Está en la página 1de 2

CASO DE SUCESIONES

La Sra. Preston, inglesa residente en Tossa de Mar desde hacía más de 30 años, murió en esta
población el pasado 15 de septiembre. Había otorgado su último testamento en Londres en 1999, en
el que dejó todos sus bienes a su pareja de hecho, el francés Sr. Delmas. No dejó nada a su única hija,
Neptune, nacida el 2009 de una relación con el español Sr. Boigras. (El Sr. Boigras vive en Sant Feliu
de Guixols con su pareja, con la Neptune y con sus hermanos por parte de madre).
Los únicos bienes de la herencia de la Sra. Preston son una valiosa casa de su propiedad en Tossa,
los muebles que contiene y un par de cuentas bancarias. En uno de ellas se hacía el abono de la
pensión vitalicia del gobierno británico.
El Sr. Delmas quiere saber si, como pretende, puede comparecer ante el notario de Tossa y, en calidad
de heredero universal de la Sra. Preston, otorgar escritura de inventario, aceptación de herencia y
adjudicación de los bienes, todo en conformidad con la ley catalana.
En particular, Delmas quiere saber si Neptune puede reclamar algún derecho en la herencia de su
madre.

I. Descripción del supuesto de hecho.

Nos encontramos ante una sucesión testada en la que la causante, la Sra. Preston, de origen inglés
pero residente en Tossa de mar durante los últimos 30 años fallece en Septiembre de 2016. Su
último testamento fue otorgado en 1999 en Londres dejando como único heredero a su pareja
de hecho el Sr. Delmas de origen francés. La causante tuvo una hija en España con otro hombre
distinto a su pareja de hecho 10 años después de otorgar su último testamento. Los bienes de la
herencia son un inmueble situado en Tossa de Mar, los muebles que alberga y unas cuentas
bancarias.
II. Las cuestiones planteadas por el Sr. Delmas.

(i) Si puede comparecer ante el notario de Tossa de Mar para,


(ii) Si puede como heredero universal, constituir escritura de inventario, aceptar la herencia
y la adjudicación de los bienes según la ley catalana.
(iii) Si tiene Neptune, la hija de la causante, algún derecho sobre la herencia.

III. Resolución de las cuestiones.

En primer lugar, se debe comprobar ante qué tipo de asunto nos encontramos. Tal situación es,
claramente de carácter privado puesto que quienes intervienen son particulares, además se trata de
una situación con elementos de internacionalidad puesto que los sujetos que intervienen tienen
nacionalidades distintas entre sí, el testamento se otorgó en Londres, pero la causante al igual que sus
bienes inmuebles se encontraban en España. Sabiendo que estamos ante un supuesto de sucesión
testada por causa de muerte debemos dirigirnos al derecho internacional privado para dar
respuesta a las cuestiones planteadas por el Sr. Delmas.
En cuanto a la legislación a aplicar, acudiremos en primero lugar al Reglamento europeo 650/2012 relativo
a la competencia, la ley aplicable, el reconocimiento y la ejecución de las resoluciones, a la aceptación y la ejecución de los
documentos públicos en materia de sucesiones mortis causa y a la creación de un certificado sucesorio europeo cuyo
ámbito material (art. 1) y espacial encaja perfectamente con el supuesto por tratarse de sucesiones
mortis causa y los intervinientes son pertenecientes a un Estado de la UE, y si bien el Reglamento no
resulta de aplicación en el Reino Unido, Irlanda y Dinamarca (Cdo. 82), el carácter erga omnes de la
norma comunitaria, hace que sea aplicable por los Tribunales españoles con independencia de la
nacionalidad de las partes1. En el ámbito temporal, dicho Reglamento se aplica a la sucesión de las
personas que fallezcan a partir del 17 de agosto de 2015 (art. 85) aplicándose a este supuesto concreto
pues el fallecimiento de la causante se produjo en Septiembre de 2016.

En el artículo 3.2 del Reglamento se establece que cuando se habla de Tribunal también se está
incluye a otros profesionales del derecho que tengan función jurisdiccional en materia sucesoria como
es el caso de los Notarios. A continuación, en su artículo 4 establece la norma general de competencia
teniendo como factor determinante la última residencia del causante. Según este criterio, teniendo
en cuenta que la Sra. Preston había residido los últimos 30 años en Tossa de Mar, los “Tribunales”
competentes serán los españoles.

Por tanto, una vez determinada la competencia internacional de los “Tribunales” españoles según la
distribución interna de competencias contenida el artículo 411-2 del Código civil catalán y la ley de
Notariado, el encargado de conocer seria el Notario del lugar en el que el causante ha tenido su
última residencia habitual, en este caso Tossa de Mar.

Por lo tanto queda resulta la primera cuestión planteada por el Sr. Delmas determinando que
es correcto acudir al notario de Tossa de Mar.
En cuanto a si el Sr. Delmas puede actuar según la ley catalana, el ya citado reglamento europeo de
sucesiones, concretamente en su artículo 21 se establece como norma general el lugar de residencia
habitual para establecer la ley aplicable a la sucesión, de tal forma que siendo la residencia habitual de
la causante Tossa de Mar, la ley aplicable será la española.
Cabe destacar que el reglamento contiene especialidades y excepciones a la norma general pero
que, una vez revisadas, no entran en juego en este supuesto planteado. Una vez determinada
que la ley aplicable es la de España, al tratarse de un estado con derechos interregionales debemos
atender a las normas internas de conflicto para determinar qué ley concretamente deberá aplicarse.
En este punto la norma de conflicto correspondiente al artículo 16.1 del Código Civil fija como
determinante la vecindad civil del causante, por lo tanto, parece claro que la vecindad de la Sr. Preston
es la catalana por lo que se le aplicará la ley catalana, más concretamente el Código Civil de Catalunya
en materia de sucesiones.
Por otro lado, el Código Civil catalán establece la figura de la legitima en su artículo 451-2 CCC por
lo que Neptune por ser hija de la causante le corresponde por derecho la correspondiente
legítima de la herencia, quedando para el Sr. Delmas el resto de la herencia después de restar la
parte correspondiente a la legitima de Neptune, la cual a falta de un estudio más exhaustivo
corresponderá según el artículo 451-5 CCC a una cuarta parte de la totalidad de la herencia.

1Véase CARRASCOSA GONZÁLEZ, Javier “Reglamento europeo y actividad Notarial” en cuadernos de Derecho Transnacional, Vol.
6 número 1, 2014