Está en la página 1de 4

RELATO DE UNA DOCENTE MULTIGRADO

MARTHA ISABEL RODRIGUEZ


DIDACTICA MULTIGRADO
ADRIANA PATRICIA MENDOZA
MAESTRIA EN EDUCACIÓN
UNIVERSIDAD PEDAGOGICA NACIONAL

Mi nombre es Erika Patricia Velásquez, ya tengo ocho años trabajando en el sector


oficial, cuando llegue a la escuela rural, nunca me imaginé que esto fuera así, porque a uno jamás
lo preparan para esto, anteriormente trabaje en el sector privado, pero siempre con un grado
individual; cuando llegue a esta escuela, nadie me explico cómo era, no me hicieron una
inducción, simplemente llegue y encontré que este era de primero, otro de segundo y así, todos
en el mismo salón, muy duro, entonces aquí fue donde yo aprendí, me reinicie como docente, en
el multigrado y a veces le toca a uno muy pesado, porque son temas diferentes, hay que preparar
aquí y allá.

Además me vine a vivir a la escuela con mi hijo Samuelito de dos añitos, que me ayudaba
a cuidar una mamá; en la noche me tocaba encerrarme, y tener todo lo necesario, porque no se
consigue nada cerca, y lo mejor es no salir, hay gente muy colaboradora pero otra tiende a
meterlo a uno en chismes. Iniciando, en las tardes aprovechaba y le enseñe a leer a unos viejitos,
además podía hacerle refuerzo a algunos niños, luego me fui a vivir en una casita cerca, me
aburrí de la soledad, los bichos, lo peor fue cuando se entraron a robar en la noche a la escuela y
por eso decidí que lo mejor era viajar a diario; pero ahorita tengo muchos problemas con la
rectora, porque me exige iniciar a las 7am todos los días y la buseta apenas baja a las 7.15am,
pero de todas maneras yo trabajo con ellos hasta la 1.30pm, para que tengan todo su tiempo
completo, ella me amenaza con sacar a la escuela de zona de difícil acceso si no inicio a las 7am,
a pesar de demostrarle la dificultad para lograrlo.

Para los temas que se manejan, nosotros tenemos un programa que se elaboró ya hace
tiempo, en él no se tiene en cuenta las necesidades ni particularidades de cada uno, para todas las
escuelas es igual, iniciando cada periodo se hace la planeación, lo único que ya cambia es el
método que uno utiliza, teniendo en cuenta los pasos de la clase, la puesta en marcha, la
metodología, el cierre. A veces me reúno con Alexa, una compañera de otra vereda, mucho más
alejada que esta y entre las dos organizamos las actividades de algunas materias, como las de
quinto que no habían; entonces como lo que nos exigen ahorita es enfatizar en lectura y
matemáticas, es lo que se trabaja principalmente, ya para las demás materias realizo actividades
sencillitas, como repasos, debido a lo que más se exige son las operaciones matemáticas, buena
lectura y comprensión. Con los compañeros del colegio principal es muy poco lo que nos
reunimos, ya que los días pedagógicos ahora están prohibidos, entonces es muy difícil tener el
apoyo de ellos, por lo menos esperar la próxima semana que es pedagógica, porque con esta
rectora es muy poco lo que hemos podido hacer, no se ha adelantado nada. Entonces aquí cada
una por su lado, no hay apoyo.

Bueno para trabajar con los niños yo me organizo, los niños de transición, primero y
segundo, se hacen bien cerquita a mí, alrededor del escritorio, para estar pendiente del progreso
de ellos todo el tiempo, para manejarlos, y a los más grandecitos, de cuarto y quinto, porque este
año no tengo ninguno de tercero, los dejo más lejos, realizando sus actividades. Cuando requiero
escribir, divido el tablero en uno para cuarto y quinto, en el otro para primero y segundo, al niño
de transición lo trabajo solito. Algunos temas como los fraccionarios son comunes para cuarto y
quinto, entonces se pueden unir, se hace la explicación y la actividad con ayuda de fotocopias.

En cuanto a recursos tengo varios computadores, los que envió la gobernación, los de la
Cooperativa ABP, ahorita mandaron otras Tablet rojas, el problema es que no hay Internet, y los
computadores no tienen los programas, entonces mantienen guardados; me lleve uno para la
casa, para instalarle los programas, pero al mes empezó a solicitar el pago por el derecho al uso
del programa y la rectora dice que ella no puede hacer nada que ahí toca es con la gobernación.
Entonces yo elaboró las guías, busco las actividades en internet, en mi casa, y les saco fotocopia
allá, porque tampoco contamos con fotocopiadora. Estas guías son principalmente de completar,
de sumas, de anterior posterior, que ayudan mucho en matemáticas principalmente, de resto yo
les escribo mucho, diversas actividades como por ejemplo de completar, que unan, en fin; las
únicas guías son unas de hace años, que elaboró Álvaro el profesor de religión del colegio. Acá
no tenemos el apoyo del PTA, y las guias de escuela nueva están guardadas, porque como nos
toca trabajar con el modelo de Aprendizaje Significativo que es el de todo el colegio, por eso no
trabajamos con escuela nueva, aunque estas son muy buenas porque están separadas por cursos y
temas, trabajan mucho la lectura, aunque se tiende a que los niños se queden varados en un tema,
cuando se les dificulta avanzar, también por esto solamente se utiliza el aprendizaje significativo.

Con preescolar utilizo el método DOMA, que es por silabas, así aprenden más rápido a
leer, pero en el colegio no saben que yo hago esto; el problema es la falta de apoyo de los papas,
porque no les repasan en casa, o porque utilizan el otro método que es por letras, y así los niños
se confunden y se demoran más en aprender a leer, por ejemplo con los niños de segundo me fue
muy bien, porque los papitos me ayudaron mucho con los refuerzos. En las reuniones de padres,
yo les explico a los papas, para que ellos en casa les puedan asesorar a los niños, primero hay
que acostumbrar a los papas a mi método y luego a los niños, principalmente en lo relacionado
con la lectura y las matemáticas, esto a veces es duro. Aunque se nota que hay muchos papitos
que no saben leer y esto también dificulta el progreso de los niños.

Lo que más me ha favorecido es que al explicarle a los grandes, los niños pequeñitos
están escuchando y poniendo cuidado, luego recuerdan y ellos mismos dicen si eso lo estaban
aprendiendo los grades y por otro lado los grandecitos me ayudan con los dictados de los más
pequeños, también refuerzan, además este grupo es muy bonito, porque los grandes saben que
deben tener cuidado con los pequeñitos, los ayuda a que sean más humanos, incluyentes y
cuidadosos. Desafortunadamente cuando llegan a bachillerato, se estrellan por los tiempos, la
cantidad de niños y la rotación de maestros, mientras que aquí es una sola profesora, un solo
método y un solo temperamento.

Por lo menos tengo un niño de catorce años en quinto, porque yo lo promoví, aunque la
mamá del niño si estudio, el papa muy poco, lo mantienen como abandonado, es muy solito;
debido a unas terapias que hacia mi hijo en Bogotá, yo le conseguí una cita en el CEPITIN,
cuando tenía doce años para que lo valoran y en ese entonces tenía un desarrollo mental de un
niño de cuatro años, con un cuerpo de un niño de diez, allá le formularon una serie de terapias
por sus problemas de lenguaje, de aprendizaje, de lectura y los papas jamás lo llevaron, entonces
no colaboran con el aprendizaje del niño, se remitió el informe a la orientación y tampoco le
hacen seguimiento o no se me informa el progreso, entonces la orientadora de la institución no
hace casi nada, no conozco el proceso, ni siquiera me informa que actividades se pueden trabajar
con él, entonces me ha tocado de ha poquitos, con mucha paciencia.

Por otro lado aquí el tiempo se pasa muy rápido, me puedo extender en un tema todo lo
que necesite, por esta razón es más fácil trabajar diversas actividades, como dije, por medio de
guías, sellos, en grupos, algunas consultas que yo les refuerzo aquí; sobre todo las materias
básicas. Se pueden realizar muchas actividades diferentes, por ejemplo en matemáticas me gusta
mucho el cocodriloco, para que aprendan menor y mayor, las sumas con el antes y después que
lleven en la mente y con los dedos, o sea secuencias. Aquí nos toca trabajar con lo poco que hay,
en la mayoría yo traigo los materiales, por ejemplo todos los sellos son míos, algunos libros
también los traigo yo, porque nadie nos trae material didáctico, ni el colegio, ni la alcaldía, ni la
gobernación, es más el colegio está en riesgo de derrumbarse y ya hace años me construyeron
esta prefabricada y la otra quedo abandonada, con el riesgo a que cuando están jugando afuera de
pronto se caiga un muro que esta inestable, entonces lo que hacen es pasarse la pelota unos a
otros, paso cartas y nadie responde, nadie asume la responsabilidad. Otros materiales se piden
iniciando el año y otros los hacemos acá con los niños. En cuanto a los proyectos como el PRAE,
el zoológico nos colabora mucho, aunque últimamente no han vuelto.

En cuanto a la evaluación trato de hacer Quices, dictados, al final del bimestre se hace
una evaluación de completar, lo más parecido al colegio, porque es los exigido por la institución,
aunque me toca sentarme con los niños pequeños para leerles explicarles cómo deben llenar el
examen, para evaluar al niño de transición, principalmente es que el identifique, coloree entonces
así puedo observar el progreso.

El docente de escuela rural le toca muy pesado, uno esta solo prácticamente, si en el
colegio y la escuela urbana falta mucho, pues aquí más, porque estamos muy alejados del casco
urbano, uno solo cuenta con los papas, siempre y cuando se sepa llevar con ellos y así las cosas
marchan, ayudan al mantenimiento de la escuela y actividades especiales que se realicen, porque
ni siquiera pasa el coordinador. Bueno esta fue una mirada rápida de mi trabajo, me encanto
haber hecho este relato para ustedes, gracias y espero sirva para ayudar a mejorar en algo la
opinión que se tiene del multigrado en la escuela rural.