Está en la página 1de 7

.

, . UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN SIMON


FACULTAD DE CIENCIAS Y TECNOLOGÍA
. ING. ELECTRÓNICA

AVIÓNICA

TRABAJO PRÁCTICO N° 1
“PROFESIONES EN EL CAMPO DE LA AVIACIÓN”

Estudiante: CARLOS ALBORTA CABALLERO

Docente: Ing. BALDERRAMA ANGULO ROGER WILMER

Carrera: Ingeniería Electrónica – 10mo Semestre

Fecha de entrega: Cochabamba 25 de febrero del 2019


Piloto comercial de aviación: Un piloto de aviación o piloto aviador es la persona cuya
función es guiar aeronaves en vuelo. El término original era el de aviador, especialmente en
Francia, de donde surgió el término avión. Habitualmente se dividen en pilotos civiles y
militares, si bien la permeabilidad entre ambas ramas profesionales ha sido
tradicionalmente muy alta.

Auxiliar de vuelo y sobrecargo: Un auxiliar de vuelo o tripulante de cabina de


pasajeros (TCP) es un miembro de la tripulación que tiene como misión principal la
vigilancia de la seguridad del vuelo y la comodidad de los pasajeros. Ciertamente, este
carácter de asistente en el viaje tiene un rol similar en los demás sistemas de transporte,
tales como los barcos, en el que puede ser la azafata de crucero o como el asistente de
coche de pasajeros en ciertos trenes de largo recorrido y que se encargan de atender los
coches cama, por ejemplo. A diferencia de estos, los "TCP" tienen responsabilidad civil en
la operación de la aeronave, ya que son responsables del estado y operación de diversas
partes de la aeronave y del material de emergencia. Asimismo, deben de cumplir
escrupulosamente la normativa aeronáutica vigente y respetar sus límites de actividad para
estar en condiciones psicofísicas de operar una aeronave. El término sobrecargo hace
referencia a aquella persona que se halla al frente de la tripulación auxiliar de un avión y
que es el responsable del servicio y la seguridad a bordo ante el comandante.
Despachador de aeronaves: Oficial de operaciones, Encargado de Operaciones de
Vuelo, o Despachante de aeronaves es el nombre dado al técnico asignado en algunos
países a recabar, generar y proveer la información necesaria para la realización de un vuelo,
esto incluye, aunque no se limita a la información meteorológica, creación de plan de
vuelo, cálculos de performance para el vuelo, peso y balance de la aeronave, supervisión de
actividades operacionales en tierra.
La Función de Despacho de Aeronaves es decisiva para garantizar vuelos seguros, ya que a
través de ella se provee al piloto de una vasta información, como ser: plan de
vuelo operacional con el cual se determina el combustible necesario para realizar el vuelo,
determinación del aeródromo de alternativa; datos meteorológicos del lugar de partida, ruta,
destino y alternativa y los pronósticos de la ruta en que deberá volar; condiciones técnicas
de los aeropuertos de destino y sus alternativas, incluyendo lo referido a sus instalaciones,
servicios, radio ayudas y facilidades que presta.
Asimismo, el análisis del rendimiento (performance) de despegue, ruta y de aterrizaje que
se debe cumplir es una tarea también exclusiva del despachante de aeronaves, dado que
esto está íntimamente ligado a la determinación de la carga útil ya que el rendimiento es
condicionante y siempre se calcula en la condición de un motor inoperativo por una
cuestión de seguridad.
Además, el despachante debe determinar y controlar que la distribución, amarre y sujeción
de las cargas y mercancías peligrosas que se introducen en las aeronaves estén dentro de los
límites estructurales de la aeronave y la determinación de la posición del centro de
gravedad que se debe encontrar dentro de la envolvente operacional. También la
distribución del combustible que se carga en los tanques. Todo esto es fundamental para
la estabilidad del aparato. Dado que una como otra tarea, inciden directamente, tanto en
el despegue y aterrizaje, como durante el vuelo, dado que una mala distribución y sujeción
de las cargas puede ser fatal en la aeronavegación, potencial peligro, que se verá
severamente agravado a causa de las muy frecuentes turbulencias que se suceden durante el
vuelo.
Especialización de funciones en grandes aerolíneas
En grandes aerolíneas suelen separarse las funciones y responsabilidades de los
despachadores o bien estos son agrupados en subdepartamentos especializados.
Control y seguimiento de vuelos
En aerolíneas con flotas grandes, hay un área centralizada donde se tiene personal
denominado controlador de vuelos (flight tracker) da la planificación seguimiento a la
secuencia de las distintas aeronaves en la flota.
Cuando existan demoras y contingencias de un vuelo, es el responsable de hacer ajustes a la
asignación de vuelos de una aeronave para disminuir las afectaciones por vuelos detenidos
en tierra, de informar al planificador de vuelos de situaciones mecánicas de las aeronaves
que deban reflejarse en el plan de vuelo.
Planificación de vuelos
Los despachadores asignados a la Planificación de vuelos (Flight planner) en estas áreas
se enfocan en lo que se refiere a la elaboración de los planes de vuelo.
Planificación de carga
El personal asignado a estas funciones (Load planner) se enfoca a la planificación del plan
de carga y del manifiesto de peso y balance. en algunas ocasiones la autoridad aeronáutica
del país exige que el planificador de carga este en el mismo aeropuerto que esta la aeronave
cuando no existe en la aerolínea la figura de responsable de operación en rampa y cuando
existe, este suele estar en una ubicación centralizada.
Coordinación de operación en rampa
El responsable de la operación en rampa es la persona que "en sitio" verifica que la carga
de combustible se lleve acuerdo al plan de vuelo, que la carga del avión este conforme al
plan de peso y balance, que las labores del personal en rampa se realicen en conformidad
con las directivas de seguridad y estándares de calidad de la aerolínea.
Controlador de Tráfico Aéreo: El control del tráfico aéreo, también conocido
como ATC (del inglés Air Traffic Control), es un servicio proporcionado
por controladores situados en tierra, que guían a las aeronaves en los espacios
aéreos controlados y ofrecen información y apoyo a los pilotos en los espacios aéreos no
controlados. Su objetivo es proporcionar seguridad, orden y eficiencia al tráfico aéreo.
Dependiendo del tipo de vuelo y de la clase de espacio aéreo, el controlador puede ofrecer
instrucciones de obligado cumplimiento, o bien consejos que los pilotos pueden desestimar
a discreción. En cualquier caso, el piloto es la última autoridad en la operación de la
aeronave y puede, en caso de emergencia, desviarse de las instrucciones ATC para
mantener la seguridad del vuelo.

Técnico en línea de aviones: El egresado del programa Técnico de Línea Avión, aplicará
sus conocimientos, habilidades y destrezas necesarias para desempeñarse de manera eficiente
y eficaz el mantenimiento preventivo y correctivo a las aeronaves, encargándose del buen
funcionamiento de las mismas.
Mantenimiento en línea: Revisando, aprobando y retornando a servicio la aeronave,
después de haber ejecutado e inspeccionado trabajos de mantenimiento rutinario o periódico
de tránsito y pernoctada.
Reparaciones: Realizando cambios de partes, ajustes, reparaciones menores, inspeccionado
y comprobando el buen funcionamiento de los aviones y sus respectivas plantas motrices y
pruebas en tierra relacionadas con los sistemas de los mismos.

Técnico de mantenimiento de aviones: Un técnico de mantenimiento de aeronaves es


una persona que posee una licencia de mantenimiento de aeronaves. Esta titulación es válida
para trabajar en mantenimiento de aeronaves. Es un título regulado por la Dirección General
de Aviación Civil y de acuerdo con las normativas europeas, siendo por lo tanto su
reconocimiento a nivel europeo.
Los técnicos de mantenimiento de aeronaves son los encargados de inspeccionar y realizar o
supervisar el mantenimiento, mantenimiento preventivo, y alteración de los sistemas de las
aeronaves y aviones.
Tipos de licencias: En Europa, la licencia es dada por la Agencia Europea de Seguridad
Aérea, EASA parte 66 (JAR-66), y existen cinco subcategorías de la licencia europea a las
que inicialmente puede optar:

 A1, A2, A3, A4


 B1.1. Aviones con motor de turbina.
 B1.2. Aviones con motor de pistón.
 B1.3. Helicópteros con motor de turbina.
 B1.4. Helicópteros con motor de pistón.
 B2. Aviónica.
 B3. Aviones de pequeño tamaño
 C
Una licencia A puede emitir certificados de puesta en servicio y hacer tareas de
mantenimiento con la limitación impuesta en su categoría dentro de los parámetros
impuestos del centro 145.
Una licencia de mantenimiento de aeronaves de categoría B1 permite a su titular emitir
certificados de aptitud para el servicio después de trabajos de mantenimiento, incluidos los
trabajos en la estructura de la aeronave, el grupo moto propulsor y los sistemas mecánicos y
eléctricos. También se incluye en estas facultades la sustitución de unidades de aviónica
reemplazables en línea que necesiten comprobaciones sencillas para demostrar su
funcionamiento.
Una licencia de mantenimiento de aeronaves de categoría B2 permite a su titular emitir
certificados de aptitud para el servicio después de trabajos de mantenimiento de sistemas
eléctricos y de aviónica.

Ingeniero aeronáutico: El Ingeniero Aeronáutico es un profesional encargado del diseño,


control y fabricación de sistemas y equipos tecnológicos capaces de volar, como
aeronaves y equipos espaciales. Por sus tareas, es una profesión que requiere diversos
conocimientos de aerodinámica, ingeniería mecánica, construcción, materiales y
mantenimiento.
Por su función, la Ingeniería Aeronáutica es muy valorada en industrias y empresas. Los
profesionales del sector pueden trabajar en organizaciones públicas o privadas como
compañías aéreas, consultorías, empresas de fabricación de aeronaves, empresas de
navegación aérea, etc.
Para trabajar como Ingeniero Aeronáutico, es vital ser capaz de planificar y dirigir
proyectos de ingeniería, como también realizar diferentes diseños adaptados a cada
necesidad. Pero, además, estos profesionales deben contar con algunas habilidades
especiales que los ayudarán a convertirse en referentes en el área.
Habilidades necesarias
Para poder desarrollar su trabajo y obtener óptimos resultados, el Ingeniero Aeronáutico
debe ser una persona con un fuerte perfil analítico y una buena capacidad creativa para
resolver cualquier problema que surja. Además, deberá contar con grandes habilidades en el
área de las matemáticas y los negocios.
Deberá contar también con la capacidad de realizar múltiples tareas y anticiparse a las
necesidades de cada proyecto, para poder tomar las precauciones necesarias y estar
preparado en el caso de que surjan imprevistos. La curiosidad y capacidad de trabajar
bajo presión son también destrezas muy valoradas en el sector.
Ingeniero de vehículos aeroespaciales: Un ingeniero aeroespacial se encarga de calcular,
diseñar, proyectar, optimizar y modificar equipos y sistemas mecánicos utilizados por la
industria aeronáutica y espacial, incluidos sus procesos de producción o manufactura,
además de evaluar, planificar, dirigir, optimizar y ejecutar proyectos de ingeniería en un
contexto multidisciplinario.
Algunos de los elementos que le competen a esta carrera son:

 Ingeniería mecánica: estudia los procesos de fabricaciones, mantenimientos y diseño de


aeronaves.
 Astrodinámica: Es la ciencia que estudia el comportamiento de los objetos, naturales y
artificiales, en el espacio.
 Aerodinámica: Es el estudio del movimiento de fluidos alrededor de las alas u otros
objetos, o a través de túneles de viento.
 Propulsión - Es la energía necesaria para trasladar un vehículo a través del aire, o para
el espacio exterior. Es generada por motores de combustión (usando diferentes mezclas
de sustancias como gasolina, oxígeno e hidrógeno) tanto a reacción como alternativos.
 Estructura: Es el estudio del diseño de la configuración física de la nave para soportar
las fuerzas encontradas en el vuelo. Generalmente se busca mantener el peso más ligero
posible para obtener un mejor rendimiento.
 Ingeniería de los materiales: Se ocupa de los materiales con los que se construyen las
estructuras aeroespaciales. Desarrolla nuevos materiales y modifica materiales
existentes para adecuar sus propiedades a una aplicación específica.
 Aeroelasticidad - la interacción de fuerzas aerodinámicas y flexibilidad estructural,
potencialmente causando agitaciones, separaciones, etc.
 Aeropuertos: las infraestructuras que definen la pista de vuelo, plataforma, torres de
control, edificios terminales y ayudas a la navegación aérea, así como su gestión y
coordinación con el resto de los servicios involucrados como combustible, handliing,
operaciones, bomberos, seguridad y mantenimiento.
 Informática - específicamente concierne al diseño y programación de cualquier sistema
de computación a bordo de una aeronave o una nave espacial y a la simulación de
sistemas.
El fundamento de la mayoría de estos elementos está en matemática teórica, como la
dinámica de fluidos para la aerodinámica o las ecuaciones de movimientos para la dinámica
de vuelo. Pero también existe un gran componente empírico. En la historia, este
componente empírico fue derivado de las pruebas con modelos a escala y con prototipos, ya
hayan sido en túneles de viento o en atmósferas libres. Más recientemente, los avances en
computación han permitido el uso de dinámicas de fluido computarizados para simular el
comportamiento del fluido, reduciendo tiempo y gasto en pruebas en el túnel de viento.
Además, la ingeniería aeroespacial presta atención en la integración de todos los
componentes que constituyen un vehículo aeronáutico (subsistemas que incluyen el de
poder, comunicaciones, el de control térmico, mantenimiento de vida, etcétera) y su ciclo
de vida (diseño, temperatura, presión, radiación, velocidad, y vida útil), así topándose con
retos extraordinarios y soluciones específicas del dominio de sistemas de la ingeniería
aeroespacial.