Está en la página 1de 1

Un viaje en bici

Por Javito 2-4-2019


Comencé mi viaje, para bien o para mal, sin más equipaje
que mi inocencia y el perentorio de “no me queda otra”.
Cada pedalada no era más que un “tratar de entender”,
cada gota de sudor, el éxito de mi existencia.
Ante el incierto paisaje provocado por la inmoralidad
pude, no sin esfuerzo, emprender la cuesta del saber.
Justo cuando creía desfallecer,
pude entender que el saber no tiene mucho sentido
si no se sabe saber.
Tras flirtear con las curvas de las quimeras
pude ver las cosas tal como son.
Llegué al cruce de caminos
del odio y del amor
Ambos de igual dirección, cada uno distinto sentido,
Uno y otro sin espacio para la razón
Los dos tan iguales, los dos tan distintos.
Decidí bajarme de la bici y tomar un respiro.
Respirar me recordó quien era.
Continué el camino, para bien o para mal,
sin más equipaje que mi curiosidad
y ,una vez más,
no me queda otra.