Está en la página 1de 3

Bolivia durante la guerra fría

Durante el siglo XX, Bolivia fue un Estado sometido al continuo trajín de


golpes militares. Sin embargo, es el único caso, junto a Costa Rica
(1948), que tras el triunfo de la revolución, el 9 de abril de 1952, decretó
la disolución de su ejército. Pero fue un espejismo bajo la presidencia
de Víctor Paz Estensoro. La fuerza del movimiento obrero, minero y el
proletariado fabril, impuso un ritmo a la revolución que atemorizó a la
burguesía nacionalista.

El Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), organización política


nacida en 1941, construida y articulada en torno de la generación
burguesa emergente tras la guerra del Chaco, busca destruir el Estado
oligárquico-minero a quien responsabiliza de la derrota y la crisis de
identidad …ver más…
Unas fuerzas armadas con otros cometidos y objetivos. El
anticomunismo se transforma en terrorismo, narcotráfico y peligro de
disolución de la patria.

Con una acción militar destinada, en los años 70, a frenar la insurgencia
guerrillera, e imbuidos de la doctrina de la seguridad nacional
anticomunista, los valores democráticos de sus oficiales y Estado Mayor
dejan bastante que desear. Reciclados en la lucha contra el
narcotráfico, donde Estados Unidos ejerce el control directo de las
acciones y maniobras, los espacios de acciones para promover golpes
de Estado por parte de generales, oficiales o suboficiales, queda fuera
de los objetivos militares concluida la guerra fría.

En esta nueva etapa es más importante dotar de armamento moderno a


la VII División aerotransportada, que se encuentra en Cochabamba y la
IX División en Chapare -donde la producción de coca es la más
importante- que pensar en una posible insurrección comunista. Aviones
de vuelo rasante y helicópteros con radares, así como material de
reciente generación en armamento terrestre para luchar contra el
narcotráfico, son el problema.

Un golpe de Estado está fuera del campo de condiciones; sólo si se


trata de un proceso de refundación del Estado-nación es posible que las
fuerzas armadas sean llamadas a actuar en defensa de la legitimidad
constitucional, pero siempre a solicitud del poder político.
Guerra Fría –

La guerra fría, que tuvo su inicio poco después de la Segunda Guerra Mundial (1945) y la
extinción de la Unión Soviética (1991) es la designación atribuida al período histórico de disputas
estratégicas y conflictos indirectos entre Estados Unidos y la Unión Soviética, por la hegemonía
política, económica y militar en el mundo.

A pesar de que luchaban junto a los países del Eje Alemania, Italia y Japón durante la Segunda
Guerra Mundial, fueron tensas relaciones entre los Estados Unidos y la Unión Soviética.

Los diferentes sistemas económicos y políticos adoptados por los dos países eran antagónicos y
competidores. Por un lado, el capitalismo estadounidense y su sistema político democrático; el
otro, el comunista soviético bajo el gobierno autoritario de Stalin desde 1922.

¿Qué fue la Guerra Fría?

Con el fin de la guerra aproximándose, la relación entre los dos países era cada vez más complicada
y, cuando el conflicto de hecho terminó, ya era evidente que la colaboración entre las dos potencias
también había llegado a su fin.

El enemigo común, el nazismo, fue lo que mantuvo al lado del otro y, una vez derrotado, cada país
trató de hacer frente a sus propios intereses políticos, económicos y territoriales.

Al final de las negociaciones entre los vencedores de la Segunda Guerra Mundial, Europa quedó
dividida en dos partes. Estas correspondían al límite del avance de tropas soviéticas y
americanas durante la guerra.

La parte oriental ocupada por los soviéticos, se convirtió en el área de influencia de la Unión
Soviética.

En poco tiempo, los partidos comunistas locales, apoyados por la URSS, pasaron a ejercer el poder
en esos países. Establecer las llamadas democracias populares en Albania, Rumania, Bulgaria,
Hungría, Polonia y Checoslovaquia.

Sólo Yugoslavia estableció un régimen socialista independiente de la Unión Soviética.

La parte occidental, ocupado principalmente por tropas británicas y estadounidenses, estuvo


bajo la influencia de Estados Unidos. En esta área consolidaron democracias liberales, a
excepción de las dictaduras en España y Portugal.

Las dos superpotencias buscaban ampliar sus áreas de influencia en el mundo, interviniendo directa
o indirectamente en los asuntos internos de los diferentes países.

Consolidación de la Guerra fría

La Segunda Guerra Mundial terminó en 1945. Las tropas de los países del ejército ruso llegaron
al territorio alemán. El Ejército Rojo, como era conocido, dominó la capital, Berlín y,
consecuentemente, Alemania se rindió. El líder nazi, Adolf Hitler, se suicidó tras el suceso. A
partir de ahí, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y la Unión Soviética, dividían el territorio en
regiones administrativas:

Por un lado, Alemania Occidental, dominada por las naciones capitalistas; de otro, la
Alemania Oriental, dominada por la Unión Soviética. La capital de Berlín también se ha