Está en la página 1de 7

Guía de aprendizaje

Nombre:………………………………………………………………………………………………………………….

Curso:………………………………………………………………………………………………………………………

Fecha: ……………………………………………………………………………………………………………………….

Nombre profesor: Valesca Torres Mora Tiempo: 90 M.

Objetivo esperado: AE O 7

Comprender diversas obras narrativas y reflexionar sobre ellas, considerando: Las


características del narrador (conocimiento de mundo, participación en los acontecimientos
y focalización, entre otros aspectos).

“Elementos que forman parte importante del texto narrativo”

1. “Tema”: Es la idea en torno a la cual gira la acción. Normalmente, aparece


repetidamente en una narración: los celos, la muerte, la ambición, la venganza...

2. “Tipos de personajes”:

Los personajes corresponden a seres ficticios o reales que están presentes en el mundo de
la narración literaria.

Según su importancia en el acontecer:

1. Personaje principal: El o los personajes principales se destacan con respecto a los


demás, porque funcionan como integradores de la organización de los
acontecimientos, por lo tanto, son los más importantes de la acción. Los personajes
principales pueden clasificarse en protagonistas y antagonistas. El protagonista es
el que busca un buen objetivo, el antagonista se opone a este logro positivo.
2. Secundarios: Son aquellos que, sin tener “un rol muy importante” en el
desarrollo de los acontecimientos, proporcionan un grado mayor de coherencia,
comprensión y consistencia a la narración. Por lo general, estos personajes están
vinculados a los principales, pero su participación también es individual y
complementaria a la de los personajes principales.
3. Incidentales o esporádicos: Son personajes que no tienen una presencia
permanente en los hechos. Su participación es un recurso para ordenar, exponer,
relacionar y también retardar el desarrollo de los acontecimientos.

Según su desarrollo en los acontecimientos:

1. Planos: Presentan solo un rasgo destacado. Se les reconoce por una sola cualidad,
no presentan más que un aspecto de su existencia.
2. Redondos, esféricos o en relieve: Presentan más de una característica. Son capaces
de mostrar en forma repentina aspectos de su personalidad que estaban ocultos. Son
personajes a veces contradictorios.

Según su relación con la acción en el relato:

1. Estáticos: Se comportan de la misma manera en todo el relato. No evolucionan ni


sufren cambios en su conducta ni características personales. Los datos que se
obtienen de ellos no sufren alteraciones.
2. Dinámicos o evolutivos: A través de la acción del relato varían su forma de ser.
Comienzan siendo individuos de ciertos rasgos y conductas y, a medida que la
acción transcurre, modifican su comportamiento, llegando en algunos casos a ser
totalmente distintos.

2.- Narrador:

En la narración quien nos cuenta esa historia creada por el escritor es, un ser ficticio que
nace en la pluma del artista, a éste ser ficticio lo denominamos comúnmente narrador. Por
lo tanto, es un ser creado por el autor, al que éste cede la palabra y la voz del relato y, junto
con ello, un conjunto de informaciones sobre los hechos, los espacios y los personajes que
van formando parte del desarrollo de la historia.

Los tipos de narradores son:

1. Narrador protagonista: Este tipo de narrador cuenta los hechos en primera


persona; el universo representado está organizado en torno a su accionar, por lo
mismo, cuenta su propia historia. El relato, en consecuencia, es personalizado y
subjetivo. El narrador y el protagonista se funden en una sola entidad ficticia,
desempeñando los roles de manera simultánea.
Ejemplo:

María me ocultaba sus ojos tenazmente; pero pude admirar en ellos la brillantez y
hermosura de los de las mujeres de su raza, en dos o tres veces que a su pesar se
encontraron de lleno con los míos; sus labios rojos, húmedos y graciosamente
imperativos, me mostraron sólo un instante el velado primor de su linda
dentadura. Llevaba, como mis hermanas, la abundante cabellera castaño oscura
arreglada en dos trenzas, sobre el nacimiento de una de las cuales se veía un clavel
encarnado.

María de Jorge Isaac

2. Narrador testigo: Es un personaje de orden secundario que narra la historia en


primera persona; en consecuencia, lo que narra le ocurre a otro, siendo un mero
espectador del acontecer.

Lo vi. Desde que se zambullo en el río. Apechugó el cuerpo y luego se dejó ir corriendo
abajo, sin manotear, como si caminara pisando en el fondo, después resbaló y puso sus
trapos a secar, lo vi. Que temblaba de frio, hacia aire y estaba nublado.

3. Narrador omnisciente: Este narrador se caracteriza por conocer todo respecto al


mundo creado. Se entiende como una especie de Dios que conoce al detalle todo lo
que ocurre, ocurrió y ocurrirá; además, posee un conocimiento cabal de los
personajes, tanto en sus aspectos externos como internos. Tiene el poder de influir
en el lector respecto de la simpatía o antipatía por ciertos personajes o hechos, al
tomar partido a favor o en contra de ellos, sin embargo, intenta presentar
objetivamente el mundo creado.

Sonrió el marinero. El paquete voló en el aire y fue a caer entre las manos ávidas del
hambriento. Ni siquiera dio las gracias, y abriendo el envoltorio calentito aún, sentóse en
el suelo, restregándose las manos alegremente al contemplar su contenido. Un atorrante
de puerto puede no saber inglés, pero nunca se perdonaría no saber el suficiente como
para pedir de comer a uno que habla ese idioma.

Vaso de leche de Manuel Rojas.


4.- Narrador de conocimiento relativo: Percibe la historia desde afuera del mundo
narrado, al igual que el narrador omnisciente, pero, a diferencia de él, su perspectiva
excluye toda información sobre lo que piensan o sientes los personajes. Se limita a describir
los fenómenos percibidos en sus aspectos exteriores.

Ejemplo:

A la izquierda, una mujer con los ojos cerrados. Sentada.

El hombre camina no mira, nada, nada que no sea la arena que tiene ante él.

El triángulo se cietta con la mujer de los ojos cerrados. Está recostada en un muro que
delimita la playa hacia su final.

El amor, Marguerite Duras.

Actividad I

Lee pausadamente cada uno de los fragmentos y reconoce qué tipo de narrador y
focalización presenta:

1.-

-Es horrible, no he pescado nada. Lo único


que he sacado en limpio ha sido destrozar las
redes. Esto es horrible, horrible... No puedes
imaginarte el tiempo que ha hecho. No
recuerdo una noche igual en toda mi vida. No
hablemos de pescar; doy gracias a Dios por
haber podido volver a casa. Y tú, ¿qué has
hecho sin mí?.

………………………………………………………………………
………………………………………………………………………
…………………………………………………………………...
2.-

En una choza, Juana, la mujer del pescador, se halla sentada junto a la ventana, remendando
una vela vieja. Afuera aúlla el viento y las olas rugen, rompiéndose en la costa... La noche es
fría y oscura, y el mar está tempestuoso; pero en la choza de los pescadores el ambiente es
templado y acogedor. El suelo de tierra apisonada está cuidadosamente barrido; la estufa
sigue encendida todavía; y los cacharros relucen, en el vasar. En la cama, tras de una cortina
blanca, duermen cinco niños, arrullados por el bramido del mar agitado. El marido de Juana
ha salido por la mañana, en su barca; y no ha vuelto todavía. La mujer oye el rugido de las
olas y el aullar del viento, y tiene miedo.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………...

3.-

Una mirada de inteligencia se cruzó entre los obreros. Conocían la táctica y sabían de
antemano el resultado de aquella escaramuza. Por lo demás, estaban ya resueltos a
seguir su destino. No había media de evadirse.

Baldomero Lillo. El chiflón del diablo.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………...

mnmnb
4.-

28 de setiembre de 1942. (Añadido)

Me angustia más de lo que puedo expresar el que nunca podamos salir fuera, y tengo

mucho miedo de que nos descubran y nos fusilen. Eso no es, naturalmente, una

perspectiva demasiado halagüeña.

Diario de Ana Frank

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………...

5.-

Allí se quedaron, conversando, en tanto yo buscaba mis ropas, hacía un atado con ellas y las
lanzaba hacia la calle, con el gesto del marinero que desde la borda lanza su saco hacia el
muelle, al abandonar el barco. Las recogieron. Bajé la escalera: mi padre leía en el salón y mi
madrastra, hacía una labor de bordado, ninguno de los dos hablaba.
Manuel Rojas.

Hijo de ladrón (fragmento)

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………...
Actividad II

Junto con su compañera, realicen un cuento en que esté presente un tipo de narrador y una
focalización.

Estructura: Inicio, desarrollo, clímax y final.

Intereses relacionados