Está en la página 1de 13

CONTESTACION DE DEMANDA

EXP.1112/17/IV

C. JUEZ CUARTO DE PRIMERA INSTACIA


ESPECIALIZADO EN MATERIA FAMILIAR
DE LA CIUDAD DE CORDOBA, VER.
PRESENTE.

C. Deisy Jiménez Vázquez, mexicana, en mi calidad de demandad,


señalando como domicilio para oír y recibir toda clase de notificaciones el sitio en
Avenida 15 número 1327 entre calles 13 y 15 de esta ciudad de Córdoba Veracruz,
de esta ciudad de Córdoba, Veracruz, y autorizando para recibirlas en mi nombre
al C. LICENCIADO EN DERECHO ARMANDO ALEJANDRO MOTA MARTÍNEZ con
numero de cedula profesional 3370602 y con fundamento en el artículo 89 del
Código Procesal Civil a quien designo como Abogado Patrono; autorizando al PDD.
IRINEO GUZMAN BOLAÑOS Y MARCELINO CONTRERAS REYES en términos del
numeral 49 del Ordenamiento Legal antes invocado, ante Usted, con el debido
respeto comparezco y expongo;

Mediante el presente escrito, me dirijo a usted encontrándome


dentro del término legal_______, con el fin de presentar escrito de contestación de
demanda y a su vez excepciones de mérito, la cual fundamento bajo los siguientes
parámetros:

EN CUANTO A LOS HECHOS.

1.- CONTESTACIÓN AL HECHO 1 DE LA DEMANDA:

ESTE HECHO ES PARCIALMENTE FALSO, dado que los mismo se encuentran


conmigo viviendo en el domicilio, ubicado en Avenida uno Colonia Santa Inés, Lote
7 y 8 de la ciudad de Fortín como ya que en inconcuso que el accionante declare
que esté a cargo de los menores, ya que el hecho de que haya cumplido con la
responsabilidad de cumplir alimentos, no es necesariamente cierto que el los haya
estado al tanto de su desarrollo psicológico y emocional.

2.- CONTESTACIÓN AL HECHO 2 DE LA DEMANDA:

ESTE HECHO ES CIERTO: por lo que no se genera mayor controversia


3.- CONTESTACIÓN AL HECHO 3 DE LA DEMANDA:

ESTE HECHO ES CIERTO: por lo que no se genera mayor controversia

4.- CONTESTACIÓN AL HECHO 4 DE LA DEMANDA:

ESTE HECHO ES CIERTO: por lo que no se genera mayor controversia

5.- CONTESTACIÓN AL HECHO 5 DE LA DEMANDA:

ESTE HECHO ES FALSO: Dado que al accionante, no le constan dichos hechos, y


por tanto su dicho, son meras afirmaciones subjetivas, ya que es ilógico, atender y
dar por ciertos dichos de terceros, que no tiene la certeza de los hechos, además
que bajo protesta de decir verdad, declaro, que es falso que yo introdujera
personas extrañas al entorno familiar, y tan claro es decir que el demandante tiene
certeza de que eso fuera, no aporta prueba alguna de con valor probatorio pleno,
que demuestre que existe u existieran personas que yo pudiera introducir dentro
de la casa, y que estos pudieran afectar a los menores.

6.- CONTESTACIÓN AL HECHO 6 DE LA DEMANDA:

ESTE HECHO ES PARCIALMENTE FALSO: Por una parte es cierto que en esa
fecha regreso a la que en ese entonces era mi casa, ya que el llego a las 5 de la
mañana con un mariachi, y con familiares de el para anunciar que el había
regresado, por lo que es falso que ese día me hubiera encontrado con alguien y
por otra parte declaro que yo me encuentre viviendo sola con mis hijo y que hasta
la fecha me he mantenido soltera

7.- CONTESTACIÓN AL HECHO 7 DE LA DEMANDA:

ESTE HECHO ES PARCIALMENTE FALSO: ya que si bien es cierto cumplió con


su obligación de proveer alimentos a sus hijos, hasta finales del mes de mayo de
este año, lo cierto es que a partir de este mes, me he ocupado yo sola, de los
menores, además de que es falso que el señor diga que se le niega la convivencia
con los menores.
Amén de lo anterior y sin concederle ninguna razón a lo manifestado por la actora
en su escrito inicial de demanda y en el presente hecho que se contesta, cabe
precisar que la actora debiera de continuar con su obligación de proporcionar
alimentos dado que me encuentro dentro de los supuestos de los artículos 233 y
233 bis del código civil del estado de Veracruz que a su letra dicen:

ARTICULO 233 Los cónyuges deben darse alimentos; la Ley determinará cuándo queda
subsistente esta obligación en los casos de divorcio y otros que la misma Ley señale. Los
concubinos están obligados, en igual forma, a darse alimentos si se satisfacen los
requisitos señalados por el artículo 1568.

Artículo 233 Bis. La mujer que demande el pago de alimentos con el argumento de que se
dedicó preponderantemente al trabajo del hogar o al cuidado y educación de los hijos,
tiene a su favor la presunción de necesitarlos.

Gastos que no puedo cubrir en su totalidad debido al desproporcionado e ilegal


embargo judicial que actualmente pesa sobre mi salario y prestaciones en donde la
actora esta obteniendo para sí, cantidades que no le corresponden y de las cuales
deberá rendir cuentas en su momento ante su Señoría.

También, debo manifestar a su Señoría que además de los gastos antes


mencionados, tengo que realizar algunos otros gastos y en diferentes conceptos,
los cuales, no puedo hacerlos, por que matemáticamente es imposible y el dinero
no me alcanza para nada mas (además de tener que pagar abogados en la
defensa se este juicio), por lo que a continuación señalo algunos de los gastos mas
importantes que no he podido hacer por falta de dinero:

3.- CONTESTACIÓN AL HECHO 3 DE LA DEMANDA ESTE HECHO QUE SE


CONTESTA ES PARCIALMENTE CIERTO: y se contesta en los siguientes
términos: Reconozco el derecho de mis dos menores hijos a que el suscrito les
proporcione una pensión alimenticia, pensión que siempre he proporcionado de
manera justa, equitativa y de acuerdo a mis posibilidades, pero es falso de toda
falsedad que el suscrito viva bastante holgado, como le pretende hacer
creer la actora a Su Señoría ya que como usted misma puede constatar de acuerdo
al informe proporcionado por la empresa en donde laboro el suscrito gano la
cantidad aproximada de $ __________________________ .

Tengo que pagar mis alimentos diarios aproximadamente $70 pesos diarios
para poder comer y andar en la ciudad.
De acuerdo a lo anterior solicito a Su Señoría que dicte una sentencia justa y
equitativa de acuerdo a las posibilidades del suscrito, y tomando en consideración
que la actora también trabaja, y que ella tiene la obligación de proporcionar
también una pensión suficiente a favor de nuestros hijos, y esta H. Autoridad
también deberá de tomar en consideración que el suscrito adquirí un inmueble a
favor de mis hijos para otorgarles una seguridad y comodidad presente y futura.
Solicitando desde luego a su Señoría que de inmediato me sea liberada la
obligación de dar pensión provisional a la señora actora por su propio
derecho, reduciendo de inmediato la pensión provisional a una cantidad
equivalente a $__________________________ Lo que se pide desde luego
mediante el correspondiente incidente de reducción de pensión
alimenticia provisional, el cual solicito sea abierto desde este momento y
bajo los siguientes argumentos:

1. En primer término debe destacarse que la actora, pretende que el pago de


alimentos para los menores por una cantidad equivalente
__________________________ por varios conceptos, de los cuales son
improcedentes el gasto en médicos, por que puede afiliar a los menores en el
Seguro Social, por lo que ese concepto queda cubierto y debe descontarse.
2. Por otra parte, como la señora trabaja, y tiene ingresos propios, es responsable y
está obligada a pagar el 50% de los gastos de alimentos de los menores, los
cuales, suponiendo que fuera cierta la cantidad antes señalada de
$__________________________ dividida entre dos partes arroja la cantidad de
__________________________ . Lo anterior debe ser así, por que la ley así lo
dispone en los artículo 167, 168, 298, 304 y demás relativos y aplicables del
Código Civil de Tabasco. Es decir que a la señora actora corresponde pagar el
50% de los gastos que generan los menores. Por ende si los gastos son de
__________________________ a ella corresponde pagar la mitad.
3. Debe su Señoría considerar y mediar en base a derecho, la parte proporcional
que debe pagar cada uno de los padres de los menores y en esa sintonía no debe
dejar de ver, que el suscrito aporta para los menores y su madre, la CASA-
HABITACIÓN y que eso es todo el patrimonio que tengo y que se los puse a su
disposición, es decir que mis hijos tienen bienes a su favor.
4. Amén de lo anterior, su Señoría debe de considerar que también es posible y es
factible conforme a derecho que una parte proporcional de la pensión que se
decrete para mis hijos, pueda ser administrada por el suscrito, ya que,
independientemente del dinero que se me descuente, debo decir, que YO
TAMBIÉN SALGO CON MIS HIJOS y que debe considerarse que necesito
dinero para gastar con ellos, amén que los menores tienen derecho a convivir con
su padre y tienen derecho a sana diversión con su padre. Por tanto su Señoría
también debe asignar una cantidad de pensión que sea administrada por el
suscrito, por que la verdad es muy cruel tener que salir con los menores sin tener
monetario para llevarlos a pasear o comprarles algo que se les antoja, además de
que yo también quiero comprarles ropa o zapatos en alguna ocasión, por tanto se
pide a su Señoría que dentro de la pensión provisional se designe una cantidad
que pueda ser gastada y usada por el suscrito con mis hijos, pues como digo, a
ellos asiste el derecho de convivir y divertirse con su padre.
5. Ofreciendo como pruebas y argumentos de derecho, todo lo narrado en este
escrito y que favorezca los intereses del suscrito, no obstante se ofrecen
especialmente en este apartado las siguientes probanzas:
1. EL INFORME.- Que se sirva solicitar su Señoría al patrón de la actora, con
domicilio en __________________________ a efecto de que rinda informe
respecto de si existe relación laboral alguna entre la institución mencionada y la
hoy actora la __________________________, de ser afirmativa que diga el
puesto que desempeña actualmente, desde cuando presta sus servicios y de a
conocer a cuanto asciende el salario que percibe la hoy accionante incluyendo
pormenorizadamente todas las prestaciones a las que tiene derecho. A tal
efecto, solicito se gire atento oficio a la mencionada Institución, requiriéndola
para que rinda el informe correspondiente, bajo apercibimiento en términos de
la ley. Relaciono esta probanza con los hechos I, II,III Y IV deL presente
incidente.

EXCEPCIONES Y DEFENSAS

Desde luego de mi parte opongo todas las excepciones y defensas que se


desprendan de este escrito y las supervenientes que me favorezcan, fundo mi
escrito de contestación de demanda en las siguientes excepciones y defensas que
a continuación expongo:

EXCEPCIÓN DE IMPROCEDENCIA DE LA ACCIÓN.- La que se hace


consistir en que la actora no tiene derecho ni acción para pedir
aseguramiento de alimentos en su favor. Tampoco es procedente la
acción por el aseguramiento a mis hijos, toda vez que se ha demostrado
sin lugar a duda que siempre he cumplido mi deber, por ende, puedo ser
yo quien directamente siga cumpliendo mi deber.

EXCEPCIÓN DE SINE ACTIO AGIS.- Consisten en que la actora no tiene el


derecho procesal a impulsar al órgano jurisdiccional para que resuelva en su favor.

EXCEPCIÓN DE MUTATI LIBELI.- Consistente en que la litis debe ser resuelta


por el Juez en la forma exacta en que es planteada.
LA EXCEPCIÓN QUE SE DESPRENDE DEL ARTICULO 167 DEL CÓDIGO
CIVIL.- Que se hace consistir en que al demandado ÚNICAMENTE LE
CORRESPONDE pagar la mitad de los gastos de los menores y que a la ACTORA le
corresponde pagar la mitad de los gastos de los menores. Lo anterior de acuerdo
al texto del precepto legal en cita:

Obligación de alimentos

Los alimentos de los cónyuges y de sus hijos serán a cargo de aquéllos,


por partes iguales Pueden los cónyuges, por convenio, repartirse en otra
proporción el pago de los alimentos. Si no llegan a un acuerdo y no estuviesen
conformes con el cincuenta por ciento fijado por este artículo, la proporción que a
cada uno de ellos corresponda en el pago de los alimentos dependerá de sus
posibilidades económicas.

No tiene la obligación que impone este artículo, el cónyuge que carezca de bienes
propios y esté imposibilitado para trabajar, ni el que por convenio tácito o expreso
con el otro, se ocupe de las labores del hogar o de la atención de los hijos
menores. En estos casos, el otro cónyuge solventará íntegramente esos alimentos.

Los bienes de los cónyuges y sus ingresos, quedan afectados preferentemente al


pago de los alimentos, en la parte que a cada uno corresponda por la ley o por
convenio. Para hacer efectivo este derecho, podrán los cónyuges y los hijos pedir
en cualquier momento el aseguramiento de aquellos bienes.

La necesidad de la cónyuge y los hijos menores de recibir alimentos se presumirá


siempre.

Precepto legal que es plenamente vigente para aplicarse a los hijos nacidos del
concubinato de conformidad con lo establecido en el precepto 298 del mismo
Código Civil.

EXCEPCIÓN DE PROPORCIONALIDAD.- Que se hace consistir en que el JUEZ


tiene la obligación legal de velar por la proporcionalidad en el pago de alimentos y
de no dejar al suscrito en estado de indefensión, ni de ponerme en estado de
“quiebra técnica” al hacerme incapaz de cubrir todas mis obligaciones monetarias o
incluso dejarme sin recursos para mi propia subsistencia, tal como lo ordenan los
artículos 307 y 308 del Código sustantivo de la entidad y las siguientes
Jurisprudencias:

ARTICULO 307.- Proporcionalidad a las posibilidades y necesidades

Los alimentos han de ser proporcionados a las posibilidades del que debe
darlos y a las necesidades de quien debe recibirlos. Determinados por convenio o
sentencia, los alimentos tendrán un incremento automático mínimo equivalente al
aumento porcentual del salario mínimo general diario vigente en el Estado, salvo
que el deudor alimentario demuestre que sus ingresos no aumentaron en igual
proporción. En este caso, el incremento de los alimentos se ajustará al que
realmente hubiese obtenido el deudor. Estas prevenciones deberán expresarse
siempre en la sentencia o convenio correspondiente.

El monto de la pensión se fijará tomando como base la totalidad de las


percepciones que el deudor alimentario perciba, disminuyendo deducciones
de carácter legal no derivadas de obligaciones personales impuestas al deudor
alimentario.

Cuando se pruebe que el deudor alimentario no tiene un trabajo permanente, sino


eventual, entonces la condena al pago de alimentos se fijará en un porcentaje con
base en el salario mínimo de los días trabajados.

ARTICULO 308.- Podrá repartirse cuando sean varios

Si fueren varios los que deben dar los alimentos y todos tuvieren posibilidad para
hacerlo, el Juez repartirá el importe entre ellos en proporción a sus haberes.

ALIMENTOS. SI EL DEUDOR ACREDITA QUE PROPORCIONA


HABITACIÓN, ELLO DEBE TOMARSE EN CUENTA PARA FIJAR EL MONTO
DE LA PENSIÓN CORRESPONDIENTE.

De lo dispuesto por los artículos 308 y 311 del Código Civil para el Distrito Federal
se desprenden las bases que el legislador dispuso se tomaran en cuenta para
determinar el monto de la pensión alimenticia, las cuales obedecen a los principios
de proporcionalidad y equidad que debe revestir toda resolución judicial sobre
alimentos, sea ésta provisional o definitiva. Ahora bien, si conforme al artículo 308
del citado Código Civil, en el concepto de alimentos se encuentran inmersos los
rubros de comida, vestido, habitación, asistencia en casos de enfermedad,
educación, esparcimiento, etcétera, y el deudor alimentario acredita que
proporciona habitación a sus acreedores alimentarios porque el inmueble en que
éstos habitan es propiedad del deudor, dicha circunstancia debe ser tomada en
cuenta para considerar que contribuye con el rubro de habitación y, por ende, que
cumple con parte de su obligación alimentaria al momento de fijar el monto de la
pensión alimenticia, pues, de lo contrario, no se observarían los principios de
proporcionalidad y equidad que rigen la materia de alimentos; sin que ello
signifique que se encuentre satisfecha la totalidad de las necesidades alimentarias,
para lo cual habrá que atenderse a los demás rubros y al estado de necesidad del
acreedor y a las posibilidades reales del deudor para cumplirla, además, debe
tomarse en consideración el entorno social en que éstos se desenvuelven, sus
costumbres y demás particularidades que presenta la familia a la que pertenecen.

DÉCIMO PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER


CIRCUITO.

I.11o.C. J/1

Amparo directo 294/2002. 30 de mayo de 2002. Unanimidad de votos. Ponente:


Indalfer Infante Gonzales. Secretario: Eduardo Jacobo Nieto García.

Amparo directo 287/2002. 6 de junio de 2002. Unanimidad de votos. Ponente:


Benito Alva Zenteno. Secretaria: Rosa María Martínez Martínez.

Amparo directo 355/2002. 20 de junio de 2002. Unanimidad de votos. Ponente:


Indalfer Infante Gonzales. Secretario: Eduardo Jacobo Nieto García.

Amparo directo 369/2003. 19 de junio de 2003. Unanimidad de votos. Ponente:


Indalfer Infante Gonzales. Secretaria: Ma. Luz Silva Santillán.

Amparo directo 741/2004. 8 de noviembre de 2004. Unanimidad de votos.


Ponente: Indalfer Infante Gonzales. Secretario: Roberto Javier Ortega Pineda.

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la


Federación y su Gaceta, Novena Epoca. Tomo XX, Diciembre de 2004. Pág. 1174.
Tesis de Jurisprudencia.

==============o==============

ALIMENTOS. SU PROPORCIONALIDAD CUANDO AMBOS DEUDORES


TRABAJAN (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE GUERRERO).

De conformidad con el artículo 397 del Código Civil del Estado de Guerrero, la
proporcionalidad de los alimentos es la que debe existir entre las posibilidades del
deudor y las necesidades del acreedor; en tal circunstancia, si en el juicio natural
queda demostrado que ambos padres perciben un salario, luego entonces,
conforme a tal disposición, debe repartirse equitativamente la carga alimentaria de
acuerdo a los ingresos obtenidos, pues en términos del precepto 392 del invocado
ordenamiento, los padres están obligados a dar alimentos a sus hijos, ya que si
bien la posibilidad del deudor alimentista depende del monto de su salario o
ingresos, o el valor de sus bienes, los que han de ser bastantes para cubrir la
pensión alimenticia que le corresponde, también debe atenderse a sus propias
necesidades, sobre todo cuando aquél se encuentra separado de sus acreedores
alimentarios, lo que obviamente ocasiona que los mismos sean mayores, pues las
necesidades de los alimentistas han de establecerse atendiendo de manera
preferente a los conceptos que se comprenden bajo la palabra alimentos, en los
términos dispuestos en los artículos 387 y 388 del referido Código Civil.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGÉSIMO PRIMER CIRCUITO.

XXI.1o. J/9

Amparo directo 328/95. Carlos Bello Suástegui. 10 de agosto de 1995. Unanimidad


de votos. Ponente: José Refugio Raya Arredondo. Secretario: Salvador Vázquez
Vargas.

Amparo directo 712/96. Óscar Javier Victoria Galeana. 23 de enero de 1997.


Unanimidad de votos. Ponente: Joaquín Dzib Núñez. Secretario: Salvador Vázquez
Vargas.

Amparo directo 54/97. Sofía Campos Díaz y otros. 20 de febrero de 1997.


Unanimidad de votos. Ponente: Joaquín Dzib Núñez. Secretario: Ernesto Jaime
Ruiz Pérez.

Amparo directo 270/97. Nelly Rosa Pineda Giles. 30 de mayo de 1997. Unanimidad
de votos. Ponente: Joaquín Dzib Núñez. Secretario: Salvador Vázquez Vargas.

Amparo directo 483/97. Armando Bravo Alarcón. 28 de agosto de 1997.


Unanimidad de votos. Ponente: José Refugio Raya Arredondo. Secretario: Ignacio
Cuenca Zamora.

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la


Federación y su Gaceta, Novena Epoca. Tomo VI, Diciembre de 1997. Pág. 558.
Tesis de Jurisprudencia.

PRUEBAS

RECONVENCION EN UN JUCIO DE ALIMENTOS, GUARDA Y CUSTODIA.

Finalmente logramos que un Juzgado de lo Familiar del Distrito Federal, nos


admitiera a trámite una RECONVENCION en un juicio promovido en la Vía
Controversia Familiar.
El juicio fue promovido en contra de uno de nuestros afiliados, a quien le
reclamaron lo siguiente: a) El Pago de una Pensión Alimenticia y b) la Guarda y
Custodia, provisional y en su momento definitiva de sus menores hijas. c) El pago
de Gastos y Costas.

Al dar contestación a la Demanda, desde luego le negamos la acción y derecho a


la parte actora para reclamar esas prestaciones, y al mismo tiempo ofrecimos las
pruebas pertinentes, pero también RECONVENIMOS, las mismas prestaciones, más
la “Presentación ante el H. Juzgado Familiar” de la menor hija del matrimonio a
efecto de que el C. Juez checara el estado físico, emocional y de salud de esa
menor.

Y es el caso, que al tener por contestada la demanda, se da vista a la actora con


las “excepciones y defensas” opuestas de nuestra parte. Pero al mismo tiempo, y
en una de esas raras ocasiones,ADMITIO a trámite la RECONVENCION en un Juicio
de Controversia Familiar, hecho que nos dio mucho gusto y satisfacción, ya que es
conocido en el ámbito legal, que la gran mayoría de los Juzgadores, no admite a
trámite este tipo de contrademandas o reconvencion, argumentando que en
el TITULO DECIMOSEXTO DE LAS CONTROVERSIAS DE ORDEN FAMILIAR, en
su CAPITULO UNICO ningún artículo regula la “reconvención” en materia familiar,
por lo que no la admiten a trámite. En efecto el artículo 943 del Código de
Procedimientos Civiles, establece en relación a las demandas en la vía de
Controversia Familiar, lo siguiente-:

ARTICULO 943.- PODRA ACUDIRSE AL JUEZ DE LO FAMILIAR POR ESCRITO O


POR COMPARECENCIA PERSONAL EN LOS CASOS URGENTES A QUE SE REFIERE
EL ARTICULO ANTERIOR,EXPONIENDO DE MANERA BREVE Y CONCISA LOS
HECHOS DE QUE SE TRATE. CON LAS COPIAS RESPECTIVAS DE ESA
COMPARECENCIA Y DE LOS DOCUMENTOS QUE EN SU CASO SE PRESENTEN SE
CORRERA TRASLADO A LA PARTE DEMANDADA, LA QUE DEBERA COMPARECER,
EN LA MISMA FORMA DENTRO DEL TERMINO DE NUEVE DIAS.

De lo antes mencionado se aprecia que los jueces de lo familiar


únicamente admiten a trámite las demandas, y con las copias y los documentos
presentados, se correrá traslado al demandado, para que de contestación a la
demanda en el término de 9 nueve días. Y en ese artículo, no se “prevee” nada
relativo a la reconvención, al dar contestación a la demanda. Es decir, sólo se
regula la Demanda y Contestación a la demanda” y nada sobre las
de reconvenciones.

De ahí el fundamento legal de los jueces familiares al no admitir a trámite


las “reconvenciones”, por no estar contemplada en la vía de Controversia Familiar.
Sin Embargo, unificando criterios judiciales, y fundando debidamente nuestra
contestación a la demanda, logramos que la C. Juez Sexto Interina de lo Familiar
del Distrito Federal admitiera a trámite una reconvención en la Vía de Controversia
Familiar en un Juicio de Alimentos y Guarda y Custodia.

Felicidades a la C. Juez Interina Sexto de lo Familiar, al tener una visión muy


amplia del Derecho Familiar, y no rigorista y formalista, ya que así, se administra
una pronta y expedita justicia a favor de los demandados en la vía familiar, al no
tener que promover otra demanda en la misma vía o en su caso; algún incidente
dentro de un mismo juicio, que sólo alargaría un juicio familiar.

Marzo 2017

Época: Décima Época

Registro: 2005456

Instancia: Primera Sala

Tipo de Tesis: Aislada

Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación

Libro 3, Febrero de 2014, Tomo I

Materia(s): Constitucional, Civil

Tesis: 1a. XXIX/2014 (10a.)

Página: 660
GUARDA Y CUSTODIA DE LOS MENORES DE EDAD. LA DECISIÓN JUDICIAL RELATIVA A SU
OTORGAMIENTO DEBERÁ ATENDER A AQUEL ESCENARIO QUE RESULTE MÁS BENÉFICO PARA EL
MENOR (INTERPRETACIÓN DEL ARTÍCULO 282, APARTADO B, FRACCIÓN II, TERCER PÁRRAFO, DEL
CÓDIGO CIVIL PARA EL DISTRITO FEDERAL).

Como ya lo ha establecido esta Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, aquellas
disposiciones legales en las cuales se establece una preferencia para que la madre tenga la guarda
y custodia de sus menores hijos, deben preservar el interés superior del menor, toda vez que en
nuestro orden jurídico no existe una presunción de idoneidad absoluta que juegue a favor de
alguno de los progenitores. Así las cosas, el intérprete, al momento de aplicar el artículo 282,
apartado B, fracción II, tercer párrafo, del Código Civil para el Distrito Federal, el cual dispone que
la madre tendrá en todos los casos en que no viva con el padre de sus hijos, el derecho preferente
de mantener bajo su cuidado a los que fueren menores de doce años, a menos de que concurra
alguno de los supuestos previstos en el propio artículo, deberá atender no sólo al menor perjuicio
que se le pueda causar a los menores, sino al mayor beneficio que se les pueda generar a los
mismos. Lo anterior es así, pues la sola existencia de supuestos taxativos establecidos por el
legislador para el otorgamiento de la guarda y custodia no implica que los mismos sean armónicos
con el interés superior del menor, ni implica que protejan de forma integral a dicho principio en
cada supuesto de hecho que pudiese presentarse. Por tanto, incluso en el supuesto de que el
legislador hubiese establecido un catálogo de supuestos "limitativos" en torno a una preferencia
legal de que sea la madre quien ejerza la guarda y custodia, no impide que el juzgador, en atención
al interés superior del menor, otorgue la guardia y custodia al padre de los menores involucrados a
pesar de que no se actualice alguno de tales supuestos. En consecuencia, si bien el legislador del
Distrito Federal estableció una serie de supuestos de excepción para la preferencia de que la
madre detente la guarda y custodia, de cualquier manera, el juzgador deberá valorar las especiales
circunstancias que concurran en cada progenitor y determinar cuál es el ambiente más propicio
para el desarrollo integral de los menores y, por tanto, cuál es el régimen de guarda y custodia
idóneo para el caso en concreto.

Amparo en revisión 310/2013. 4 de diciembre de 2013. Mayoría de cuatro votos de los Ministros
Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Olga Sánchez Cordero de García
Villegas, quien reservó su derecho a formular voto concurrente, y Jorge Mario Pardo Rebolledo.
Disidente: José Ramón Cossío Díaz, quien reservó su derecho a formular voto particular. Ponente:
Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Javier Mijangos y González.

Esta tesis se publicó el viernes 7 de febrero de 2014 a las 11:16 horas en el Semanario Judicial de la
Federación.