reconstrucción teórica del ecosistema de dunas, antes de la
puesta en marcha el P.E.CH. ....................................................... 70
III- 49 Vista satelital del ecosistema de dunas, luego de la puesta
en marcha el P.E.CH. ................................................................... 70
III- 50 Matriz de convergencia de causas y elementos de impacto
en el P.E.CH. ............................................................................... 72

ÍNDICE DE TABLAS
Pág.
III- 1 Variables meteorológicas en los años 1 970, 1 979 y 2 000 ......... 41
III- 2 Salinidad en suelos de los Valles del P.E.CH., antes de la
puesta en marcha el P.E.CH. ....................................................... 47
III- 3 Salinidad en suelos de los Valles del P.E.CH., luego de la
puesta en marcha el P.E.CH. ....................................................... 48
III- 4 Flora registrada en el ecosistema de dunas, en el área de
influencia del P.E.CH. .................................................................. 53
III- 5 Fauna registrada en el ecosistema de dunas, en el área de
influencia del P.E.CH. .................................................................. 65
III- 6 Plagas reportadas en cultivos del P.E.CH. ................................... 68
RESUMEN

Las dunas son ecosistemas frágiles del desierto, que poseen indudable

valor ecológico-ambiental, geográfico y patrimonial. En el presente trabajo, se

presentan los resultados del efecto de la actividad humana como factor

modificador del ecosistema de dunas en el área de influencia del Proyecto

Especial CHAVIMOCHIC-Perú (P.E.CH.). Se analizaron los datos

meteorológicos del período 2001 - 2007; asimismo, los de la década de 1970,

antes del inicio del proyecto, con la finalidad de identificar los cambios en el

tiempo atmosférico (cambios meteorológicos). También, se presenta la

caracterización de las unidades geomorfológicas encontradas que determinan

la geomorfología del suelo. Asimismo, se reportan los datos referidos a la

salinidad del suelo agrícola, y a los componentes de la Flora y Fauna nativa

antes y luego de la puesta en marcha el proyecto, para elaborar el diseño de

un esquema ambiental del área, que nos permite observar los impactos

ambientales que han sido generados por el desarrollo de la frontera agrícola

del referido Proyecto. La metodología comprendió, la observación directa en

campo, información basada en la bibliografía especializada y entrevistas

abiertas. Entre las especies de flora que han sufrido cambios, destacan

Capparis scabrida “sapote”, Prosopis pallida “algarrobo”, y entre las especies

de fauna, destacan Dicrodon guttulatum “cañán”, Dicrodon heterolepis

“borregón”. Asimismo, se presentan datos referentes al desarrollo de plagas,

como Bermisia tabaci “mosca blanca”, Feltia experta “gusano de tierra”, que

en muchos casos se han propagado masivamente afectando seriamente al

ecosistema de dunas y en especial al ecosistema agrícola de los valles del

i
P.E.CH., favorecidas por la intensificación de la agricultura de exportación y

las nuevas características medio ambientales en el Proyecto. Los resultados

evidencian modificaciones en las variables atmosféricas (temperatura máxima,

media, mínima), evapotranspiración, viento, precipitación, humedad relativa,

punto de rocío). De igual manera, se observa erosión y reducción de las

unidades geomorfológicas por el desarrollo de nuevas áreas agrícolas,

aumento de la salinidad del suelo agrícola, y una reducción en el número de

especies y de especímenes por destrucción de su hábitat y nichos ecológicos;

modificaciones en los componentes físicos y biológicos que sumados al

cambio climático global están trayendo como consecuencia alteraciones en el

ecosistema de las dunas.

Palabras claves: Actividad humana, factor modificador, ecosistema de dunas,


Proyecto Especial CHAVIMOCHIC.

ii
ABSTRACT

The dunes are fragile ecosystems of the desert that possess certain

ecological-environmental, geographical and patrimonial value. In the present

work, the results of the effect of the human activity are presented as modifier

factor of the ecosystem of dunes in the area of influence of the Special Project

CHAVIMOCHIC-Peru. The meteorological data of the period 2001- 2007 were

analyzed; also, those of the decade of 1970, before the beginning of the

project, with the purpose of identifying the changes in the atmospheric time

(meteorological changes). Also, the characterization of the geomorphological

units found that determine the geomorphology of the soil. Also, the data

referred to the salinity of the agricultural soil, and to the flora components and

native fauna before and after the setting in march the Project are reported, to

elaborate the design of an environmental outline of the area that allows us to

observe the environmental impacts that have been generated by the

development of the agricultural frontier of the referred Project. The

methodology was carried out, by the direct observation in field, information

based on the specialized bibliography and open interviews. Among the flora

species that have suffered changes, are Capparis scabrida “sapote", Prosopis

pallida "algarrobo", and among the fauna species, Dicrodon guttulatum

"cañán", Dicrodon heterolepis "borregón". Also, relating data to the

development of plagues, as Bermisia tabaci "mosca blanca", Feltia expert

"gusano de tierra” are presented, that in many cases, they have spread

affecting seriously to the ecosystem of dunes massively and especially to the

iii
agricultural ecosystem of the valleys of the P.E.CH., favored by the escalation

of the export agriculture and the new environmental characteristics in the

Project. The results evidence modifications in the atmospheric variables

(maximum, mean, minimum temperature), evapotranspiration, wind,

precipitation, relative humidity, dew point). In a same way, it is observed

erosion and reduction of the geomorphological units by the development of

new agricultural areas, increase of the salinity of the agricultural soil, and a

reduction in the number of species and of specimens for destruction of their

habitat and ecological niches; modifications in the physical and biological

components that added to the global climatic change they are resulting in

alterations in the ecosystem of dunes.

Key words: Human activity, modifier factor, ecosystem of dunes, Special


Project CHAVIMOCHIC.

iv
I. INTRODUCCIÓN

Un desierto es una región donde la evaporación excede a la

precipitación, y la cantidad media de precipitación es menor de 255 mm al

año. Los grandes desiertos del mundo como el desierto de Sáhara (9 100 000

km2), de Australia (3 400 000 km2), de Arabia, de Namib, el Gran desierto

Americano, el desierto de Turquestán; en principio, son consecuencia de los

sistemas de circulación global del viento o, por lo menos de la circulación del

hemisferio correspondiente y nacen del discurrir general de la atmósfera. Las

regiones áridas se caracterizan por las precipitaciones escasas y se

transforman fácilmente en desierto, donde destacan las dunas (Seoánez,

1996).

Las dunas son colinas formadas por grandes depósitos de arena

transportada por el viento constante, que poseen un manto de plantas nativas

útiles en el equilibrio ecológico que las cubre permanentemente, y alberga y

alimenta a una fauna nativa diversa. Las dunas pueden encontrarse en estado

activo o estado estabilizado. Una duna en estado activo es aquella cuyos

sedimentos están sueltos y en constante desplazamiento, alterándose así, el

tamaño, forma y posición de la misma. En contraposición, la duna en estado

inactiva o estabilizada se encuentra cubierta por vegetación, evitando así el

desplazamiento de la arena. Las pocas lluvias que se dan en la estación de

1
verano, son el sustento de una flora típica de las condiciones microclimáticas

de las dunas (Miller, 1994).

Cabe señalar, que las plantas juegan un papel clave en la generación de

la apariencia ecomorfológica de las dunas costeras, su rudeza ayuda a la

consolidación del suelo; por lo tanto, es importante en la formación y

estabilización de los recursos naturales de las dunas, ya que actúan como

amortiguador del viento y su poder acarreador permite que los granos de

arena que el viento transporta se depositen en el suelo (Daugherty y Camp,

2005).

Además se conoce que la flora de este ecosistema protege el suelo,

controla la erosión causada por el viento, la evapotranspiración y la humedad

ambiental; así como, es el refugio de una fauna variada que contribuye a la

dispersión de semillas, y con ello, a la regeneración natural de la vegetación.

Las hojas secas, en presencia de humedad, se descomponen en materia

orgánica y luego humus, que cohesiona y estabiliza las superficies inestables

de arena depositada, evitándose así la creciente desertificación, un problema

que afecta a muchos rincones de nuestra costa peruana. Cabe señalar, que

las dunas por estar sujetas a cambios naturales y antropogénicas, su

estabilización mediante vegetación se hace difícil (Meier, 1997).

Este tipo de ecosistema desértico de dunas, es particularmente frágil.

Las especies vivientes están sumamente especializadas a las condiciones

2
ecológico-ambientales que imponen los cambios meteorológicos, la salinidad,

el efecto abrasivo del barrido de la arena y la falta de nutrientes que allí se

presentan. Su adaptación a las limitaciones y rigores ambientales, las hacen

un valioso reservorio de utilísimas características genéticas. Las plantas

presentan un delicado y lento desarrollo, y son agentes útiles del equilibrio

ecológico y la estabilidad de los recursos naturales del ecosistema (Seoánez,

1996).

Como vemos, las dunas no son solamente elevaciones de arena, son

ecosistemas y como tal revisten gran importancia, por poseer una riqueza de

elevado valor ecológico; debido a la especialización de las formas de vida que

albergan. Asimismo, son los mejores reservorios de agua; porque, al impedir

el escurrimiento de las aguas de lluvia hacia el mar, absorben y filtran dichas

aguas en sus arenas y las conservan a pocos metros de profundidad, lista

para que los seres humanos la bebamos. Un verdadero privilegio en un mundo

donde el agua potable es un bien cada vez más escaso. Este gran valor

ecológico que poseen las dunas, empieza a desaparecer por la grosera mano

del hombre, por la ambición y la incomprensión del real significado del

"progreso" (Seoánez, 1997; Del Río y Rueda, 2001; Sarmiento, 2005).

En la costa peruana, las planicies y pampas presentes están cubiertas

por arena, constituyendo los denominados desiertos y semidesiertos del Perú;

entre los que destacan por su extensión, el de Sechura (Piura) y el de Ica.

Dentro de este paisaje desértico, se pueden apreciar numerosas formaciones

3
de arena, que han venido a constituirse en las dunas, los que han resultado de

una acumulación constante de arena no coherente que el viento puede

moldear sin cesar. En la actualidad, es reconocido el alto valor patrimonial de

este ecosistema, rico en especies y en agrupamientos endémicos; es por ello,

que las prácticas de gestión tienen como objetivos, el conservar o mejorar esta

biodiversidad, estimular el mayor desarrollo posible de la flora entre la playa y

el borde rocoso. Esta diversidad óptima permite a las dunas resistir mejor las

perturbaciones naturales o causadas por el hombre y generar un escenario

placentero (Armas y Armas, 2002).

En las últimas décadas los cambios en nuestros patrones de clima, a raíz

del calentamiento global pueden estar alterando el frágil equilibrio costero y

ocasionando cambios permanentes. Estos cambios generalizados han llevado

a que muchos países hayan adoptado políticas y leyes que buscan no sólo

reducir o evitar el impacto de las pesquerías, sino recuperar los recursos y

ecosistemas costeros afectados por las actividades humanas (INRENA, 1997).

Está ampliamente documentado que todos los organismos alteran, en

cierta medida, el entorno en el que viven modelando el paisaje. El ser humano

no es la excepción; por el contrario, posee una elevada capacidad de

alteración gracias a sus progresivos avances tecnológicos Generalmente, las

acciones humanas alteran la estructura y función de los sistemas naturales;

modificaciones, que al parecer, son negativas para la biodiversidad o para la

existencia futura de los sistemas naturales que nos mantienen, y para el

4
hombre mismo. Durante las últimas décadas, numerosas comunidades

bióticas han sido desvastadas por la acción humana, ocasionando su pérdida

irreparable; por ejemplo la tala indiscriminada de los bosques secos de

algarrobo de la costa norte del Perú; si esta tendencia continua, miles de

comunidades, especies y variedades se extinguirán en los próximos años

(Primarck et al., 2001).

Frente a esta situación, países como España, Uruguay, México, Chile,

Puerto Rico, cuentan con asociaciones de organizaciones federales, estatales

y privadas no lucrativas, que están comprometidos en la restauración de los

hábitats costeros de las dunas, al restablecimiento de las especies

amenazadas o en vías de extinción, y a ofrecer experiencias educativas sobre

este ecosistema frágil. Ellos han comprendido que la buena salud y el

equilibrio de los sistemas naturales, son fundamentales para sostener la vida y

el funcionamiento de la sociedad.

En esta perspectiva, la Agenda 21, como programa de acción adoptado

por 182 gobiernos del mundo en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el

Ambiente y Desarrollo (CNUAD), es el primer documento en este género

dirigido a alcanzar un consenso internacional, en proporcionarnos medidas

para asegurar el futuro sostenible del planeta, de cara al siglo XXI. La Agenda

identifica los problemas del ambiente y desarrollo que amenazan traer una

catástrofe económica y ecológica a la tierra, y nos presenta una estrategia

para la transición a prácticas de desarrollo más sustentable. El capítulo 40 de

5
la Agenda 21, nos urge a desarrollar tanto sistemas de información como

indicadores de sostenibilidad dentro del proceso de toma de decisiones,

mejorando la producción de datos, indicadores e informes y asegurando el

acceso público a dichas herramientas (Quiroga, 2004; Vegas, 2005).

En el Perú, sin embargo, poco o nada es lo que se ha hecho al respecto;

aún cuando, nuestra Ley General del Ambiente (Ley N° 28611), establece en

sus Arts. 98 y 99 incs. 99.1 y 99.2 que la conservación de los ecosistemas se

orienta a preservar los ciclos y procesos ecológicos, a prevenir procesos de su

fragmentación por actividades antrópicas, y a dictar medidas de recuperación

y rehabilitación, dando prioridad a ecosistemas especiales o frágiles, como los

del desierto; y que en el ejercicio de sus funciones, las autoridades públicas

deben adoptar medidas de protección especial para los ecosistemas frágiles,

tomando en cuenta sus características y recursos singulares, y su relación con

las condiciones climáticas especiales (Paskoff y Manríquez, 2004; Congreso

de la República, 2005; Sommer, 2006).

Bajo esa perspectiva, la Comisión Mundial sobre el medio Ambiente y

Desarrollo de la ONU llevó a cabo una consulta mundial sobre el papel de los

recursos naturales en el desarrollo. De esta consulta surgió una obra titulada

Nuestro futuro común, publicada en 1987, en la cual se acuñó el término

Desarrollo sostenible, un modelo de crecimiento basado en la unión o lazo

entre el medio ambiente y desarrollo, cuya finalidad es buscar un nuevo modo

de desarrollo basado en una sana utilización de los recursos naturales para la

6
satisfacción de las necesidades actuales y futuras de la sociedad (Valverde et

al., 2005; Celi, 2007).

En el marco de este Desarrollo sostenible al analizar algunos aspectos

operativos del uso sostenible de los recursos naturales renovables; es

necesario definir lo que son criterios, indicadores y verificadores del uso

sustentable. Un criterio, es "un principio o estándar por el cual se juzga una

cosa"; un indicador, es "cualquier variable o componente de un ecosistema o

de un sistema bajo manejo que se usa para inferir la condición de un criterio

particular"; y un verificador, es "un dato o una información que mejora la

especificidad o facilita la evaluación de un indicador" (Ravinovich, 2004).

Los tomadores de decisiones han contado tradicionalmente con

estadísticas de tipo económico y, más recientemente, con la referida a la

dimensión social; pero falta una información sistemática, actualizada y

permanente sobre variables ecológicas, que a su vez comprenda y rebase lo

que tradicionalmente se considera ambiental (condiciones de las aguas, la

atmósfera, los suelos, la biodiversidad, los ecosistemas marinos y de borde

costero, entre otros) (Quiroga, 2004).

Actualmente, la preocupación por el medio ambiente puede explicarse

desde dos enfoques cualitativamente separables; pero, eminentemente

complementarios: desde la preocupación por la calidad de vida, y desde la

preocupación por la “sostenibilidad” del crecimiento y desarrollo. Entendido

7
así, se postula que pobreza, calidad de vida y calidad ambiental se convierten

en caras de la misma moneda (Portocarrero, 2001).

"El principio de la sostenibilidad emerge en el contexto de la

globalización como la marca de un límite y el signo que reorienta el proceso

civilizatorio de la humanidad. La crisis ambiental vino a cuestionar la

racionalidad y los paradigmas teóricos que han impulsado y legitimado el

crecimiento económico, negando a la naturaleza. La sostenibilidad ecológica

aparece así como un criterio normativo para la reconstrucción del orden

económico, como una condición para la supervivencia humana y un soporte

para lograr un desarrollo durable, cuestionando las bases mismas de la

producción" (Leff, 1998). Este enfoque, según el autor, considera que el

componente ambiental, se ha convertido en la negación del paradigma

económico de la modernidad y que si se le toma en cuenta, es posible la

construcción de escenarios fundados en los límites de la naturaleza, en las

potencialidades ecológicas y en la producción de sentidos sociales de la

creatividad humana.

A pesar de que no existe todavía un concepto universal y simple de

sostenibilidad, se ha extendido mucho su uso y es ampliamente aceptado con

valores generalmente definidos. Según la versión de la “World Conservation

Strategy”, de la International Union for and Natural Resources, la problemática

ambiental se reduce a los seres vivos exclusivamente, llamada también

sostenibilidad ecológica. La sostenibilidad ecológica, implica que el encuentro

8
de objetivos económicos, sociales y políticos caen dentro del componente

“desarrollo” sostenible, por lo que el concepto de sostenibilidad ecológica

supone la propuesta de criterios necesarios para establecer la evaluación de

cambios, adaptaciones y límites del sistema ecológico, frente a la presión

ejercida por los procesos de desarrollo socioeconómico (Di Pace, 2001).

Otro criterio es aquel que adiciona a la sostenibilidad ecológica el tema

de la pobreza (sostenibilidad social limitada). Siguiendo este criterio, tanto el

primer grupo, de la sostenibilidad ecológica exclusiva (entendida aquella

sostenibilidad ligada a la depredación de los recursos naturales, aumento de la

contaminación, pérdida de biodiversidad, paisajes y el medio ambiente de vida

en general); como en el segundo, de la sostenibilidad social limitada (ligada al

tema de la pobreza y su relación con el deterioro ambiental, por la escasez de

recursos y crecimiento de la población que implica mayor presión sobre los

ecosistemas), la concepción de la problemática ambiental es considerada

técnica; es la relación entre el ser humano y el medio ambiente (Borja y

Castells, 1999) citado en Miranda (2004).

“La sostenibilidad es también integración social. Las grandes bolsas de

desempleo y pobreza, las grandes masas de población excluidas, hacen

imposible el desarrollo urbano sostenible tanto por los riesgos

medioambientales y de salud que comportan como por la incapacidad de

ofrecer un medio social pacífico y democrático. ¡.....! La pobreza y la salud son

elementos básicos de la sostenibilidad. La pobreza es una causa de la

9
degradación medioambiental y de degradación de la salud. ¡....! La

sostenibilidad social obliga a asegurar la inclusión de todos los grupos de

población en la sociedad urbana...”. (Martínez, 1995).

Así mismo, otros autores señalan que existen indicadores de

sostenibilidad como la relación entre pobreza y degradación ambiental; es

decir, las economías al crecer usan más recursos naturales (a causa del

aumento de la población y del aumento del consumo exosomático de energía

y materiales). Se pretende optar por indicadores físicos; entonces, surge una

cuestión interesante: al crecer la economía, el impacto ambiental aumenta,

muchos indicadores físicos empeoran; pero algunos de ellos posiblemente

mejoran. Como ejemplo de indicadores se plantea: disponibilidad de agua

potable y sistemas de desagüe, mayor emisión de partículas de gases de los

vehículos y más emisión de dióxido de azufre, mayor producción de residuos

domésticos y emisión de dióxido de carbono, residuos radioactivos,

producción de dioxinas y furanos, metales pesados, pérdida de tierra agrícola,

disponibilidad de agua, erosión genética. En general se afirma que el

crecimiento económico implica degradación ecológica aunque diversos

indicadores sigan tendencias diferentes (Bocanegra, 2006).

Dentro de los distintos significados que se le puede atribuir al concepto

de Desarrollo Sostenible, existe una dimensión territorial que,

lamentablemente, ha sido mayormente omitida. El territorio es el soporte

espacial sobre el cual se asientan las actividades humanas y es, en primer

10
lugar, una síntesis que reproduce cabalmente el concepto de medio ambiente.

En una expresión detallada, se trata del llamado ecosistema o comunidades

de diferentes especies que interactúan entre sí, y con los factores físicos y

químicos que conforman su entorno no vivo, dando cuenta de la noción, de

que el medio geográfico es ambiente respecto al hombre social y depende de

la valoración que éste le otorgue. Tal asociación funcional e interdependiente

se manifiesta sobre porciones concretas de la interfase terrestre.

Consecuentemente, una primera base de sostenibilidad consiste en reconocer

la interacción fundamental de los componentes y procesos naturales, de sus

arreglos espaciales y de la forma en que son transformados los recursos

naturales. En definitiva, se debe tender a un desarrollo sostenible en el que

caminen de la mano los intereses económicos con los intereses de

preservación del medio ambiente (Bravo, 1999; González, 2005; Odum y

Barret, 2006).

El uso prudente del suelo y la planificación estructural pueden

proporcionar el marco, y las normas básicas para el desarrollo

socioeconómico y la salud ambiental de un país, región o localidad. En el

campo de la planificación física surgió un nuevo concepto que tiene más de

tres décadas a nivel mundial. Este es el de ordenamiento ecológico del

territorio, el cual se considera como un proceso de planificación dirigido a

evaluar y programar el uso del suelo, y el manejo de los recursos naturales en

el territorio, para preservar y/o restaurar el equilibrio ecológico y proteger el

medio ambiente. De este proceso surgieron proyectos de ordenamiento

11
ecológico del territorio en México y Chile (Secretaría de desarrollo urbano y

ecología, 1998). Este proceso se complementa por lo mencionado por Montes

(2001), quien afirma que el concepto de Organización Territorial se refiere a la

“Organización del territorio de acuerdo a sus características y potencialidades,

dentro del marco de conservación y protección de los recursos naturales, en

especial del recurso hídrico, biodiversidad, manejo agrícola sostenible y

descontaminación”.

Al respecto, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe

(CEPAL, 1994) consideró que el grado deseable de manejo ambiental,

consiste a su vez, en el diseño de un escenario futuro en los ámbitos de la

realidad territorial y en lo concerniente a la gestión municipal. Esto significa

que por ejemplo, si se dispone de un análisis ambiental, y con esto, una base

para el ordenamiento territorial, se puede mejorar la formulación y aplicación

de instrumentos para la planificación (Quiroga, 2004).

Sin embargo, muchos Proyectos de irrigación, durante muchos años, se

han ejecutado para dar una solución a la escasez de agua y contribuir con el

desarrollo agrícola y/o industrial e incluso la vida en general; pero, poco o

nada se ha dicho de los impactos ambientales que de ellos se derivan. En

sentido más amplio del término irrigación, se ha considerado a un conjunto de

acciones y obras encaminadas a lograr el desarrollo socio-económico de una

región árida o semidesértica, a partir del aprovechamiento racional y armónico

de los recursos hidráulicos; siendo las principales obras de un proyecto de

12
irrigación: la bocatoma por la cual se captan las aguas, el canal de derivación

que conducen las aguas hasta la zona de riego, el sistema de distribución por

el cual se aplica el agua al suelo, y el sistema de drenaje que colecta el

exceso de agua de riego (Rocha, 1993).

Por ejemplo, en China, entre los años 1950 y 1980, se construyeron

90,000 represas pequeñas, para dar solución a su falta de agua para sus

cultivos, ocasionando inundación del terreno, desplazamiento de pobladores y

destrucción de hábitats de vida nativa y bellos paisajes naturales; en la

actualidad, ya se están construyendo planificadamente cierto número de

proyectos de gran escala. En 1971 se dio inicio a la construcción del mayor

proyecto de transferencia de cuenca hidrológica en el mundo, el controvertido

Plan hidráulico de California (California Water Plan), calificado por sus

promotores como el "proyecto de ingeniería del siglo"; mientras, que sus

detractores lo han denominado la "locura ecológica y económica del siglo".

Estos últimos indican que el proyecto se ha estado realizando sin una

evaluación completa de su impacto ambiental y sin una revisión pública (Miller,

1994).

Cabe señalar, que se reportan como efectos ambientales potencialmente

negativos causados por una intensificación de la agricultura, los siguientes:

• Una mayor erosión de los suelos.

• Cambios en las características físicas y químicas del suelo.

• Impactos sobre la flora y fauna nativa.

13
Así mismo, los impactos sociales potenciales, incluyen:

• La restricción del acceso a los recursos (por ejemplo, las áreas

tradicionales de hábitat de especies nativas).

Pero, no todos los efectos son necesariamente negativos. La

agroindustria puede introducir prácticas agrícolas más eficientes al área, crear

mercados para los productos y dar trabajo a la gente local. Los efectos

indirectos de la instalación de una agroindustria grande, incluyen el desarrollo

del transporte para llevar los productos a los mercados, y la migración

incontrolada de la gente hacia el área, que busca tierras y empleos (Miller,

1994).

A nivel de Perú, y particularmente de la Región La Libertad, fue

implementado hace 20 años el Proyecto Especial CHAVIMOCHIC (P.E.CH.),

en el Departamento de La Libertad, concretamente en los valles de Chao, Virú

y Moche, y su meta es extenderse hacia el valle de Chicama. Este Proyecto se

implementó con un doble propósito: proveer de agua de manera constante y

regular durante todo el año a los valles viejos, caracterizados por la escasez

de ese recurso, y extender la frontera agrícola y desarrollar nuevos fundos,

con una producción destinada a la exportación en los intervalles, hasta

entonces desérticos (tierras eriazas). Estas dos entidades agrícolas poseen

realidades muy diferentes; pero se desarrollan en un mismo territorio. Con el

tiempo, las relaciones entre ellas se han multiplicado y diversificado.

Asimismo; necesariamente viene causando positivos y/o negativos, tanto en

14
relación a la modificación del espacio en que se desarrollan las obras

(modificaciones topográficas), como en lo referente a las áreas beneficiadas

que de una situación improductiva pasan a ser explotadas en forma

productiva, competitiva y rentable, con las consiguientes modificaciones

ambientales y cambios meteorológicos (Marshall, 2007).

El funcionamiento del Proyecto Especial CHAVIMOCHIC está dando

lugar a efectos migratorios urbano-rural y de la sierra a la costa, siendo la

ciudad de Trujillo y algunos centros poblados de los valles Chao, Virú y Moche

los principales receptores. Teniendo en cuenta, que este fenómeno socio-

económico se intensificará cuando entren en producción tierras nuevas, se ha

previsto áreas para expansión urbana y nuevos centros poblados de áreas

para servicios y también para la ubicación de zonas agroindustriales

(Municipalidad Provincial de Trujillo, 1995).

El Proyecto Especial CHAVIMOCHIC, en su Plan Operativo Institucional-

2005, plantea como Objetivo Parcial 4: evaluar los impactos producidos por el

abastecimiento complementario de agua a los actuales valles del Proyecto. Y

como objetivos específicos: (a) realizar acciones que coadyuven a la

protección y conservación ambiental de la cuenca del río Santa y área de

influencia del Proyecto. (b) desarrollar programas de Monitoreo Ambiental que

permitan identificar o determinar los problemas ambientales. (c) desarrollar

programas de Educación y Capacitación Ambiental. Asimismo, se plantea

como Estrategias a realizar; entre otras: (a) mantener coordinaciones

15
permanentes con las juntas de Usuarios y Comisiones de regantes de los

valles Chao, Virú, Moche y Chicama, para el desarrollo sostenible de la

agricultura, la preservación y conservación del recurso agua y suelo en dichos

valles. (b) establecer alianzas con instituciones públicas y privadas para el

desarrollo de la investigación, transferencia de tecnología y acciones de

preservación del medio ambiente. Además, contempla como meta a alcanzar,

el desarrollo del estudio de Impacto ambiental de la I, II, y III etapa, con la

finalidad de establecer las condiciones existentes; así como, evaluar los

posibles impactos que pueden ser ocasionados por el Proyecto; también, la

identificación de las medidas de mitigación necesarias para eliminar o

minimizar los impactos a niveles aceptables (P.E.CH., 2005).

Pero, a pesar de haberse plasmado en un documento el Plan Operativo

Institucional, todos estos objetivos, estrategias, meta, evaluación de posibles

impactos ambientales e identificación de las medidas de mitigación, a realizar,

hasta la fecha se ha cumplido parcialmente con ellos; debido, posiblemente a

la falta de una adecuada política ambiental, de parte de los tomadores de

decisiones del Proyecto Especial; es más, desconocen que las dunas

constituyen espacios de indudable valor ecológico-ambiental, geográfico y

patrimonial; es por ello, que su protección debiera contar con una política de

conservación que permita incorporar estos y otros elementos particulares para

su gestión y manejo territorial.

16
La puesta en marcha del P.E.CH. ha venido afectando el ecosistema de

dunas del desierto, y ya en esta última década, el balance ambiental resulta

negativo para los hábitats naturales que se han ido desapareciendo ante el

embate del crecimiento agroindustrial, en la medida que la biodiversidad sufría

las consecuencias de una civilización, cuyos dirigentes tienen como interés

inmediato y prioritario la acumulación de ganancias, sin que hubieran

adoptado medidas para mantener el equilibrio entre las necesidades sociales y

la conservación-reproducción de los recursos naturales.

Al respecto, se ha observado que parte integrante de la fauna del

desierto costero, como la especie endémica de la región Neotropical, Dicrodon

guttulatum "cañan" parece haber desaparecido de la zona, debido a la pérdida

de su hábitat; alterándose de esta manera, su rol que desempeña en la

ecología y economía del poblador de la zona, que lo utiliza para consumo

humano, por su alto contenido en proteínas y sus propiedades energéticas

(Zelada y Pollack, 2006).

En esta perspectiva, adquiere carácter prioritario la generación de

conocimientos y cambio de actitudes para favorecer la interacción sociedad-

naturaleza, ya que de no mediar una cultura ambiental, las posibilidades del

desarrollo sostenido se anulan; tal y como, ha sido reconocido desde la

Conferencia Intergubernamental sobre Educación Ambiental celebrada en

Tbilisi (ex URSS, 14 al 26 de Octubre de 1977), preocupación refrendada por

17
el Banco mundial, Cumbre de la Tierra y la propia legislación ambiental de

nuestro país (Beraud, 1997; Congreso de la República, 2005).

Experiencias desarrolladas en otras latitudes, demuestran que el

restablecimiento rápido de las condiciones naturales de las dunas de arena es

imprescindible; por lo que, es necesario acelerar los procesos de

estabilización de la costa. Durante los últimos años, el énfasis de la

investigación relacionada con la restauración de las dunas, ha sido dirigido

hacia la estabilización de la duna en un ambiente favorable, mediante el

establecimiento de la flora nativa. Luego que se estabiliza la vegetación, no

solo se obtiene estabilidad de la superficie de la arena; sino que también, se

produce una región de poca velocidad del viento, esto causa que aquellos

granos de arena en movimiento se depositen y se acumulen (Daugherty y

Camp, 2005).

Cabe destacar, que el conocimiento de nuestros espacios silvestres

inmediatos y su revalorización es un tema que cobra cada vez mayor

importancia; porque desconocemos nuestro entorno directo. A fin de cuentas,

las graves alteraciones negativas en el ambiente comprometen a la

humanidad misma, que parece haber perdido la conciencia de que forma parte

de los procesos ecológicos y que sólo podrá sobrevivir si estos se mantienen.

En consecuencia, conservar la naturaleza y los recursos naturales es una de

las necesidades urgentes para la supervivencia de la humanidad (Brack y

Mendiola, 2000).

18
En nuestro medio, no se conoce trabajos que den cuenta, en forma

general y menos particular, sobre la actividad humana como factor modificador

del ecosistema de dunas en el área de influencia del Proyecto Especial

CHAVIMOCHIC; sin embargo, se tiene referencia de investigaciones

realizadas: uno sobre el inventario de las plantas halófilas de importancia

económica de la Provincia de Trujillo (Fasanando, 1997), y otro referido a un

catálogo de plantas controladoras de dunas de la costa Nor-peruana (Cabrera,

1999); es por ello, que teniendo en cuenta la urgente necesidad de establecer

los efectos que han originado las actividades humanas sobre este frágil

ecosistema de dunas durante la puesta en marcha de la primera y segunda

etapa, y ante la posible construcción de la tercera etapa del referido Proyecto,

es que se ha creído conveniente realizar el presente trabajo.

OBJETIVOS E HIPÓTESIS

Generales

8Identificar los efectos generados por la actividad humana sobre el

ecosistema de dunas en el ámbito del Proyecto Especial CHAVIMOCHIC.

8Diseñar un escenario prospectivo, planteando lineamientos básicos para

una propuesta de planificación y gestión ambiental que incorpore el uso

racional del ecosistema de dunas.

19
Específicos

4Analizar la situación ambiental presente en el territorio comprendido dentro

del área de influencia del Proyecto Especial CHAVIMOCHIC, entre los años

2001 a 2007.

4Establecer la relación antrópica, ecosistema dunar y dimensión ambiental.

HIPÓTESIS

La actividad humana se ha convertido en un factor modificador del

ecosistema de dunas en el área de influencia del P.E. CHAVIMOCHIC, al

impactar negativamente sobre él, y poniendo en riesgo la sostenibilidad

ambiental como consecuencia de la ampliación de la frontera agrícola.

20
II. MATERIAL Y MÉTODOS

2.1 MATERIAL

2.1.1 Universo muestral

El universo muestral estuvo referido al ecosistema de dunas del

desierto en el ámbito del Proyecto Especial CHAVIMOCHIC, que se

encuentra ubicado en las Provincias de Virú, Trujillo y Ascope de la

Región La Libertad, comprendiendo los valles de Chao, Virú, Moche

y Chicama, cuyos ejes son los ríos del mismo nombre y parte de la

margen derecha del valle del Santa (Guadalupito), mediante un canal

trapezoidal denominado "Canal Madre", con una longitud aproximada

de 275 km (INADE, 2001) (Figura 1). Cabe señalar, que para el

presente trabajo se examinaron las dos primeras etapas que

comprenden Chao, Virú y Moche.

2.1.2 Muestra

La muestra estuvo constituida por los datos ambientales en el área

de influencia del P.E. CHAVIMOCHIC, la misma que se obtuvo de los

registros meteorológicos de las Estaciones meteorológicas: San

Carlos-Valle Chao, San José-Valle Virú y Moche-Valle Moche (Figura

2). Asimismo, de los datos del suelo, flora y fauna nativa recogidos a

través del trabajo de campo y entrevistas directas.

2.1.3 Unidad de análisis

La unidad de análisis estuvo constituida por el ecosistema de dunas

y los impactos que se vienen generando por las actividades humanas

21
en la expansión de la nueva frontera agrícola de exportación en el

ámbito del P.E. CHAVIMOCHIC (Bocanegra, 1999).

Figura 1: Ámbito del Proyecto Especial CHAVIMOCHIC.

Fuente: Dpto. de Recursos hídricos y meteorológicos del P. E. CHAVIMOCHIC, 2007.

22
1

Figura 2. Ubicación del área de estudio y de las estaciones meteorológicas


Moche (1), San José (2) y San Carlos (3) del P.E.CHAVIMOCHIC
(P.E.CH.)
Fuente: Dpto. de Recursos hídricos y meteorológicos del P. E. CHAVIMOCHIC, 2005.

23
2.1.4 Instrumentos de medición meteorológica

Para la medición de las variables meteorológicas, se utilizaron los

instrumentos de las tres estaciones meteorológicas principales del

P.E.CH.: San Carlos (Valle de Chao), San José (Valle de Virú) y Moche

(Valle de Moche). Las estaciones meteorológicas que corresponden al

modelo Vantage Pro2 marca Davis, transmiten datos meteorológicos en

forma inalámbrica hasta 300 m en línea de vista a la redonda (Figura 3).

METEREOLOGICA

a b

c d

Figura 3. Instrumentos de la estación meteorológica modelo Vantage Pro2:

a) Consola-receptor; b) y c) Conjunto integrado de sensores de temperatura,

humedad relativa, viento (anemómetro), precipitación, punto de rocío; d)

Gabinete resistente a la intemperie con sensores para evapotranspiración,

humedad de hojas y suelo, y otros.

24
2.2 MÉTODOS

Para alcanzar los objetivos propuestos se procedió a utilizar

metodologías específicas.

2.2.1 Para el diagnóstico Ambiental

La metodología que se utilizó para determinar el diagnóstico

ambiental, fue la adaptada de Leitman (1992); que consistió en:

a. El diseño de un esquema con datos ambientales en el ámbito

del Proyecto, para medir una serie constante de información

sobre los indicadores físicos, como los meteorológicos

(tiempo atmosférico), las unidades geomorfológicas y

salinidad del suelo; así como los indicadores biológicos como

la Flora y Fauna nativa presente.

b. Trazo de un perfil del Medio Ambiente del ecosistema de

dunas; para analizar la naturaleza, las tendencias y los

factores que afectan este frágil ecosistema.

c. Desarrollo de un marco de un proceso de consulta, para

captar la percepción del poblador sobre prioridades y

opciones ambientales, y para validar los resultados de las

fases (a) y (b).

25
La fase (a) permitió formular una configuración ambiental

global del área de influencia del Proyecto Especial

CHAVIMOCHIC y desarrollar una base de datos útiles para el

análisis, formulación y evaluación de políticas sobre su medio

ambiente. El esquema fue organizado teniendo en cuenta

indicadores relacionados con problemas específicos de: uso del

suelo, tiempo atmosférico (cambios meteorológicos), recurso

hídrico (ciclo hidrológico), flora y fauna nativa, y población.

La fase (b) permitió describir las condiciones del Medio

Ambiente del ecosistema de dunas, las interacciones entre las

actividades antrópicas y el ecosistema dunar, e incluyó el marco

institucional para la Gestión Ambiental de este frágil ecosistema.

La orientación metodológica, consistió en:

1. Utilizar los datos del esquema ambiental extensivamente, y

otros datos e información disponible como entrevistas

abiertas para identificar y describir interacciones de

Desarrollo y Medio Ambiente.

2. Realizar la descripción general de un Perfil del Medio

Ambiente del ecosistema de dunas en el área de influencia

del Proyecto, que incluya información sobre: I) Antecedentes,

uso del suelo, vínculos entre Medio Ambiente y Desarrollo; II)

Estado del Medio Ambiente en el ámbito del

26
P.E.CHAVIMOCHIC, III) Marco para la Gestión del Medio

Ambiente.

2.2.1.1 Obtención de la información meteorológica

La obtención de datos meteorológicos se hizo

mediante la estación meteorológica modelo Vantage

Pro2 (Davis, 2006). Para ello, se tomaron los datos que

automáticamente registran los sensores

correspondientes y envían, mediante el transmisor de la

estación, a la consola cada 10 segundos y que son

registrados diariamente. Luego fueron procesados en

trabajo de gabinete, construyendo las planillas

meteorológicas respectivas (ver Anexos). Cabe señalar,

que para el registro de las temperaturas mensuales, se

tomaron en cuenta, la temperatura máxima y mínima

registrada en el mes y para la obtención de la

temperatura media se procedió utilizando el promedio de

todas las temperaturas medias registradas diariamente

en el respectivo mes. Para los datos obtenidos

anualmente, se tuvieron en cuenta los registros

mensuales proporcionados por el Dpto. de Recursos

hídricos y meteorológicos del P.E. CHAVIMOCHIC..

27
Así mismo se procedió a la revisión de datos estadísticos

históricos antes de la ejecución del proyecto.

2.2.1.2 Obtención de la información sobre las unidades

geomorfológicas y salinidad del suelo agrícola

Se hizo mediante la visita y observación directa en

campo, lectura de fotografías aéreas, fotointerpretación y

bibliografía especializada y datos históricos.

2.2.1.3 Obtención de la información sobre la flora y fauna

nativa

La obtención de los datos referidos a la Flora y

Fauna nativa, se hizo mediante la observación directa en

campo, recolección de muestras, la información basada

en la bibliográfica especializada como la de Mostacero &

Mejía (1993), Ayquipa (2006), y entrevistas abiertas. Las

determinaciones fueron hechas con la colaboración de

especialistas en plantas Fanerógamas y especialistas en

Zoología de Invertebrados y Entomología, Herbarium

Truxillense (H.U.T.), Museo de Zoología de la

Universidad Nacional de Trujillo.

28
2.2.2 Para la reconstrucción teórica del ecosistema de dunas

existente antes de la puesta en marcha del Proyecto

La metodología consistió en la utilizada por ONERN (1985):

1. Consultar información secundaria basada en bibliografía

especializada y documentación pertinente.

2. Obtener información mediante entrevistas abiertas

directamente con los pobladores de los valles del ámbito del

Proyecto Especial CHAVIMOCHIC.

2.2.3 Para la determinación de los impactos ambientales de la

actividad humana sobre el ecosistema de dunas en el área

de influencia del Proyecto Especial CHAVIMOCHIC

La determinación del impacto de la actividad humana

como factor modificador del ecosistema de dunas en el área de

influencia del P.E. CHAVIMOCHIC, se realizó mediante la

identificación de los problemas ambientales suscitados y el

deterioro que presenta el ecosistema de dunas, desde el tiempo

en que se inició la puesta en marcha del Proyecto. Para tal

efecto, se recurrió al análisis de la información científica y

técnica existente, recopilada de las instituciones públicas y

privadas; así como, de entrevistas a informantes "claves" para

obtener opiniones de la población, y de las evaluaciones que se

29
realizaron por observación directa del ecosistema de dunas.

Luego, con los datos obtenidos se construyó una matriz

cromática de causas y elementos de impactos, según las

normas de la Comunidad Económica Europea de 1985

(CONAMA Y TESAM, 1996; Carranza, 1999).

2.2.4 Para los lineamientos básicos de una propuesta de

planificación y gestión ambiental del ecosistema de dunas

Utilizando la información acumulada y sistematizada se

procedió a desarrollar los lineamientos básicos necesarios de

una propuesta de Planificación y Gestión ambiental para el

ecosistema de dunas existente en el área de influencia del P.E.

CHAVIMOCHIC. Esta etapa implicó el diseño de un escenario

prospectivo.

La metodología que se utilizó, tuvo como elementos

básicos los propuestos por la CEPAL (1994) y Reátegui et al.

(2006), que consiste en definir las tres situaciones donde

actuar, como son: la prevención de conflictos ambientales

(futuro), la resolución de conflictos ambientales (presente), y la

reversión de procesos de deterioro ambiental (pasado); con la

finalidad de utilizar los procedimientos alternativos que permitan

pasar de la situación actual a la situación deseada.

30
III. RESULTADOS

3.1 VARIABLES METEOROLOGICAS EN LAS ESTACIONES


METEOROLÓGICAS DE LOS VALLES CHAO, VIRÚ Y MOCHE

3.1.1 TEMPERATURA AMBIENTAL. Esta variable se mantuvo casi

constante en el tiempo en las tres estaciones; así tenemos, que

en los registros de Estación San Carlos-Valle Chao se observó

una T° media de 19,8°C (año 2001) a 19,4°C (año 200 7); una T°

máxima de 31,7°C (año 2001) a 31,9°C (año 2007); y una T°

mínima de 12°C (año 2001) a 11,4°C (año 2007); como se puede

apreciar en la (Figura 4), (Anexos 1, 4).

Semejante comportamiento se observó en los registros de la

Estación San José-Valle Virú, donde se obtuvo una Tº media de

19.8º C (año 2001) a 19,2º C (año 2007), y una Tº máxima de

32.7º C (año 2001) a 32.1º C (año 2007), y una Tº mínima de

12.1º C (año 2001) a 11.2º C (año 2007); como se puede apreciar

en la (Figura 5), (Anexos 2, 5).

En cuanto a lo registrado por la Estación Moche-Valle Moche, se

observó una T° media de 19,1°C (año 2001) a 18,7°C (año 2007);

una T° máxima de 31,1°C (año 2001) a 29,4°C (año 20 07); y una

T° mínima de 12,8°C (año 2001) a 10,7°C (año 2007); como se

aprecia en la (Figura 6), (Anexos 3, 6).

31
Figura Nº4: Variación de las temperaturas máximas, medias y mínimas del 2001 al 2007.
Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

Figura Nº5: Variación de las temperaturas máximas, medias y mínimas del 2001 al 2007.
Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

Figura Nº6: Variación de las temperaturas máximas, medias y mínimas del 2001 al 2007.
Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

32
3.1.2 EVAPOTRANSPIRACIÓN. Se pudo apreciar en los registros de la

Estación San Carlos-Valle Chao, que la evapotranspiración se elevó

desde 1489,2 mm (año 2001) a 1585,8 mm (año 2003), para luego

descender a 1309,7 mm (año 2005) y recuperarse a 1532,8 mm (año

2007); como se observa en la (Figura 7), (Anexos 1, 4).

Lo contrario se observó en los registros de la Estación San José-Valle

Virú, donde luego de una baja en la evapotranspiración de 1264,2 mm

(año 2001) a 1127,2 mm (año 2002), se mantiene un relativo equilibrio,

y elevarse a 1267,0 mm (año 2006), recuperándose a 1146.7 (año

2007); como se observa en la (Figura 8), (Anexos 2, 5).

En cuanto a la Estación Moche-Valle Moche, la evapotranspiración se

incrementó de 1228,7 mm (año 2001) hasta 1422,7 mm (año 2004),

para luego descender progresivamente a 1327,5 mm (año 2007); como

se observa en la (Figura 9), (Anexos 3, 6).

33
Figura Nº7: Variación de la evapotranspiración del 2001 al 2007
Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

Figura Nº8: Variación de la evapotranspiración del 2001 al 2007


Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

Figura Nº9: Variación de la evapotranspiración del 2001 al 2007


Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

34
3.1.3 PRECIPITACIÓN (mm). Se apreció en los registros de la Estación San

Carlos-Valle Chao, que la precipitación descendió de 51,3 mm (año

2001) a 1,2 mm (año 2007); como se observa en la (Figura 10), (Anexos

1, 4).

En los registros de la Estación San José-Valle Virú, se observó una

tendencia a la baja, de 39,2 mm (año 2001) a 0,1 mm (año 2007), con

excepción del año 2002 en la que se incrementó a 42,6 mm; como se

observa en la (Figura 11), (Anexos 2, 5).

Así mismo, en los registros de la Estación Moche-Valle Moche, se

apreció que la precipitación desciende de 42,6 mm (año 2001) a 11,8 mm

(año 2005), para luego incrementarse a 24,3 mm (año 2006) y 31,0 mm

(año 2007); tal como se observa en la (Figura 12), (Anexos 3, 6).

35
Figura Nº10: Variación de la precipitación del 2001 al 2007
Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

Figura Nº11: Variación de la precipitación del 2001 al 2007


Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

Figura Nº12: Variación de la precipitación del 2001 al 2007


Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

36
3.1.4 HUMEDAD RELATIVA (%). Se apreció en los registros de la Estación

San Carlos-Valle Chao una humedad relativa casi constante de 77,9%

(año 2001) a 76,2% (año 2003), para incrementarse a 91,1% (año 2005)

y luego descender a 82,3% (año 2007); como se observa en la (Figura

13), (Anexos 1, 4).

En cambio, en los registros de la Estación José-Valle-Virú, se apreció un

pequeño descenso de 79,6% (año 2001) a 77,6% (año 2004); con un

incremento de 80,6% (año 2005), y mantenerse constante en 78,7%

(años 2006 y 2007); como se observa en la (Figura 14), (Anexos 2, 5).

De igual manera, en los registros de la Estación Moche-Valle Moche, se

apreció un ligero descenso de 82% (Año 2001) a 75% (año 2004), para

luego mantenerse una humedad relativa casi constante a 77,5% (año

2007); como se observa en la (Figura 15), (Anexos 3, 6).

37
Figura Nº13: Variación de la humedad relativa (%) del 2001 al 2007
Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

Figura Nº14: Variación de la humedad relativa (%) del 2001 al 2007


Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

Figura Nº15: Variación de la humedad relativa (%) del 2001 al 2007


Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

38
3.1.5 PUNTO DE ROCIO (ºC). Se apreció en los registros de la Estación San

Carlos-Valle Chao, un incremento de 15,6°C (año 200 3) a 18,0°C (año

2005), para luego descender a 16,9°C (año 2006) y 1 6,4°C (año 2007);

como se observa en la (Figura 16), (Anexos 1, 4).

De igual comportamiento se apreció en los registros de la Estación San

José-Valle Virú, un ligero incremento de 16,2ºC (año 2002), otro aumento

de 16,4ºC (año 2006), que llega a 17,0ºC (año 2007); como se observa

en la (Figura 17), (Anexos 2, 5).

Con respecto a lo registrado por la Estación Moche-Valle Moche, se

apreció un ligero descenso de 15,9°C (año 2001) a 1 4,9°C (año 2004),

para luego incrementarse a 15,5°C (año 2006) y nuev amente descender

a 14,6°C (año 2007); como se observa en la (Figura 18), (Anexos 3, 6).

39
Figura Nº16: Variación del punto de rocío del 2001 al 2007
Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

Figura Nº17: Variación del punto de rocío del 2001 al 2007


Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

Figura Nº18: Variación del punto de rocío del 2001 al 2007


Fuente: Dpto. de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH.

40
3.2 Datos meteorológicos históricos de los años 1970, 1979 y 2000. Los

datos fueron registrados por el Observatorio climático de Hacienda El

Carmelo (Virú) y la Dirección de hidrografía y navegación de la Marina

del Perú; como se observan en la Tabla 1.

Tabla 1. Variables meteorológicas en los años 1970, 1979 y 2000. Observatorio


climático de Hacienda El Carmelo (Virú) * y Dirección de hidrografía y
navegación de la Marina del Perú **

Precipitación
Temperatura (°C) ET / año H.R Vientos
(mm)
AÑO
Intens.
Med. Máx. Mín. (mm) mes (%) (Direc.)
Máx.
1970 * 18,3 21,0 15,7 966,7 10,8 1,9 75,0 SE
1979 ** 21,0 27,1 15,0 --- 3,8 0,3 80,0 SE
2000 ** 21,6 27,4 15,8 --- 4,4 0,8 86,0 SE

Fuente: Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales (ONERN), 1973.


Dirección de hidrografía y navegación de la Marina del Perú. Estación de Salaverry, 2001.
Elaboración: trabajo de gabinete.

41
3.3 GEOMORFOLOGÍA DEL SUELO DEL P. E. CHAVIMOCHIC

Se ha observado que en el ecosistema de dunas existen las

siguientes unidades geomorfológicas, erosionadas y reducidas por la

construcción de la infraestructura del Proyecto y por la presencia e

incremento de la frontera agrícola:

• La Faja litoral constituida por superficies escalonadas denominadas

terrazas aluvionales que han sido cortadas por la erosión marina,

formando acantilados costeros. En algunos casos, como entre la

desembocadura del río Moche y Buenos Aires se puede observar

terrenos con topografía suave cubierta de arena eólica-aluvial y

vegetación natural muy salitrosa.

• Macizos costeros con algunos cerros bajos o colinas redondeados de los

primeros contrafuertes andinos constituidos por rocas de naturaleza

ígnea y sedimentaria; como se observa en las proximidades del valle de

Moche y Puerto de Salaverry (Figura 19).

• Zona de pampas o planicies costeras con tramos más o menos planos,

ligeramente inclinados que se ubican en la región costanera entre los

macizos costeros y las estribaciones andinas; constituidos por depósitos

sedimentarios de origen marino, eólico, coluvio-aluvial, aluvial, etc.;

como se observa en el valle de Moche, Pampa el Milagro (Figura 19).

• Estribaciones andinas muy próximas a la línea de costa, constituidas

principalmente por rocas ígneas intrusivas del batolito de la costa y

restos metamorfizados del grupo Casma y rocas sedimentarias en

42
dirección Este, expuestos a los procesos de denudación; como en los

cerros Campana, Sto. Domingo, Chiputur (Figura 20).

• Ultimo terraza fluvioaluvial con sedimentación de características

particulares, generalmente se presenta con entrecruzamiento de

depósitos sedimentarios lenticulares de arenas eólicas; como se aprecia

en la curva de Sun, área El Milagro.

• Penúltima terraza fluvioaluvial con materiales gravosos de diferentes

tipos de rocas, intercalados con arenas de origen eólico-aluvial; como se

observa en el sector río Seco-río Moche, en la línea costera tanto al

norte como al sur de Huanchaco.

• Ultimo cono aluvial constituido por depósitos de granos angulosos y

permeables; como se observa en Huaca del sol y la luna.

• Penúltimo cono aluvial, de tipo desértico está constituido por gravas de

diferentes tamaños angulosos y con matriz arenosa algo arcilloso que se

diferencia según su antigüedad en el grado de alteración y

encostramiento; como se observa en el Centro Poblado Santo Domingo.

• Ultimo cono-terraza fluvioaluvial, entre el último cono aluvial y la línea

costera con materiales sueltos denominados sedimentos que han sido

re-trabajados por el río constituyendo el último cono terraza; como se

observa en Pampa de Alejandro.

• Penúltimo cono-terraza fluvioaluvial, reconocido por el re-trabajo

realizado por los ríos de la parte inferior de los conos aluviales antiguos

que bajan hacia el norte por las quebradas del río seco y al sur por

Uripe.

43
• Ultimo terraza fluvial se presenta en los márgenes del río Moche

constituido por materiales rodados de diferentes tipos de rocas.

• Depósitos pantanosos y lagunales que se forman por el estancamiento

de las aguas, charcos y cenegales; debido, al afloramiento del nivel

freático determinado por diferentes causas. Cabe destacar, que cuando

la napa freática se encuentra cerca de la superficie, sube por capilaridad

y al evaporarse se produce la salinización del terreno; como se pueden

apreciar en las cercanías de la autopista a Salaverry y las lagunas de

oxidación.

• Cordones litorales constituidos por la acumulación de fragmentos

compuestos de arena, gravas y conchas acarreadas por el mar, ríos y

cubierta de una vegetación natural; como se pueden observar entre la

desembocadura del río Moche y el Puerto de Salaverry.

• Escarpe de erosión marino, cuyo origen se debería a la erosión marina

realizada por el trabajo de la dinámica marina sobre el litoral. Al pié de

los cerros Blanco, Chico y Chiputur se encuentran depósitos aluviales

antiguos que terminan en un escarpe de fuerte pendiente con más de 40

m de desnivel, continuando hacia el sur por el escarpado cerro

Salaverry.

• Escarpe de erosión fluvioaluvial, que se encuentra en los declives al

norte y al sur de Huanchaco, en el río Moche y Sector de Salaverry, cuya

pendiente, altura y extensión, dependen del trabajo que realizan las

aguas corrientes sobre la superficie terrestre.

44
Figura 19. Unidades geomorfológicas, macizo costero y planicies costeras, en la
zona de Cerro Blanco y valle de Moche.

Figura 20. Unidad geomorfológica, estribación andina, erosionada por la


construcción de la bocatoma del P.E.CHAVIMOCHIC.

45
3.4 SALINIDAD DEL SUELO

Con respecto a la Salinidad (mmhos/cm) en suelos de los valles

Chao, Virú y Moche del P.E. CHAVIMOCHIC, se observa que antes de la

puesta en marcha del Proyecto, en los tres valles en estudio el porcentaje

de hectáreas (ha) sin problemas de salinidad era de 19,8% (valle Chao),

77,6% (valle Virú) y 92,0% (valle Moche) respectivamente; como se

observa en la Tabla 2, (Figura 22). En cambio, luego de la puesta en

marcha del Proyecto, el porcentaje de hectáreas sin problemas de

salinidad disminuyó a 7,4% (valle Chao), 60,0% (valle Virú) y 75,5% (valle

Moche); como se observa en la Tabla 3, (Figuras 21 y 23).

Figura 21: Vista de un campo de cultivo afectado por la salinización de su suelo,


en Huancaquito Bajo-Valle Virú.

46
TABLA 2

SALINIDAD (mmhos/cm) EN SUELOS DE LOS VALLES DEL P.E.CHAVIMOCHIC, ANTES DE LA PUESTA EN MARCHA EL

PROYECTO

VALLES Suelos normales Suelos salinos Salinidad ligera a moderada Salinidad moderada Salinidad fuerte a excesiva

(0 - 4) (4 > 16) (4 - 8) (8 - 16) (> 16)

(ha) (%) (ha) (%) (ha) (%) (ha) (%) (ha) (%)

CHAO 2 043 19,8 5 245 50,8 1 960 19,0 2 767 26,8 518 5,0

VIRÚ 9 458 77,6 1 661 13,6 131 1,1 895 7,3 613 5,0

MOCHE 9 609 92,0 838 8,0 419 4,0 - - 419 4,0

Fuente: ONERN, 1973.


Ministerio de Agricultura. 1974. El problema del drenaje y salinidad de los valles de la costa Peruana. Sub-Dirección de rehabilitación de tierras.
CORPEI, 1983.

Elaboración: trabajo de gabinete.

47
TABLA 3

SALINIDAD (mmhos/cm) EN SUELOS DE LOS VALLES DEL P.E.CHAVIMOCHIC, LUEGO DE LA PUESTA EN MARCHA EL

PROYECTO

VALLES Libres de sales Ligeramente afectados Moderadamente afectados Fuertemente afectados

(0 -4) (4 - 8) (8 - 16) ( > 16 )

(ha) (%) (ha) (%) (ha) (%) (ha) (%)

CHAO 516,8 7,4 1 647,7 23,6 2 947,6 42,5 1 840,2 26,4

VIRÚ 6 924,0 60,0 2 507,0 21,7 1 594,0 13,8 526,0 4,5

MOCHE 8 621,5 75,5 2 314,0 20,5 491,0 4,3 272,0 2,4

Fuente: Diagnóstico de Gestión de la Oferta del agua en las Cuencas: Santa, Chao, Virú y Moche. 2001.
Gobierno regional de La Libertad, 2006.
Junta de usuarios del Distrito de Riego de Moche, 2006.
INADE - P.E.Chavimochic. 2001.

Elaboración: trabajo de gabinete.

48
Figura Nº 22: Salinidad (mmhos/cm) en suelos de los valles del P.E. CHAVIMOCHIC,
antes de la puesta en marcha el Proyecto.

Figura Nº 23: Salinidad (mmhos/cm) en suelos de los valles del P.E. CHAVIMOCHIC,
luego de la puesta en marcha el Proyecto.

49
3.5 FLORA Y FAUNA NATIVA

En cuanto a la Biodiversidad, se ha observado una reducción en el

número de especies de la flora y de la fauna en el ecosistema de dunas,

comparando los datos obtenidos con los reportados por el Inventario de

los Recursos Naturales de la costa, realizado por la ONERN (1973) como

es el caso de las plantas de Capparis y de Prosopis; como se observa en

la Tabla 4.

En lo referente a la comunidad del Desierto, la Flora estuvo constituida por

herbazales, cactales y arbustos (algarrobales), que crecen dispersos,

todos ellos adaptados a las condiciones climáticas y a la reducción del

ecosistema del desierto, por el crecimiento de la frontera agrícola en el

área de influencia del Proyecto; como se observa en la Tabla 4.

Así mismo, en cuanto a la Fauna nativa, también se observó que las

especies han sufrido una alteración en su nicho ecológico debido a la

destrucción de su hábitat y de fuente de alimentación por acción del

hombre, como es el caso de Dicrodon guttulatum “cañán”; como se

observa en la Tabla 5.

Sin embargo, se han encontrado especies tanto de flora como de fauna

nativa correspondientes a comunidades del monte ribereño que están

50
poblando ciertos sectores del borde del canal Madre del Proyecto (Figura

44).

También, se ha observado que en muchos sectores del ecosistema

de dunas en el ámbito del P.E.CH se ha implementado la construcción de

las cortinas rompevientos o cinturones de protección en los valles de P.E.

CHAVIMOCHIC, constituidas por plantaciones especiales de árboles o

arbustos, para encubrir al canal Madre y también con miras a proporcionar

una protección contra el viento para los campos de cultivo (Figuras 36,

40).

Es importante señalar, que la dotación de agua para el riego y la

presencia de cultivos en las áreas incorporadas (intervalles) han originado

el cambio de uso de estas tierras, por cuanto en los arenales (desierto

desecado) se observa grandes extensiones agrícolas que mejoran la

condición paisajística. Asimismo, la presencia de cortinas rompevientos

instaladas por el Proyecto con fines de protección eólica, han permitido

también mejorar el entorno paisajístico, al observar una franja de cobertura

vegetal que encubre la estructura del canal Madre. Sin embargo, existen

cortinas forestales que actualmente se encuentran desactivadas; porque,

los terrenos agrícolas han sido otorgados a propietarios privados,

observándose que la cobertura arbórea y arbustiva se encuentra

abandonada, sin riego, presentando sequedad de las especies.

51
Por un lado, de acuerdo a las respuestas dadas por los agricultores

de los valles en estudio, la contaminación de los suelos es un problema

muy serio. No se cuenta con registros actuales del uso de fertilizantes

químicos, plaguicidas y fungicidas, por parte de los agricultores en el área

de influencia del P.E. CHAVIMOCHIC, pues su empleo inadecuado

constituye un peligro para la salud de la población y del medio ambiente.

De otro lado, se ha observado la presencia de drenes que han sido

construidos para combatir las elevadas concentraciones de salinidad que

presentan los suelos y al mismo tiempo eliminar los excesos del agua de

los riegos en el área de influencia del P.E. CHAVIMOCHIC; en la

actualidad, forman ecosistemas de origen antrópico, donde proliferan

plantas y algunas especies de fauna, adaptadas a este ambiente acuático.

52
TABLA 4: Flora registrada en el ecosistema de dunas, en el área de influencia del P. E. CHAVIMOCHIC

Antes de la puesta en marcha del Proyecto Luego de la puesta en marcha del Proyecto
• Acacia huarango "huarango” • Acacia huarango "huarango"
• Acacia macracantha “espino”, o “faique” • Acacia macracantha "espino", "faique"
• Arundo donax “carrizo” • Acacia revoluta (especie introducida para formar cercos rompeviento).
• Baccharis salicifolia “chilco” • Arundo donax “carrizo”
• Bursera graveolens “palo santo” • Capparis angulata “sapote”
• Caesalpinia pai-pai “pay pay”, “charan”. • Capparis avicenniifolia "bichayo", “guayabito de gentil".
• Capparis angulata “sapote” (muy abundante en las partes media y alta de la formación). • Capparis crotonoides "yunto", "satuyo".
• Capparis crotonoides “satuyo” • Capparis scabrida "sapote"
• Capparis avicenniifolia “guayabito del gentil”, “simulo” o “bichayo” • Cercidium praecox "palo verde".
• Cercidium praecox “palo verde” • Crotalaria incana “cascabelillo”.
• Cereus macrostibas “cactus” • Cryptocarpus pyriformis "chope".
• Cordia lutea “overo” • Cyperus ferax
• Cryptocarpus pyriformis "chope”. • Distichlis spicata “grama salada”
• Distichlis spicata “grama salada” • Encelia canescens “manga pato”, “camporco”.
• Encelia canescens “manga pato”, “camporco”. • Gynerium sagittatum “caña brava”
• Espostoa lanata "lana vegetal". • Haageocereus decumbens "rabo de zorro".
• Gynerium sagittatum “caña brava” • Neoraimondia arequipensis "gigantón".
• Heliotropium curassavicum “rabo de zorro” • Opuntia quitensis "tuna silvestre".
• Musa cokama “panaro” • Parkinsonia aculeata "azote de cristo", "mata burro"
• Neoraimondia arequipensis “gigantón” • Prosopis pallida "algarrobo".
• Opuntia quitensis “tuna silvestre” • Scutia spicata "peal"
• Parkinsonia aculeata “azote de cristo” • Spilanthes urens “turre macho”
• Prosopis affinis “algarrobo pava” • Tamarix gallica
• Prosopis juliflora var. horrida “algarrobo” • Tessaria integrifolia “pájaro bobo”
• Prosopis pallida “algarrobo”: predominante. • Tillandsia latifolia "achupalla".
• Prosopis pallida forma anularis “algarrobo cachito” • Trixis cacalioides
• Prosopis pallida forma decumbens “algarrobo achaparrado” • Typha angustifolia
• Prosopis pallida forma pallida forma armata • Typha latifolia
• Salix humboldtiana “sauce”
• Schinus molle “molle”
• Scuttia spicata “peal”
• Sporobolus virginicus
• Tessaria integrifolia “pájaro bobo”
• Tillansia latifolia.
• Typha domingensis
Fuente: Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales (ONERN), 1973. Fuente: Trabajo de campo hecho por el autor.
Recursos Naturales bióticos del Perú, 1993. Elaboración: Trabajo de gabinete.
Elaboración: Trabajo de gabinete.

53
Figura 24: Vista de Prosopis pallida “algarrobo” en su hábitat natural, Valle Virú.

Figura 25: Vista de un árbol de Prosopis pallida “algarrobo”afectado por la


acción depredadora del hombre en Valle Chao.

54
Figura 26: Vista de la especie Capparis scabrida “sapote” en Valle Virú.

Figura 27: Vista de un hábitat natural del desierto del P.E. CHAVIMOCHIC-Valle Virú,
no impactado por la acción del hombre.

55
Figura 28: Vista de un ejemplar de Neoraimondia arequipensis “gigantón”, en
Valle Virú.

Figura 29: Vista de un ejemplar de Haageocereus decumbens “rabo de zorro”, en


Valle Virú.

56
Figura 30: Vista de un ejemplar de Encelia canescens “camporco”, en
Valle Moche.

Figura 31: Vista de la especie Cryptocarpus pyriformis “chope”, en Valle Virú.

57
Figura 32: Vista de la especie Parkinsonia aculeata “azote de cristo”, en Valle Chao.

Figura 33: Vista de la gran duna Pur-pur, rodeada de los cultivos de


agroexportación, en Valle Virú.

58
Figura 34: Vista de la hidroeléctrica Chinecas, impactando el ecosistema de dunas,
en Valle Chao.

Figura 35: Vista de campos de cultivo de agroexportación en Valle Virú.

59
Figura 36: Vista de la especie Gynerium sagittatum formando una cortina
rompevientos al lado del canal Madre, Valle Virú.

Figura 37: Vista del canal Madre del P.E. CHAVIMOCHIC, en Valle Virú.

60
Figura 38: Vista de la inflorescencia de la especie Tamarix gallica, en Valle Virú.

Figura 39: Vista de la destrucción de plantaciones de Tamarix gallica por


acción depredadora del hombre, en Valle Virú.

61
Figura 40: Vista de la construcción de las cortinas rompevientos para protección de
los cultivos de agroexportación en los Valles de Chao, Virú y Moche.

Figura 41: Vista de la especie Crotalaria incana, integrante de las cortinas


rompevientos.

62
Figura 42: Vista de la especie Acacia revoluta, integrante de las cortinas rompevientos.

Figura 43: Vista de una cortina rompevientos formada por las especies Acacia revoluta
y Acacia huarango.

63
Figura 44: Vista del crecimiento y desarrollo de especies propias del monte ribereño,
como Cyperus ferax al borde del canal Madre, sector Virú.

64
TABLA 5: Fauna registrada en el ecosistema de dunas, en el área de influencia del P. E. CHAVIMOCHIC

Antes de la puesta en marcha del Proyecto Luego de la puesta en marcha del Proyecto
Invertebrados: Invertebrados:
Insectos, arañas y alacranes similares a la de una comunidad lomal. Insectos, arañas y alacranes.

Vertebrados: Vertebrados:

Mamíferos
Mamíferos • Lycalopex sechurae “zorro costero”
• Conepatus semistriatus “zorrillo”,”añáz” • Phylotis amicus “ratón de campo”
• Lycalopex sechurae “zorro de la costa”
Herpetofauna
• Mus musculus “ratón exótico”
• Bothrops pictus "sancarranca".
• Phylotis amicus “ratón de campo”
• Dicrodon guttulatum "cañan", ”azulejo”
Herpetofauna
• Dicrodon heteropelis "lagartija cabeza roja", "borregón".
• Bothrops pictus Tschudi "sancarranca".
• Microlophus occipitalis "lagartija"
• Dicrodon guttulatm "cañan", ”azulejo”
• Phyllodactilus inaequalis "saltojo".
• Dicrodon heteropelis "lagartija cabeza roja", "borregón".
• Microlophus occipitalis “lagartija"
Aves
• Micrurus tschudii olssoni "coralillo".
• Athene cunicularia nanodes "lechuza de los arenales".
• Phyllodactilus inaecualis "saltojo".
• Columbina cruziana “tortolita”.
• Plesiomicrolophus keopckoerum "lagartija".
• Coragyps atratus “gallinazo cabeza negra”
Aves
• Dives Dives warszewiczi “tordo”.
• Athene cunicularia nanodes "lechuza de los arenales".
• Falco sparverius peruvianus "cernícalo peruano”.
• Cathartes aura jota “gallinazo cabeza roja”
• Geositta peruviana “pampero peruano”
• Chordeiles acutipennis "chotacabra o dormilona".
• Mimus longicaudatus “chisco”
• Coragyps atratus “gallinazo cabeza negra”
• Falco sparverius peruvianus "cernícalo peruano”.
• Geositta peruviana “pampero peruano”

Fuente: Oficina Nacional de Evaluación de Recursos Naturales (ONERN). 1973. Fuente: Trabajo de campo hecho por el autor.
Recursos Naturales bióticos del Perú. 1993 Elaboración: Trabajo de gabinete.
Elaboración: Trabajo de gabinete.

65
Figura 45: Vista de un ejemplar de Dicrodon guttulatum “cañán” en su hábitat natural.

Figura 46: Vista de la entrada a una madriguera de Dicrodon guttulatum “cañán”


en Huancaquito Bajo-Valle Virú.

66
Figura 47: Vista de dos ejemplares de Athene cunicularia nanodes “lechuza
de los arenales”, en Valle Chao.

67
TABLA 6: Plagas reportadas en cultivos de P.E.CHAVIMOCHIC *

En “fresa”:

Agrostis subterranea Fabricius “gusano de tierra”.


Aphis gossypii Glover “pulgòn de la melaza”.
Argyrotaenia sphaleropa Meyr. “gusano pegador de hoja”.
Bermisia tabaci Gennandius “mosca blanca”.
Feltia experta Walker “gusano de tierra”.
Macrodactylus sp. “escarabajo masticador de hoja”.
Tetranychus urticae Koch. “arañita roja”.

En “espárrago”:

Feltia experta Walk. “gusano de tierra”


Heliothis virescens Fabr. “gusano de los brotes”
Oxydia vesulia Cramer “gusano medidor”
Prodiplosis longifolia Gagné “mosquilla de brote”.
Thrips tabaci Lind. “thrips”

En “ajì pàprika”:

Heliothis virescens Fabr. “gusano de los brotes”


Spodoptera ochrea Guen. “masticador de hojas y perforador de frutos.
Lineodes integra Séller “pegador de hojas y perforador de frutos”
Prodiplosis longifolia Gagné “mosquilla de brote”.
Lireomyza huidobrensis Blanchard “mosca minadora”.
Bermisia argentifolii Bellows & Perring “mosca blanca”.
Thrips tabaci Lind. “thrips”

* Fuente: Ayquipa, (2006).

68
3.6 RECONSTRUCCIÓN TEÓRICA DEL ECOSISTEMA DE DUNAS

EXISTENTE ANTES DE LA EJECUCIÓN DEL P.E.CHAVIMOCHIC

Se llegó a identificar que las zonas donde se ubican las obras del

Proyecto Especial CHAVIMOCHIC corresponden a las zonas de vida

propuesta por L.R. Holdridge (Brack y Mendiola, 2000), de Desierto

Desecado Subtropical (dd-S), Desierto per-árido Montano Bajo

Subtropical (dp-MBS), Desierto per-árido Pre-montano Tropical (dp-PT) y

Desierto Super-árido Pre-montano Tropical (ds-PT), donde el régimen de

precipitación total anual es de hasta 50 mm; inclusive, no se alcanza a

satisfacer la demanda de agua de la vegetación natural existente.

Comparando dichas zonas, del antes y luego de ponerse en marcha el

Proyecto, como consecuencia del mejoramiento y la ampliación de la

frontera agrícola, vemos diferencias marcadas; como se pueden observar

en las Figuras 48 y 49.

69
Figura 48: Reconstrucción teórica del ecosistema de dunas antes de la Figura 49: Vista satelital del ecosistema de dunas luego de la puesta en
puesta en marcha del P.E. CHAVIMOCHIC marcha de la 1º y 2º etapa del P.E. CHAVIMOCHIC
Fuente: Adaptación hecha por el autor. Fuente: Google Maps, 2007.

70
3.7 MATRIZ DE CONVERGENCIA DE CAUSAS Y ELEMENTOS DE

IMPACTO EN EL ÁMBITO DEL P.E.CHAVIMOCHIC

Con respecto, a la determinación de los impactos

ambientales de la actividad humana sobre el ecosistema de dunas en

el área de influencia del P.E.CH., considerando de manera integral las

etapas 1a y 2a del Proyecto con los componentes del medio ambiente,

mediante la elaboración de la matriz de convergencia de las causas y

los elementos de impacto, se observó de manera puntual la

problemática ambiental que se genera en las estructuras y áreas de

los valles beneficiados por el P.E.CH., y en la que se destaca un

porcentaje alto de impacto negativo (bajo, moderado y alto) sobre el

ecosistema de dunas del desierto, a causa de la actividad agrícola del

hombre, buscando ampliar la frontera agro-exportadora en el área del

P.E. CHAVIMOCHIC (Figura 50).

71
72
IV. DISCUSIÓN

El comportamiento de las variables meteorológicas registradas en las

tres Estaciones de los valles Chao, Virú y Moche, en el periodo 2001 – 2007

fue parecido, con ciertas excepciones; así tenemos que la Temperatura

ambiental, mantuvo una constante con poca variabilidad; pero diferente

comparado con los datos del año 1970 reportados por ONERN (1973) y la

Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina del Perú, Estación

Salaverry (2001), entre los años 1979 a 2000, donde se observa que la

temperatura máxima alcanzó 27,1° C (actualmente ha llegado a 32,1° C), la

temperatura mínima alcanzó 15,0° C (actualmente ha llegado a 10,7° C) y la

temperatura media en promedio fue de 21°C (actualme nte ha llegado a 19,2°

C).

Teniendo en cuenta los datos obtenidos antes de la puesta en marcha

del P.E.CH., y los datos obtenidos luego de la puesta en marcha del mismo,

todo indica que se han producido cambios en la temperatura ambiental, por la

presencia de una cubierta vegetal que se viene extendiendo, ampliando la

frontera agrícola; al respecto Daubenmire (2001), afirma que la composición de

la superficie que recibe y dispersa la cantidad diaria de insolación es muy

importante en los microclimas. En áreas sin vegetación solo afecta a la

superficie, y a medida que se va desarrollando la vegetación, la parte superior

de los follajes se convierte en la superficie activa de intercambio mucho más

73
amplia; pero aún en este caso, los puntos más calientes y más fríos se

localizan por encima del nivel del suelo.

Por su parte, Odum y Barret (2006), agregan que en estas áreas, las

temperaturas máximas diarias pueden elevarse por la presencia de la cubierta

vegetal. Asimismo, que la temperatura mínima nocturna puede ser inferior en

un área cubierta de vegetación que en aquella que carece de ella, si es que

existe la suficiente brisa para mezclar el aire sobre el área descubierta, con la

condición de que no sea demasiado, ya que ocasionaría que se agitara el aire

frío el cual penetraría entre las plantas.

En lo que se refiere a la variable evapotranspiración, se observó en

términos generales un incremento, si tenemos en cuenta que años antes de

1994 era de 60 - 80 mm/mes (Aldave & Aldave, 1995); en cambio, desde la

puesta en marcha del Proyecto hasta la actualidad, ha venido incrementándose

oscilando entre los 85 y 130 mm/mes; ésto obedecería a una mayor cubierta

vegetal de la frontera agrícola existente en los valles del Proyecto y su relación

con la temperatura ambiental; como lo hace el método de H. L. Penman

(Torres, 2006), que incluye para la medición de la evapotranspiración, el viento,

la humedad relativa, y las horas de luz solar, además de la temperatura del

aire. Asimismo, las diferencias entre lo registrado en cada una de las

Estaciones meteorológicas, se debería al tipo de cobertura vegetal existente en

cada valle, plantas de hojas anchas en Valle de Chao y Valle de Moche, a

diferencia del plantas de hojas estrechas en Valle de Virú.

74
Al respecto, Daubenmire (2001), afirma que cada clima tiene una

evapotranspiración potencial determinada, establecida en parte por el viento y

principalmente por la energía recibida en forma de radiación solar, ya que esto

aumenta la temperatura y disminuye la humedad relativa. Asimismo, una mayor

evapotranspiración está asociada con los días más largos, como los que se

dan en la estación de verano. Cabe señalar, que las altas temperaturas

provocan una gran evaporación de la humedad del suelo y hacen transpirar

abundantemente a las plantas, causándoles deshidratación, marchitez o

muerte. Las bajas temperaturas son perjudiciales para los cultivos, sobre todo

cuando sus valores son iguales o inferiores a 0°C.

Es necesario resaltar, que el viento es un factor ecológico de

considerable importancia como lo señala Seoánez (1997), especialmente en

las planicies, a lo largo de las costas y a elevadas altitudes en las montañas.

Influye directamente en las plantas, incrementando su transpiración, llevando el

calor a las hojas relativamente frías o disipando la carga calorífica de las hojas

insoladas, causando varios tipos de daños mecánicos y esparciendo el polen y

los disemínulos. Asimismo, es de tener en cuenta, que la velocidad del viento

es generalmente mayor en invierno; debido, a que las gradientes de

temperatura son superiores a los del verano, y aumenta con la altitud como

consecuencia de la disminución de la influencia del rozamiento contra el suelo.

Sin embargo, la velocidad del viento se ve afectada por la configuración de la

topografía y por las masas de vegetación, como lo señala Daubenmire (2001).

75
En este sentido, de acuerdo a los registros obtenidos en las tres

Estaciones meteorológicas, se puede considerar que el área de la costa en el

ámbito del P.E.CH., está bajo la influencia de un viento dominante del Sur Este

u Oeste, de poca fuerza y de muy escasa variación. De acuerdo a ello, el área

de influencia del Proyecto, no se encuentra dentro de una zona que signifique

alto riesgo por la velocidad de los vientos, cuyos efectos podrían afectar

significativamente a algunas obras del Proyecto. Sin embargo, uno de los

aspectos perjudiciales debido a la ocurrencia del viento, es el arenamiento del

canal Madre y otras estructuras hidráulicas, que causan la pérdida de la

eficiencia del sistema hidráulico y la alteración de la calidad del agua del

sistema; como lo señala INADE (2001).

Como consecuencia de ello, el P.E.CH. ha realizado estudios

conducentes a la minimización del arenamiento de su infraestructura, lo que ha

conllevado a la construcción de conductos cubiertos en el canal Madre y a la

implementación de las cortinas rompevientos o cinturones de protección en los

valles de P.E. CHAVIMOCHIC, una cubierta de árboles o arbustos que se

construyen orientados en ángulo recto a la dirección de los vientos

predominantes y con sistema de riego que permite su mantenimiento, para que

la velocidad de éstos disminuyan a lo largo del suelo, especialmente donde las

copas de cada árbol se encuentran unas junto a otras a diferentes alturas,

disminuyendo la velocidad hasta en un 80%, como lo afirma Daubenmire

(2001). Cabe señalar, que por acción de las cortinas rompevientos se

disminuye la velocidad de las corrientes del viento cerca de la superficie de la

76
tierra, la vegetación evita la erosión del suelo causada por el viento, y hace que

los vientos que acarrean partículas dejen sus cargas.

Sin embargo, la eficacia de las cortinas rompevientos depende de la

densidad de la vegetación, si es demasiada abierta, ofrece poca resistencia al

viento. Si es demasiada densa, ocasiona una turbulencia inconveniente. La

densidad óptima filtra el aire igual que una rejilla o una tablilla, las cuales

obstaculizan el movimiento en un 50%. Según Seoánez (1997), una de las

ventajas de una cortina rompeviento, es una reducción en la evaporación y en

la transpiración y, por consiguiente, una mayor eficacia en el empleo de la

humedad del suelo, y daños menos serios causados por la sequía del invierno.

En relación a la precipitación existente entre los años 2001 – 2007; se

observa que éstas fueron disminuyendo de 51,3 mm/mes en el Valle de Chao,

hasta hacerse casi nula en los Valles de Chao y Virú; con excepción del Valle

de Moche donde llega ha alcanzar los 31,0 mm/mes en el año 2007; ésto se

debería a que la lluvia está determinada, en gran parte, por la geografía y el

patrón de desplazamiento de las grandes masas de aire o sistemas climáticos,

que generalmente es del sur oeste hacia el este; coincidiendo con lo que

afirman Odum y Barret (2006); es por ello, que los vientos cargados de

humedad que soplan a través del océano sumado a la humedad producida por

la evapotranspiración en el ámbito del P.E.CH., depositan la mayor parte de su

humedad sobre en vertientes occidentales de cara al océano.

77
En lo que respecta a la variable Humedad relativa, se observa que osciló

entre los 75,0 % y 92,0%; y comparando con los datos reportados antes de la

puesta en marcha del Proyecto, donde la H.R. alcanzaba un máximo de 75%;

se aprecia que la H.R. ha aumentado; esto obedecería, a la relación directa

que existe con la evapotranspiración existente en los valles del P.E.CH., por la

mayor cobertura vegetal existente, debido a la ampliación de la frontera

agrícola del P.E.CH., constituida por cultivos como la “caña de azúcar”, la

“alcachofa” de hojas anchas, que son altamente consumidores del recurso

hídrico y luego lo expulsan aumentando la Humedad del ambiente por eso es

que tenemos lloviznas y algunas lluvias; al contrario de los “algarrobos” que

crecían en las dunas del P.E. CHAVIMOCHIC, éstos no expulsan Humedad,

por el contrario necesitan de agua. Además, coincidiendo con Daubenmire

(2001), se debe tener en cuenta que el contenido de vapor de agua invisible en

el aire, no indica el verdadero contenido de humedad de un volumen de aire,

sino el promedio de la cantidad máxima que el aire puede retener a una

temperatura dada. Por lo general, la humedad relativa sigue un ritmo diario,

cambiando la humedad, de baja durante el día a muy alta en la noche cuando

el aire se enfría. Las altas humedades que predominan en una vegetación

densa son proporcionales a las bajas temperaturas, lo cual demuestra que, en

este caso, la temperatura es un factor regulador más importante en la

liberación de vapor de agua de la evapotranspiración.

Al respecto, Valverde et al. (2005), sostiene que la humedad junto con la

temperatura, son las dos grandes determinantes del clima. Ambas variables se

78
afectan mutuamente. Cuando la temperatura es muy elevada, el agua se

evapora y pasa a formar parte de la atmósfera. Cuando disminuye, la humedad

atmosférica se condensa y se hace más accesible para los seres vivos.

En cuanto a la variable meteorológica Punto de rocío, temperatura a la

cual el aire se satura de vapor de agua (100% de humedad), debido al

enfriamiento y a la que empieza la condensación. Según los datos obtenidos,

se observó que el punto de rocío va disminuyendo progresivamente,

comparando los datos con los obtenidos antes de la ejecución de P.E.CH.,

donde tuvo un promedio de 18.2ºC (ONERN, 1973). Así vemos, que desde el

año 2001 hasta el año 2007, en promedio, hubo una disminución paulatina en

el Punto de rocío (16.5°C en valle de Chao, 16.1°C en valle de Virú y 15.3°C en

valle de Moche). Esto obedecería, por un lado, a que en el año 2002

soportamos el evento “El Niño”; por lo tanto, se obtuvo un alto contenido de

vapor de agua en la atmósfera. De otro lado, se debería al incremento de la

frontera agrícola en los valles del P.E. CHAVIMOCHIC. Cabe señalar, que el

punto de rocío es un buen indicador del contenido actual de vapor de agua en

el aire, opuesto a la humedad relativa; confirmándose con los valores

obtenidos, y coincidiendo con lo que especifica Davis (2006).

Al respecto, Torres (2006), afirma que durante la noche el suelo emite

hacia la atmósfera radiaciones de onda larga. Debido a este enfriamiento

intenso se puede presentar la formación de rocío. Menciona como causas de la

formación del rocío a los factores que favorecen el enfriamiento de los cuerpos

79
sometidos a la radiación nocturna del suelo a la atmósfera; como la nubosidad,

donde el rocío es muy escaso durante las noches nubladas, ya que la

nubosidad interfiere la radiación calorífica y ésta no escapa hacia la atmósfera,

los vegetales conservan una temperatura semejante a la del aire que los rodea

y en consecuencia no hay condensación. Asimismo, en términos generales, el

rocío no se produce cuando el viento sopla durante la noche con una velocidad

considerable.

En cuanto a la geomorfología del suelo en el ecosistema de dunas del

desierto costero en el ámbito del P.E.CH., se ha observado una erosión y

reducción de las unidades geomorfológicas. Por un lado, debido a la

degradación del ecosistema por los efectos de desastres naturales como el

fenómeno de Niño del año 2002 (Municipalidad Provincial de Trujillo, 2002); y

por otro lado, debido a la actividad humana al modificar el ecosistema de dunas

por la expansión de los cultivos de agro-exportación (Figura 20); concordando

con INADE (2001) y el Banco Mundial (2007), quienes afirman que los suelos

en el área de influencia (valles de Chao, Virú y Moche) sin duda han sufrido

cambios considerables, desde el punto de vista de manejo; así como también,

cambios producidos en sus características fisico-químicas, ligados

principalmente a los problemas de salinización, sodificación y mal drenaje, así

como a su naturaleza.

Al respecto, Teves (1983), sostiene que la identificación de esas

unidades geomorfológicas del suelo, el conocimiento de los procesos que las

80
crearon; así como, su localización en el territorio, constituyen requisitos

indispensables para el uso prudente del medio, para garantizar la estabilidad y

la permanencia de las obras de ingeniería, para la prevención y mitigación de

los efectos de los desastres naturales.

En relación a la salinidad del suelo, según los datos obtenidos se

observa una creciente salinización del recurso suelo en los tres valles del

ámbito del Proyecto; coincidiendo con INADE (2001), quien afirma que uno de

los problemas identificados en el ámbito del P.E.CH., es la creciente

salinización del recurso suelo. Aún cuando la salinización de las tierras es una

expresión propia de los medios áridos y semiáridos; esto podría deberse a que

las condiciones salinas en un suelo, por lo general, son originados por las

prácticas de irrigación mal dirigidas; como lo sostiene Daubenmire (2001),

quien afirma que si una área originalmente no salina es irrigada sin permitir que

el agua infiltrada escape, las sales se acumulan, aunque el agua que se

emplee sea casi pura, ya que la evaporación elimina el agua del suelo, más no

de sus solutos. Asimismo, puede ser que las sales alcancen originalmente

concentraciones muy significativas, únicamente a cierta distancia por debajo de

la superficie del suelo; pero con agua en abundancia, éstas son disueltas y

acarreadas hacia la superficie donde se acumulan al evaporarse el agua.

En el ámbito del Proyecto Especial CHAVIMOCHIC, de acuerdo a las

evaluaciones y estudios realizados hasta la fecha, las áreas afectadas por

problemas de salinización en dichos valles, se ha incrementado notablemente

81
durante los últimos años en las áreas concernientes a los mejoramientos

proyectados. Desde tiempo atrás, se viene afrontando los problemas del

proceso de salinización; cuyas sales dominantes están constituidas por

cloruros de sodio y de calcio. De igual manera, otro de los elementos de mayor

aporte a la salinidad es la presencia de Boro en casi todos los suelos del

Proyecto; como lo refiere INADE (2001).

Al respecto, Valverde et al. (2005), sostiene que la agricultura

permanente en tierras irrigadas salinas es posible únicamente si se aplica el

agua suficiente para mantener el movimiento ascendente y descendente a tal

grado que la cantidad de sales contenidas en el agua de irrigación sea por lo

menos igual a la cantidad eliminada por drenaje en términos anuales. Se

piensa que la decadencia de la agricultura en la antigua Mesopotamia fue

consecuencia de la salinización, resultado de la incomprensión de este

principio.

Según Vásquez y Turkowsky (2004), hasta antes de la llegada de las

aguas superficiales (1992 – 1995), los valles que constituyen las áreas de

mejoramiento se regaban con recursos propios de sus correspondientes

cuencas; es decir, se practicaba el uso conjunto de las aguas superficiales y

aguas subterráneas. Como consecuencia, las condiciones de drenaje eran

excelentes; porque, como eran valles deficitarios en agua, justamente

explotaban la napa freática. Cuando llegó el canal del P.E. CHAVIMOCHIC

dejaron de hacerlo, para utilizar estas agua nuevas. Entonces, “lo que se ha

82
hecho es ir llenando la “taza”; la napa freática ha subido y se están malogrando

un número considerable de hectáreas de los tres valles, que hace poco más de

diez años estaban en perfecto estado”.

Al respecto, el Gobierno Regional La Libertad (2006), afirma que desde

antes de que los valles de Chao, Virú y Moche cuenten con riego regulado por

trasvase de cuencas, ya se manifestaban las consecuencias perjudiciales

(salinización de los suelos) por elevación de la napa freática. Por su parte

Guerrero (2005), sostiene que en el caso de la Costa Peruana, las causas del

problema de la salinidad se debe principalmente a:

- Un mal uso del agua de riego.

- La presencia de un nivel freático elevado por ausencia de un sistema de

drenaje o deficiencia de éste.

- La insuficiente disponibilidad de agua de riego (evaporación muy alta).

- Mala calidad del agua de riego.

- Uso de cultivos inadecuados como el caso del cultivo de arroz en las zonas

desérticas del Norte.

En relación directa con la salinidad de los suelos, está el régimen de

aguas subterráneas como parte del ciclo hidrológico, que de acuerdo a

diversos estudios realizados en los valles de Chao, Virú y Moche a cargo del

P.E.CH., se ha logrado precisar que la calidad de las aguas subterráneas está

experimentando un cambio sustancial, producto del incremento de la salinidad

de dichas aguas, la que está en relación directa con el ascenso del nivel

83
freático en los valles. Este incremento del nivel freático está íntimamente

relacionado con el trasvase de las aguas del río Santa, y tiene su origen entre

las causas más importante, en la disminución del volumen de explotación de

agua subterránea, el incremento de la recarga del acuífero por exceso de riego

(mal manejo del recurso agua), e incremento de lluvias (Fenómeno El Niño), las

deficientes prácticas en el manejo del agua a nivel de parcela y cambio de

cultivos por otros de mayor consumo de agua, por la falta de conservación y

mantenimiento de la infraestructura de riego y drenaje, y el contenido de sales

existente en los suelos de los valles; como lo refiere INADE (2001). Al respecto,

el Gerente General del P.E.CH. (entrevista personal) afirmó que “si los drenes

se limpiaran 2 veces por año, no se tendría problemas; sin embargo, la falta de

mantenimiento han hecho que pierdan su diseño, crezcan malas hierbas y

malogren los suelos”.

Así mismo, de acuerdo a las respuestas dadas por los agricultores de los

valles en estudio, la contaminación de los suelos es un problema muy serio hoy

en día, ya que la agricultura moderna al buscar producción y productividad,

hace uso de cantidades significativas de agroquímicos para el respectivo

control sanitario. De igual manera, se infiere que a consecuencia del

incremento de tierras con problemas de salinidad y drenaje, los productores se

ven en la necesidad de aplicar mayores cantidades de fertilizantes químicos,

con la finalidad de no afectar los niveles de rendimiento de sus cultivos; como

lo refiere INADE (2001). Cabe señalar, que la agricultura es la única actividad

en la que se vierte contaminantes directamente al medio ambiente,

84
contaminando no solamente el suelo, sino también el agua, aire y ciertos

cultivos.

En cuanto a la Biodiversidad existente en el ecosistema de dunas en el

ámbito de influencia del P.E. CHAVIMOCHIC, de acuerdo a los resultados

podemos afirmar que en el área de influencia del Proyecto CHAVIMOCHIC se

viene observando la influencia de la actividad del hombre que está causando

una gradual modificación y empobrecimiento de las comunidades naturales,

una reducción en la Biodiversidad del referido ecosistema, comparando los

datos obtenidos con los reportados por el Inventario de los Recursos Naturales

de la costa, realizado por la ONERN (1973).

Esto obedecería a la alteración del hábitat y del nicho ecológico de las

especies nativas, ya que la Primera y Segunda Etapa del Proyecto Especial

CHAVIMOCHIC, han modificado significativamente el paisaje costero,

transformando aproximadamente 49,049 hectáreas de tierras eriazas y

mejoradas en áreas agrícolas (Gobierno Regional La Libertad, 2006), donde se

practica una agricultura altamente competitiva y sostenida, dando paso al

crecimiento y desarrollo de los cultivos de agro-exportación, eliminando

numerosas poblaciones de especies. Así tenemos que, no se han encontrado

especies como Musa cokama “panaro”, Bursera graveolens “palo santo”,

algunas especies y variedades de Prosopis, como Prosopis affinis, Prosopis

juliflora var. horrida, entre otras.

85
Entre las especies de flora que han sufrido reducción, destacan Capparis

scabrida “sapote”, que según la ONERN (1973), era muy abundante en la

comunidad; en la actualidad, la planta está restringida a una pequeña parte de

su antigua distribución, a pesar de distribuirse en Perú y Ecuador,

presentándose en escasas poblaciones; concordando con Rodríguez et al.

(2007), quien sostiene que si la explotación de esta especie que presenta

crecimiento natural lento continua, como ocurre actualmente, se puede

extinguir en poco tiempo.

De igual manera, otra de las especies afectadas es Prosopis pallida

“algarrobo” una de las más importantes; debido, a que su uso no sólo se limita

al control de dunas; sino, que cumple un papel multipropósito, siendo

considerado como el “rey del desierto” por los beneficios directos e indirectos

que brinda, como la conservación del medio ambiente, protección del suelo

contra la erosión, forraje para el ganado, en la alimentación, etc.; en tal sentido,

ha sido recomendado ampliamente para programas de reforestación de la

costa, como el PROGRAMA ALGARROBO, y por lo cual se ha tomado

medidas de conservación de los bosques de algarrobos aún existentes, como

los de Batan grande, el Moro o los de Tumbes y Piura; como lo refiere Cuba et

al. (1999).

Por su parte De La Cruz (2000), afirma que todas las especies vegetales

participan de una u otra manera en generar las condiciones necesarias para la

86
supervivencia de la fauna silvestre en una determinada zona; pero algunas son

elementales e indispensables.

Así podemos observar que, en cuanto a las especies de Fauna que han

sufrido cambio debido a la destrucción de su hábitat por acción del hombre, y al

haber disminuido las plantas de “algarrobo” que constituyen los componentes

esenciales de su dieta, por la expansión de la frontera agrícola en el área del

Proyecto, destaca Dicrodon guttulatum “cañán”; especie muy apreciada que

formó parte de la dieta del poblador pre-colombino y en la actualidad constituye

uno de los platos típicos más apetecidos que se ofrecen en restaurantes y

ferias gastronómicas de los pobladores de los valles de Chao y Virú; como lo

refiere Pollack et al. (2007) y pobladores de las zonas en entrevistas

personales.

Al respecto, Primarck et al. (2001), sostiene que durante las últimas

décadas, numerosas comunidades bióticas han sido desvastadas por la acción

humana, ocasionando su pérdida irreparable; que si esta tendencia continúa,

miles de comunidades, especies y variedades se extinguirán en los próximos

años. Asimismo, afirma que uno de los factores externos de mayor impacto

sobre las especies silvestres, es la caza indiscriminada, ésta se constituye en

la segunda amenaza después de la degradación del hábitat, contribuye a

disminuir el tamaño efectivo de la población, ocasiona pérdida de la variabilidad

y pone en seria amenaza la diversidad genética y específica. Por su parte,

87
Valverde et al. (2005), afirma que la causa más importante de la pérdida de los

hábitats naturales es la expansión de la agricultura y la ganadería.

En relación a la presencia de plagas en los cultivos de agroexportación

del P.E. CHAVIMOCHIC, Ayquipa (2006), sostiene que en los últimos años;

debido a las nuevas características ambientales existentes, el desarrollo de las

plagas se ha visto favorecido, y que muchas de ellas se han propagado

masivamente, afectando seriamente los cultivos, variando su incidencia tanto

en diversidad como en cantidad de un valle a otro y dentro del mismo de un

fundo a otro. Agrega, que antes no eran consideradas como plagas importantes

y que actualmente constituyen uno de los problemas que ejercen marcada

influencia en el rendimiento del cultivo en los diferentes valles de la Costa

Peruana y en especial en el ámbito del P.E. CHAVIMOCHIC.

Al respecto, se puede afirmar que tanto las especies introducidas como

algunas de las nativas pueden ser favorecidas por la actividad del hombre que

favorece su reproducción y propagación o elimina a sus enemigos naturales; de

esta manera, se transforman en elementos perjudiciales que causan pérdidas a

las actividades productivas y alteran en forma negativa el medio ambiente. En

mi opinión, la mejor forma de solucionar el problema de las plagas es mediante

el restablecimiento del equilibrio ecológico perdido; de manera, que las

especies que se transforman en plaga tengan enemigos naturales que

controlen su número. Para esto se necesita conocer más profundamente la

biología de las especies y la estructura de las comunidades afectadas.

88
Cabe señalar, que el Proyecto Especial CHAVIMOCHIC se localiza

ecológicamente en un ambiente costero, donde la actividad antrópica que se

manifiesta en la parte baja de las cuencas hidrográficas de los ríos Chao, Virú y

Moche, han jugado un papel preponderante en la caracterización de los

ecosistemas y en el establecimiento de la flora y la fauna. Es más, el

componente antrópico constituye el principal agente modificador de los

ecosistemas, mediante el desarrollo de actividades productivas, sociales y

orgánicas, que causan impactos negativos y/o positivos que deterioran nichos

ecológicos de muchos cientos de especies, tanto de flora como de fauna;

coincidiendo con Ministerio de la Presidencia (1998) e INADE (2001), quienes

afirman que el proceso de urbanización, industrialización, las actividades

agrícolas, forestal y pecuaria, el mal uso de las áreas rurales, la sub-utilización

y la depredación de los componentes naturales, son actividades que el hombre

realiza para degradar, sobre explotar y extinguir la Biodiversidad.

Todo indica que se han producido cambios en el Tiempo atmosférico

(cambios meteorológicos) por el incremento de la frontera agrícola presente en

los valles del P.E. CHAVIMOCHIC, y al transformarse el ecosistema de dunas

del desierto en un ecosistema agrícola artificial de cultivos de agroexportación,

se ha alterado el ciclo del agua, haciendo posible que ese clima suave y

benigno considerado como “semitropical”, que existió en aquellos años en la

ciudad de Trujillo denominada "ciudad de la eterna primavera" haya entrado en

un proceso de cambio en el tiempo atmosférico; porque las temperaturas no

corresponden a la época cuando se le dio esa denominación. La catalogaron

89
así, cuando los termómetros marcaban en promedio un máximo de 27°C y la

mínima estaba en 15°C.; ahora de acuerdo a los resu ltados obtenidos este

rango se ha ampliado definitivamente; coincidiendo con lo afirmado por

Bocanegra (2007).

Al respecto Wikipedia (2007), afirma que la franja costera en invierno,

entre los meses de Junio y Agosto, las pequeñas garúas humedecen la

campiña de la costa. Asimismo, coincidiendo con los resultados obtenidos,

resalta que en Trujillo, ciudad capital, el clima es más húmedo y frío durante

gran parte del año; que garúas y neblina son fenómenos casi diarios en otoño e

invierno, y que estos cambios climáticos en la ciudad se deben al violento

cambio de desierto a zonas de cultivo, en el ámbito de P.E. CHAVIMOCHIC.

Este hecho explica la variabilidad ambiental y de la biodiversidad que se

ha presentado en otras latitudes como China, India, España, Uruguay donde se

realizaron construcciones de represas e irrigaciones, como lo refiere Tyler

Miller (1994).

En cuanto a los resultados de la matriz de impactos ambientales de la

actividad humana sobre el ecosistema de dunas en el ámbito de influencia del

P.E. CHAVIMOCHIC, se debe tener en cuenta que esta matriz es una

representación cromática que permite una identificación inmediata de los

elementos críticos de impacto, que eventualmente demandarán medidas de

control. Según Carranza (1999), la importancia de las causas para la

90
determinación de un impacto específico se distingue por medio de diferentes

tonalidades cromáticas. Asimismo, los elementos de impacto son los factores

capaces de modificar el estado de las categorías ambientales; por lo tanto, la

matriz cromática representa una eficiente herramienta para la toma de

decisiones.

La modificación en el tiempo atmosférico, la alteración de las unidades

geomorfológicas, los cambios en la biodiversidad y la salinización de los suelos

agrícolas se atribuyen al hombre, que en su afán de satisfacer necesidades

económicas, sociales, se ha convertido en un agente modificador del

ecosistema natural, y que de no tenerse en cuenta los impactos que de ello

deriven, sufrirá las consecuencias negativas que afectarán su salud, conducta,

costumbres, alimentación y otras variables no previstas.

Todos estos cambios ambientales en el área de influencia del P.E.

CHAVIMOCHIC, por la expansión de los cultivos de agro-exportación, sumados

al cambio climático global, están trayendo como consecuencia alteraciones en

el ecosistema de dunas.

91
V. CONCLUSIONES

Teniendo en cuenta el soporte teórico y de campo planteado en el

trabajo, se llega a las siguientes conclusiones:

• La actividad humana, vista como factor modificador del ecosistema de

dunas en área de influencia del P.E.CH., viene causando impactos

ambientales positivos y negativos por la transformación del ecosistema de

dunas en un ecosistema agrícola con cultivos de agroexportación, trayendo

consecuencias en la calidad de vida del poblador y en la calidad ambiental

donde éste se desenvuelve.

• La actividad del hombre en el ámbito del P.E.CH., luego de la puesta en

marcha el Proyecto, ha causado modificaciones en los valles de Chao, Virú

y Moche; en sus componentes físicos, como cambios en el tiempo

atmosférico (temperatura máxima: aumentando hasta 5,0ºC, media:

disminuyendo hasta 3,0ºC y mínima: disminuyendo hasta 4,3ºC,

evapotranspiración: aumentando en promedio 50,0 mm/mes ó 600,0

mm/año, precipitación: disminuyendo hasta 0,1 mm, humedad relativa:

aumentando en promedio 17,0%, y punto de rocío: disminuyendo en

promedio 2,3ºC), en la geomorfología del suelo, como la erosión causada a

la estribación andina por la construcción de la bocatoma del P.E.CH., y en

la salinidad de los suelos agrícolas: aumentando los suelos con problemas

de salinidad en 15,5%, produciendo alteraciones en el ecosistema de

dunas.

• Las actividades agroindustriales intensivas en el área del P.E.CH., están

ocasionando una reducción en la flora nativa, como las especies Musa

92
cokama “panaro”, Prosopis affinis “algarrobo pavo”, Capparis scabrida

“sapote”; y en la fauna nativa, como Dicrodon guttulatum “cañán” por

destrucción de su hábitat y nichos ecológicos.

• Estas modificaciones causadas por la actividad humana en el área del

P.E.CH., están produciendo una degradación acelerada del ecosistema de

dunas, tanto en sus factores climáticos como en su biodiversidad, sin prever

el futuro de las mismas.

• Como consecuencia de la actividad humana en el área de influencia del

P.E.CH., se ha alterado el equilibrio ecológico que se debe mantener para

que exista una relación armónica entre el hombre y la naturaleza, mediante

el uso racional y el desarrollo sostenido de los recursos naturales existentes

en el ecosistema de dunas.

• No existe un adecuado Programa de Gestión Ambiental en el P.E.CH., su

carencia ha originado la existencia de la totalidad de los impactos negativos

en el ecosistema de dunas en el ámbito del P.E.CH. Como consecuencia de

ello, las autoridades e instituciones comprometidas con el uso racional y

desarrollo sostenido de los recursos naturales y la conservación de la

biodiversidad, muestran un real desconocimiento en aspectos ecológicos y

destinan pocos recursos para programas de sostenibilidad ambiental.

93
VI. PROPUESTA DE PLANIFICACION Y GESTIÓN AMBIENTAL DEL

ECOSISTEMA DE DUNAS EN EL ÁMBITO DEL PROYECTO ESPECIAL

CHAVIMOCHIC

La propuesta parte del diagnóstico situacional desarrollado en la primera

parte del presente trabajo, y tiene como componentes un programa de

ordenamiento, un marco de desarrollo base y un programa de Planificación y

Gestión ambiental.

ANÁLISIS FODA

Una de las herramientas básicas para obtener información de primera

mano de los agricultores y pobladores de los valles en estudio, es a través del

diagnóstico participativo con lluvias de ideas sobre las fortalezas,

oportunidades, debilidades y amenazas conocidas como FODA. El FODA es

una matriz de 2 x 2 donde se vierten a través de listados las fortalezas (lo

bueno del lugar), las oportunidades (las condiciones externas que pueden

influenciar positivamente al desarrollo del lugar), las debilidades (lo malo del

lugar) y las amenazas (las condiciones externas desfavorables).

A través de esta matriz obtenemos de manera resumida las condiciones

a ser tomadas en cuenta en la Gestión ambiental del ecosistema de dunas en

el área del P.E.CHAVIMOCHIC.

94
Como se observará en la siguiente página, las condiciones existentes en

el ámbito del P.E.CH., se orientan netamente a la actividad del hombre como

factor modificador del ecosistema de dunas por mejorar y ampliar la frontera

agrícola con cultivos de agro-exportación, por lo que es necesario que el plan

contemple el uso racional de los recursos naturales existentes en este

ecosistema.

Para nuestro trabajo se han obtenido: 08 fortalezas, 07 oportunidades,

10 debilidades y 08 amenazas. Estos resultados demuestran claramente la

acción del hombre en este ecosistema de dunas.

El FODA nos demuestra que muchas de las fortalezas tienen su

contraparte en las debilidades, pero que éstas son fácilmente salvables y es

posible realizar un trabajo sobre las fortalezas para vencer las debilidades.

95
ANALISIS FODA DEL P.E. CHAVIMOCHIC
FORTALEZAS OPORTUNIDADES
- El clima - Favorece los cultivos de
- Suelo cultivable bajo riego agroexportación
- Derivación del agua del río - Crecimiento económico
Santa - Seguridad en la irrigación
- Ampliación de la frontera - Mejora en la protección del
agrícola canal Madre y de los cultivos
- Infraestructura sólida: - Seguridad en la provisión de
bocatoma, canal Madre, tunel agua a la ciudad de Trujillo.
intercuencas, etc. - Exportación de productos
- Implementación de las cortinas agrícolas a EE.UU. y Europa.
rompevientos - Circuito turístico
- Mejora del paisaje
- Cultivos de agroexportación

DEBILIDADES AMENAZAS
- Manejo inadecuado de RRNN - Destrucción del hábitat y los
- Falta de un estudio de E.I.A. nichos ecológicos de especies
- Falta de un Programa de nativas
Planificación y Gestión - Pérdida de la flora y fauna nativa
Ambiental - Depredación de las áreas
- Deficiente uso ordenado del naturales
territorio - Peligro de extinción de algunas
- Excesivo uso de agua especies
superficial. - Salinización de los suelos
- Erosión de las unidades agrícolas bajos
geomorfológicas - Elevación de la napa freática y
- Inadecuada explotación de las formación de espejos de agua
aguas subterráneas - Cambios en el tiempo
- Mala administración de los atmosférico
drenes - Invasión de áreas naturales por
- Deficiente educación ambiental la población
- Incumplimiento de la
normatividad ambiental
existente

El árbol de problemas nos demuestra un problema central basado en que

el Gobierno Regional no tiene un adecuado Programa de Gestión ambiental

para el uso racional y sostenible de los recursos naturales en el área de

influencia del P.E. CHAVIMOCHIC, ésto se ha producido por las causales

propias de este tipo de casos: dificultad al gestionar recursos, falta de

96
participación conjunta de los responsables de la Región, la Municipalidad,

Ministerio de salud, P.E.CH., Junta de usuarios y comisiones de regantes, etc.,

incumplimiento de acuerdos de las instituciones involucradas con la

problemática, dilatación en la toma de de decisiones, los actores sociales no

trabajan integradamente para la sostenibilidad de los recursos naturales en el

área del P.E.CH., y no se toma en cuenta la importante participación de la

ciudadanía en el proceso de desarrollo.

A fin de comprender las actitudes de la población se desarrolló un caso

concreto e hipotético de la causal “Responsables del gobierno regional y local

no integrados para enfrentar la problemática ambiental resultante de las

actividades realizadas por el hombre sobre el ecosistema de dunas al poner en

marcha el P.E. CHAVIMOCHIC”:

Escenario I

• En los valles de Chao, Virú y Moche, los impactos ambientales son

evidentes.

• Las empresas administran tierras alquiladas en estos valles sobre la base

de objetivos a corto y mediano plazo, sin preocuparse de su

preservación.

• Existe una alteración del ecosistema de dunas en el ámbito del P.E.

CHAVIMOCHIC, tanto en los factores climáticos, la geomorfología y la

salinidad del suelo, su biodiversidad.

97
• Una falta de un Programa de planificación y gestión ambiental para el uso

racional y sostenible de los recursos naturales.

• En algunos casos, se ha mejorado la gestión del agua gracias a la

implementación del sistema de riego presurizado, especialmente el

sistema por goteo.

• En otros casos, sin embargo, se advierte un consumo excesivo e

innecesario de agua durante el riego, ocasionando la elevación de la

napa freática y la consecuente salinización de los suelos.

• La política del P.E.CH. no ayuda a los pequeños agricultores.

• Alto porcentaje de los pequeños y medianos agricultores alquilan sus

tierras.

• Los pequeños productores del valle que poseen un título de propiedad y

cuyas parcelas no tienen una buena ubicación, no han sido favorecidos

con la llegada de las empresas, no les ha traído buenos resultados para

las pequeñas explotaciones agrícolas, a pesar de que son percibidas

como una fuente de trabajo para los agricultores, quienes son

contratados como obreros agrícolas en los campos o como obreros en las

plantas de transformación de productos destinados a los mercados

internacionales, percibiendo bajos salarios.

• Falta de una educación ambiental que genere conciencia en la población

de los valles, y suscribir convenios con las Universidades y otras

instituciones.

98
Escenario II

Ante ésto, la situación sería diferente sí:

• Se realizara una evaluación del impacto ambiental del P.E.

CHAVIMOCHIC.

• En los valles de Chao, Virú y Moche, se hiciera un uso racional y

sostenido de los recursos naturales existentes.

• Las empresas administraran tierras alquiladas en estos valles sobre la

base de objetivos a corto y mediano plazo, preocupándose de su

conservación.

• Hubiera un manejo conservacionista del ecosistema de dunas en el

ámbito del P.E. CHAVIMOCHIC; adecuado a los nuevos factores

climáticos existentes, la geomorfología del suelo, cuidando su

biodiversidad.

• Existiera un Programa de planificación y gestión ambiental para el uso

racional y desarrollo sostenible de los recursos naturales.

• Establecieran convenios con Universidades y otras instituciones (ONG)

para la recuperación de las áreas naturales.

• Ejecutara monitoreos y evaluaciones del accionar del poblador sobre el

ecosistema de dunas.

• Se mejorara la gestión del agua gracias a la implementación del sistema

de riego presurizado, especialmente el sistema por goteo, con un

99
consumo racional y adecuado a las necesidades de agua durante el

riego.

• Hubiera una explotación adecuada de las aguas subterráneas e

implementación de drenes en cada valle, para controlar el nivel de la

napa freática y la consecuente salinización de los suelos.

• La política del P.E.CHAVIMOCHIC se orientara ha ayudar a los

pequeños agricultores.

• Los pequeños productores del valle que poseen un título de propiedad y

cuyas parcelas no tienen una buena ubicación, también deberían ser

favorecidos con la llegada de las empresas, trayéndoles buenos

resultados para sus pequeñas explotaciones agrícolas, generando fuente

de trabajo para los agricultores y no contratarlos como obreros.

• Por lo menos el 50% de los agricultores tradicionales tuvieran acceso a

programas de asistencia técnica y financiera para la recuperación de las

tierras arenadas o salinizadas.

• Se implementara una mejor educación ambiental para generar

conciencia en la población de los valles, en convenio con las

Universidades y otras instituciones.

100
ÁRBOL DE PROBLEMAS

ALTERACIÓN DEL TIEMPO CAMBIOS EN BIODIVERSIDAD POR SALINIZACIÓN DE LOS SUELOS


ATMOSFERICO DESTRUCCIÓN DE HABITAT Y NICHO
ECOLÓGICO

LA ACTIVIDAD HUMANA COMO FACTOR MODIFICADOR DEL


ECOSISTEMA DE DUNAS EN EL ÁMBITO DEL P.E.
CHAVIMOCHIC

FALTA DE PROGRAMA DE GESTIÓN AUTORIDADES NO INTEGRADAS EN AMPLIACIÓN DE FRONTERA


AMBIENTAL LA PROBLEMÁTICA AMBIENTAL AGRÍCOLA

CONFLICTO DE
ACTORES PERDIDA DE FALTA DE CAMBIO A CULTIVOS DE BENEFICIOS
LIDERAZGO PARTICIPACIÓN AGROEXPORTAC. ECONOMICOS

PERDIDA DE
IDENTIDAD

101
Conclusión, hemos resuelto varios problemas que están como efectos del

problema central y la causal de no integración, ahorramos recursos y

optimizamos los existentes.

PROPUESTA PARA EL USO RACIONAL Y DESARROLLO SOSTENIDO DE

LOS RECURSOS NATURALES EN EL ÁMBITO DEL P.E. CHAVIMOCHIC

La propuesta para el uso racional y desarrollo sostenido de los recursos

naturales en el ecosistema de dunas ubicado en el ámbito del P.E.CH.,

involucra la integración de dos componentes:

- Un plan de ordenamiento del territorio, basado en 04 planos del P.E.CH.

donde se enfocan: los recursos naturales existentes, las áreas y

situaciones críticas causadas por la actividad el hombre, la zonificación

genérica y las zonas de tratamiento especial;

- Un marco de desarrollo de base, en el cual se presenta una solución

marco a manera de enfoques a considerarse en el uso racional de los

recursos naturales y el desarrollo sostenido del ecosistema de dunas.

Pensamos que la base de la planeación se da en el aporte de la

comunidad a través de sesiones continuas de trabajo donde éstas, de manera

representativa y como muestra adecuada de los actores de la comunidad,

juegan un rol importante para la elaboración del plan final de desarrollo, y

102
puesto que éste es un proceso, se puede trabajar sobre la base del aporte

facilitador de los grupos de expertos.

En este marco de desarrollo del ecosistema de dunas del P.E.CH., es

necesario separar 2 aspectos: lo tangible de lo intangible para poder formular

indicadores apropiados de medición de los resultados.

SOCIEDAD

Este espacio es el nivel más alto y el más amplio del medio, donde se

aprecia un espacio cívico – social y las normas sociales.

Espacio cívico – social

A través de leyes, políticas y prácticas que faciliten el desarrollo de la

localidad como un medio de lo tangible; asimismo, éstas solo se podrán dar

sobre el apoyo de un equipo técnico conformado por expertos que aporten sus

conocimientos basados en la teoría y la experiencia.

Normas sociales

Como espacio de lo intangible, porque llegar a medir éstas es

improbable; pero, si las podemos identificar por sus efectos indirectos y son: los

valores, las actitudes y las relaciones. Solo podrán darse a través de los

103
proyectos de cambio de actitud para favorecer la interacción sociedad-

naturaleza.

LAS ORGANIZACIONES

Como nivel intermedio del accionar humano en el espacio local,

podemos distinguir dos enfoques dados por la capacidad de gestión ambiental

y la generación de una cultura organizativa.

Capacidad de Gestión

Su carencia ha originado la existencia de casi la totalidad de los

impactos negativos en el ecosistema de dunas en el ámbito del P.E.CH.; es por

ello, que las autoridades e instituciones comprometidas con el uso sostenible

de los recursos naturales y la conservación de la biodiversidad muestran un

real desconocimiento en aspectos ecológicos y destinan escasos recursos

económicos, limitándose a acciones menores que no tienen implicancia en el

desarrollo sostenido del ecosistema de dunas en la ámbito del P.E.CH.

En este sentido, es necesario el enfoque de la planificación, la gestión, la

búsqueda de recursos y los alcances, y vínculos que los gobiernos regional y

local puedan lograr.

104
Cultura Organizativa

Este aspecto intangible de la cultura organizativa dará la esencia

necesaria para la consecución del aspecto anterior, teniendo presente: la

definición de una visión clara y realizable, lograr un estilo democrático,

autonomía y solidaridad para con los demás.

LAS FAMILIAS

Los núcleos familiares incluidos las personas que los componen, son la

base de una sociedad progresiva para el desarrollo, prácticamente en ellos se

toman las decisiones y acuerdos para el uso racional y desarrollo sostenido de

los recursos naturales en el ámbito del P.E.CHAVIMOCHIC, también basada

en dos aspectos claros y definidos: el nivel de vida y las capacidades

personales o individuales.

Nivel de vida

Es indudable este aspecto fácilmente mensurable, que es una muestra

de cómo viven las familias o personas y atiende a las necesidades básicas, los

conocimientos y destrezas, el empleo e ingresos y los activos familiares. Lograr

elevar estos aspectos es el anhelo de todo plan de desarrollo y para lo cual se

ha definido todo los enfoques anteriores.

105
Capacidades Personales

Basadas en el incremento de la autoestima dándose un valor como

persona que le permita incrementar su nivel de vida, obtener un empleo digno,

dar un impulso a su creatividad volcada en el desarrollo de nuevas actividades

que se enfoquen en generar pequeñas empresas agrícolas, producir empleos

novedosos, y finalmente a una reflexión critica de lo que sucede en su entorno

debido a que las personas son fácilmente influenciables por factores externos

que puedan manipularlos sin siquiera darse cuenta de ello.

COMENTARIO

La situación para el desarrollo del ecosistema de dunas en el ámbito del

P.E. CHAVIMOCHIC, es producto de factores internos, que sólo podrán ser

vencidos a través de la actuación sobre la meta de la visión estratégica, y que

ésta sea el anhelo de los pobladores de los valles, indistintamente de la función

que desempeñe en el destino del mismo, todos deben estar inmersos, todos

deben participar.

Este informe se enfoca directamente sobre la actuación del Gobierno

regional y local, instituciones comprometidas como la U.N.T., Ministerio de

Agricultura, Ministerio del Ambiente, INRENA, ONGs, Junta de Usuarios,

106
P.E.CHAVIMOCHIC, población de los valles; y es a través de éste que se

llegará al cumplimiento de la visión.

Es necesario que se coordinen acciones entre las instituciones públicas

y privadas para que promuevan y presten asistencia técnica para ejecutar

proyectos en todo lo referente a prácticas de manejo y conservación de los

recursos naturales. Se considera que el Proyecto CHAVIMOCHIC debe ser la

institución que esté a cargo de la dirección de estos proyectos.

La esencia del mismo se traduce en la propuesta resumida del plan

estratégico, el cual busca (partiendo desde una visión hasta los proyectos)

simplemente mejorar el uso racional y desarrollo sostenible de los recursos

naturales por parte del accionar humano en el ecosistema de dunas en el

ámbito del P.E. CHAVIMOCHIC.

107
VI. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

ALDAVE, A. y H. ALDAVE. 1995. Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable.

Edit. Nuevo Mundo S.A. Trujillo-Perú.

ARMAS, R. y C. ARMAS. 2002. Tecnología Ambiental. En nuestro hogar la

nave sideral: Tierra. Edit. Apligraf S.R.L. Trujillo-Perú.

AYQUIPA, G. 2006. Plagas en cultivos de “fresa”, “espárrago” y “ají

páprika” en San José – Virú y Alto Moche. Trabajo de

investigación. OGEPRODEIN. U.N.T. Trujillo – Perú.

BANCO MUNDIAL, 2007. Análisis Ambiental del Perú: Retos para un

Desarrollo Sostenible. Resumen Ejecutivo. Unidad de Desarrollo

Sostenible. Región de América Latina y el Caribe. Oficina de

Lima-Perú.

BERAUD L., J. 1997. Interacciones sociedad-naturaleza en Mazatlán,

Sinaloa. Revista Región y Sociedad. Vol. VIII, N° 13-14. M éxico.

BOCANEGRA, F. 1999. Bases metodológicas de la investigación científica.

Edit. PubliCiencia S.A. Trujillo-Perú.

BOCANEGRA, C. 2006. Impacto de la expansión urbana sobre la

sustentabilidad ambiental del litoral de la Bahía de

Huanchaco, Perú. Tesis Doctoral en Planificación y Gestión

editado por la Asamblea Nacional de Rectores. Edit. Rosegraf

E.I.R.L. Lima-Perú.

BOCANEGRA, C. 2007. El verde campo morirá bajo el sol. Cambio

climático. Documental científico. Universidad Nacional de Trujillo.

Trujillo-Perú.

108
BRAVO, E. 1999. Desarrollo local, territorio y sustentabilidad ambiental.

Boletín informativo de la Organización Acción Ecológica. Quito-

Ecuador.

BRACK, A. y C. MENDIOLA. 2000. Ecología del Perú. Edit. Bruño. Lima-Perú.

CABRERA, L. 1999. Catálogo de Plantas Controladoras de Dunas. Trabajo

de Capacitación Profesional. Facultad de Ciencias Biológicas.

Universidad Nacional de Trujillo. Trujillo-Perú.

CARRANZA, R. 1999. Estudio de Impacto Ambiental. Edit. de la Universidad

de Lima. Lima-Perú.

CELI, A. M. 2007. DERECHO AMBIENTAL. Hacia un desarrollo sostenible.

Vol. I. Edit. Gráfica ABC S.A.C. Trujillo-Perú.

COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (CEPAL).

1994. Modelo de Gestión Ambiental a nivel municipal. Instituto

de Estudios Urbanos de la Universidad Católica de Chile.

Santiago-Chile.

CONAMA y TESAM S.A. 1996. Metodologías para la caracterización de la

Calidad Ambiental. Tecnologías y servicios ambientales y

Comisión Nacional del Medio Ambiente. Santiago-Chile.

CONGRESO DE LA REPÚBLICA. 2005. Ley General del Ambiente. Lima-

Perú.

CORPORACIÓN PERUANA DE INGENIERÍA (CORPEI). 1983. Proyecto

CHAO-VIRÚ-MOCHE-CHICAMA (CHAVIMOCHIC). Informe de

factibilidad. Título I. El Proyecto. Edit. por la Presidencia del

109
Consejo de Ministros. República del Perú. Autoridad Autónoma de

CHAVIMOCHIC. Trujillo-Perú.

CUBA, A.; A. SILVA y C. CORNEJO. 1999. Bosques secos y desertificación.

Memorias del Seminario internacional. Proyecto Algarrobo.

INRENA. Lambayeque – Perú.

DAUBENMIRE, R. F. 2001. Ecología Vegetal. Tratado de auto-ecología de

plantas. Edit. Limusa S.A. de C.V. México D.F.

DAUGHERTY, T. y W. CAMP. 2005. Manejo de nuestros Recursos

Naturales. Thomson Editores Spain Paraninfo S.A. Madrid-

España.

DAVIS, C. 2006. Vantage Pro2 inalámbrico. Catálogo de información

ambiental para la industria y el hogar. EE.UU. de N.A.

DE LA CRUZ, H. 2000. Fauna Silvestre del Area Natural Protegida Batán

Grande. INRENA-PROYECTO ALGARROBO. Universidad

Nacional Pedro Ruiz Gallo. Chiclayo-Perú.

DEL RIO, M. y D. RUEDA. 2001. Convenio sobre Diversidad Biológica.

Informe de su aplicación en el Perú. CONAM. Lima-Perú.

DI PACE, M. 2001. Desarrollo local en áreas metropolitanas. Módulo 4. El

análisis de la ciudad desde la perspectiva de la ecología urbana.

Disponible en:

http//www.urbac.ungs.edu.ar/textos/PROGRAMAS%20PDL/Modul

o4-Mdipace.doc.2001.

DIRECCIÓN DE HIDROGRAFÌA Y NAVEGACIÓN DE LA MARINA DE

GUERRA DEL PERÙ (HIDRONA). Departamento de Medio

110
Ambiente. 2001. Planilla meteorológica. Estación Salaverry.

Trujillo-Perú.

FERNANDEZ, A. y M. CHAMAN. 1993. Recurso Naturales Bióticos del Perú.

(Su conservación). 2da. edic. Edit. I.V.P. Trujillo-Perú.

FASANANDO, K. 1997. Inventario de Fanerógamas halófitas de

importancia económica de la Provincia de Trujillo. Trabajo de

Capacitación Profesional. Facultad de Ciencias Biológicas.

Universidad Nacional de Trujillo. Trujillo-Perú.

GOBIERNO REGIONAL LA LIBERTAD. 2006. CHAVIMOCHIC. En cifras

1986- 2005. Trujillo. Región La Libertad-Perú. Oficina de

relaciones públicas. Trujillo-Perú.

GONZALEZ, N. 2005. La caribeña en peligro. Riesgos de la explotación de

las playas en el Caribe. Revista El Ecologista n°44 . Disponible

en: www.revistasculturales.com

GUERRERO, J. 2005. Soil Degradation: Erosion and salinity of Peru (Final

Inform). Country Enviromental Analisis (CEA-PERU). Lima-Perú.

INSTITUTO NACIONAL DE RECURSOS NATURALES (INRENA). 1997.

Estudio de la diversidad biológica. Vol. I. Ministerio de

Agricultura. Lima-Perú.

INSTITUTO NACIONAL DE DESARROLLO (INADE). 2001. Auditoría

Ambiental de la 1° y 2° Etapa del Proyecto Especial

CHAVIMOCHIC. Edit. ECSA Ingenieros. La Libertad-Perú.

111
JUNTA DE USUARIOS DE VIRÚ. 2001. Diagnóstico de la gestión de la

oferta del agua en las cuencas: Santa, Chao, Virú y Moche.

Informe técnico. Trujillo-Perú.

JUNTA DE USUARIOS DEL DISTRITO DE RIEGO DE MOCHE. 2006.

Diagnóstico de la gestión de la oferta del agua en cuenca del

río Moche. Informe técnico. Trujillo-Perú.

LEFF, E. 1998. Saber Ambiental: sustentabilidad racional, complejidad,

poder. Siglo XXI editores, S.A. de C.V. México.

LEITMAN, J. 1992. "Rapid Urban Environmental Assessment: A First Step

Towards Environmental Management in Citis of the

Developing World". Trabajo presentado en la 12ª Reunión Anual

de la Asociación Internacional de Evaluación de Impactos.

Washington, D.C. EE.UU. de América.

MARSHALL, A. 2007. El Proyecto Especial CHAVIMOCHIC: la convivencia

entre agroexportadores y los pequeños agricultores en los

valles de Chao y Virú. SEPIA XII-Perú. Lima-Perú.

MARTINEZ, A. 1995. Curso a distancia de economía ecológica. Red de

formación ambiental del PNUMA. Quito-Ecuador.

MEIER, M. 1997. Secretos de las quietas dunas. Editora El Comercio de

Lima-Perú.

MILLER, T. 1994. Ecología y Medio Ambiente. Edit. Iberoamericana S.A. de

C.V. México.

112
MINISTERIO DE AGRICULTURA. 1974. El problema del drenaje y salinidad

de los valles de la Costa Peruana. Sub-Dirección de

rehabilitación de tierras. Oficina de información del Ministerio de

Agricultura. Lima-Perú.

MINISTERIO DE LA PRESIDENCIA. 1998. Impacto del P.E. Chavimochic en

el ámbito de la 1ra. y 2da. etapa. Oficina General de Información

del Ministerio de la Presidencia. Trujillo-Perú.

MIRANDA, J. 2004. Las Juntas vecinales como espacios de

descentralización municipal: Fortalezas e ineficiencias en la

experiencia de Trujillo-Perú. Edit. Navarrete S.R.L. Trujillo-Perú.

MONTES, P. 2001. Santiago de Chile. Medio Ambiente y Desarrollo. El

ordenamiento territorial como opción de políticas urbanas y

regionales en América Latina y el Caribe. División de Medio

Ambiente y Asentamientos Humanos. CEPAL. Santiago-Chile.

MOSTACERO, J. y F. MEJIA. 1993. Taxonomía de Fanerógamas Peruanas.

Edit. Libertad E.I.R.L. Trujillo – Perú.

MUNICIPALIDAD PROVINCIAL DE TRUJILLO (M.P.T.). 1995. Plan de

desarrollo metropolitano de Trujillo-2010 (PLANDEMETRU).

Oficina General de Planificación y Presupuesto. Trujillo-Perú.

---------------------------------------------------------------------- 2002. Atlas Ambiental de

la ciudad de Trujillo. Edit. Quebecor World Perú S.A. Lima-Perú.

ODUM, E. y G. W. BARRET. 2006. Fundamentos de Ecología. 5° edic. Edit.

Thomson S.A. de C.V. México D.F.

113
OFICINA NACIONAL DE EVALUACIÓN DE RECURSOS NATURALES

(ONERN). 1973. Inventario, evaluación y uso racional de los

recursos naturales de la costa, cuencas de los ríos Moche,

Virú y Chao. Presidencia de la República. Lima-Perú.

OFICINA NACIONAL DE RECURSOS NATURALES (ONERN). 1985.

Inventario, evaluación y uso racional de los recursos

naturales de la costa. Cuenca del Río Moche. Vol. I. Lima-Perú.

PASKOFF, R. y H. MANRIQUEZ. 2004. Las dunas de la costa de Chile.

Boletín informativo del Instituto Geográfico Militar. Chile

POLLACK, L.; W. ZELADA ; A. TIRADO ; E. POLLACK. 2007. Hábitos

alimentarios de Dicrodon guttulatum, “cañan” (Squamata:

Teiidae) en Garrafón, Paiján-La Libertad. ARNALDOA. Revista

del museo de Historia Natural de la Universidad Privada Antenor

Orrego. N° 14 (2): 283-291. Trujillo-Perú.

PORTOCARRERO, W. 2001. Espacios sociales: lo rural y lo urbano en

Trujillo. Ediciones de la Facultad de Ciencias Sociales-U.N.T.

Escuela de Postgrado. Trujillo-Perú.

PRIMARCK, R.; R. ROÍZ; R. DIRZO y F. MASSARDO. 2001. Extinciones.

Fundamentos de conservación biológica. Edit. Fondo de

cultura económica. México D.F.

PROYECTO ESPECIAL CHAVIMOCHIC. 2005. Plan Operativo Institucional.

Oficina de información del Gobierno Regional La Libertad. Trujillo-

Perú.

114
QUIROGA, R. 2004. Información y participación en el desarrollo de la

sustentabilidad en América Latina. Disponible en:

http://www.minambiente.gov.co/sisa/sisa.swf

RAVINOVICH, J. 2004. Factores que afectan la sustentabilidad ambiental.

Disponible en:

http.//www.eclac.cl/publicaciones/medioambiente/o/LCL1840PE/lcl

1840e.pdf

REÁTEGUI, R.; M. ALIAGA ; S. LEYVA; E. ESPINOZA. 2006. Formulación de

Proyectos Ambientales y de Recursos Naturales. Edit.

Servicios Gráficos J.J. Lima-Perú.

ROCHA, A. 1993. Recursos hidráulicos. Capítulo de Ingeniería Civil -

Consejo Departamental de Lima. Colegio de ingenieros del Perú.

Lima-Perú.

RODRÍGUEZ, E.; R. BUSSMANN; S. ARROYO; S. LOPEZ; J. BRICEÑO. 2007.

Capparis scabrida (Capparaceae) una especie del Perú y

Ecuador que necesita planes de conservación urgente.

ARNALDOA. Revista del museo de Historia Natural de la

Universidad Privada Antenor Orrego. N° 14 (2): 269- 282. Trujillo-

Perú.

SARMIENTO, F. 2005. Diccionario de Ecología. Disponible en:

www.ensayistas.org/critica/ecologia/diccionario/ea.htm

SECRETARIA DE DESARROLLO URBANO Y ECOLOGÍA. 1998. Manual de

Ordenamiento Ecológico del Territorio. Dirección general de

normatividad y regulación de Ecología. México D.F.

115
SEOÁNEZ, M. 1996. El gran diccionario del Medio Ambiente y

Contaminación. Ediciones Mundi-Prensa Libros S.A. Madrid-

España.

SEOÁNEZ, M. 1997. INGENIERÍA DEL MEDIO AMBIENTE. Aplicada al

Medio Ambiente Continental. Ediciones Mundi-Prensa Libros

S.A. Madrid-España.

SOMMER, M. 2006. Arrasan las dunas de Punta del Este-Uruguay. El

Directorio Ecológico y Natural. Disponible en:

http://www.ecoportal.net.htm

TEVES, N. 1983. Geomorfología aplicada del valle de Sta. Catalina-Trujillo.

Anuales del V Congreso Peruano de Geología. 1ª Parte. Boletín

de la Sociedad Geológica del Perú. Nº 71. SIN: 0079-1091. Lima-

Perú.

TORRES, E. 2006. Agrometeorología. 2da. Edic. Edit. Trillas S.A. de C.V.

México D.F.

VALVERDE, T.; Z. CANO-SANTANA; J. MEAVE y J. CARABIAS. 2005.

Ecología y Medio Ambiente. Edit. Pearson Educación de

México, S.A. de C.V. México D.F.

VÁSQUEZ, F. y R. TURKOWSKY. 2004. Salinidad en los Proyectos de riego

de la Costa del Perú. La Revista Agraria N° 56. Lima-Perú.

VEGAS, E. 2005. Un nuevo enfoque para la gestión de la biodiversidad

marina y costera. Edit. Cartolan E.I.R.L. Piura-Perú.

WIKIPEDIA, F. 2007. Departamento de La Libertad. Enciclopedia libre.

Disponible en: http/ www. wikipedia.com

116
ZELADA, W. y L. POLLACK. 2006. Uso del microhábitat y densidad

poblacional de Dicrodon guttulatum en Garrapón, Paiján (La

Libertad). Informe de investigación a OGEPRODEIN. Facultad de

Ciencias Biológicas. Universidad Nacional de Trujillo. Trujillo-Perú.

117
ANEXOS
ANEXO 1
PROYECTO ESPECIAL CHAVIMOCHIC

PLANILLA METEOROLÓGICA DE LA ESTACIÓN SAN CARLOS - VALLE CHAO

Latitud : 08º 31' 42'' S


Longitud:78º 38' 11'' O
Altitud : 141 msnm
Temperatura ºC ET/año R. Solar E. Solar Grado-DíaBarómetro Viento S.Térmica Reorrido Precipitación(mm) H.R P. Roc io Indice
AÑO Velocidad (m/s) ºC Viento(Km)
Med. Max. Min. mm w/m2 Ly ºC hPa Med. Max Direc. mes Inten. Max % ºC T.H(ºC)
2001 19.8 31.7 12 1489.2 1754179 151755 0.6 999.4 1.1 9.4 SSO 19.6 27797.4 51.3 7.1 77.9 15.7 22.7
2002 20.4 37.2 12.8 1548.9 1706090 145386 0.8 1000.4 1.7 10.7 SSO 19.9 46001.6 42.4 1.3 76.1 15.9 22.2
2003 20.2 32.9 12.2 1565.8 1913609 165359 0.8 1001.6 1.7 13.9 SSO 19.6 50439.9 15 36.6 76.2 15.6 22.9
2004 20.1 31.9 13 1475.2 1607852 138113 0.6 1001.6 1.7 31.6 SSO 20.1 42397.3 10.3 0.3 83.8 17.2 23.2
2005 19.9 32 12 1309.7 1649066 142549 0.4 1002.4 1.8 19.2 SSO 19.4 38567.3 11.2 1 91.1 18 23.1
2006 20.8 32.1 13.4 1508.6 1708792 147712 0.4 1000.2 2 20.6 NO 20.2 58815.3 11.6 0.3 79.9 16.9 23.6
2007 19.4 31.9 11.4 1532.8 1784742 146270 12 971.5 2.6 20.1 ENE 19.2 65665.1 1.2 100 82.3 16.4 23
Fuente: Dpto.de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH. y trabajo de campo.
Elaboración: Trabajo de Gabinete
ANEXO 2
PROYECTO ESPECIAL CHAVIMOCHIC

PLANILLA METEOROLÓGICA DE LA ESTACIÓN SAN JOSÉ - VALLE VIRÚ

Latitud : 08º 43' 30' S


Longitud: 78º 42' 32'' O
Altitud : 97 msmn
Temperatura ºC ET/año R. Solar E. Solar Grado-Día Barómetro Viento S.Térmica Recorrido Precipitación(mm) H.R P. Rocio Indice
AÑO Velocidad (m/s) ºC Viento(Km)
Inten.
Med. Max. Min. mm w/m2 Ly ºC hPa Med. Max Direc. mes Max % ºC T.H(ºC)
2001 19.8 32.7 12.1 1264.2 1760787 152511.7 0.6 1001.5 0.6 8 ONO 19.7 22028.5 39.2 3.8 79.6 15.9 23.3
2002 20.5 32 11.7 1127.2 1733985 151063.2 0.5 1001.9 0.2 20.1 ONO 20.5 6583.2 42.6 45.7 77.2 16.2 23.8
2003 20 32.7 11.5 1201.1 1780269 153873.7 0.4 1002.5 0.5 25 ONO 20 16275.2 13.2 0.5 77.3 15.8 23.5
2004 19.9 32.2 11.4 1145.4 1770126 153007.2 0.4 1003.2 0.5 20.1 ONO 19.9 13245.2 10.4 1.5 77.6 15.7 23.5
2005 19.6 32.5 11 1168.3 1645292 142239.2 0.4 1003.3 0.5 43.5 ONO 19.5 14697.8 1.3 0 80.6 15.6 22.5
2006 20.4 32.2 12.7 1267 1572893 136002.9 0.5 1002.7 0.7 15.6 ESE 20.2 19844.5 9.4 0.8 78.7 16.4 23.8
2007 19.2 32.1 11.2 1146.7 1719428 144350.2 0.6 1007.2 0.3 7.6 ONO 24.6 20114.3 0.1 1.28 78.7 17 19.7
Fuente: Dpto.de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH. y trabajo de campo.
Elaboración: Trabajo de Gabinete
ANEXO 3
PROYECTO ESPECIAL CHAVIMOCHIC

PLANILLA METEOROLÓGICA DE LA ESTACIÓN MOCHE - VALLE MOCHE

Latitud : 08º 05' 03'' S


Longitud: 78º 52' 28'' O
Altitud : 175 msmn
Grado-
Temperatura ºC ET/año R. Solar E. Solar Día Barómetro Viento S.Térmica Recorrido Precipitación(mm) H.R P. Rocio Indice
AÑO Velocidad (m/s) ºC Viento(Km)
Med. Max. Min. mm w/m2 Ly ºC hPa Med. Max Direc. mes Inten. Max % ºC T.H(ºC)
2001 19.1 31.1 12.8 1228.7 915202.6 78263.3 0.4 975.1 1.7 11.2 SO 18.6 26101.7 42.6 1 82 15.9 22.2
2002 20 30.8 12 1334.4 1591301 136919.4 0.4 995.8 1.5 14 SO 19.7 37703.1 41 5.6 77 15.8 22.9
2003 19.6 30.4 10.9 1417.1 1734928 150122.8 0.4 995.9 1.3 8.9 NO 19.3 38004.9 31.1 2.3 76.3 15.2 22.8
2004 19.6 31.1 11.3 1422.7 1761120 152271.3 0.4 996.5 1.1 10.7 NO 19.5 33483.1 36.6 45.7 75 14.9 22.8
2005 19.4 31.6 10.6 1363.7 17407852 136549.9 0.1 997.1 2.7 43.5 NO 19.2 27002.3 11.8 0.3 78.3 15 22.8
2006 20.1 32.1 12.8 1344.8 1696048 146958.3 2.3 996 1 16.5 NO 19.7 29450.3 24.3 93 76.3 15.5 23
2007 18.7 29.8 10.7 1327.5 1687952 145831.3 0.3 997.7 0.9 107.7 SE 18.6 27973.7 31 0.8 77.5 14.6 22.4
Fuente: Dpto.de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH. y trabajo de campo.
Elaboración: Trabajo de Gabinete
ANEXO 4
PROYECTO ESPECIAL CHAVIMOCHIC

PLANILLA METEOROLOGICA DE LA ESTACION SAN CARLOS


VALLE CHAO
AÑO 2007
Latitud : 08º 05' 03'' S
Longitud: 78º 52' 28'' O
Altitud : 141 msnm
Viento
Temperatura °C ET / mes R.Solar E.Solar Grado-Día Barómetro S.Térmica Recorrido Precipitación (mm) H.R P. Rocío Indice
MES Velocidad (m/s)
ºC Viento (km)
Direc.
Med. Máx. Mín. mm w/m2 Ly °C hPa Med. Max. mes Inten. Máx. % °C T.H (°C)

ENE 24.3 31.3 19.8 165.1 165430.0 14313.1 0.6 999.9 3.2 19.7 ENE 23.6 8018.3 0.0 0.0 77.5 19.8 25.7

FEB 24.4 31.9 18.5 155.6 152227.0 13172.9 0.6 1000.8 2.9 18.3 ENE 23.7 6841.2 0.0 0.0 75.9 19.4 25.8

MAR 23.7 30.1 19.3 160.5 158261.0 13668.3 0.6 1000.2 3.1 20.1 NE 22.8 7765.8 0.0 0.0 77.4 19.1 24.9

ABR 21.8 30.8 16.7 156.9 159739.0 13791.8 0.5 1001.7 3.3 16.5 NE 20.6 8193.4 0.0 0.0 77.8 17.2 23.6

MAY 18.8 26.9 13.4 137.0 153850.0 13322.4 0.4 1002.7 3.2 17.0 NE 17.3 7722.8 0.0 0.0 83.9 15.7 22.3

JUN 18.1 24.2 13.2 82.8 114533.0 9910.8 0.3 1002.8 1.4 8.0 SSO 17.6 3604.7 0.0 0.0 95.8 17.3 22.2

JUL 17.1 23.6 11.4 91.7 118361.0 10243.4 0.3 1000.2 1.1 8.0 ESE 16.8 2765.4 0.4 0.0 86.2 14.6 21.6

AGO 15.9 21.4 12.2 93.7 117498.0 10124.1 0.2 1004.6 2.9 15.6 ENE 14.2 7227.0 0.0 0.0 92.8 14.6 20.4

SET 16.0 22.5 12.2 116.4 143622.0 12433.7 0.2 1004.3 3.2 17.4 ENE 14.1 7918.7 0.0 0.0 90.9 14.3 20.5

OCT 16.0 23.2 12.7 112.5 149346.0 12909.0 0.2 998.9 1.0 8.0 ESE 15.8 2530.9 0.0 0.0 78.3 12.1 21.1

NOV 17.7 26.7 12.2 128.1 167116.5 14435.0 128.3 871.0 1.4 9.4 ESE 15.2 3076.9 0.8 100.0 70.8 14.2 28.2

DIC 19.4 28.6 13.0 126.5 184758.0 7945.6 0.7 770.4 4.7 12.1 ENE 28.1 2893.6 0.0 0.0 79.8 18.6 19.8

ANUAL 19.4 31.9 11.4 1532.8 178474.2 146270.1 12.0 971.5 2.6 20.1 ENE 19.2 68558.7 1.2 100.0 82.3 16.4 23.00
Fuente: Dpto.de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH. y trabajo de campo.
Elaboración: Trabajo de Gabinete
ANEXO 5
PROYECTO ESPECIAL CHAVIMOCHIC

PLANILLA METEOROLOGICA DE LA ESTACION SAN JOSE


VALLE VIRU
AÑO 2007
Latitud : 08º 43' 30'' S

Longitud: 78º 48' 32'' O

Altitud : 97 msnm
Viento
Temperatura °C ET / mes R.Solar E.Solar Grado-Día Barómetro S.Térm ica Recorrido Precipitación (mm) H.R P. Rocío
MES Velocidad (m/s)
ºC Viento (km)
Direc.
Med. Máx. Mín. mm w/m2 Ly °C hPa Med. Max. m es Inten. Máx. % °C

ENE 24.0 31.1 18.9 139.2 167535.0 14492.9 0.6 1002.1 0.7 7.6 ESE 22.7 1738.4 0.2 0.0 74.9 17.8

FEB 23.9 32.1 18.1 129.0 150805.0 13051.7 0.7 1001.6 0.7 7.2 ESE 24.0 1525.4 3.8 0.3 76.0 19.3

MAR 23.0 32.1 15.7 133.9 157775.0 13637.8 0.6 1001.9 0.7 5.9 SE 23.0 1815.9 4.4 0.8 77.9 18.7

ABR 21.1 29.1 16.3 103.6 149116.0 12825.7 0.6 1011.4 0.4 2.0 ONO 28.6 2035.4 0.0 0.0 77.6 19.2

MAY 18.4 26.3 13.1 90.2 142313.0 12240.4 0.6 1012.1 0.3 1.9 O 25.7 1924.2 0.0 0.0 80.6 17.5

JUN 16.2 24.6 12.8 55.1 90998.0 7826.9 0.7 1012.5 0.2 1.7 O 24.1 1689.1 0.0 0.0 83.8 16.1

JUL 16.7 23.4 11.2 57.0 89659.0 7711.7 0.8 1013.2 0.2 1.8 O 23.2 1843.2 0.0 0.0 81.3 15.6

AGO 16.2 22.6 13.2 58.5 92604.0 7964.9 0.6 1013.5 0.1 1.7 ONO 22.1 1725.6 0.0 0.0 81.3 14.9

SEP 16.7 26.2 12.9 65.8 17384.0 11176.1 0.7 1013.2 0.1 1.7 ONO 24.2 1667.5 0.1 1280.0 78.3 15.1

OCT 16.8 23.9 13.1 92.8 153916.0 13238.6 0.6 1013.1 0.1 1.4 ONO 23.7 1658.4 0.0 0.0 78.8 15.2

NOV 18.1 26.0 13.5 103.9 167705.0 14424.6 0.6 1011.1 0.0 1.2 ONO 26.0 1987.2 0.0 0.0 78.0 16.7

DIC 19.5 28.2 13.5 117.7 183218.0 15758.9 0.6 1012.0 0.1 1.5 ONO 27.6 1993.6 0.0 0.0 76.3 17.9

ANUAL 19.2 32.1 11.2 1146.7 1719428.0 144350.0 0.6 1007.2 0.3 7.6 ONO 24.6 20114.3 0.1 1.28 78.7 17.0

Fuente: Dpto.de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH. y trabajo de campo.

Elaboración: Trabajo de Gabinete


ANEXO 6
PROYECTO ESPECIAL CHAVIMOCHIC

PLANILLA METEOROLOGICA DE LA ESTACION MOCHE


VALLE MOCHE
AÑO 2007
Latitud : 08º 05' 03'' S
Longitud: 78º 52' 28'' O
Altitud : 175 msnm
Viento
Temperatura °C ET / mes R.Solar E.Solar Grado-Día Barómetro S.Térmica Recorrido Precipitación (mm) H.R P. Rocío Indice
MES Velocidad (m/s)
Direc. ºC Viento (km)
Med. Máx. Mín. mm w/m2 Ly °C hPa Med. Max. mes Inten. Máx. % °C T.H (°C)
ENE 23.4 29.3 18.3 130.9 152991.0 13191.0 0.5 995.4 1.2 9.4 ESE 23.3 2875.2 3.4 0.8 72.9 18.2 24.5
FEB 23.4 29.8 17.6 130.1 152236.0 13173.0 0.5 996.5 1.1 9.8 ESE 23.2 2590.3 0.4 0.0 73.1 18.1 24.9
MAR 22.5 29.2 18.6 114.6 138279.0 11963.4 0.5 995.8 0.8 9.4 ESE 22.4 2060.0 13.8 0.5 77.7 18.2 24.1

ABR 20.9 28.8 16.2 118.4 147332.0 12705.6 0.4 997.2 0.9 8.9 0.0 20.8 2195.5 5.4 0.8 76.3 16.4 24.0
MAY 18.2 26.3 13.1 110.6 145720.0 12620.5 0.3 997.9 0.9 7.6 ESE 18.1 2258.3 3.2 0.5 78.5 14.3 22.4
J UN 15.9 23.7 12.3 84.8 115468.0 9968.2 0.2 998.3 0.8 8.0 SE 15.8 2135.9 0.6 0.0 81.9 12.7 21.0
JUL 16.3 22.7 11.4 87.3 114766.0 9922.4 0.2 998.9 0.9 7.6 ESE 16.2 2154.3 0.4 0.0 79.8 12.7 21.0
AGO 15.7 22.1 10.7 83.1 110202.0 9508.7 0.2 999.2 0.8 7.6 ESE 15.5 1953.4 0.2 0.0 80.2 12.2 20.4
SET 15.7 23.8 12.7 99.4 130602.0 11304.6 0.2 999.0 1.0 7.6 SO 16.2 2093.1 2.0 0.0 77.9 12.4 20.9
OCT 16.1 23.2 12.2 111.6 148320.0 12779.4 0.2 998.9 1.0 8.0 ESE 15.9 2422.1 0.0 0.0 78.5 12.3 21.0
NOV 17.6 25.2 12.9 124.6 163727.0 14169.9 0.3 997.2 1.0 8.5 ESE 17.4 2438.6 1.4 0.0 77.1 13.4 21.6
DIC 19.2 26.3 13.4 132.1 168309.0 14524.6 0.3 998.3 1.1 107.7 ESE 19.0 2797.0 0.2 0.0 74.7 14.5 22.5

ANUAL 18.7 29.8 10.7 1327.6 1687952.0 145831.3 0.3 997.7 0.9 107.7 SE 18.6 27973.7 31.0 0.8 77.4 14.6 22.36
Fuente: Dpto.de recursos hídricos y meteorológicos del P.E.CH. y trabajo de campo.
Elaboración: Trabajo de Gabinete