Está en la página 1de 3

BENFEICIOS DE LA PRACTICA DEL KATA

Los kata fueron originalmente bailes, shadowboxing y luego algunas


combinaciones de los mismos. Al principio, probablemente no encajaban en
el estilo de lucha de la época. Con el paso del tiempo, se convirtieron en el
centro de los sistemas de combate con las manos vacías de China y Okinawa.
El siglo XX vio al kata relegado una vez más al segundo nivel, esta vez como
arte de performance requerido en exámenes y competiciones. Con una
progresión clara de lo básico a lo kumite sin necesidad de kata, ¿no
deberíamos simplemente abandonar el kata y seguir con el negocio de
aprender a golpear y patear a las personas? Con suficiente práctica, la
mayoría de las personas puede aprender a golpear a cualquiera, en cualquier
lugar y en cualquier momento con un golpe guiado por láser afinado con
precisión.

A su instructor no le gustará si le repite eso en un examen, pero es verdad.


Kata es un problema secundario. No son parte de nuestra progresión de
entrenamiento y no juegan un papel lógico en el aprendizaje de los
conceptos básicos o el estilo de combate "cañón" Shotokan. ¿Cuáles son los
beneficios de kata?

Los beneficios del entrenamiento de kata son más sutiles que simples
ejercicios para mejorar las habilidades de combate. Kata todavía es una
forma de shadowboxing, simplemente no conoces el arte de combate para el
que están diseñados. El entrenamiento de Kata es un buen ejercicio. Los
katas te obligan a practicar técnicas distintas a tus dos técnicas favoritas y
considerar diferentes perspectivas. Kata son excelentes plantillas para auto
entrenamiento. Los kata también son muy hermosos, cuando se realizan con
habilidad, y pueden hacer que sientas que estás preservando algo de
elegancia y peligro con vínculos con un pasado espiritual.

Karate para el boxeo de sombra, y son un gran ejercicio. Cuando estás solo y
deseas practicar karate, es muy simple elegir uno de los katas que conoces y
simplemente repetirlo 20 o 30 veces para obtener un buen entrenamiento.
Kata contiene entre 20 y 70 técnicas, por lo que realizar uno 15 veces o más
por lo general requiere bastante tiempo y energía. Puedes variar el
entrenamiento en trozos dependiendo de la longitud del kata que elijas
practicar, y puedes personalizar la intensidad de tu entrenamiento
ejecutando el kata con diferentes estilos de ejecución. Kata son ejercicios
preprogramados específicamente orientados para la práctica individual o
grupal. Practicar kata en un grupo puede ser una experiencia muy
satisfactoria también, ya que le da a todos una grupo predeterminado de
movimientos a seguir, y usted puede aprender los movimientos entre sí
mientras gira en todas las direcciones.

El kata nos expone a técnicas y movimientos que nunca se nos han ocurrido,
y el entrenamiento de algo nuevo nos choca y nos ayuda a superar las
mesetas de entrenamiento. Por ejemplo, donde un boxeador simplemente
inventará su propio boxeo de sombras, un kata sigue la idea de boxeo de
sombras de otra persona. Kata nos obliga a hacer algo que no fue nuestra
propia creación. Si realizamos solo acciones que nos resultan cómodas, no
nos desafiamos como lo estamos cuando aprendemos algo nuevo. Sin
embargo, si nos vemos obligados a entrenar a través de los pasos de otra
persona, aprendemos nuevas habilidades que probablemente nunca
hubiéramos pensado o intentado. Los katas nos impiden reinventar la rueda
ntos de nosotros hubiéramos pensado en el salto en Unsu o las técnicas en
Jion sin tener que aprender un kata? Estas rutinas te obligan a superar no
solo tus metas personales, sino también las de los demás.

La belleza de alguien que interpreta bien un kata es difícil de describir. ¿Es un


gusto adquirido, o es algo universal que cualquiera puede apreciar? Aquellos
que aspiran a ser artistas de performance, así como capaces de defenderse a
sí mismos, encuentran todas estas cosas en el kata. Un estudio de kata puede
ser tan superficial o tan profundo, angosto o amplio, como lo desee el artista.

Quizás lo más importante, si aprendes el kata, puedes decodificar sus


aplicaciones en ese otro arte de lucha que están diseñadas para enseñar.
Puede que ahora no te interese, pero después de 30 años de entrenamiento,
lo estarás.