Está en la página 1de 5

MÚSICA DE TRADICIONES ANTIGUAS PARA MOVER LA UNIDAD DE LA SOCIEDAD

La música tradicional o música folclórica es la música que se transmite de generación en generación por vía oral (y hoy en día también
de manera académica) como una parte más de los valores y de la cultura de un pueblo. Así pues, tiene un marcado carácter étnico o de
raíz. Dentro de las músicas tradicionales, hay algunas que han trascendido más allá de su origen, como el flamenco, la jota, el tango, la
música country, el samba, la cumbia colombiana y, en general, muchos de los ritmos latinos que han mantenido cierta entidad propia
con el tiempo y sean algo más que un baile.

La música tradicional o folclórica se ha mantenido viva, desde los tiempos de la industrialización, fundamentalmente en el ámbito rural,
no siendo hasta mediados del siglo XIX que comenzó a aparecer un interés en el mundo académico por el estudio de este arte popular.

- Son creaciones anónimas. Aunque en su origen tuvieron un autor determinado, no se recuerda quién fue o cómo se llamaba, lo que
importa es la música en sí. No existen tampoco por tanto unos derechos de autor.

- Es aceptada de forma general por la comunidad. Lejos de representar la personalidad de un artista o de un grupo social determinado
como puede ocurrir en otros géneros, la música tradicional representa a todos los miembros de la comunidad a la que pertenece.

- Ejerce una función social determinada. Se utilizaba para acompañar diversas tareas, como las labores del campo, las celebraciones,
los juegos, etc. El estilo de la música solía variar según fuera la tarea a la que típicamente acompañaba.

- Se transmite oralmente. Los músicos aprenden esta música oyéndosela tocar a otros, y repitiéndola de memoria. En el proceso
introducen a veces variaciones, ya sea o no de forma intencionada. No existe una versión "auténtica" que el autor dejara fijada en una
partitura o una grabación.

Son todas ellas características específicas de la música folclórica que rara vez se encuentran en las otras dos grandes tradiciones
musicales como son la música culta y la música popular. Cabe señalar no obstante algunos cambios en este sentido en las últimas décadas
con la incorporación de la música tradicional a los circuitos comerciales y a las enseñanzas académicas.

En cuanto a los aspectos puramente formales de la música folclórica (como puedan ser la melodía, la instrumentación, la armonía o el
ritmo), estos difieren notablemente según el género, la región y la cultura a la que pertenezca, siendo escaso el parecido por ejemplo
entre una muiñeira gallega, un fandango andaluz, o una polca centroeuropea.

El estudio de los géneros y las características de las distintas músicas folclóricas que hay en el mundo forma parte de una ciencia que
recibe el nombre de etnomusicología.

BIODANZA Y LA MÚSICA

Cuando hablamos de biodanza, nos referimos a un sistema, a un conjunto de acciones que, integradas a la música, al movimiento y a las
interacciones con el entorno, ya sea este mi propio ser o las personas a mi alrededor, nos proporciona experiencias sensoriales y
perceptivas del presente, del aquí y del ahora, para entrar en estrecha gratitud con mi existencia, con el estar vivo.

Las experiencias mientras se danza son tan vivificantes e íntimas que las llamamos vivencias y estas vivencias nos ayudan a tener acceso
a todas nuestras emociones: primarias, corporales, sensoriales, imaginarias, haciendo que entremos en contacto con nuestro verdadero
yo. Por eso, los expertos señalan que las vivencias "siguen los movimientos orgánicos de los ritmos biológicos de la vida, es decir: el
pulso del corazón y el impulso de conectarse con otros…”.

Por otro lado, las vivencias actúan sobre el sistema integrador límbico-hipotalámico, estimulando la liberación de neurotransmisores
responsables del placer y de la alegría.
Juegan un papel importante a nivel fisiológico y afectivo, integrando partes y zonas de nuestro cuerpo y cerebro; dicho en otras palabras,
nuestros pensamientos se integran al activarse las acciones del neocortex, así como también las emociones en el arquiencéfalo, el cuerpo
físico en el cortex motor, y los órganos en el sistema endócrino.

Ello nos confirma que al igual que en la naturaleza y en el universo, todo en nuestro cuerpo funciona también en armonía.

La biodanza no es una terapia científica, es más bien una acción terapéutica, en el sentido en que la conexión que logramos con nuestros
movimientos y emociones nos permite relajar el cuerpo, darle lentitud a nuestros ritmos, nos da la oportunidad
de conectarnos íntegramente con nuestros sentidos al tiempo que interactuamos con los otros, en una comunidad que de pronto se
torna alegre o silenciosa, íntima pero nunca invasiva, aportándonos de esta manera sensaciones de tranquilidad y equilibrio, así como
también un intenso agradecimiento.

Los estudios antropológicos de la danza indican que los bailes siempre han estado inmersos en los ritos y tradiciones de las comunidades
ancestrales. En todas ellas, las danzas han sido conocidas como medicinas naturales, como formas de comprender la unidad de todas las
cosas (siendo nosotros tan solo una pequeña parte de la creación) y como estimulantes de la vida en armonía con los otros.

Todos nuestros movimientos en la vida, cuando caminamos, cuando miramos, cuando tocamos, cuando acariciamos, representan nuestra
danza en la vida.

Por esta razón cuando hacemos biodanza, en realidad lo que estamos logrando es armonizar nuestro cuerpo y nuestra mente, volver al
corazón nuestro centro vital para que prime nuestra sensibilidad, entender que somos parte de algo más grande: el universo y promover
nuestra salud mental.

Con la práctica regular, nos vamos dando cuenta de los cambios que van operando en nuestra forma de contemplar la vida, porque al
igual que con la meditación, la biodanza nos permite cultivar nuestra espiritualidad.

EL PROCESO DE MONTAJE DE UNA OBRA TEATRAL

El montaje de una obra de teatro comprende todas las actividades necesarias para que la obra se pueda poner en escena. El montaje
comprende:

 La elección de la obra a representar


 La selección del director
 La búsqueda, selección y contratación de los actores
 La obtención de los fondos necesarios para poder representar la obra
 La elección de la sala o teatro donde se pondrá la obra
 La elaboración y estudio de los personajes junto con los actores, y definición de su maquillaje
 La práctica del libreto
 La construcción de la escenografía y de la utilería a utilizar
 El armado y puesta a punto de los sistemas de luz y sonido
 La selección del vestuario
 El ensayo de la elaboración de los personajes
 El ensayo de las posiciones y desplazamientos en el escenario
 El ensayo del uso de la utilería, luces y escenografía
SELECCIÓN DE ACTORES

El proceso de castin implica una serie de pruebas antes de que un actor sea elegido definitivamente. En las primeras etapas los intérpretes,
a menudo, pueden presentar o se les presentan piezas de audición preparadas previamente como monólogos, canciones, coreografías,
guiones, entre otros. Estas piezas de audición se pueden grabar en vídeo como pruebas de cámara, para luego compartirlas con
productores, directores y estudios. Un actor puede pasar por varias convocatorias antes de recibir un papel y aunque actores ya famosos
a menudo aún atraviesan por este proceso, algunos pueden ser elegidos por el director sin que necesariamente hayan tenido que pasar
por las pruebas.

Para algunas grandes producciones, el proceso de selección de un actor o actriz puede requerir a veces un equipo especializado. Mientras
que la última palabra la tiene la gente que está a cargo, artística y producción, el casting director o CD en inglés —y a veces el casting
associate— está a cargo del trabajo diario que comprende el proceso durante la preproducción. Un director de castin es asistido a veces
por el casting associate; producciones con un gran número de extras pueden tener su propio director de castin de extras.

El director de castin actúa de unión entre el director, los actores, sus agentes y el estudio para obtener los personajes para el guion.
Algunos directores de castin construyen una carrera impresionante trabajando en numerosas producciones de Hollywood, como Mary
Jo Slater, Mary Selway, Lynn Stalmaster, April Webster, John Desiderata, Tammara Billik, Marci Liroff, John Lyons, Bill Dance, Avy
Kaufman y Mindy Marin.

EVENTOS DE ELEMENTOS DE PRODUCCIÓN

1. Número de participantes, edad y género

Puede parecer obvio, pero más allá de conocer más allá de sólo conocer el número de participantes para determinar la sede y cantidad
de insumos necesarios, el hecho de tomar en cuenta la edad y género es indispensable para adaptar las actividades al público; un experto
que toma en cuenta el público objetivo, logrará captar la total atención de su audiencia.

2. Objetivo del evento

Esto te sirve para comenzar la planeación del mismo. Puede ser para premiar al personal de tu empresa, motivar al equipo, lanzar un
producto, hacer una fiesta de aniversario o de fin de año. Todos los eventos tienen un fin y las actividades que en estos se realicen deben
ir encaminadas a lograrlo.

3. Presupuesto

No importa si decides organizar el evento tú mismo o contratar a una empresa especializada, debes tener en cuenta desde el principio el
presupuesto destinado al evento para elaborar una propuesta de actividades y desarrollo en general del evento, tratando siempre de
realizar más con menos. Es importante contar o desarrollar convenios con proveedores para poder maximizar los recursos.

4. Definir la sede
Una vez que ya tengas definidos los detalles anteriores, debes buscar un lugar para celebrar tu evento. Debes tomar en cuenta los horarios
y facilidad de arribo al lugar, o bien, si el lugar no es de fácil acceso, buscar opciones de transportación para ofrecer a los asistentes.

5. Agenda del evento

Tener un horario con actividades específicas ayuda a los organizadores a llevar un control en el desarrollo del evento y permite tomar
decisiones rápidas en caso de que, por alguna razón, una de las ponencias o elementos planeados no salga como se tenía previsto.

6. Tiempo de planeación

Por último, es importante recordar que la realización de un evento exitoso, sea cuál sea y con el objetivo que se pretenda lograr, debe
llevarse a cabo si es posible con al menos tres meses de anticipación.