Está en la página 1de 12

Hoy en día también se emplea la milla geográfica (Legua = 7420 m), el pie (1´= 12” = 305 mm), la

yarda (1 yard = 914 mm) y la milla marina que equivale a 1852 m.

Unidades y Medidas empleadas en los Talleres Educacionales

En los talleres industriales la unidad de medida es el milímetro (mm); por tanto en los dibujos de taller
no es preciso especificar las unidades de las medidas escritas más que cuando éstas se den en
unidades distintas del milímetro.

Por ejemplo, para expresar 17 milímetros escribiremos simplemente 17. En cambio, si se necesita
expresar 35 metros escribiremos 35 m. Esto podríamos evitarlo expresando esta apreciación en
35000, que significa 35000 mm.

Es muy frecuente tener que expresar medidas en pulgadas inglesas. La pulgada inglesa equivale a
25,4 mm y se indica con dos comillas en la parte superior derecha del número; por ejemplo 2”, se lee
dos pulgadas; 3/8” se lee tres octavos de pulgada.

La pulgada inglesa también se divide en partes pequeñas a través de fracciones comunes o


decimales; las cuales se obtienen dividiéndola en un cierto número de proporciones similares. Las
fracciones más utilizadas son medios (1/2), cuartos (1/4), octavos (1/8), dieciséis (1/16), treinta y dos
avos (1/32), y sesenta y cuatro avos (1/64). Cuando se requiere de emplear fracciones más pequeñas
se usa el sistema decimal, es decir, dividirla en décimas, centésimas, milésimas y diezmilésimas de
pulgada.
Para las mediciones de la electricidad en los talleres educacionales se consideran las siguientes
unidades:

1. Voltios: para medir la tensión eléctrica.

2. Amperios: para medir la intensidad de la corriente eléctrica.

3. Ohmios: para medir la resistencia eléctrica.

4. Vatio: para medir el potencial eléctrico.

Factores de Conversión

Sobre la base de las unidades explicadas anteriormente, explicaremos los factores de conversión
asociados con los procedimientos a realizar en los talleres educacionales.

Para convertir medidas de pulgadas inglesas a milímetros se multiplica por el número 25,4. Por
ejemplo:

¿Cuántos milímetros hay en 7 pulgadas?

7 x 25,4 = 177,8 mm.

Para convertir medidas de milímetros a pulgadas inglesas se divide el número por 25,4. Por ejemplo:

¿Cuántas pulgadas hay en 38,1 mm?

38,1 ÷ 25,4 = 1,5 pulgadas

Instrumentos empleados en los Talleres Educacionales

Cuando se construyen piezas u objetos, casi siempre hay que realizar mediciones. La capacidad para
trazar un trabajo y para medir con precisión depende del correcto uso de los instrumentos de
medición y verificación, así como la facilidad con que pueden medirse las graduaciones de estos
aparatos, si se quiere que la medición resulte perfecta.

Existen instrumentos en el mercado que se caracterizan por ser aparatos que tienen un número
determinado de divisiones y según el sistema de medida dan el valor de la longitud.
También existen instrumentos que se emplean para tomar dimensiones sin indicar el valor, sólo
efectúan comparaciones con otras longitudes y así determinar si es la misma para cada longitud que
conforman las piezas u objetos. Para conocer la medida de éstos, se lleva dicha medición a un
instrumento que posee alguna escala graduada que pueda ajustarse a las condiciones físicas de la
longitud que se desea medir.

Hoy en día se encuentran una amplia gama de instrumentos de medición y verificación diferentes
para las diversas técnicas de medidas. Las características funcionales de estos aparatos y su
adecuado uso y cuidado serán especificados a continuación.

Instrumentos de Medición

Regla Graduada

De todos los instrumentos de medición, la regla graduada es la más sencilla de usar. Ésta es
fabricada de diversos materiales, mayormente de acero, aluminio, madera y plástico, puede medir
longitudes de 15 a 30 cm aunque se encuentran en otras longitudes por ejemplo 10 y 45 cm. La regla
graduada puede ser flexible pero mientras sea más delgada, más fácil será medir con precisión,
puesto que las marcas de las divisiones están más cerca del material a trabajar.

En el Sistema Ingles, la regla de acero tiene cuatro (4) grupos de graduaciones, una en cada orilla de
cada lado. Las líneas más largas representan marcas de pulgada. En una orilla, cada pulgada está
dividida en ocho (8) espacios iguales, de manera que cada espacio representa 1/8 de pulgada. La
otra orilla está dividida en dieciseisavos, en este caso las marcas de 1/4 y 1/2 pulgada y comúnmente
son un poco más largas que las marcas de división para facilitar su cuenta; pero las graduaciones,
por lo general, no están numeradas individualmente, ya que está lo suficientemente separadas para
ser contadas con facilidad. El lado opuesto está dividido análogamente en 32 y 64 espacios por
pulgada y es práctica común el enumerar cada división, para facilitar su lectura.

Además de las reglas de acero se mencionan las reglas plegadizas o metros plegables, que poseen
las mismas cualidades de las reglas graduadas, pero con la diferencia de que tienen articulaciones
que permiten el plegado de las partes de este instrumento.

En el Sistema Métrico Decimal, las divisiones son en centímetros, milímetros y medios milímetros. En
las mediciones mayores de 45 cm, se pueden usar reglas plegadizas. Generalmente son de 60 cm a
1.80 metros de longitud.

Este tipo de regla no es adecuada para mediciones extremadamente precisas, debido a que después
de ser utilizadas determinado tiempo, se desarrolla un cierto juego en las articulaciones.
Cinta de Acero

Las cintas de acero se fabrican desde 1 ó 2 hasta 30 metros de longitud. En las distancias más cortas
frecuentemente se hacen con sección transversal de perfil curvo, de manera que sean lo
suficientemente flexibles para enrollarse, pero que permanezcan rígidas al extenderse.

Las cintas flexibles – rígidas, por lo general, están contenidas en cajas metálicas, dentro de las cuales
se enrollan automáticamente al oprimir un botón o que pueden ser empujadas con facilidad.

Calibrador o Vernier

El Vernier o Calibrador es un instrumento que se usa para la medición de dimensiones exteriores,


interiores y de profundidad con precisión de décimas de milímetro y de 1/128 pulgadas. Un lado del
Vernier se usa como regla para medir, en tanto que la escala del lado opuesto se usa para las
medidas de interiores y exteriores.

Las graduaciones del instrumento están hechas en milímetros (según el Sistema Internacional, SI) y
en pulgadas (según el Sistema Inglés). Las escalas graduadas y las partes móviles del Vernier se
construyen con gran cuidado en las fábricas de los instrumentos de precisión, a pesar de lo cual
resulta inevitable que se produzcan en su fabricación pequeños defectos. Esto aparato tiene un
tornillo de fijación para mantener los brazos en posición durante su uso.

Uno de los brazos forma parte de la regla graduada del Vernier, se le denomina brazo fijo. La
corredera que resbala sobre la citada regla va unida al segundo brazo, que se le llama corrientemente
brazo móvil. La regla va provista de una división milimétrica y la corredera lleva grabada la división
llamada Nonio.

El Nonio es una escala generalmente de 9 mm de longitud dividida en diez (10) partes, con lo cual
cada espacio comprendido entre dos (2) divisiones tiene una longitud de 0.9 mm. Como se indicó en
párrafos anteriores, la escala del nonio empleada es la decimal, pero existen también calibres con
nonios de 20 y de 50 divisiones.

Instrumentos de Verificación

Los instrumentos de verificación son aparatos que sirven para probar que una medida sea cierta, es
decir, nos permite verificar y comprobar si los objetos que medimos se ajustan a las indicaciones del
dibujo o representación gráfica de los mismos.

Entre este grupo también existen los instrumentos transportadores; los cuales son aquellos que
pueden tomar dimensiones sin indicar el valor. Para conocer la medida de éstos, se lleva dicha
medición a una regla graduada o a un calibrador. También se pueden mencionar los instrumentos
para medir ángulos, ya que se emplean en los talleres educacionales para verificar y comprobar los
ángulos que poseen un objeto o estructura. Muchos son los instrumentos de verificación que se
emplean en los talleres educacionales. Los principales son los que describiremos a continuación.

Gramil Graduado
El gramil graduado es un instrumento de verificación que se usa para trasladar y marcar guías
paralelas a una arista, extremo o superficie de una pieza de madera o metal, el cual posee una punta
o rayador que ejecuta la operación de trazado.

Este instrumento se construye de madera o metal y constan de un brazo graduado de unos 20 a 30


cm de largo sobre el cual se desliza una cabeza.

La cabeza puede sujetarse en cualquier punto del brazo por medio de un tornillo de perilla, el cual
oprime una cuña metálica fuertemente contra el brazo y la sujeta firmemente en posición. Como se ha
mencionado, el gramil además de verificar superficies paralelas y para la colocación de las piezas en
las máquinas – herramientas, también se emplea para las operaciones de trazado.

Niveles de Burbuja

Es un instrumento construido por un receptáculo de vidrio (tubular o esférico) colocado ya fijo u


orientable sobre una base metálica o de madera. La base debe estar perfectamente aplanada y suele
llevar un rebajo en forma de “V” para poder apoyar el aparato en ejes y superficies cilíndricas.

El tubo o depósito de vidrio, protegido por una envoltura metálica, está lleno de alcohol o éter de tal
manera que quede una burbuja de aire, que por la menor densidad quedará en la parte superior del
tubo y se desplazará de una a otra parte al inclinar el nivel. El objeto de los niveles de burbuja es
comprobar si un plano, superficie o línea es o no horizontal. El nivel esférico comprueba la
horizontalidad en todas las direcciones, pero resulta menos preciso que los lineales y se emplean
poco en los talleres educacionales.

En cambio, el nivel lineal sólo comprueba en una sola dirección. Para comprobar si una superficie es
horizontal en todas las direcciones, será preciso colocar el instrumento en varias posiciones, al
menos dos.

Compás

El compás, al igual que el gramil, es un aparato que cumple las funciones de instrumento y
herramienta, puesto que sirve para transportar medidas y marcar divisiones iguales, además de trazar
en metal o en madera arcos y círculos, determinar perpendiculares y paralelas.

Existen tres (3) tipos de compás de acuerdo a la forma del objeto a medir o trazar.

1. Compás de Punta: Sirve para trazar en superficies planas formas circulares, así como también
trasladar líneas y divisiones de igual longitud.

2. Compás de Espesores o para Exteriores: Es el aparato más apto para comprobar superficies
paralelas, en este caso el estudiante debe usarlo con gran sensibilidad y delicadeza,
acostumbrándose a sentir o tener tacto notando la presión de las puntas.

3. Compás de Interiores: Sirve para tomar medidas internas y comprobar el paralelismo de las caras
de los agujeros u orificios.
Escuadras

Son aquellos instrumentos que pueden medir uno o más ángulos. Existen dos tipos: a) Escuadras
Fijas y, b) Falsas Escuadras.

Las escuadras fijas son aparatos de medición que se emplean para medir un ángulo. Las más
empleadas son las de 45º, 60º, 90º, 120º y 135º. En el caso de las escuadras de 90º, algunas de ellas
tienen provista un talón o solapa en su brazo corto que permite posicionar el instrumento sobre el
objeto sin producir movimientos adicionales que alteren la medición, además de facilitar el trazado de
líneas en superficies planas.

Por otra parte, las falsas escuadras son instrumentos que poseen articulaciones y pueden fijarse en
cualquier abertura mediante un tornillo de sujeción. La función principal de este aparato es conocer si
dos o más piezas tienen o no el mismo ángulo. Puede ajustarse no sólo para apreciar ángulos rectos,
sino también llanos y obtusos.
Cuidados y Manejo de los Instrumentos

Los instrumentos de medición y verificación deben preservarse de choques, golpes o arañazos. Esto
es particularmente importante para las superficies de aplicación de las reglas y para las superficies de
medición en las patas de los compases o del vernier. Las superficies de medida deterioradas dan
siempre lugar a medidas falsas. Los instrumentos se guardan en cajas especiales separados de
todos los demás aparatos de estos tipos y de las herramientas. En el banco de trabajo se colocan
sobre un soporte blando, que puede ser un paño, una lámina o un fieltro.

La humedad del aire y especialmente el sudor de las manos, son causa de que se oxiden los
instrumentos. Con ello se compromete, por ejemplo, la buena guía de las correderas del vernier. Las
partes oxidadas que se eliminan con papel lija dan lugar a errores en las medidas. Los trazos de las
escalas graduadas resultan ilegibles con el óxido.

Los instrumentos de medición y verificación se guardan ligeramente impregnados de vaselina.


Después de su uso, se secan con una tela blanda y se vuelven a engrasar. El medir significa
comparar longitudes de aristas de los cuerpos con la unidad de medida. Para establecer una
comparación exacta es necesario aplicar perfectamente y con precisión la escala graduada a la
longitud que se trata de medir.

Cuando se trate de reglas graduadas, el trazo cero (0) de la escala deberá coincidir exactamente con
el canto de la pieza. Cuando ello sea posible, la arista de la pieza y la del instrumento de medida
deben aplicarse contra una superficie exactamente plana.

Sobre todo cuando se mide con reglas graduadas gruesas deberá hacerse la lectura con la vista en
dirección exactamente perpendicular a las aristas o cantos de medida para evitar el error de paralaje,
que consiste en la dirección inadecuada de la vista. Cuando la visual es oblicua, la consecuencia es
que las lecturas resultan erróneas.
Cuando el instrumento de medida se ladea, se leerá en él en vez de la distancia más corta entre dos
(2) planos paralelos de la pieza, o sea, en vez de la longitud de la normal común a ambos, una
longitud mayor. Si el valor leído se aproxima a la medida representada en el dibujo la pieza resultará
ya desperdicio por ser demasiado pequeña.

En el caso del vernier, los brazos deben acercarse uno a otro suavemente y la lectura se hará en lo
posible, estando todavía el vernier abrazando el objeto. Antes de separar los brazos del mismo
deberán abrirse nuevamente. De esta manera, se evitará que se desgasten prematuramente los
brazos del instrumento y se altere la exactitud de la guía de medición.

En la medición de longitudes se compara la longitud que quiere medirse, por ejemplo, una arista de
un determinado objeto, con una unidad de medida previamente fijada. La unidad de medida
corrientemente usada en el mecanizado de metales y maderas para medición de longitudes es el
milímetro (mm).
Para las reglas de acero, los gramiles y algunos tipos de escuadras provistas de una graduación, en
este caso en milímetros, se aplica a este efecto directamente sobre la arista con la cual se trata de
comparar y esto de tal modo que el trazo cero (0) de su graduación coincida exactamente con uno de
los extremos de la arista. La lectura se hace en el extremo opuesto de la arista en cuestión,
determinando para ello el trazo de la regla que coincide con ese extremo.

Si se mide con compases o con vernier, la medida de longitud dada se ajustará en ellos
especialmente en cada operación de medición. Esto se realiza haciendo que los brazos móviles de
estos instrumentos se apliquen a la longitud que se quiera medir.
La medida así producida se medirá ahora en el
caso del compás, como se ha dicho antes, aplicando sus puntas a una escala graduada. En el
vernier, por el contrario, la medida ajustada se lee directamente.

Intereses relacionados