Está en la página 1de 1

Decir “adiós muchas veces nos causa tristeza….

como cuando se va el
abuelo que vino a visitarnos en la vacaciones o cuando tenemos que
despedir a un amigo que se va a vivir a otra ciudad; pero decir “hasta
mañana” o “hasta pronto” suena distinto en nuestros oídos, como
cuando mamá y papá nos despiden con un cuento, con un beso y….
¡a la cama!

Por eso, para que ésta no sea una despedida triste, no les vamos a
decir “adiós” sino que nos despediremos con un “hasta pronto”, y sería
hermoso hacerlo llevando en las mochilas todos los hermosos
recuerdos de la primaria ; los temas de las asignaturas que a veces les
dieron tanto trabajo, las pruebas de matemáticas, los juegos en la
cancha del patio, los chistes que decían, y que tanto les hacían reír,
las competencias deportivas, los lunes de ceremonia cívica, el relajo
que armaban en el salón cuando la maestra salía y podemos seguir
nombrando muchas cosas más lindas de las que vivieron en la
primaria y en una mochila no les alcanzaría.…

Pero esta carga tan, tan grande no la vamos a dejar guardada, la van
a llevar en el corazón, ese corazón que los va a guiar por el camino de
las grandes personas… No nos quedan dudas de que ese será el
destino de cada uno de ustedes porque son seres excepcionales,
únicos, irremplazables y lo decimos con muchísimo orgullo.

Les deseamos mañanas llenas de sol, muchos amigos en la


secundaria, mucha fuerza para seguir adelante, aunque a veces
tengan que vivir situaciones difíciles, ustedes no miren atrás, siempre
adelante con determinación.

Nunca olviden a su escuela que les dio sus mejores momentos de su


infancia.

Felicidades y suerte les desea sus maestros y compañeros de su


escuela “Alfedo V. Bonfil”

¡GRACIAS!