EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL EN EL PERÚ

Un tema muy polémico y controversial en nuestros días es la aprobación del matrimonio homosexual, las discusiones están bastantes surtidas desde muy distintos ámbitos como son la igualdad, la libertad, la discriminación, la moral, los parámetros establecidos por la sociedad, la religión, etc. Si bien es cierto todos contamos con derechos universales que son inviolables, pero se debe tener una perspectiva más amplia y menos personalista para decidir sobre un asunto tan importante. He aquí algunos aspectos principales sobre esta cuestión: Como fundamento de la familia, la institución del matrimonio consta de presupuestos biológicos y antropológicos, presupuestos que junto con las características esenciales y el concepto propio del matrimonio quedarían transmutados en su totalidad con la aprobación del matrimonio homosexual. Aquella institución, entendida por la unión de varón y de mujer, es protegida tanto por la Constitución Nacional como por los tratados internacionales, de tal manera que el matrimonio homosexual no sólo significaría cambiar la estructura social del país, sino que también la violación de las máximas expresiones legislativas. Otro punto a tratar es el hecho de que al no poder concebir hijos naturalmente, las soluciones serían la inseminación artificial o la adopción, siendo esta última la opción más preponderante por lo que los siguientes párrafos tratarán de la misma. En este punto cabe mencionar que no existe “el derecho” de una persona a adoptar, lo que existe es el derecho de los niños huérfanos de ser adoptados para gozar de la crianza, protección, amor y educación de una familia. Lo más importante en una adopción es el interés superior del niño adoptado, para lo cual, la misma debe ser semejante en lo más posible a la relación filial biológica inicial del niño en adopción. Además, numerosas investigaciones demuestran que los hijos adoptados por homosexuales, no cuentan con un saludable desarrollo psicológico-emocional puesto que no sólo se convierten en víctimas fáciles de los prejuicios sociales, sino que también crecen en una ambiente pro-GLTB caracterizado por llevar una vida libertina, hedonista y desenfrenada, estilo de vida que afecta directamente a los hijos de estos matrimonios y los expone no únicamente a daños psicológicos

sino que bastaría con la unión civil entendida como registros de relaciones. sobre los deseos de acaparar nuevos derechos de los adultos. mas no en su totalidad.sino que también físicos. por lo que estas uniones en su gran mayoría acaban en divorcios. condición frustrante para cualquier niño. Pero ante la duda es absolutamente preferible no experimentar con los menores huérfanos. para un pequeño adoptado. Lo principal es resguardar los intereses de los niños. no se debe caer en un absurdo estereotipo. no debería darse debido a que no trae consigo beneficios a la sociedad sino que por el contrario perjudica a terceros y a inocentes que ninguna culpa tienen que pagar. para lograr obtenerlos no es necesaria la aprobación del matrimonio entre personas del mismo género. Con lo anteriormente explicado. Sin embargo. si bien he cierto estos estudios son demostrados en la gran mayoría de las casos. A lo anterior se le suma la inestabilidad predominante en las relaciones de una pareja del mismo sexo. ALUMNAS: Victoria Margarita López Fernández Kelly Melissa Navarro Velásquez 10020183 10020202 . Finalmente. y más aún en esta situación. Otro punto muy importante es que los homosexuales proclaman que una de sus pretensiones principales es alcanzar los beneficios y derechos patrimoniales con los que cuentan las parejas convencionales. concluyo en que la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo. como puede comprobarse en el conocido testimonio de Dawn Stefanowicz.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful