Está en la página 1de 11

La ética como la disciplina filosófica que estudia la moral del hombre

en sociedad.
La importancia de la ética deriva de su objeto de estudio: la moral.
Esta importancia que reviste la ética como estudio y comprensión de
la vida moral puede ilustrarse con el pensamiento de algunos
filósofos representativos de la historia.
La filosofía como forma de vida aparece por primera vez entre los
griegos.
la filosofía tuvo su origen, precisamente, en el mito; de tal manera
que la filosofía sólo constituye un desarrollo de los más antiguos
mitos religiosos que ya encontramos en la primitiva sociedad griega.
La palabra mito, viene de mythos que significa -en sentido amplio –
palabra o habla, y en un sentido más estricto quiere decir: historia
contada o narrada.

Etapas de la filosofía.
Periodo cosmológico o presocrático
Históricamente, la filosofía se inicia en el periodo cosmológico, que
comprende, aproximadamente, del año 600 al 450 a.C. Esta primera
etapa se denomina cosmológica, porque aparece como problema
central el saber acerca de la naturaleza: ¿qué es el cosmos físico?,
¿cuál es el primer principio ordenador de todas las cosas? Aristóteles
denomina a los pensadores de esta etapa físicos (de phisis,
naturaleza), o sea, los que reflexionan acerca de la naturaleza. Los
filósofos presocráticos contemplan un mundo en continua
transformación; observan que todo cambia, todo se transforma.
Periodo antropológico socrático.
A partir del año 450 a 400 a.C., se desarrolla una nueva etapa de la
filosofía griega, Recibe el nombre de antropológica, porque
constituye un viraje hacia el hombre. El hombre como ser social y
político va a ser el objeto de la atención filosófica.
Los principales protagonistas de esta etapa son Sócrates (469-399
a.C.) y los sofistas, sabios ambulantes que afirman saberlo todo y que
cobran altos honorarios por impartir sus enseñanzas. Los sofistas o
"educadores de hombres" eran especialistas en el arte de pensar,
argumentar y persuadir; ellos convierten a la filosofía en una
profesión de utilidad práctica y en una eficiente arma política. Entre
los sofistas destacan: Protágoras, Gorgias, Hipias y Pródico.

Periodo sistemática o postsocrático.


Esta etapa comprende del año 400 a 322 a.C. y culmina con la
muerte de Aristóteles. El periodo sistemático representa en la
historia del pensamiento griego una época de madurez y esplendor
filosófico, Se denomina sistemático, porque durante esta etapa se
desarrollan los grandes sistemas metafísicos más importantes de la
antigüedad. Estos sistemas son doctrinas lógicamente articuladas,
cosmovisiones tendientes a explicar la totalidad. La investigación
está encaminada tanto al cosmos (no- yo), como al hombre (el yo). A
los sistemáticos les interesa saber que el mundo, pero también qué
es el hombre en el conjunto de este universo.

Epata helenístico- romana.


Esta etapa se extiende desde la muerte de Aristóteles (322 a.C.)
hasta la muerte de Plotino (270 a.C.). Se llama helenístico-romana,
porque durante esta época, Roma somete a la nación griega y
absorbe su cultura llevando a cabo una helenización. Se dice que con
el vuelo imperial de las águilas romanas se convirtieron los griegos
en los maestros del mundo. Durante esta etapa se consolidan las
fuerzas especiales y decae la metafísica. Se le considera como un
periodo de decadencia hacia la metafísica. En el lugar de un saber
estrictamente teórico, surge el interés por el arte de conducir la vida
(el ideal del sabio); la filosofía se orienta a los problemas éticos o
morales, no interesa tanto saber que es el mundo como encontrar
una forma de vida adecuada que haga posible la realización de la
felicidad o la virtud.

El cristianismo.
El cristianismo trae consigo una profunda transformación, una
nueva concepción del mundo, del hombre y de la historia que va a
contrastar con la cultura pagana. Los griegos se afianzas
fundamentalmente en la razón, en el logos, mientras que los
cristianos descubren la fe como principal dimensión humana. ¿Cómo
lograr reconciliar dos culturas, dos modos de vidas aparentemente
tan disímiles?

La Edad Media
La disolución del imperio romano -que tan vivamente describe San
Agustín en su obra La Ciudad de Diosseñala el fin de la época antigua
para dar paso a la Edad Media. Ante las crisis del mundo antiguo se
van configurando nuevos principios y valores de ordenación política
y social. La actividad intelectual se desarrolla en los conventos y
abadías, en donde florece la escolástica, una filosofía íntimamente
vinculada a la preocupación religiosa.

Modernidad
Se conoce por época moderna o modernidad inicia en el
Renacimiento (siglos XVI y XVII) Y en la época de la Ilustración (siglo
XVIII). La modernidad representa la decadencia de la concepción del
cristiano del mundo. La filosofía moderna llega desarrollar una serie
de conceptos incompatibles con esa concepción. Uno de ellos es la
idea de progreso y otro, la idea de la humanidad. Los filósofos
ilustrados piensan que la historia es una marcha infinita hacia la
realización de una vida cada vez más racional.
Una de las ideas clave del filósofo moderno es la razón. El criterio de
verdad debe buscarse en la evidencia de la razón. Otro rasgo que
caracteriza la concepción moderna del mundo es su espíritu de
aventura, su inconformidad ante lo establecido.

Época contemporánea.
La época contemporánea comprende los siglos XIX y xx. La filosofía
de nuestra época se desenvuelve dentro de un clima de incesantes
progresos científicos y técnicos. Como consecuencia de estos
adelantos científicos surge un espíritu cientificista que se manifiesta,
por ejemplo, en el positivismo, filosofía fundada por Augusto Comte
(1798-1851).

En resumen
Históricamente, las doctrinas éticas se clasifican en:
l. Antigüedad (Ética clásica)
La ética griega: desde Sócrates (470- 399 a.C.) y los sofistas hasta la muerte de
Aristóteles (322 a.C.).
La ética helenístico-romana: desde la muerte de Aristóteles hasta el fin del
neoplatonismo (322 a.C. hasta 500 d.C.).

l. Edad Media
Ética medieval: de San Agustín (patrística) a Nicolás de Cusa (del siglo v al x v).

III. Modernidad
Ética del Renacimiento: del siglo xv al XVII.
Ética de la Ilustración: desde Locke hasta la muerte de Lessing (1689- 1781).
Ética de la filosofía alemana: desde Kant hasta Hegel y Herbart (1781-1830).

IV. Época Contemporánea


La ética del siglo XIX. La ética del siglo xx.

La ética como disciplina filosófica


Como ya hemos apuntado, la ética es una disciplina filosófica. De
acuerdo con el tipo de problemas que abordan, las disciplinas o
ramas de la filosofía se han dividido en disciplinas teóricas o
gnoseológicas y disciplinas prácticas.
Disciplinas teóricos o gnoseológicos
Estas disciplinas giran en torno a los problemas cognoscitivos. Aquí
podemos ubicar a la teoría del conocimiento o gnoseología (de la
palabra gnosis, conocimiento y logos, tratado o estudio), cuyos
planteamientos se refieren a los modos, clases, esencia, posibilidad,
validez y origen del conocimiento humano; a la lógica que se
propone investigar los elementos y estructuras formales de los
sistemas de enunciados, a la filosofía de la ciencia (llamada en
ocasiones: epistemología) que investiga la estructura, fundamento y
métodos desarrollados por los sistemas científicos

Disciplinas prácticas
Estas disciplinas se refieren a la acción humana. Además de
preocuparse por temas eminentemente teóricos denominado;
"abstractos", la filosofía centra su atención en los principios, formas
y sentido de la praxis humana, en la naturaleza de la conducta
individual y colectiva, sus fines, normas y valores, en el problema de
lo que son el sr, la libertad, la obligatoriedad, las virtudes morales,
etcétera

Etimología y Concepto de ética


Una vez ubicada la ética como una disciplina filosófica de carácter
práctico, ya que, al reflexionar sobre la vida moral, se interesa por
mejorar nuestra existencia mediante la realización de lo que es
bueno, pasemos ahora a tratar de definirla.
El término ética se deriva de la palabra griega ethos. Parece ser que
el primero que usó esta palabra fue el poeta Hornero, quien entendía
por ethos: "Lugar habitado por hombres y animales". En este sentido
primigenio, un pensador contemporáneo, Martin Heidegger, se
refiere al ethos como lugar o morada, y por ello dice que la morada
o ethos del hombre es el ser. Otra interpretación interesante de la
palabra ethos se encuentra en el filósofo griego Zenón de Citio, quien
sostiene que el ethos es la fuente de la vida, de la que manan los
actos singulares.
La acepción más conocida y difundida del vocablo ethos se presenta
a partir de Aristóteles, ligado a un conocimiento llamado
precisamente ética. Según esta acepción, ethos significa
temperamento, carácter, hábito, modo de ser. De acuerdo con el
significado etimológico, ética sería una teoría o un tratado de los
hábitos y las costumbres.
Una característica del ethos, entendido como conjunto de hábitos y
maneras de ser del hombre, es su sentido no natural. En efecto, el
ethos según la tradición griega, implica una serie de costumbres
adquiridas por hábito y no innatas; el ethos significa una conquista
del hombre a lo largo de su vida.
Se advierte una relación entre la palabra ethos, acabada de analizar
someramente, y la palabra mos, de donde deriva moral. El término
moral procede del latín mos, que también significa costumbre,
hábito, en el sentido de conjunto de normas o reglas adquiridas por
medio del hábito.
Definición de la ética por su objeto de estudio
Toda ciencia tiene un objeto de estudio llamado campo de
investigación, factum (hecho del cual parte), materia de estudio, etc.
¿Cuál es el campo de investigación de la ética? estudio y
comprensión del territorio cultural llamado moral.
De acuerdo con esto, puede afirmarse que ética es la ciencia
filosófica encargada de estudiar o reflexionar sobre la moral.
Pero como la moral tiene un carácter humano y social, puede
ampliarse esta definición, diciendo: La ética es la disciplina filosófica
que estudia el comportamiento moral del hombre en sociedad.

Relación y diferencia entre ética y la moral.


El objeto de la ética es la moral; esta afirmación permite hacer
algunas observaciones sobre las relaciones y, diferencias entre ética
y moral.
La ética necesita de la moral para sacar sus conclusiones, para
explicarla, para elaborar sus hipótesis y teorías; pero ello no significa
que la tarea de la ética consista en inventar o crear la moral.
ética es la ciencia de la moral, mientras que la moral es el objeto de
estudio de la ética.
Características básicas contenidas en la misma.
1. La ética es una rama o parte de la filosofía.
2. Su campo de investigación es la moral.
3. El fenómeno moral es una creación exclusiva del hombre. Sólo
ciertos actos humanos pueden ser calificados de buenos o malos
desde el punto de vista de la moral. Solamente el hombre tiene un
sentido ético o una "conciencia moral".
4. Además, y relacionado con el punto anterior, la moral es un
fenómeno eminentemente social, puesto que rige o regula la vida
del hombre en la sociedad.

Rol de la ética en la sociedad. Ética crítica y ética aplicada.


Ética y sociedad son conceptos que se relacionan entre sí,
puesto que la Ética estudia y trata de entender la razón de ser
y hacer de las personas y reflexiona el porqué de ciertas
acciones y situaciones, las cuales son efectuadas por las
personas que están influidas por la sociedad a la que
pertenecen.

Ética crítica
Es la ética propiamente teórica; se encarga de determinar cuáles
"opiniones o creencias morales son válidas. Una creencia moral es
válida cuando se ha probado que cumple la función de garantizar la
felicidad individual y la armonía social; también cuando evita el
sufrimiento individual y el daño social". A la ética critica también se
le denomina "metaética" en cuanto que consiste en el análisis lógico
y epistemológico de los principios éticos. Un ejemplo: "en la ética
cristiana se dice que el bien humano es la santidad y éste se alcanza
cumpliendo los Mandamientos de la Ley de Dios. La definición de
'santidad' es una cuestión de ética crítica; el fundamento de los
Mandamientos de la Ley Divina también lo es. Supone, primero, que
Dios existe y que se comunica con las criaturas y les ordena
determinados comportamientos".

Ética aplicada
Ética aplicada (también llamada normativa) Su tarea fundamental
"consiste (con base en una fundamentación teórica) en guiar la
conducta para decidir cuál es la mejor decisión entre las posibles de
realizar en una situación concreta. Es decir, indica al agente moral
preocupado por su actuación cuál es su deber y por qué ése: para
ello, se estudian los valores y las mejores formas de solucionar los
problemas morales de la convivencia humana". Es preciso señalar
que la ética aplicada no es una prédica moral o un "moralismo", no
dice a las personas lo que deben hacer o pensar acerca de lo que es
bueno o malo, sino que trata de ajustar los actos a ciertos principios
éticos que son fruto de la reflexión y de la fundamentación teórica.

La ética concebida como ciencia


La ética es teórica, porque su papel consiste en explicar,
fundamentar, plantear y resolver problemas entorno de la moral. En
este sentido, la tarea de la ética es la propia de una ciencia. No puede
haber una ética sin base científica, un conocimiento ético que no se
base en la ciencia. La ética elabora hipótesis y teorías sobre la moral,
propone conceptos, explica categorías relativas a la experiencia
moral.
En cuanto a ciencia, la ética requiere desarrollarse conforme a
exigencias comunes a toda ciencia. Dichas exigencias son las
siguientes.
a) Objetividad. Significa que la ciencia intenta explicarlos hechos tal como
son, independientemente de su valor emocional o comercial.
b) Racionalidad. Significa que la ciencia está formada por conceptos, juicios
y raciocinio y de ninguna manera por sensaciones, imágenes, pautas de
conducta, etcétera.
c) Sistematicidad. Significa que la ciencia no es un agregado de
informaciones inconexas, sino un sistema de ideas conectadas
lógicamente entre sí.
d) Metodicidad. Significa que la ciencia necesita un método. Los
investigadores no caminan en forma arbitraria, sino que planean
mediante procedimientos lógicos llamados métodos.