Está en la página 1de 3

Definición de Resumen

El resumen es la exposición breve de lo esencial de un tema o materia,


tanto efectuada de manera oral como escrita. Consiste en reducir o
sintetizar el contenido de una lectura, de un texto, de un documento o de
una exposición oral; haciendo un extracto en el que se recoja lo más
importante de éstos, con precisión y utilizando nuestras propias palabras.

Un resumen puede hacerse a partir de las ideas principales subrayadas


en un texto o de las notas tomadas en una exposición, se debe comprender
la organización del material, observar la conexión existente entre las diversas
ideas expuestas y los diferentes párrafos, redactar con exactitud y brevedad
solo las aportaciones básicas del autor a la materia tratada, con frases
cortas y sin juicios críticos.

De igual manera, en el resumen se utilizan palabras propias sin alterar las


ideas ni el sentido del texto. Si se incluyen trozos textuales, estos deben ir
entre comillas. En el lenguaje periodístico, la entradilla de una noticia es el
resumen de la misma y se redacta con las pautas anteriores.

Un buen resumen debe cumplir los siguientes requisitos: deber ser completo;
sus títulos y subtítulos deben englobar todos los aspectos importantes del
tema. Debe ser lógico, los títulos deben estar organizados en un orden
jerárquico y según la relación que los una. Debe ser concreto, los títulos
deben expresar claramente de qué tema se trata.

Existen diferentes tipos de resúmenes, cada uno de los cuales tiene propósito
definido. Está el resumen simple, que puede ser: 1) un esquema o cuadro
sinóptico (lista organizada de los títulos de las partes del texto), expresa la
organización y relación entre los diferentes elementos; 2) un gráfico; 3)
una lista de ideas principales; y 4) un resumen propiamente dicho o
sumario que explica los conceptos más importantes y sus relaciones.

También se encuentra el resumen analítico y descriptivo, que puede ser:


1) descripciones de la estructura del argumento; 2) relaciones con los
conceptos o argumentos de otros autores; y 3) comentarios críticos sobre
los conceptos y teorías formuladas.

Es muy importante señalar que el resumen es una gran técnica de registro de


información, ya que presenta como ventajas la obligación de comprender y
descubrir ideas y relaciones importantes, así como la obligación de
organizarlas, facilita el repaso, y permite recordar fácilmente textos
complejos.
Comprensión lectora

La comprensión lectora es el proceso de elaborar un significado al aprender


las ideas relevantes de un texto, es también la decodificación de un texto y
relacionarlas con los conceptos que ya tienen un significado para el lector. Es
importante para cada persona entender y relacionar el texto con el significado
de las palabras. Es el proceso a través del cual el lector "interactúa" con el
texto, sin importar la longitud o brevedad del párrafo.
La lectura es un proceso de interacción entre el pensamiento y el lenguaje; el
lector necesita reconocer las letras, las palabras, las frases. Sin embargo,
cuando se lee no siempre se logra comprender el mensaje que encierra el
texto; es posible, incluso, que se comprenda de manera equivocada. Como
habilidad intelectual, comprender implica captar los significados que otros han
transmitido mediante sonidos, imágenes, colores y movimientos. Es un proceso
donde se dan decodificaciones de acuerdo al contexto, a las ideas secundarias,
etc.
La comprensión lectora es un proceso más complejo que identificar palabras y
significados; esta es la diferencia entre lectura y comprensión. Es una habilidad
básica sobre la cual se despliega una serie de capacidades conexas: manejo
de la oralidad, gusto por la lectura y pensamiento crítico. Es una tarea cognitiva
que entraña gran complejidad ya que el lector no solo ha de extraer información
del texto e interpretarla a partir de sus conocimientos previos.
La comprensión es considerada como un proceso activo por su naturaleza y
complejo por su composición. «… es indispensable un proceso de texto a
subtexto, aquello que constituye su sentido interno central de comunicación». 1
Por ello es necesario que se realice un proceso de intercambio lector-texto en
que se integren los elementos lingüísticos y sociolingüísticos a través de
diferentes tareas y en la que se orienten las estrategias de aprendizaje para
que ayuden a que la comprensión se realice con mayor facilidad y el
aprendizaje sea más eficaz.2 La lectura comprensiva requiere que el lector sea
capaz de integrar la información en unidades de sentido, en una representación
del contenido del texto, que es mucho más que la suma de los significados de
las palabras individuales.3
Las investigaciones llevadas a cabo por Rockwell (1982), Collins y Smith
(1980) y Solé (1987) revelan que tanto los conceptos de los docentes sobre lo
que es aprender a leer como las actividades que se llevan a cabo en las aulas,
no incluyen aspectos relacionados con la comprensión lectora. Esto pone de
manifiesto que los docentes comparten mayoritariamente la visión de la lectura
que corresponde a los modelos de procesamiento ascendente según los cuales
la comprensión va asociada a la correcta oralización del texto. Si el estudiante
lee bien, si puede decodificar el texto, lo entenderá porque sabe hablar y
entender la lengua oral. Esta teoría tuvo tanto arraigo que aún hoy día los
sistemas escolares basan la enseñanza de lectura en ella. España no es una
excepción baste, a manera de ejemplo, echar un vistazo a las guías
curriculares de los programas de español y a los libros de texto existentes.
Encontramos un sinnúmero de recomendaciones y ejercicios que solo
pretenden que los estudiantes extraigan el significado del texto
significado del contexto, resumir o identificar puntos clave, utilizar
organizadores gráficos o semánticos, desarrollar estrategias de
cuestionamiento, supervisar su propia comprensión e identificar dificultades por
sí mismos

También podría gustarte