Está en la página 1de 4

UNIVERSALIZACIÓN DE LA MORAL

 DEFINICIÓN
La característica que hace referencia a la moral como fenómeno universal, tiene su
respaldo en el hecho de que no existe normas morales que solo sean válidas para una
determinada comunidad y no para otra, toda regla moral tiene alcance universal, es decir
que todos estamos obligados a cumplir con el mandato que nos obliga la norma, sin
embargo esta queda exceptuada en las personas que no tienen conciencia moral.
Entonces podemos definir que se llama universalización de la moral, al alcance universal
que tiene una regla o norma de conducta moral, es la formalización a que aspira la razón y
la voluntad humana. La universalización de la moral es la más clara evidencia de que todos
aspiramos a una sociedad más justa, mas libre, más responsable, dentro de los cánones
establecidos por el imperativo categórico o ley moral.
Para comprender la moral como fenómeno universal lo analizaremos teniendo en cuenta los
siguientes fundamentos:

EL FENÓMENO DE LA MORAL
En general se designa a la ética como la ciencia que se ocupa de las acciones morales.
Esta universal opinión se funda en la idea de que se puede determinar, al menos por
aproximación, en qué consiste la moralidad de un acto; esto, a su vez, se apoya en el
presupuesto más hondo de que ya se conoce lo que propiamente constituye lo ético. En
esto último no se suele insistir porque se supone que es ago conocido por todos.

Para evitar ideas preconcebidas en el momento de ponernos a dar una definición del
concepto de ética, lo más sensato será describir, en primer término, el fenómeno de lo
moral, al objeto de establecer claramente hasta qué punto y en qué sentido es posible una
ciencia de lo ético. Una vez que hayamos conocido la estructura esencial de lo ético
podremos abordar la cuestión de si existe una ciencia del comportamiento moral en forma
de un catálogo de normas.

Dentro de nuestra conciencia experimentamos que todas las acciones van acompañadas
de una sensación de responsabilidad sobre cada una de las cosas que hacemos. Lo
mismo antes que después de la acción vemos que estamos en ella comprometidos como
personas. De alguna forma nos sentimos responsables, obligados

El fenómeno moral es una creación exclusiva del hombre. La posibilidad de disertar sobre
normas, costumbres y formas de vida que se presentan como obligatorias, son valiosas y
orientan la actividad humana.

Está claro que los códigos de Ética Profesionales no pueden suplir la responsabilidad de la
decisión personal., pero un código tiene que aspirar a ser verdaderamente regulador, y
debe proteger el interés público.

El acercamiento al fenómeno moral nos conduce a la idea fundamental de que se trata de


un fenómeno universal espontáneo y que no esta inmediatamente ligado con la moral
social, las costumbres sociales, de un grupo determinado. La moral rebasa los límites de
una u otra sociedad para convertirse en un fenómeno suprasocial.

La exigencia moral es tan universal, en lo que concierne a los seres dotados de razón y
conciencia, este fenómeno no puede ser limitado a un problema de expectativa social
entre miembros de un mismo grupo cultural.
Al contrario, basta que yo pueda darme cuenta de que mi regla de conducta no es más
que una costumbre social, un hábito cultural que me han enseñado en mi comunidad, para
que de inmediato, esta costumbre mía deje de tener carácter obligatorio ante mis propios
ojos. Considerar que alguna acción, institución o costumbre es cultural, significa
considerarla relativa a una determinada sociedad, quitándole desde luego todo carácter
moral para tratarla meramente como una convención particular susceptible de variar e
incluso de desaparecer.

Fenómeno social
Un fenómeno social es la actitud consciente del hombre y mujer ante los fenómenos de
la vida social y su propia condición social, iniciándose consciente y espontáneamente
contra los factores que lo limiten, lo opriman y lo exploten, de manera tal que lo impulse de
manera inevitable a un cambio social. Incluye también todo comportamiento que influye o
se deja influir por seres vivos lo suficientemente para responder a otros.

Un fenómeno social incluye todo el comportamiento hecho por organismos que están vivos
y que influyen, es influenciado o afectan unos a otros. Esto es completamente aplicable a
los humanos, especialmente porque somos expuestos a fenómenos sociales y de otros
tipos constantemente. Cada exposición hace que nos comportemos de maneras distintas
en un momento en particular.

Ejemplos de fenómenos sociales


 Huelga: cuando los trabajadores paran de trabajar para demandar mejor trato y mejor
salario.
 Religión: actividad que abarca creencias y prácticas con temas existenciales, morales y
sobrenaturales.
 Guerra: conflicto social y político entre dos o más grupos de humanos.
 Amor: sentimiento universal en la que existe una afinidad entre dos seres.

La moralidad como fenómeno social


Utilidad Social de la Moral
La actitud común de la gente frente a la moral es simultáneamente de aceptación y de rechazo.
Es decir el hombre juzga actos malos pero al momento de hacerlos le es indiferente y todo
depende de la necesidad que tenga de hacerlo.
Esta doble actitud revela un hecho elemental: la vida en sociedad necesita una serie de normas
que aseguren la paz y el orden entre los individuos, de forma que los intereses particulares no
atenten contra los intereses comunes.
Sin embargo existe un problema puesto que el individuo se siente limitado en sus intereses por
las normas morales y empieza a quebrantar estas normas morales contrarrestando esto la
sociedad implementa una serie de instituciones que se caracterizan por mantener y reproducir
patrones morales este es el caso de la familia, la escuela, el gobierno, la religión, los medios
masivos de comunicación.
Definición de moral
El sentido de la moralidad brota de la conciencia de la responsabilidad y la libertad. De ahí que
no resulte atrevido afirmar que el hombre en cuanto hombre es un ser moral. De ahí también el
hecho de que todos los pueblos incluso en los más primitivos, aparezca siempre la estructura de
lo moral.

Las diferencias entre los pueblos y los mismos individuos residen no en el hecho de ser morales
si no en el contenido de su vida moral. Lo mismo se puede decir de cada individuo particular.
Ningún sujeto normal, por malvado que sea carece de conciencia moral.
MORAL CRISTIANA
La moral cristiana hunde sus raíces en las antiquísimas normas morales del pueblo hebreo,
sintetizadas en el decálogo de los diez mandamientos. la moral del cristianismo se basa en la
creencia de que todos somos hijos de Dios y que a él le debemos la vida y cada una de nuestras
actuaciones diarias. Quienes creen en Dios y manifiestan su fe mediante el amor a los hermanos,
forman una comunidad en la que reinan la justicia, la paz la armonía. Por cuanto todos tienen el
mismo espíritu, los mismos intereses

8- LA MORALIDAD COMO FENÓMENO SOCIAL:


8.1- El Lenguaje Moral:
El lenguaje constituye el mejor medio para descubrir la importancia social de cualquier
realidad.Analizàndolo, descubrimos las preocupaciones religiosas, polìticas, económicas o de cualquier
otro índole de la sociedad.
Desde muy niños aprendemos que hay cosas buenas y cosas malas, que unas actividades son
simplemente toleradas, otras premiadas y otras castigadas.
La familia, el colegio, la televisión, las lecturas etc.Van habituándonos paulatinamente a diferenciar los
comportamientos positivos o buenos de las negativas o malas.Ejemplos: "esto es bueno","aquello es
malo","no debes hacer eso", "debes portarte bien", "tenemos que ser buenos","a los niños malos Dios los
castiga" etc.Son expresiones que vamos grabando en nuestra mente y operan en ella inconscientemente
como condicionadotes de la conducta.
A medida que crecemos esta primera y sencilla diferenciación de los actos se vuelven más complejas y se
teorizan hasta distinguir y valorar las normas de conducta de acuerdo a su origen. Así, lo bueno y lo malo
puede referirse a diferentes aspectos de la vida humana.
Puede referirse al ámbito de las costumbres sociales tales como: formas de comunicación, las normas de
urbanidad, el respeto a las tradiciones; al ámbito de la religión: como los mandamientos de Dios; al ámbito
de los valores: que nos conducen a la perfección humana.Cada uno posee su propio criterio veces
coinciden o se complementan. Otras veces se oponen.Ejemplo: en el caso del tema del aborto o del
divorcio.
A este nivel localizamos una abundante terminología moral. Hablamos de moral e inmoral, licito e ilícito,
permitido y prohibido, honesto y deshonesto, ètico y no ètico, justo e injusto etc.Las actitudes positivas
son denominadas virtudes y las negativas vicios. Y de acuerdo al grado de virtudes o vicios que
encontramos en las personas las clasificamos: unos son buenos, decentes, honorables, dignos,
magníficos .Otros son: inmorales, ruines, vulgares, deshonestos, perversos, indecentes, bajos.Esto nos
permite concluir que el sentimiento moral es algo vital y existencial en el ser humano.

8.2- UTILIDAD SOCIAL DE LA MORAL:


La actitud común de las personas frente al tema de la moral es simultáneamente de aceptación o de
rechazo.Ejemplos de estas situaciones las tenemos a cada instante.Cuando los políticos saquean
descaradamente el erario público, denunciamos a gritos la inmoralidad pública y pedimos moralización;
pero simultáneamente, quienes lo criticamos no tenemos inconveniente en hacer pequeñas trampas en
los impuestos o en los negocios, vemos como algo normal,
las preferencias con los amigos, el uso de las palancas y otras cosas similares.
Todos estamos de acuerdo en que el colegio debe dar a los jóvenes una buena orientación en el aspecto
sexual, el respeto a las mujeres y al matrimonio, el rechazo al aborto, del adulterio, del amor libre etc.Pero
poco importa que los adultos no cumplan esas normas.El estudiante está de acuerdo con que el copiar es
deshonesto,pero si se encuentra en apuros y tiene la ocasión, copia sin remordimiento alguno.Este doble
actitud revelan un hecho elemental:la vida en sociedad hace necesaria un conjunto de normas que
aseguran la paz y el orden entre las personas
Las instituciones se encargan de mantener y reproducir los patrones morales.
La moral social suele ser el reflejo de los intereses de los poderosos.El fenómeno de la "doble moral", tan
común entre nosotros: se tiene una moral en la iglesia y otra en la calle,una en la vida pública y otra en la
vida privada, una para los demás y otra para uno mismo.

8.3- UNIVERSALIDAD DEL HECHO MORAL:


El fenómeno que venimos describiendo posee un carácter universal.Debido a que es algo arraigado en el
ser mismo del hombre, como lo es su sociabilidad, la moralidad lo ha cualificado desde sus orígenes.
Las diferencias entre los pueblos y los mismos individuos residen no en el hecho de ser morales, sino en
los contenidos de su vida moral.No siempre lo que es bueno para unos resulta bueno para otros, ni lo que
es considerado bueno hoy lo ha sido siempre. El desarrollo del hombre, tanto a nivel colectivo como
individual, abre ante él nuevas posibilidades, nuevos horizontes de realizaciones, que transforman sus
cánones de valoración moral.El hombre antiguo pudo encontrar buena la esclavitud, la poligamia, el
asesinato de los vencidos, el sometimiento de la mujer al varón, la tiranías. Sin embargo, a medida que se
ha desarrollado en la humanidad la conciencia de la dignidad e igualdad de todos, estas prácticas han
sido abandonadas y prohìbidas.En ambas situaciones hay algo en común: el sentido moral que justifica y
reprueba.
Lo mismo se puede decir de cada individuo particular.Ningùn sujeto normal por malvado que sea, carece
de conciencia moral.En el lenguaje común utilizamos el término "inmoral" para calificar a una persona que
obra en contra de los principios comúnmente aceptados.
Pero etimológicamente in-moral significa carente de moral.Sòlo los dementes podrían ser inmorales en el
sentido etimológico del tèrmino.Lo que sucede con el lenguaje es que moral y moralidad han pasado a ser
sinónimos de rectitud moral y por consiguiente, inmoral o inmoralidad, sinónimos de falta de rectitud