Está en la página 1de 4

PROFESORADO UNIVERSITARIO.

Ciclo de complementación curricular


MÓDULO: “Enseñanza y Curriculum”.
Ciclo Lectivo 2018
TRABAJO PRACTICO EJE 1.
AUTOR: ADRIAN STUR
______________________________________________________________________________
1. Exponga el recorrido de lecturas realizado en el cursado de la Apertura y del Eje.
En esta descripción del recorrido realizado en la materia, he seleccionado aquellos textos que más me
han dejado huellas en mi propio proceso de aprendizaje. Un tema que hemos trabajado, es la significación
del programa como propuesta y método de enseñanza y sus componentes a través de STEIMAN, Jorge
(2012), “Más didáctica (en la educación superior)”, quien nos introdujo en el valor pedagógico de los
proyectos de catedra, que se transforman en acuerdos explícitos con los alumnos y con la institución. Un
contrato didáctico que regula las acciones y del cual desarrolla todos los elementos a tener en cuenta para
su diseño y evaluación de la enseñanza y del aprendizaje. Tema sobre el cual CARLINO, Paula (2005), en
“Escribir, leer y aprender en la universidad. Una introducción a la alfabetización académica”, investiga las
dificultades didácticas que se presentan en los alumnos de participación, lectura de la bibliografía,
interpretación errónea de las consignas, falta de atención y dispersión en clase. Para lo que nos introduce
en el concepto de “Alfabetización Académica” como lo propio de la educación superior y como parte de
la cultura académica. Ensaya una serie de propuestas pedagógicas para mejorar la enseñanza y el
aprendizaje a través de actividades vinculadas con la escritura “Síntesis rotativas explicativas expositivas
o narrativa; y para la lectura, con guías externas (básicamente preguntas), que ayuden a interpretar y a
concentrarse en las ideas, conceptos medulares de los textos analizados, volcadas en resúmenes escuetos
sustanciales de los mismos. Esto se vincula con la forma de enseñar la didáctica de LITWIN, Edith (2000,
en “Las configuraciones didácticas. Una nueva agenda para la enseñanza superior” donde propone
trabajar sobre la transparencia de las clases. Por su parte FENSTERMACHER, Gary (1985), “Tres aspectos
de la filosofía de la investigación sobre la enseñanza”, nos conceptualiza la enseñanza y el aprendizaje,
entendiendo a la enseñanza como “Dar algo” y el aprendizaje como apropiación de “algo” con el propósito
de modificar al sujeto que aprende. Entre ellos se da una relación de “dependencia ontológica” que
entiende la enseñanza como resultado de la actividad del estudiante, y no como efecto que le sigue a la
enseñanza “dependencia causal”. Fenstermacher también nos introduce en la diferencia entre la
“enseñanza con éxito” de “buena enseñanza”. Destacando que la buena enseñanza posee fuerza moral
(principios morales que sean apropiados por los estudiantes) y epistemológica (que sea racionalmente
justificables, que se crean y entiendan), a diferencia de la enseñanza con éxito cuyos aprendizajes no son
necesariamente morolamente justificables.

Entendí también, que la lectura se transforma en un factor esencial en el proceso de enseñanza, PETIT,
Michele (2003 ), “Nuevos acercamientos a los jóvenes y la lectura”, rescata 4 aspectos de la lectura: 1) La
lectura como medio para tener acceso al saber, de apropiarse de él, como medio de ser parte del mundo
ayudando a no caer en la marginación; 2)Permite un uso desenvuelto del lenguaje como pasaporte para
encontrar un lugar en la sociedad, de apertura al otro, fortaleciendo su seguridad individual; 3)Ayuda en
la construcción del sujetos parlantes que le dan sentido a su propia existencia y fortalece su identidad y;
4) destaca la lectura como espacio habitable que permite imaginar, pensar otras formas de lo posible.

A esto FREIRE, Paulo (1996), en “La importancia de leer y el proceso de liberación”, agrega que la lectura
y estudio de la bibliografía debe ser desde una visión crítica, un “desafío” de apropiarse de su significación
más profunda. Afirma que estudiar es un acto de crear y recrear ideas y no de consumirlas. Esto exige una
postura crítica, donde el estudiante asume su papel de sujeto tratando de alcanzar la razón de ser de los
hechos. Leyendo y releyendo, pudiendo delimitar los núcleos centrales del texto; asumiendo una postura
de curiosidad, preguntando, indagando conformando “fichas de ideas” sobre el texto y la realidad; en
actitud dialógica con el autor, conociendo y reconociendo sus condicionamientos históricos, sociológicos
e ideológicos; y Crítica pero humilde que nos permita alcanzar la significación más profunda del texto que
es nuestro objetivo.

Finalmente quiero destacar el texto de CAMILLONI, A.; MENENDEZ, G. y otros: (2013): Integración
docencia y extensión. UNL. Partes 1 y 4. Quien me introdujo en la “educación experiencial” como
estrategia de enseñanza con enfoque holístico, que relaciona el aprendizaje académico con la vida real.
La reflexión sobre las vivencias en el contexto y los aportes técnicos académicos, como parte del proceso
de formación integral de los estudiantes. Este concepto se hace más fuerte y se complementa en el
documento de Gustavo Menéndez “La dimensión comunicacional de la extensión universitaria” analizado
en el apartado 3.

2. A partir de Pedagogía de la autonomía de P. Freire:


2.1 Identifique y explique la concepción de sujeto, enseñanza y aprendizaje y luego,
establezca relaciones entre ellos.
Paulo Freire Habla de asumirnos como sujetos éticos, como sujetos de la búsqueda, de la decisión, de la
ruptura, de la opción, como sujetos históricos, trasformadores. Presentes en el mundo y que asumen esa
presencia interviniendo, que habla de lo que hace, pero también de lo que sueña, que constata, compara,
evalúa, valora, que decide, y que rompe. Y en este romper, evaluar, en el asumir su propia libertad para
hacerlo, de poder optar, es donde la ética es necesaria y se asume la responsabilidad de la decisión. La
responsabilidad ética de moverme en el mundo y actuar en él.
Enseñar para Freire no es transmitir conocimiento, sino crear posibilidades de su producción o de su
construcción. Enseñar no existe si aprender y viceversa, es el acto a través del cual el aprendiz recrea o
rehace lo enseñado. Pero a su vez quien forma, se forma y reforma al formar, y quien es formado se forma
y forma al ser formado. Es decir, quien enseña aprende al enseñar y quien aprende enseña al aprender.
Donde el aula debe ser un ámbito en el cual, el docente actúa como un ser abierto a indagaciones, a la
curiosidad y a las preguntas de un alumno crítico, indagador e inquieto ante la tarea que tengo que es la
de enseñar.
Para que los alumnos se transformen en sujetos reales de construcción y reconstrucción del saber
enseñado, como educadores debemos reforzar su capacidad crítica, su curiosidad, su insumisión, para lo
cual es importante trabajar los métodos de aproximación a los objetos cognoscibles, que no solo involucra
los contenidos del objeto tratado, sino que se extiende a la producción de las condiciones en que es
posible aprender críticamente. Freire habla de desarrollar la capacidad crítica de aprender, que nos
permite acceder al conocimiento cabal del objeto. En ello incorporamos la investigación, que forma parte
de la práctica docente y del pensar crítico que nos hace transitar metódicamente, de la ingenuidad hacia
la “Curiosidad epistemológica”, en la aproximación rigurosa al objeto y a los hallazgos de mayor exactitud.
Entiendo que parte de nuestra tarea como docentes es, no solo enseñar los contenidos, sino también
enseñar a pensar correctamente. En este “pensar acertadamente”, como lo llama el autor, es importante
transmitir a los alumnos la capacidad que tienen, como presencia en el mundo, de conocer e intervenir
en él. Necesitamos aprender el conocimiento existente y estar abiertos y preparados a la producción del
conocimiento que aún no existe.
Pensar acertadamente para Paulo Freire, es también, respetar los saberes con los que llegan los alumnos,
su identidad cultural y su dimensión individual, y profundizar sobre ello en las razones de ser de esos
saberes en relación con los contenidos de la enseñanza; Es desafiar al alumno con el que se comunica y a
quien comunica los conocimientos, a producir su comprensión de lo que viene siendo comunicado en un
intercambio dialógico.
También implica pensar acertadamente sobre la practica docentes, entre el hacer y pensar sobre el hacer,
en una reflexión crítica sobre la práctica realizada que nos permita mejorar la próxima.
Aceptarnos como seres inacabados, condicionados, a diferencia del animal que ya viene acabado para
desenvolverse en el mundo, pero consientes de esto, nos lanza a un movimiento constante de búsqueda,
de aprender y comprender y en esta búsqueda se funda la educación como un proceso permanente. Al
asumirnos inacabados nos asumimos como seres éticos, respetuosos de la autonomía, la dignidad y la
identidad del alumno; y en la práctica nos moviliza a la creación de virtudes y cualidades que den
coherencia al contenido que queremos enseñar. El buen juicio y este respeto al alumno, a su curiosidad,
a su timidez me exige, además, cultivar la humildad y tolerancia.
Aprender para Freire, es “construir, reconstruir, comprobar para cambiar, lo que no se hace sin apertura
al riesgo y a la aventura del espíritu”. Nadie está en el mundo, con el mundo y con los otros de manera
neutral. Se aprende, no sólo para adaptarnos a él, sino sobre todo para transformar la realidad, para
intervenir en ella y recrearla, Entendiendo que la adaptación es sólo el camino para la inserción, que
implica decisión, elección, intervención en la realidad. Esto implica, en definitiva, nuestra habilidad de
aprehender la sustantividad del objeto aprendido.
De aquí la importancia de conocer por parte del docente, la lectura del mundo y el contexto inmediato
que hacen los grupos con los que trabaja, su saber hecho de experiencias. E inculcar, a partir de la
curiosidad como capacidad crítica, de hacer una aproximación metódica que permita en el indagar,
comparar, imaginar, conjeturar, intuir, participar en la búsqueda del perfil del objeto, construyendo o
produciendo conocimiento.
Esto nos deriva en la importancia de saber escuchar “Sólo quien escucha paciente y críticamente al otro,
habla con él, aun cuando, en ciertas ocasiones, necesite hablarle a él.” (P.Freire) Esto nos permite
comprender y estimular el quehacer de sujetos críticos. Instigarlos a que sean capaces de comunicar lo
entendido, sus dudas y temores. En un proceso dialógico en el que, además, hay varias cualidades que
van siendo constituidas de la práctica de saber escuchar: El respeto a los otros, la tolerancia, la humildad,
la apertura la justicia, la persistencia en la lucha, por la vida, la apertura a lo nuevo, la disponibilidad al
cambio, etc. Lo que a su vez nos hace seres más democráticos, justos, éticos.
2.2 Identifique y explique en qué consiste para el autor la eticidad y politicidad de la enseñanza y
los modos en que las justifica.
Como mencionamos, P. Freire habla de Sujetos Éticos, sujetos que constantemente están expuestos a la
transgresión de la ética. Entiendo que la eticidad consiste en la capacidad propia de la naturaleza humana
de elegir, de preferir, de no ser indiferente. Implica valorar, es también la proyección y transformación
del hombre, en un sujeto, que aprendiendo a respetar a los demás y a sí mismo, a través de su formación
ética, tiene siempre en mente a la sociedad. En ese hombre inacabado pero libre, es donde se arraiga la
eticidad. Y en la capacidad dialógica de los sujetos, uno que, al enseñar, aprende, otro que, al aprender,
enseña.
Pero en la práctica educativa también existen objetos, contenidos para ser enseñados y el uso de técnicas,
métodos. Pero además tiene un carácter directivo, se establecen objetivos, sueños, utopías e ideales, que
le dan un carácter político. Aquí es donde se encuentra la politicidad, entendida como cualidad que tiene
la practica educativa de ser política, de no poder ser neutral, exige de mí una definición. Una toma de
posición. Escoger entre esto o aquello. Una Decisión. Una Ruptura.
Uno de los principios centrales de la educación popular y las pedagogías críticas radica en el
reconocimiento abierto y explícito del carácter político y ético de la educación. Asumir la politicidad de la
educación implica reflexionar sobre sus objetivos y direccionalidad, y también sobre quiénes son
favorecidos y perjudicados por la misma. Exige de mí, como profesor, una competencia general, un saber
de su naturaleza y saberes especiales, ligados a mi actividad docente. Para Freire, su raíz más profunda,
la de la politicidad, está en la educabilidad del ser humano y su naturaleza inacabada pero consciente,
que lo hace ser un ser ético, que tiene opciones, toma decisiones y ligado a intereses que pueden
mantenerlo fiel a la eticidad como también puede transgredirla.
3. La dimensión comunicacional de la extensión. Gustavo Menéndez.
3.1 ¿Qué ideas, conceptos y/o fragmentos del texto elegido considera relevante para pensar la
enseñanza de vuestro campo de conocimiento en la Universidad en nuestro presente?
Gustavo Menéndez aborda la extensión desde su dimensión comunicacional, y en este sentido, como la
forma que la universidad se relaciona con la sociedad, en un lugar y tiempo determinado.
Tradicionalmente, se asumía la extensión como unidireccional, donde la universidad era la depositaria del
saber y como tal la única autorizada a hablar. Para Menéndez, la extensión se ha ido resignificando y
fortaleciendo como función sustantiva y de desarrollo en las dimensiones pedagógica, dialógica y social,
como agente transformador.
En este punto rescata y abreva en el pensamiento de Freire (1973), por el cual entiende a la extensión
universitaria, como su función sustantiva en términos de comunicación, dialogo, de interacción y
construcción colectiva de crecimiento mutuo.
Esta acción transformadora, debe ser promovida por la relación de la universidad y la sociedad, y plantea
que cada una de estas intervenciones sociales, los proyectos de extensión, se deben dar en términos
dialógicos, de interacción y construcción mutua. En cada acción dialogan los conocimientos científicos,
con los saberes y conocimientos existentes en el medio social donde se trabaja. Además, establece la
sociedad de la dimensión dialógica con la Alteridad y Empatía, que permite conocer y sentir la realidad
social del contexto en el que interviene.
Se da, dice Menéndez, una doble hermenéutica. Una de los propios actores sociales involucrados, por la
cual definen sus propios objetivos y la percepción de su situación actual, y la otra la que responde a una
construcción de una visión de los problemas desde lo técnico.
Este doble proceso permite acciones de retroalimentación mutua, en la posibilidad de validar o analizar
percepciones sociales con los aportes técnicos, y pueden ser reformulados en un nuevo análisis por parte
de los actores sociales involucrados.
Este planteo aplica a la apropiación social de los conocimientos, y la resolución de problemas complejos
socioculturales y/o socioproductivos, sino también a la generación de nuevos conocimientos, lo que
integra la investigación con la extensión, en la construcción de nuevos conocimientos socialmente
acordados.
Como punto de partida plantea la necesidad de construir una agenda social para la investigación, la que
debe surgir de un consenso entre Organismos públicos, instituciones y organizaciones de la sociedad civil.
3.2 Justifique las elecciones realizadas.
Creo que la extensión es una de las herramientas mas importantes para llevar adelante acciones
transformadoras, de alto impacto social. Entiendo a la extensión como la posibilidad de: La
democratización de los saberes y conocimientos que hace posible la participación y comprensión de los
actores como sujetos y agentes de transformación como los llama Menéndez. Agentes de transformación
social, con opinión, siendo escuchados y tomando decisiones; Y en la enseñanza-aprendizaje la posibilidad
de formar sujetos éticos, comprometidos con la transformación, entendiendo, comprendiendo y
aprehendiendo el contexto inmediato, la lectura del mundo y sus saberes experienciales.