Está en la página 1de 3

Recinto Cibao Oriental, Nagua.

Asignatura
Test proyectivos de la personalidad

Tema:
Unidad 6
Participante
Claritza Bautista Cordero 16-2511

Facilitador:
Licda: Yamilka frías

Fecha.
02 de abril del 2019
Consulte en el texto básico de la asignatura, recursos colgados en
plataforma y otras fuentes bibliográficas. Luego realice las siguientes
actividades.

a. Realiza una síntesis con los aspectos que consideres más importantes
del test del árbol. (Una página).

El Test del árbol se puede hacer por separado o aplicarlo junto con la batería
de Test Casa – Árbol – Persona (HTP). Éste es un test proyectivo de la
personalidad que permite conocer la parte más profunda del individuo, pues –
de las tres que forman el HTP – está considerada como una prueba donde se
trasladan los conflictos más inconscientes de la persona.

La cuestión de que se pueda obtener esta información a través de un dibujo


implica varias cosas. Por una parte, hay profesionales que pensarán que está
obsoleto y que carece de auténtico significado; por otra parte, para poder
interpretar este test es necesario tener conocimientos previos de lo que
significa el trazado y los diferentes elementos del mismo, para poder llevarlos
desde lo teórico a lo práctico y subjetivo de cada individuo.
El test del árbol es uno de los test proyectivos más sencillos de aplicar y se
puede utilizar en todas las edades.

Normalmente, un dibujo es bien aceptado por los niños mientras que podemos
encontrarnos con adultos con ciertas resistencias pero, sin duda alguna, un test
proyectivo como éste puede ofrecernos mucha información para confrontar los
datos que tenemos u obtener información que el paciente no ha verbalizado.
Las ventajas de la prueba del Test del Árbol es que puede administrarse
rápidamente a una gran variedad de personas. Ofrece una información
interesante sobre aspectos emocionales que más tarde, se comparará con el
resultado de otras pruebas.

El test del Árbol de Kosch, al igual que todo ejercicio que nos obligue a hacer
un dibujo, a elegir unos colores, a crear una figura de la nada plasmándola en
una hoja en blanco, ofrece unas pistas sobre el estilo de nuestra personalidad.
Asimismo, también denota un estado emocional determinado.

 Mide también la estabilidad de la persona, la presencia o no de


conflictos internos, su vulnerabilidad y su sensibilidad.

 Por otro lado, ciertas corrientes psicológicas, como el psicoanálisis,


indican que esta prueba revela también la estructura de la psique o
contenido de nuestro inconsciente.
 Asimismo, tal y como nos revela un estudio reciente de la Universidad
de Bolonia y publicado en la revista Behavioural Neurology que la
prueba de Baum o el test del árbol de Koch ha resultado ser muy eficaz
para diagnosticar discapacidades cognitivas e incluso principios de
demencias.

Se ha visto por ejemplo que los árboles dibujados por pacientes con deterioro
cognitivo o principio de Alzheimer son diferentes a los dibujados por sujetos
sanos. Tanto las copas de los árboles, como el tamaño y la uniformidad
aparecen como muestras de ese declive cerebral tan característico en las
demencias.